viernes, 25 de septiembre de 2009

¿QUÉ DECISIÓN TOMAR? (38 y 39)

* * *
38
04:33 a.m.
Del Río, no me queda más remedio que volver a salir, algo está pasando en el periódico.
Ni se le ocurra, don Efrén. Mejor cuénteme lo que ocurre.
Si no hubiera acudido a usted, quizá esto no estuviera sucediendo. La policía siempre tiene que complicar todas las cosas, coño.
¿Por qué no nos tranquilizamos?
Yo estoy muy tranquilo.
Yo diría que no, don Efrén. Yo diría que está muy nervioso, muy acelerado y que no piensa con claridad. Si no me quiere contar, lo que ocurre, allá usted, pero ahora mismo mando allí a un par de agentes y asunto solucionado.
No, no, del Río, ni se le ocurra. Ustedes siempre lo solucionan todo de la misma manera, con una patada en la puerta…
Escúcheme, sólo unos segundos, deje de ser tan cabezota y escuche... Vamos a ver, si usted sale de allí quien está abajo vigilándole irá detrás de usted y le tendremos también en el periódico. ¿Es que prefiere eso…? ¿Don Efrén…? ¿Está ahí…?
Que sí, coño, que estoy aquí, que no marché a ninguna parte… ¡Carallo, tiene razón…!
Entonces cuénteme que está pasando, o por lo menos lo que sabe que está pasando.
Me llamó Elio hace unos minutos, y me dijo que el tal Doroteo Burón le encañona con un revólver en la sien.
¿Doroteo Burón…?
Sí. Recuerde, el testaferro del alcalde, el que figura como representante de la empresa que comprará la mina…
Siga, siga…
Elio añadió a la edición impresa una carta al director, ficticia, claro, en la que publica el resumen de todo el lío que se traen estos entre manos. Lo que no sé es por qué este Burón acudió al periódico, parece como que una meiga le contó lo que hizo el chaval.
Le repito, don Efrén, por su bien, por el del periódico, por el de Elio, no se mueva de su casa…
* * *
39
04:34 a.m.

Sigilo.
No hubiera sido necesario tanto silencio, ni tanto caminar disimulado, ni tanto querer hacerse sombra entre las sombras, convertirse en oscuridad invisible. Los ojos de Rubén pronto descubren que el coche está vacío. Salvo la luz de pomelo de las farolas, la noche acaricia con sus guantes de charol el pavimento de la calle que bosteza. La respuesta a la pregunta, que se cierne como un mal viento, es evidente. El veloz paso de los segundos, es ametralladora en sus pulsos.
Duda.
Tendría que preguntar, quizá, pero se arriesgaría. No hay nada que perder. O se pierde todo. Que la ventanilla no esté cerrada del todo, que el leve aroma del un cigarro se columpie por el tobogán invisible que sale del interior del coche y se desliza por la madrugada, son dos señales inequívocas, la confirmación de la primera intención.
Precaución.
Hay ciertas cosas que un policía no puede hacer en solitario. Como entrar en un edificio sin ir acompañado por un compañero a quien se abre el camino y que, al tiempo, protege tus espaldas.
Ansiedad.
¿Y la prisa, esa prisa teñida de urgencia?
Tendría que haberse traído a alguien. Sin compañero todo es más difícil, casi imposible. Una cosa es vigilar y otra intervenir.
Prudencia.

39 comentarios:

catherine dijo...

Sigilo.Duda. Precaucion. Ansiedad.Prudencia.

Suspense y Paciencia.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
Sí, aún paciencia. Y espero que suspense

maririu dijo...

esto se acaba los personajes se encuentran ¿Elio encañonado? me impaciento Vivement vendredi

¿No fuiste a Festival Hay? ¿nadie de vosotros?

Amando Carabias María dijo...

Maririu:
Sí es verdad cada vez falta menos.

Mis previsiones para el Hay Festival son para el sábado y el domingo. Espero el lunes contar algo.

Pepe Gonce dijo...

Parece que fue ayer cuando empezó este micro…nada de eso, entonces éramos chicos y ya hemos crecido y todo. Efectivamente la aventura de estos señores empezó allá por el 24 de junio. Si, cuando Ferrán andaba por Mojácar, Pilar por su pecera (¿la antigua o la nueva?), cuando Amando nombró “Guía Turística de Euritmia” y “Repostera Mayor del Reino” a Susana, Isolda nos contaba unos versos que le enseñaron de Joan Maragall…Y aquí seguimos, hasta que el escribidor quiera desenlazar esta trama…Te esperamos, eso si con mucho suspense.

Un abrazo.

Pilar dijo...

Ahora sí que estoy de los nervios, amigo. Me has dejado con la duda de qué ocurrirá a partir de ahora. Yo me pego al ordenador para no perderme el desenlace.
A las palabras que encabezan tus textos, y a las que añade Catherine (la de los ojos alucinantes) yo añadiría PERSEVERANCIA, que es un sinónimo de fidelidad que siempre me ha gustado.
Javier, me alegro que entraras ayer en el blog. Anímate, compa, que aquí te esperamos.
Ratoncita...Where are you today?
Pepe, no busques tres pies al gato, que yo soy traslúcida.Me emociona tu comentario. Mua.
Y gracias Amando, por diseccionarme de esa manera. Ya sabes, el centauro que puja en mi interior es mi perdición.Pero luego suelto la flecha y soy como un gatito que necesita cariño, mimo, protección y amigos como vostros.
De lo de Blog de J.C, no puedo opinar, porque desconozco los detalles, pero me parece muy sensato lo que dices Amando, y te apoyo totalmente en tu disertación sobre la amistad. Eso si es ser un jardinero fiel.

Besos abisalmente transparentes.
Pilar en Euritmia.

P.d.- Amando, ¿Hay tratado de doble nacionalidad entre Segovia y Euritmia? Si así fuera voy a empezar a hacer el papeleo.

Susana dijo...

¡Claro que sí, Pepegonce, le esperaremos para desenlazar esta trama y otras cuantas!
Besos escribidor

Amando Carabias María dijo...

Pepe Gónce
Esto se le llama fidelidad. A esto se le llama cariño demostrado con los hechos.
Cómo pasa el tiempo... Empezó por un juego y aquí estamos, cerca (digo yo) de acabar el desenlace, y recordando viejos tiempos... O sea que el relato ha durado un verano...
Tendré que acabarlo antes de que avance mucho el otoño.

Amando Carabias María dijo...

Pilar
Un escritor muy escritor instauró el reino de Redonda.
Es una idea.
Espera que lo dé vueltas. Seguro que algo se me ocurrirá.

Amando Carabias María dijo...

Susana
Mientras esa neurona que tanto le gusta a la sirena funcione, espero que haya algo.

Pilar dijo...

Amando.
Redonda al lado de Euritmia es una broma. Quizá el único mundo que le pueda hacer sombra es el de El Principito, pero ese sólo tiene tres volcanes, baobabs enanos y una flor que no se decide a declararle su amor. Tu mundo está lleno de vida, personas de carne y hueso, cuestas que suben, ríos que fluyen, soles y estrellas. Hablas de gente , como tú y como yo, y eso es lo que me gusta (aparte de sus bellezas naturales, claro).
No. Decididamente, me quedo en Euritmia, creo que aquí encontraré lo que estoy buscando.

Ferran dijo...

Perdonad, paso la respuesta que di a Venecia al post de hoy. No puedo comprender cómo supone que la alusión a mi persona o a cualquier otra por Juan Cruz se deba a que somos colaboradores de EL PAIS. No lo soy.

Este, a diferencia de otros, es un espacio agradable y amistoso, que ha creado vínculos que han impulsado incluso el conocimiento personal. Ya comenté mi consternación por lo ocurrido con intervenciones mías que personas que intervienen con extensión en otras situaciones, han considerado oportuno silenciar en sus comentarios por considerar, seguramente, que tales intervenciones literarias eran inadecuadas.

Naturalmente, esto me ha ido creando una situación de incomodidad que responde, en exclusiva, a cómo entendía yo mi relación no sólo con Amando, sino con el conjunto de las personas que escribían. Basta con que dos o tres hayan mantenido su desaprobación para que me sienta disgustado, aun cuando asumo plenamente mi responsabilidad. Observando la extensión de sus comentarios a otras intervenciones, uno acaba por entender, al cabo de muchas de ellas, que no se trata de algo coyuntural, sino de una posición que considera que no debería haber entrado en la forma en que lo he hecho, con aportaciones literarias propias. Sé que la posición de Amando es otra y que siempre ha sido muy generoso conmigo, hasta el punto de darme a mí tal generosidad como atributo que le pertenece enteramente a él. Sólo deseo que los demás podáis comprender las dificultades que supone mantener este tipo de intervenciones que han sido desaprobadas, además, por quienes llevan más tiempo que yo en este espacio.

Un abrazo a todos.

Ferran dijo...

Por favor, en modo alguno quiero que haya la más mínima incomodidad en un lugar como éste. Os ruego que lo consideréis como una explicación que creo que tenía que daros a todos. Y, desde luego, también os pido que no vaya a convertirse en un tema de comentario o controversia: el propietario del blog ya indicó, con perspicacia y sensibilidad suficientes, de qué iba el tema. Por tanto, a seguir con lo que importa, que no es esto más allá de explicarme como debía.

María A dijo...

Anda una en otros menesteres y sin conexión a la Red y esto se pone al rojo vivo. Bueno... Venecia, no hay que ser tan susceptible en la vida, que porque en estas tertulias cibernéticas no contesten a la gente, o la ignoren, pienso yo que no pasa nada de nada. Que las cosas del querer deben andar por otro lado, más cercano, digo yo vamos..
Coincido con los "clásicos" -así os denomino... por sabios, no por otra cosa: Amando, Ferrán, Maririu, Alena, Gaspard. Y perdón si omito a alguno/a- en lo del blog de J.C. Creo que, como la mayoría, lo leemos, pero si no entramos, es porque hay demasiado ruido... y ya se sabe, el ruido, es nocivo para la salud... Admiro a los que persisten, pero yo necesito un poco de tranquilidad en estas cosas, que para malos rollos, ya hay suficientes en la vida cotidiana. Esto, para mi es una forma de comunicación, de aprendizaje, de conocimiento y de intercambio. Con ustedes, estoy aprendiendo y doy gracias por ello.
Tiene sentido si hay un mínimo de armonía, cordialidad y tolerancia. Si no fuera así, pues nada, nos iríamos con la música a otra parte y ya está... Bueno, perdón Amando, que una vez más escribo sin venir a cuento con tu relato que..debo confesar que ando perdida del todo y no lo llevo al día. Tu jardinero de ayer, me ha retratado a Mustafa, el jardinero de mi instituto: tiene alrededor de 80 años -ni él mismo sabe los años que tiene...- y lo tenemos "acogido" en el centro. Hoy me dijo que estaba muy contento porque los nuevos chicos no habían originado ningún destrozo en los jardines. El año pasado, empezó dándome todos los días una rosa para mi despacho, hasta que pacté con él que no, que la dejara en su lugar. A cambio, el jardín de delante de mi ventana, está hecho un primor. Dice la gente envidiosa que es el que más cuida...
Uy, me he enrollado demasiado... Como no puedo ir al festival Hay... me voy al Cervantes, a la presentación de un libro. Ya os contaré. Besos africanos, ya de otoño...

Ferran dijo...

María: recuerda que hay una amenaza de desembarco pendiente en tus tierras...nada menos que de almogávares hambrientos y codiciosos...

Ferran dijo...

A todos los que podéis en Segovia: el señor Pennac tiene un libro maravilloso (de hecho un cuarteto) sobre una estrafalaria familia. A mí me gustó mucho, no sé que opinarán nuestros tres mosqueteros.

Amando Carabias María dijo...

A pesar de que en el piso de abajo, he dejado ropa colgando, no se trata de que no vaya a contestar, sino que prefiero recogerla desde aquí arriba, para evitar un disloque de fechas y de dedos y de cuellos y de ideas...
Además 56 comentarios para una sola entrada de un humilde blog de a pie, está bien.
Diré, por empezar por algún sitio, que todas vuestras reflexiones se me hacen interesantes y constructivas y de ellas saco en conclusión que os importo y me esitmáis y a este huequecillo, brasserie de la red. Sólo esto merece un zapateado por alegrías. Olé.

Alena, espero sincerementa que pronto sepas cómo ando, cómo reacciono, cómo sonrío (muy mal, por cierto). Como compruebo casi a diario, el trato personal suele ayudar a diluir las dudas que las meras hormigas negras que corretean por estas ventanitas dejan en nuestro pensamiento. Ver el gesto, oír el tono, sentir la intensidad de una mirada es todo. Es cierto que nos podemos llevar sorpresas desagradables. Pero mis últimas experiencias (dos nada menos, olé) me confirman esta teoría. Lo que dices sobre el cariño es completamente cierto (alguna vez hemos hablado del asunto), y sin embargo ni yo de ti, ni tú de mí, podemos decir que somos extraños. No amigos, es verdad, pero sí, no sé, compañeros de tertulia, y eso crea vínculos.

Venecia Es verdad que el propietario del otro blog no te ha mentado, pero algunos lo llevábamos haciendo mucho tiempo, y no precisamente para mofarnos como otros hacen. Siempre me ha gustado como escribes y lo he dicho por activa y por pasiva.
Los poetas, efectivamente, somos seres como los demás. En nada nos diferenciamos del resto.

Maririu Como bien sabes, no concibo un blog, y menos uno situado en la sección de cultura de un periódico, como un lugar para construir trincheras desde donde liarse a garrotazos. No me da la gana. Mi afán es disfrutar con tus aportaciones y las del resto, hablar sobre lo humano y lo divino (incluso de política o de fútbol) y, para qué negarlo, publicar algunos de mis textos. Hay tantas cosas por las que sufrir en esta vida, que pasarlo mal por eso no me apetece.

Ferran... En realidad tu comentario está en este piso, así que ahora voy a responderte.

Amando Carabias María dijo...

Ferran
Lo primero de todo: a mí no me incomada tu explicación, y supongo que al resto tampoco. Diría más, en parte era necesaria, por si acaso alguna persona no había seguido el hilo de los acontecimientos. Precisamente por ser Pavesas un espacio agradable y amoistoso es por lo que se ha establecido la dinámica que nos ha llevado al punto al que estamos.
Como tantas veces sucede en los movimientos de los grupos (y de esto sabes más que yo, es obvio) hay momentos en que son necesaroas las aclaraciones de posturas o sus variaciones. Es decirque nadie, pienso tendrá nada que decir.
Yendo al fondo de la cuestión, vuelvo a repetir lo que dije el primer día en que salió la cuestión. Los silencios se pueden interpretar de muchos modos y la interpretación que haces es lícita y por tanto, si estás incómodo al sentirte 'rechazado' por algunas personas, actúas con coherencia.
Lo sentimos los demás, empezando por mí mismo, así como por tantas personas que han salido a decir aquí que te seguían, incluso esperaban el sábado para leer el poema y tus comentarios o variaciones.
Para mí, (y siento llevarte la contraria en esto) eres generoso con tanta aportación. Sólo los que escribimos sabemos el esfuerzo que supone lo que haces y que lo hagas de este modo, aunque algunos lo interpreten en otro sentido, para mí es generosidad.
En resumen, pues, por mí no hay problema, yo encantadísimo con tus aportaciones, pero no soy nadie para obligar a nadie; por tanto lo mejor es que la naturalidad y la espontaneidad mueva nuestros dedos.

Amando Carabias María dijo...

María A
Lo que yo digo, va a resultar que los jardineros son seres especialísimos. Tenemos un filósofo, un violinista y sabio anciano marroquí.

Amando Carabias María dijo...

AVISO GENERAL:
De momento hay huelga en el correo que me tenía que traer algo de parte de las musas, así que si se retrasa el poema, ya sabéis. Además, con tanta ropa tendida...

Gaspard dijo...

La policía siempre complica las cosas, sobre todo cuando está corrompida. ¿No dicen que la diferencia entre un país normal y uno que no lo es se encuentra en que en el primero se siente alivio cuando llega la policía, y en el segundo comienza el temor en ese momento? ¿Por qué me ha venido esto a la cabeza? No lo sé, cosas de la hora que es, supongo.

Me parece que Ferran se refiere a las historias del barrio de Belleville, que ya tienen unos cuantos años. Recuerdo vagamente la primera parte. Esos barrios no parecen Francia. Y los policías prefieron no pasearse por ellos, ni con compañeros ni sin ellos. 'Mal de escuela' es maravillosa, y concentrada. Menudo lujo tenerlo en Segovia.

Para terminar, me has traído a la cabeza lo que dijo metafóricamente un filósofo sobre el jardín. Según Montaigne, la vida es un jardín imperfecto. Y tanto, que se lo pregunten a Don Elio.

P.D.: Se interrogaba anoche Maririu sobre qué visitar en París. Tanto para ella como para los que no estáis en la ciudad del amor y las luces, propongo dos contrastes radicales. La pintura de Renoir en el Grand Palais y André Breton en el Beauborg. A media hora de distancia, con los bonitos jardines de las Tullerías de por medio.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard
Cada día me asombra más tu capacidad de síntesis y la habilidad para unir los temas que nos ocupan. Estoy por asegurar que los cócteles te salen de maravilla.
Creo que en nuestro caso (y ya se ve venir, ¿no?) la polícía no lo liará del todo. Es que don Efrén estaba un poco alterado.

Isolda dijo...

Me alegro muchísimo de entrar tan tarde; así os he leído a todos. Creo que no falta nadie. María A. (PCE), Amando y Ferran, hoy sobresalen vuestros comentarios por sensatos y aclaratorios.

Hablando de aclaraciones, Ferran díme por favor algún título de Pennac.
Esta mañana leyendo el País, he visto en las págias de Cultura un artículo sobre Magris en Hay Festival, que algunos disfrutareis en vivo, y para mi sorpresa, le doy la vuelta a la página y veo la exposición de pintura flamenca que se inauguró la semana pasada en un nuevo museo de Lovaina y al que voy a ir encantada la semana que viene. Eso son los hados, digo yo.

Qué buen resumen ha hecho Pepe Gonce del tiempo que hemos pasado con "La decisión pendiente". Os imaginais un hecho así en la vida real?, me refiero a la duración. Acabaría con cualquiera!

Y esta noche ya sabeis mi noche preferida, poema y variaciones.

Asi que me adelanto y os mando besos llenos de versos.

Ah, recuerdas Amando que hablamos de Redonda? pues cada uno en su sitio y Euritmia tiene el suyo muy bien establecido y si no al tiempo.
Besos euritmianos a todos.

Isolda dijo...

Ah y volviendo al jardinero violinista, estoy segura de que existen y todo lo que tocan lo hacen con mucho amor.
Por eso las hortensias son tan peciosas...

Amando Carabias María dijo...

Isolda
Nuevo viaje en perspectiva, veo...
Sí hablamos de Redonda. Euritmia tendrá su hueco, no lo dudo.
Ahí ya tenéis el poema... No he llegado a más...

Ferran dijo...

Isolda, los tengo en la bibliocasa, pero es un cuarteto, que empieza con "La felicidad de los osos". Creo que se llama, como indica Gaspard, el cuarteto de Belleville. Hay que leerlo entero para entrar bien en la historia, porque resulta algo desconcertante...O así lo recuerdo yo, debe de hacer diez años que lo leí.

besos

Isolda dijo...

Lo he encontrado, gracias a los dos: "Cuarteto de Belleville". Me haré con él, no lo dudes
Y Gaspard, efectivamente la vida es un jardin imperfecto, mucho más bonito que los parterres bien dibujados.
Besos para los dos.

catherine dijo...

Isolda, Ferran, los tengo aqui al lado, es una trilogia: La Felicidad de los osos 1985, La Fée Carabine 1987, La petite Marchande de Prose 1989; como entendeis muy bien el francés no intentaré traducir, en francés el primer titulo es Au Bonheur des Ogres. Sumando un libro de menos que 100 pàginas, Monsieur Malaussène au Théâtre 1996, tendréis el cuarteto. Escribio también Messieurs les Enfants 1997, Le Dictateur et le Hamac 2003 situado en Brasil. Y Mal de Escuela, maravilloso, si, Gaspard pero no estoy de acuerdo contigo sobre Belleville, marco de la trilogia/cuarteto. Cuando estaba en la Universidad mi hija vivia aqui y mejor vale al regresar del teatro encontrar a unos mendigos durmiendo en un umbral o a magrebis o africanos que pisar las calles desiertas de un barrio màs elegante. Vi a muchos policias los dias de mercado controlando los papeles, los mios no por supuesto, no vi los que iban a detener los abuelos chinos a la salida de las escuelas, pero lo hacian hace poco tiempo. Es posible que no se aventuren en ciertos grupos de inmuebles "controlados" par jovenes camellos, yo tampoco, pero este problema es otro asunto y Belleville no se puede resumir en delicuencia y inmigrantes con o sin papeles.
Bueno, Gaspard, gracias por los consejos culturales, a veces voy también en Les Tuileries, le Grand Palais o Beaubourg.
Una mosquetera alucinada.

Amando con tanta colada y tanto zapateado no me extrana que es dificil dar el ùltimo toque a un poema.

Abrazos o/y besos amigos, los de quien conozco la mirada, el sonido de la voz y los otros que me gustaria conocer mejor también.

Amando Carabias María dijo...

Ferran
Ya sabes que siempre me ando quejando del tiempo. Todo el día con el mismo son, qué pesado soy.
Pensaba mientras te leía (cuando publicaste esta breve reseña ya estaba acostado) que si hiciera un espulgo de la cantidad de libros que has recomendado en este rincón, necesitaría casi otra vida para leerlos. De todos modos lo intentaré, lo intentaré.

Amando Carabias María dijo...

Isolda
¡Qué bien lo sabes!
No quise entrar en esa cuestión, porque ya era demasiado, y porque las verdaderas protagonistas del relato eran las manos, pero visto en su materialidad, la imperfécción de un jardín cuyo jardinero sea la naturaleza, es más bella que la de los parterres bien dibujados. Y a lo mejor es por eso, porque s trata de su semejanza identitatia con la vida.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
Ahora que te leo, me doy cuenta de una cosa ¿Belleville, además de ser un barrio o una calle, un lugar en suma, que se podría traducir, como Villa Bella, o algo así? ¿Parecido a Buena Vista?
Y sin embargo, por lo que deduzco de tu comentario, ahora debe ser un lugar complejo para la vida, un sitio de cruce de civilizaciones, culturas, generaciones, delincuencia, etcétera.
Cada comentario que os leo me seduce más lo de hacerme con la trilogía/tetralogía.

A mi también me parecía difícil rematar el poema, casi empezarlo, pero bueno, también obtuve la clave de sus versos mientras escribía y zapataeaba...Misterios de la inspiración

Isolda dijo...

Amando, no dejas de sorprenderme; tu zapateando y diciendo ole y ole!
Me encnta, en casa lo decimos siempre que hay buenas noticias, ole, ole. Lo del zapateado lo dejamos para la pequeña de mis hijas, que baila flamenco que te mueres. Besos

maririu dijo...

Belleville es la segunda colina de París, al Este después de Montmarte en el centro. Era la colina obrera, -también Montmartre salvo o antes de que la escogieran los bohemios, los artistas y los cabarets porque no pagaban impuestos fuera de París M. era commune (municipio) libre-
Bella villa(ciudad) era obrera y artesana como todo el Este parisino, y la especulación inmobiliaria la destruyó con rascacielos.
Siempre me divierte pensar que París está dividido como el Mundo durante la guerra fría Este trabajador (!!!!) ( Gaspard ya sé, goulag) y Oeste rico y democrático (!!!) (ya sé Bush, los generales K brasileños asesinando niños mendigos en las calles).
Pennac lo que más me gusta de él es cuando cuenta como su hermano le incitó a leer diciéndole "Guerre et Paix es un libro en que una mujer está enamorada de dos hombres y se casa con un tercero"

Venecia dijo...

¿ A qué viene esto?
¿ Quién es esa señora María A que viene a juzgar donde deben estar los quereres de los demás ..los suyos probablemente se encerrarán en un puño ,pues seguramente será de esas personas que piensan que los ciegos por ciegos no pueden querer.
A mi me gusta que me quiera el mundo entero y si entro en un blog y una o unas determinadas personas me hacen el vacio (sin justificación) de manera reiterada, tengo todo el derecho del mundo a expresar mi descontento y mi pesar por semejante actitud para con un nick desde el que escribe una persona y un corazón que ha sido fiel al blog desde que nació.
No respondí a D.Ferran en otra habitación de este lugar por no abusar de la amabilidad de D. Amando ni ensuciar más su espacio con tiros que no vienen a cuento.
Dije que era lo último que iba a escribir sobre algo que no perteneciera a este sitio y así lo he intentado.
No encuentro nada reprochable en suponer que D. Ferran
fuese colaborador de D.JC o que escribiese en el País , dado que D. Juan siempre le tuvo en gran aprecio y le premió en diferentes ocasiones con su interés ,su ruego a seguir en el blog y su atención.
Es que no veo el problema, vamos.
Si no es así..¿ Debo pedir perdón por la suposición? ????
Lamento la incomodidad que con mis reiteradas peticiones de kariño pueda ocasionar a almas tan sensibles como las que han jugado (prefiero pensarlo así) a regatearlo durante casi tres años, a sabiendas de que hacían daño .
Ya dije en otro mensaje que no me gustan los enfrentamientos y como parece que el ambiente parece haberse caldeado "aquí" por asuntos que debieran haberse aclarado "allí" , prefiero no fomentar la discordia y decido retirarme de este lugar sin más exigencia , ni misterio.
Bonsoir.

Amando Carabias María dijo...

Venecia
Pues claro que tiene perfecto derecho a pretender ser querida allá adonde vaya. Sólo faltaba. Pero por desgracia nuestras pretensiones no son siempre coincidentes con la realidad, puesto que el cariño es una vía con dos sentidos.
En todo caso, no creo que en esta brasserie se le haya dispensado otra cosa que cariño. Ni en las palabras de María A -que simplemente da su punto de vista- ni en las de Ferran -que simplemente aclara su comentario previo- encuentro reproche alguno a sus palabras. Si acaso y porque así lo percibe usted, discrepancia.
Si es verdad lo que entiendo de su úliima frase, lo siento profundamente, pues conversar con usted es muy agradable y me abre muchas perspectivas (y no sólo a mí, dicho sea de paso).

Maria Sanguesa dijo...

Me paso por aquí para decir cosas sobre Elio y toda esta trama de suspense que viene creciendo desde Junio y me encuentro con el debate de los comentarios, que también es apasionante. Así que como estoy un poco descolgada, me limito a enviaros un beso y a seguir leyendo. Anque antes tengo que decir que sí, que Amando es muy generoso.

Venecia dijo...

D. Amando .
Siento que no se me entiende.
No me gustó el comentario de esa señora María , o mejor dicho , su colocación, su tono .
Su opinión es suya y no cabe que haga suposiciones sobre lo que sienten o deben sentir los demás y que encima trate de encasquetarla como si fuese dogma sin posibilidad de discusión.
Tiene una particularisima forma de ver lo que ocurre en "Internet " y parece que no existiera otra posibilidad de vivir el ser navegante.
Todas las personas no sentimos ni actuamos con las mismas reglas que ella , y si somos seres sensibles a los que nos enamoran el "pensamiento" y las palabras que leemos , es natural y hasta lógico que nos sintamos tristes o alegres si nos vemos rechazados o ninguneados por quien o quienes consideramos ya parte de nuestra vida y que nos disgustemos o alegremos con la sinceridad que se da en la vida real.

¿ Entra ella a diario con el corazón en aquel sitio, o sólo lo hace como pasarato cuando el trabajo se le convierte en un inacabable e insoportable muermo ?
El blog de D. Juan se ha llevado muchas horas de nuestro tiempo, muchas ,.. y es absurdo seguir la lógica de esa señora y su mensaje de clarividencia, porque se ve a la legua que Internet no lo vivimos lo mismo.
Y claro que el kariño no es un boomerang ni algo que se exige ,pero al menos la cortesía sí que debería ser moneda de cambio entre personas que se jactan de ser educadas , cultas y buenas .
¿ O no?
Pues la cortesía nace de la atención que se dispense a todos los contertulios como hace D. Amando y no de los "huesitos" que se le echen a los perros.
Me parece que en tres años de comentarios , alguno habrá dado para algo más que : " Un bonito, bonito , Venecia ,¡ qué bonito!" . ¿ O no?

Pues eso.

Bonjour y buen domingo.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa
Gracias por decir que soy generoso. De todos modos en la trama de los comentarios, también hay sitio para la trama de la trama, no sé si me explico.
Como pasa en una brasserie que se precie el mozo puede estar a más de una conversación.
Mientras las neuronas no empiecen a hacer patinaje artístico.

María A. dijo...

Con tu permiso, Amando, quisiera dirigirme a Dª Venecia: Estimada señora, lamento muchísimo que un comentario hecho por mi parte le haya causado tal enojo. Lo siento de verdad y me comprometo a no volver a hacer otro relacionado con su persona, que no es mi estilo ir enfadando a las buenas gentes y menos a personas que no tengo el gusto de conocer o en foros ajenos. Pido disculpas por el daño que le haya podido causar, a usted, o a a terceras personas. Dicho esto, me gustaría que tampoco usted hiciera juicios ni apreciaciones sobre mi persona… el espacio en el que tienen cabida mis quereres, sea un puño o un estadio, poco importa aquí… lo mismo, respecto a mi pensamiento sobre los ciegos… Creo que yo, en ningún momento he hecho apreciaciones de ese tipo hacia nadie en este foro… Respecto a si entro aquí como pasarato cuando el trabajo se convierte en un inacabable e insoportable muermo, tengo a bien informarle que está muy equivocada: tengo la fortuna de trabajar en lo que me gusta y de ser enormemente feliz haciendo lo que hago. Muy feliz. Y le aseguro que el corazón lo tengo para algo más que impulsar la sangre hacia todo mi cuerpo… Coincido con usted en que todos los seres humanos necesitamos sentirnos queridos… mi experiencia vital así me lo ha demostrado, pero también me ha enseñado que, para conseguirlo, lo primero es que nos dejemos. Bueno, espero no haberla molestado con lo que acabo de escribir y, si me lo permite, para solventar el daño causado, quisiera ofrecerle el siguiente poema de Mario Benedetti.

Hagamos un trato

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Me despido afectuosamente de usted y aquí cierro la polémica.
Gracias Amando. Besos africanos, especialmente dedicados a Dª Venecia.