domingo, 19 de julio de 2009

LA AMISTAD

*
La palabra de cada día. 2005
El camino que serpea
Abril

Me doy cuenta de que las cosas nunca son fáciles. Por lo común, lo fácil suele ser insignificante, incluso prescindible cuando no despreciable. Ante estas afirmaciones, un tanto dramáticas, conviene bajar el listón, y no ser tan elegíaco.
Cuando digo que las cosas no son fáciles, o que lo fácil suele ser insignificante, me refiero a lo que está cargado de valor, me refiero a lo que merece la pena en esta vida. Estoy pensando en la amistad, estoy pensando en el amor, estoy pensando en la sinceridad, estoy pensando en la humildad, en la modestia… Desde luego, no pienso en cosas materiales, o no especialmente.
Miro a mi alrededor. Intento penetrar en los corazones que me rodean, al menos de la gente que me importa, que es más de la que parece. Conservar su amistad y mantener el propio criterio, a veces no es fácil. Sobre todo cuando sus razonamientos no son fruto de un calentón mental pasajero, sino que están entreverados de verdades que lejos de ser insignificantes, son verdades que se podrían llamar centrales, o más castizamente, son verdades como puños.
En páginas anteriores, he escrito algo al respecto. Vivir en la aduana de la frontera, supone correr riesgos constantes. También implica un conocimiento mayor de su persona y de su corazón.
Las heridas que los amigos se provocan en el fragor de las batallas dialécticas son las más dolorosas, porque normalmente no hay escudos protectores, ni disposición mental previa que a uno le proteja el corazón y la mente. Todo el encontronazo es a cuerpo a limpio, nosotros mismos somos nuestra coraza y, en consecuencia, la carne trémula del alma, sangra.
Pero estas heridas, tienen algo bueno, no dejan huella, se lavan en el pilón común y ancestral de la amistad, sumergiéndose en el agua transparente y fría del olvido y de la sinceridad; uno sale sin rastro, ni siquiera una leve cicatriz, como recubierto de carne pura, limpia, santa...

35 comentarios:

catherine dijo...

Que buena idea, Amando,darnos hoy este texto escrito hace màs de cuatro anos y repetir el himno oficioso de Pilar. I raised a glass de bueno vino tinto thinking of you. Besos.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
No sé si será idea en el sentido estricto. Es más bien una intuición. Y como digo tantas veces me muevo mucho por intuiciones, lo que no sé es hasta qué punto acierto siempre.

Gaspard P.-A. dijo...

La amistad. Le preguntaron a Montaigne porque era amigo de De la Boétie, a quien le dedicó una obra muy importante (o se la dedicó a él mismo tomando como excusa a De la Boétie). Decía: porque era él. Siglos más tarde, Aron se lamentó de que la suya era la primera de las generaciones que no pudo soportar sus diferencias, y se dejó de llevar. Él estaba pensando en especial en Sartre. Por eso fue tan emocionante verlos juntos, unidos por Glucksmann, en el 79, a cuenta del drama de los que huían del Vietnam. Le preguntaron al viejo existencialista, ya muribundo, que había sentido al reencontrarse 30 años después con su petit camarade: “Nada”. “¿No lee a Aron?” “No leo L’Express”. “¿Por qué?” ¿”Por qué si Aron escribe en él, no puede ser nada buena esa publicación”. “¿Por qué?” “Porque Aron es un burgués”. Podría haber dicho “porque era él”. Al año, cuando murió Sartre, Aron acudió a les Apostrophés, y con gran dignidad y emoción, rindió un homenaje a Sartre, el mismo que había sido despellejado por sus “amigos” en los 70 y manipulado en entrevistas tan horrorosas como la de Benny Lévy en 1980, que cito antes. A los tres años, cuando fue Aron, antiguo responsable de ‘Francia Libre’ durante la guerra, en Londres, quien murió, fulminado por el corazón, al salir de un juicio en el que defendió a un escritor más o menos amigo, acusado por un israelí de simpatías nazis, Simone dijo “no tengo nada que añadir”. Podía haber dicho, “porque soy yo”.

La amistad en el fragor de la batallas de verdad, no en las de cafés, adquiere su auténtico valor. Así lo cree Camus (sigo con él) a raíz de los anarquistas rusos, “los criminales delicados”: Sasonov, Schweitzer, Pokotilov, Voinarovski. Os dejo unas palabras de Camus, que no necesitan casi traducción: non pas la morale mais l’accomplissement. Et il n’y a pas d’autre accomplissement que celui de l’amour, c’est-à-dire du renoncement à soi-même et de la mort au monde. Aller jusqu’au bout. Disparaître. Se dissoudre dans l’amour. Ce sera la forcé de l’amour qui créera alors et non plus moi. S’abimer. Se démembrer. S’anéantir dans l’accomplissement et la passion de la vérité. Lo dijo antes de su famosa ruptura de amistad.

P.D.: Pilar, hace tiempo que no pruebo la absenta de Degas. La última vez no sé si fue en cierto café filosófico de la rue Vieillle du Temple o en le Procope. Siempre con moderación, eso sí, porque una cosa es saltarte con la moto el semáforo, y otra muy distinta saltarte la mediana. También va bien cualquier rouge o red wine (lo digo por Catherine), pero yo soy un incondicional de un buen whisky irlandés, John Jameson, de los que han hecho ya la comunión (la botella, no yo, que también). Siempre, repito, con moderación. Irlanda tiene cosas preciosas, no sólo las bebidas. Si María recorre hoy la route de la corniche que une Hendaye con Ciboure, donde nació Ravel, verá paisajes muy similares a los de la bahía de Galway.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard P.-A:
Es cierto que en algunas ocasiones parece que devaluamos las palabras. Y utilizamos amistad y muchas que toman la misma raíz, de un modo exagerado.
También es verdad que en nuestra época, muchas veces las diferencias ideológicas nos llevan a los enfrentamientos personales, y allá donde hubo un sentimiento, por lo menos similar al de la amistad, aparece el odio o la enemistad.
Quizá es que no hubiera verdadera amistad, pero no termino de estar completamente seguro.
Un abrazo.

javier dijo...

Amando me ha gustado esta entrada, no se si me equivoco, pero ya ayer al responder a un comentario de Pilar quizá se estaba gestando la entrada de hoy.
Yo como Catherine opino que ha sido buena idea incluir Dandelion wine. Por cierto, Ritchie Blackmore, componente de Blackmore`s Night, antes se dedicó al Rock Duro y al Heavy Metal y formó parte de bandas míticas como Deep Purple y Rainbow.

Amando Carabias María dijo...

Javier:
Efectivamente, no es que se estuviera gestando, es que ya estaba en la línea de salida.
Es lo que tienen los textos que tomo del diario. Algunos llevan escritos cuatro años largos. Sólo hay que ducharlos, llevarlos a la pelu y vestirlos para presentarlos en público.
Pues cualquiera diría que ese fue su pasado.

Isolda dijo...

AMANDO, tiene razón los amigos: hoy, como siempre, oyendo el himno de PILAR, se perciben más fuertes nuestros lazos.
Precioso tu escrito, me encanta lo que dices de arreglarlo y atusarlo para que esté en condiciones. Y hoy era su día de presentación en sociedad, ¿quién lo duda?

GASPARD, muchas cosas duelen en esta vida, bien lo sabemos, algunas son inevitables, pero la ruptura de una amistad es tan dolorosa como evitable.

Hoy, como dice Catherine, celebremos con una copa de cava, llena de besos de burbujas.

maria dijo...

a ver si no salta porque llevaba un rato escribiendo en el post anterior y de pronto me doy cuenta que escribía dónde??? en la estratósfera me pasa a menudo en Pavesas así que ahora le doy al cuadrito se amplia el blogger y...
voy a ver...
Maririù

Pepe Gonce dijo...

Amigos para siempre... Os lo podría decir cantando... quien sabe si algún día tenemos oportunidad de vernos...

Un abrazo serrano (de Cádiz)

maria dijo...

bueno pasando a la amistad :
Hace días que medito sobre la interamistad,
antes decirnos que para mi la amistad es el mejor de los sentimientos porque no incluye las ganas (envie Cath.) de posesión, al amigo lo aceptamos como es, al amado -según quien ama y que amor- no, deseamos fundirlo en nosotros, no soportamos que pueda vivir sin nosotros.
Yo tengo mucha suerte con los amigos siempre la he tenido.
Y ahora tengo amigos en internet, que he conocido en internet, y pienso que lo que tarda tiempo en cuajar en la vida real si no saltas las etapas, es mucho más rápido en este medio.
Justamente porque en internet las etapas de presentación, de ¿qué dirán, dirá?, de cuidado con los presentes, tiempo, ocupaciones, etc, son otras.
Por lo general conocemos a alguien que se dirige a otro, porque le ha interpelado lo que escribe, porque necesita expresarse, porque conoce al escritor porque...
En todo caso no se dirige a nosotros, muchas veces no tiene ni idea de nuestra presencia, y da lo que tiene de sí.
Conocimiento profundo y a la primera.
Pienso ahora en Miguel Mora el otro día, irrumpio aquí y quien no siente que nos mostró su yo profundo.
Yo conozco a Miguel desde hace mucho y fue el primero que conocí en carne y hueso (iba a poner fisícamente pero ya os veo reír) En París con su Elena, pasamos unas horas preciosas y no de primera entrevista.
Anoche fui a Horta (la hora de coche y las demás y la vuelta) con amigos de toda la vida (Zoraida desde la cuna) que no había visto desde el año pasado, y no empezamos una conversación, seguimos la que llevamos desde siempre, evolucionamos en bien o en mal pero siempre estamos en el punto preciso de la amistad, atentos unos a otros.
En realidad me pasa con muchos de vosotros me gusta que Pilar desde su pecera diga "el ojo crítico de Maririu y pienso tiene razón soy una "donneuse de leçons" me gusta ver que Ferran apunta a Amando las mismas palabras que una sevidora, sonreí y por eso puse es divertido o sea me complace saber que sentimos algo de la misma manera.
Bueno la próxima me diréis ¡qué rollo! y saltará el texto
gracias amigos por ser.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Los escritores, al menos los que conozco, somos muy maniáticos en esta cuestión. Una cosa es la redacción inicial, las ideas principales, el esquema, avanzar en el relato (o en el poema).
Ah, pero llega un día (y este blog es todos los días) en que te das cuenta de que publicas, o sea que existe la posibilidad (aunque sea remota) de que unas miradas ajenas a tus ojos se posen sobre el mismo texto. Y entonces actúas como actúas con los hijos. Se le pasa una y otra vez revista. Siempre te parece poco, siempre hay algo. Y si se va a ver nada trascendente, porque la idea principal, el grueso del esquema, la trayectoria del argumento ni puedes, ni debes cambiarla (las prisas suelen ser malas consejeras). Y pasa como nos pasaba a nosotros con mi madre. Su principal obsesión era que lleváramos el pañuelo limpio y bien doblado, justo en lo que nadie se iba a fijar...
Aquí lo importante es la amistad y lo que quiero decir, lo que quiero transmitir esa experiencia intensa, que, al mismo tiempo, produce un poco de ansiedad. Esos momentos en los que sientes que si tensas demasiado la cuerda ésta acabará rompiéndose, probablemente para siempre.
La amistad, como el amor, es una cosa que no sólo incumbe a uno, sino que, aunque se diga en singular, se conjuga en plural. Y a diferencia del amor (hablo de la pareja, claro), algunas veces la amistad no es un binomio, con lo que todo se multiplica, y yo diría que exponencialmente.
Un beso

Amando Carabias María dijo...

Pepe Gónce:

cantémosla

Amando Carabias María dijo...

Maririú:
Me alegro que hayas solucionado tus problemas técnicos con Pavesas y cenizas, puesto que habría sido lastimoso que hubiéramos perdido esta reflexión que haces.
También esta mañana, en el diario, en el de ahora (este año se titula La palabra de cada día 2009.Almanaque de huellas reflexionaba sobre sobre la amistad, quizá influenciado por esta entrada de hoy.
Distingues entre amor y amistad, y creo que tienes razón en lo fundamental, pero, si me permites, añadiría un matiz. Aunque no se pueda vivir sin el amor, no es menos cierto que entre dos personas que se aman tiene que haber también un alto grado de amistad,es decir, y empleando tus palabras, un alto grado de aceptación de su forma de ser, pues de lo contrario se tiede a la manipulación, en definitiva, a intentar convertir a nuestro enamorad@ en ese ser ideal que nos gustaría que fuese.
En definitiva, pienso que el amor y la amistad -no sólo semánticamente- tienen muchas cosas en común y creo que la libertad y el respeto hacia el otro son fundamentales, acaso su basamento. Pues de lo contrario estaríamos hablando de otras cosas.
Tienes razón en afirmar que has tenido mucha suerte con tus amigos, puesto que a veces, creemos tener amigos que no son tales, sino meros compañeros, camaradas, qué sé yo.
El verdadero amigo a mi modo de ver se demuestra en las situaciones límite. Por eso quizá sean tan pocos los verdaderos amigos.
Y lo que dices sobre internet es muy cierto.
Comparado con muchos de vosotros, soy un novato en esto de la red, sin embargo sí que he apreciado que en determinadas situaciones, cuando se produce cierto clima de sinceridad y relajación, se habla de mente a mente o de corazón a corazón y en ese caso los lazos son vigorosos como amarras de ancla.
Un beso.
Ahora el del rollo he sido yo.
A comer.

Ferran dijo...

Gaspard...recuerda a Nizan y el abandono de sus amigos políticos, de sus camaradas. Su muerte solitaria.

Ferran dijo...

Cuando abandoné el PSUC en 1981, porque estaba en desacuerdo con la expulsión de un 30% de su Comité Central, y luego abandoné el PCC porque no estaba de acuerdo con su neoestalinismo, me retiraron la palabra UNOS Y OTROS. Se declaraban amigos, y luego giraban la cara cuando se cruzaban conmigo. El que es quizás mi mejor amigo fue, curiosamente, la persona con la que me peleé con más aspereza en la transición. El era un eurocomunista muy moderado (su voto había sido a los socialistas de izquierda del PSIUP en Italia) y yo era del sector afín a Manolo Sacristán y Joaquín Sempere. Curiosamente, nuestra amistad siempre sobrevivió a puñetazos en la mesa y a dejarnos con la boca abierta en la calle. Quizás se ´fortaleció cuando miramos el espectáculo de la crisis del PSUC y cómo se nos obligaba a escoger a amigos, pero sobre todo a enemigos. Yo comprendí entonces, y eso es lo que me apartó de todo, que en 1930, en las circunstancias adecuadas, podría haber deseado la muerte de mis adversarios. Y, al borde de ese abismo, en el que los camaradas íntimos dejaban de ser incluso amigos por una diferencia ideológica, decidí abandonar. ¿Cómo puedes llegar a odiar a quien ha compartido celda en una comisaría o a quien te ha protegido sin decir tu nombre cuando le torturaban? Pues así fue. Qué vergüenza.

Ferran dijo...

Amando, te regalo un poema de JRJ. Y a la concurrencia...

Todas las noches vienes a mi sueño
para decirme, dulce y quedamente,
que mi empeño en echarte de mi frente
como a una maldición, es vano empeño.

Las torres que conquisto en el risueño
día para el olvido, en la doliente
noche las voy perdiendo nuevamente.
¡despierto esclavo si me dormí dueño!

Velo al sol y a la luna. Desvelado,
aguardo ansioso a que la sombra caiga
y asuste tu visión la amanecida.

El dormir, ay de mí, se me ha olvidado.
De día, porque el sueño no te traiga,
por la noche esperando tu partida.


Qué mano la de JRJ...!

Amando Carabias María dijo...

Ferran I, II y III:
Por lo que observo de vuestras intervenciones (me refiero las dos primeras tuyas y a la de Gaspard esta mañana, los desencuentros en el ámbito de lo político suponen adquirir una ristra de enemigos o de desencuentros verdaderamente amplia.
Inocentemente pensaba que semejante situación sólo se producía en las zonas del poder, donde la ambición humana se exalta de modos realmente alucinantes.
Pero por lo que veo, en los territorios de la oposición también suceden estas cosas. Incluso, si se analiza más despacio, quizá con mayor virulencia por cuanto el poder es nulo y la tarta a repartir más pequeña aún, en determinados casos, casi insignificante. A veces parece que se trata de luchas intestinas para pilotar una nave cuyo destino es incierto en todo: hora de salida, rumbo, recorrido, hora de llegada.
He presenciado, no de primera mano, eso es cierto, alguna escaramuza de ese tipo e intuyo que los resultados personales son similares a los que narras de tu propia experiencia.
Pero llegar al odio, que parece que es el planteamiento ante el que nos sitúas, realmente es duro.
Odiar es un sentimiento tan fuerte como amar. Aunque se busca justo lo contrario. Quien ama busca la vida, a ser posible la vida eterna del amado; quien odia busca la destrucción de quienes odia, a ser posible una destrucción que no tenga enmienda en ningún lugar del infierno.
Odiar hasta ese punto es tan complicado (por suerte) como el amor perfecto (por desgracia).

¡¡Qué bien nos viene como contrapunto este soneto del onubense!!
Cada día que pasa (y perdonad que me vuelva a remitir a la misma entrevista) observo que se cumple con más precisión lo que, más o menos, dijo Colinas sobre JRJ:
"Quizá sea el poeta contemporáneo español que mejor soporta la prueba del tiempo. Y en muchos de sus libros últimos aún hay territorio para el aprendizaje".
Somos muchos los que cada vez lo tenemos más cerca de nuestros corazones.
Un abrazo.

Gaspard P.-A. dijo...

Amando: efectivamente, pudo haber quienes entendieran la amistad no como la bendición de un diálogo, sino como la oportunidad para el monólogo.

Ferran: casi nombré a Nizan, amigo de los dos intelectuales. Aron cuenta que en 1926-27 Nizan casi se afilió a Acción Francesa atraído por Valois. Al final se unió a otro partido. Todavía entonces, dijo Aron, las opiniones políticas no tenían sitio en la relación. Sentía nostalgia de su compañía. ¿Qué habría sido de Nizan, integrante de la Unión verdadera de Desjardins, polemista en Ce Soir en los 30 -no se lo perdonaron muchos-, o de Gabriel Péri, en el 45? ¿Otro Malraux? Se entiende que Aragon le tuviera tanto "cariño". Kameradenerziehung, como dice Beevor. En Francia lo tiene a la venta desde hace bastante Calmann-Lévy.

¿Qué pasa con los amigos de niñez y adolescencia? Por voluntad propia, he vivido media vida aquí y la otra allá y el más allá, y me he perdido 30 años de amistad. Desde los veintipocos, hasta que volví con más de 50. También haces amigos en el extranjero, pero con ellos tampoco compartes más que una etapa de la vida. Con esos amigos de juventud no hay ciertas divergencias(o las hay pero nunca se han debatido), pero la relación la reencuentras, si es que lo haces, ya deshilachada, poco sincera, forzada por lealtad al pasado. Otro tema es el de las amistades "heredadas". Gente muy amable que te visita, te invita o te telefonea porque tuvo relación con tu esposa.
Buenas noches por hoy.

maria dijo...

Me parece interesante daros las palabras de Montaigne, son muy bonitas y vosotros que sabéis de música creo que "parce que c'était lui ..." ha servido en alguna canción.


Montaigne y La Boétie

“Au demeurant, ce que nous appelons ordinairement amis et amitiés, ce ne sont qu’accointances et familiarités nouées par quelque occasion ou commodité, par le moyen de laquelle nos âmes s’entretiennent. En l’amitié de quoi je parle, elles se mêlent et confondent l’une en l’autre, d’un mélange si universel, qu’elles effacent et ne retrouvent plus la couture qui les a jointes. Si on me presse de dire pourquoi je l’aimais, je sens que cela ne se peut exprimer qu’en répondant : parce que c’était lui ; parce que c’était moi.
Michel de Montaigne, Essais, Livre I, XXVIII, « De l’amitié »

***

Por lo demás, lo que llamamos ordinariamente amigos y amistades, no son más que trato y familiaridad trabadas por la ocasión o la comodidad, con lo que nuestras almas se entretienen (distraen.) En la amistad de la que hablo, las almas se unen y confunden la una en la otra, en una mezcla tan universal, que sborranse y no encuentran la costura que las juntó. Si me aprietan para que diga porque le amaba, siento que sólopuede expresarse respondiendo porque era él,porque era yo.
Maririu

en realidad traudciéndolo me doy cuenta que esa amistad tiene mucho de amor y luego he visto que no soy la primera que lo piensa.
Confirma lo que dices Amando no hay amor duradero sin las virtudes de la amistad y a veces lo que queda de una pasión o un amor es la amistad.

maria dijo...

El poder, Amando, unos lo sitúan en alcanzar la Casa Blanca y otros la ventasnilla de una oficina.
El campo político tiene mucho de religioso y pasional, (o lo tenía en una clandestinidad en que una se jugaba la vida) unos luchan por el sillón presidencial otros por deseos de Justicia, yo pienso que ni Freud podría explicarlo todo.
Eso claro es más fácil si lo consideramos un duelo entre buenos y malos. Pero es una explicación de película del Oeste, que a pesar de ser una epopea brillante no tiene la sutilidad de las tragedias griegas.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Me refiero a la parte final del comentario, la que parte del recuerdo de las amistades juveniles o infantiles.
A mi modesto entender conservar estas amistades depende en exclusiva del tipo de vida que tengan los que un día fueron amigos. En cuanto que la vida de cada quien toma sus propios derroteros, mantener estas amistades (estamos suponiendo que se trata de verdaderas amistades, no de meros camaradas o compañeros de juergas y correrías) es complicado. Si, como en tu caso, además, la distancia se pone de por medio, todo se complica más aún.
Y llega el momento del reencuentro. Casi siempre llega. En ese momento presenciamos o bien el milagro de una resurrección, o bien la caída por un abismo.
Y los milagros, como se sabe, son más bien escasos.
Sobre las amistades heredades, pues no son amistades, sino relaciones sociales que, probablemente, haya que mantener.
Feliz descanso.

Amando Carabias María dijo...

Maririú:
Y si después de lo que una vez llamamos amor, allá donde en un tiempo hubo pasión, queda la brasa de la amistad, será un hermoso lugar, a pesar de los recuerdos, a pesar de la melancolía que se pueda suscitar.
Sin embargo -y bien sé lo que digo-, queda el desencuentro, la incomunicación. Y los recuerdos, entoces se hacen más dañinos.

Efectivamente el ansia de poder del ser humano parece infinito. En cuanto hay más de un ser humano, a veces da la impresión de que haya que establecer una prelación de superioridad. Si son dos grupos, efectivamente, solemos aplicar la 'racional' clasificación de buenos y malos.
Y por supuesto estoy de acuerdo en tus gustos literarios.

Isolda dijo...

Maríriu, hoy estás que te sales! Me había prometido tumbarme en el sofá a releer el País, con calma, pero es imposible, oigo la campanita y me levanto y miro.
Ya en otro comentario se ha nombrado a Montaigne. Yo creo de algún modo en la telepatía, así que os lo cuento. Ayer mis tres hermanos que viven en Barcelona, se reunieron, antes de irse de vacaciones, para celebrar el cumpleaños de uno de ellos, que será el 31. Como era una cifra redonda, decidimos regalarle algo entre todos. Teniendo en cuenta que su casa es también una bibliocasa, decidimos hace meses regalarle una edición en facsimil de Les Essais, ¿qué os parece? Así que ayer y hoy todo el día con el teléfono comentando con unos y con otros.
Así que la amistad era esto?, parafraseando a Millás.
Ese poema de JRJ, es maravilloso. Gracias, Ferran. Pepe, ese amigos para siempre!
Besos a todos, en todos los idiomas y de todos los colores.

maria dijo...

¿cómo hiciste para oír la campanita, Isolda? he pensado muchas veces que eso debe existir con los comentarios de blog como existe con el correo electrónico pero no sé encontrarlo.
Maririu
Amando eso existe Amando pero la incomunicación y el desencuentro también, también es cuestión de intereses y de poder, pero sobre todo es la prueba que el amor y la amistad no existían.
Gaspard, mi amiga Zoraida, la conozco desde la cuna ya lo he dicho, fuimos al colegio juntas de los seis a los dieciseis, me fui a Paris y seguimos como cuando andábamos jugando en el camino de las teresianas. Hoy me he cruzado con Jordi A. también hicimos el bachillerato juntos y somo amigos, podemos pasar toda una tarde charlando atentos uno al otro pero seguir una conversación empezada un año antes no sentimos amistad pero no somos amigos.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Sí, ¿cómo es eso de la campanita? A lo más que he llegado a que me lleguen los comentarios vía mail, sin necesidad de tener que estar actualizando la página.
Tu hermano ha de estar orgulloso de vosotros.

Amando Carabias María dijo...

Maririú:
Completamente de acuerdo. Si lo que resta de un pasado es la más total de las indiferencias, o incluso el odio, es que lo que creímos amor o amistad o se pudrió por alguna razón o no existió.

Isolda dijo...

Pues yo no sé contestaros. Amando, fuiste tú quien me dijo que con la B gordota de blogger te llegaban los comentarios vía mail, y así es. Yo oigo la campana y sé que ha llegado un mail, lo mismo de cualquier blog o particulares, yo creía que lo tenías también.

Con María es más difícil, porque los comentarios que mandamos, por lo visto van al limbo hasta no se sabe cuándo. Eso es lo que nos pasó a Catherine y a mí el otro día. Que no llegaron al blog de Maririu.

En todo caso ya sabeis que en estas máquinas infernales hay siempre duendecillos que juegan y en menos que canta un gallo, te birlan un escrito o te meten un virus by the face.

Me acaban de comunicar que mañana!llega mi hija mayor con su familia. Catherine, qué te cuento que tu no sepas. Y yo con estos pelos! (expresiones castizas, que seguro ya conoces). Si no es así, pregunta por favor.

Besos atolondrados, pues no queda casi tiempo para preparar algo.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Pues no veas como me alegro de que llegue la familia, eso significa que estarás más ocupada. Lo sentiremos nosotros, pero se alegrará tu corazón.
Voy a hacer una cosa elemental.
Enchufar los altavoces. Normalmente funciono con cascos.
A ver si es tan simple como eso.
Luego os cuento.

maria dijo...

Isolda felices días con la familia. Tambien nos podrían avisar con tiempo pero eso ya no se estila.
creo que lo de mi blog lo arregé por lo menos Cathérine entró, la que no tiene tiempo soy yo que prefiero venir aquí

Catherine dijo...

Entre todos y a partir del texto de Amando, qué bella reflexion sobre la verdadera amistad! Todo me intereso mucho, Montaigne desde luego, y especialmente Maririu con lo que llama la "interamistad". No sé si ya os conté que la encontré en Saboya. Ahora me manda consejos y reglas para poner el acento tonico en el buen sitio para que entienda yo mejor los poemas. Asi que a Isolda voy a preguntar lo que no entiendo:
"y yo con estos pelos" y a Amando que significa cazcalear que Pilar uso también ayer. No estoy en una situacion limite, como las en que Amando debia pensar màs arriba, pero a veces necesito ayuda.
Ahora cada uno puede brindar a su gusto con vino, absenta, whisky de cualquiera pais, manzanilla o fino con Pepe cantando o cava. No voy a descorchar una botella de champagne para mi sola aunque es lo que me gustaria ofrecerles cuando nos encontremos. Besos a todos, uno màs a Javier de quien me olvidé ayer, porqué? y unos màs por si a caso se me olvidara algunos amigos màs. Con permiso de Maririu(?) repito "gracias por ser".

Amando Carabias María dijo...

Maririú:
La verdad es que es un honor semejante decisión. Aunque perdemos de tu forma de contar tus cosas, y perdemos tus recuerdos, que tanto bien nos hacen.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
CAZCALEAR: Andar de una parte a otra fingiendo hacer algo útil.
Este verbo lo utilicé en una de las entradas y por eso lo usamos algunas veces, en tono más bien irónico.
No dudes en preguntar, siempre que pueda y sepa te contestaré gustoso.
Sí ha sido una buena jornada de reflexiones compartidas. Y, como nos dice este himno y tú recuerdas, brindemos por el reencuentro.
Un beso

Isolda dijo...

Catherine, espero que sepas quién es Forges. Por si acaso, te diré que es un humorista muy inteligente que lleva años publicando en El País.
La frase es de él, pero en esta España nuestra somos muy dados a quedarnos con las cosas que resultan graciosas. Y ésta es una de ellas.
Quiere decir simplemente, que los acontecimientos te alcanzan antes de que tu estés preparada; en una palabra: que te pilla el toro, que no te da tiempo. Así aprendes otra expresión, que significa lo mismo. Muy típico cuando elmarido le dice a su mujer: "aquí traigo a unos amigos" y ella está quizá en bata, cocinando... Esa es una ocasión perfecta para decir "Y yo con esos pelos"
El cazcaleo que te lo explique Amando, aquí en el sur le llamamos cancaneo. Y que te explique también zascandilear, que es una palabra preciosa y básicamnete significa lo mismo.

Muchos besos para ti, a partir de mañana yo también ejerceré de mamie.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Ya lo había explicado, pero ya que citas otras palabras diré algo al respecto.
ZASCANDILEAR, tiene una connotación más peyorativa, tiene que ver con enredar, con estar preparando alguna gamberrada, algo así.
CANCANEAR: Es prácticamente un sinónimo de Cazacalear.
Este verbo, el de Cazacalear digo, lo descubrí leyendo a Trapiello, en uno de los tomos de sus diarios.
Éste de cancanear, lo he descubierto en este blog, leyendo a Isolda.

Catherine dijo...

Ah Isolda! consigues que el escribidor descubra palabras nuevas. Forges, si que le conozco. Empecé mi lectura de El pais con los titulos y las vinetas asi que mi nieto hablaba de los monigotes(?), bueno los hombrecitos o los dibujos de Mamie. Aqui también hay frases de moda, citas de una pelicula o otras citas. Suerte con ejercer de mamie o sea de tia abuela, igual. Yo tengo una semana entera de vacaciones quizàs y me lo merece o me serà provechosa.
Las tres palabras a las que Amando anade matices tienen un sonido divertido, pero puede ser que me las mezcle. Gracias y besos a os dos.