domingo, 31 de julio de 2011

Me faltan


Me faltan las palabras más sencillas, las más elementales, las que describen lágrimas si hay lágrimas recorriendo las noches y sus ciénagas; las que logran decir sonrisa cuando es sonrisa el sudor compartido de un esfuerzo; las que logran decir pan cuando el pan importa mucho más que los tesoros.
Y me falta la rabia de quien mira al verso con el gesto de los héroes, esos seres que marcan territorios con aroma a poema sin careta lanzando la verdad como quien lanza un cielo verde líquido de ocaso en la entraña del caos y la mentira, eliminando sombras y alabastros.
Y me falta el dibujo delicado de quienes son capaces de hacer de las arrugas el trofeo más bello de una vida, porque ven más allá de la apariencia y convierten la piel en ese libro impreso por la tinta del dolor leyendo en sus esquinas las historias de una existencia expuesta a la agonía.
Y me falta la punta de la aguja cosiendo las verdades escondidas, convirtiendo los lirios en espadas, o atravesando pieles con mil besos, o haciendo de su filo vendaje protector del olvido y de la muerte, o construyendo puentes sobre abismos, o esgrimiendo palabras como bombas devastando el disfraz de la mentira.
Y me falta el mirar desnudo y simple, la pupila de un niño ensimismado en el vuelo combado de los pájaros, o en el viaje en zigzag de las abejas, o en la gota de lluvia repetida, mientras el tiempo fluye tras su espalda…, la retina infantil, despreocupada, que aún recuerda la esencia del presente: única eternidad del universo.
Y sin embargo sé que mi camino sólo lo correrán mis pasos lentos, porque sólo a mis pies les corresponde trazar su itinerario sin destino; y alterar este rumbo es imposible, si no quiero vivir en la mentira, si quiero que mi casa no se caiga al paso de huracanes o borrascas, o porque la endeblez de sus cimientos la sepulte en las lluvias del otoño, si quiero que mi casa sea entraña donde crezca la llama de la vida.

Safe Creative #1101208299834

21 comentarios:

Gino dijo...

Inmenso y abrazador.
Mis respetos.
Gino.

Leonel Licea dijo...

Es un "POEMAZO", Amando, de esos que remueven y se quedan dentro.
Gracias por regalarnos el privilegio de leerte.
Un abrazo fuerte.
Leo

Paloma Corrales dijo...

Enfrentándote a ti mismo, a tus enigmas y tus misterios: reconociéndote.

Muy bueno, Amando.

Besos.

mercedespinto dijo...

Las cosas auténticas y sencillas de la vida, las que no se pueden cambiar por dinero, no están en el escaparate, porque no se les puede poner precio. Por eso, cuando buscamos solo lo que se exhibe, lo que podemos comprar, las echamos de menos. Pero están en la trastienda; amontonadas como trastos, pero están. Aquel que busca la honestidad, la inocencia… la verdad, lleva los bolsillos vacíos.
Un abrazo.

Isolda dijo...

Lo han dicho ya, querido. Un POEMAZO!
¿Y qué si te faltan palabras más sencillas? Si lo resuelves al final, con ese andar lento, si no quieres vivir en la mentira y quieres que tu casa sea entraña donde crezca la llama de la vida. Me parece una hermosura que sale del alma y llega a la de todos. (Lo que sucede es que hay otros muchos que desconocen el valor de las cosas hechas a fuego lento y no te han leído, por supuesto)
Besos de los que te/se descubrirán un día ante tus versos.

María Socorro Luis dijo...

Enorme. Sincero. Visceral.

Lamento y clamor. Tuyo.

Flamenco Rojo dijo...

De corazón te lo digo Amando, con los vellos de punta y sin palabras me he quedado...

Veo la ropa que llevas como una piel "social", y la dermatológica como lo que eres por naturaleza...y cada vez que te desnudas delante de nosotros es como si te quitaras capas que no te permiten verte a ti mismo.

Un abrazo.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Excelente, Amando.

Un fuerte abrazo.

Laura Caro dijo...

Un texto precioso, de los que llegan, de los que se quedan dentro...
Gracias por compartir tanta belleza desde lo màs hondo de ti.
Es un lujo poder leerte en la red.
Un abrazo.

catherine dijo...

¿te faltan las palabras? creo yo que pones palabras, palabras hermosísimas y precisas, en las ideas que nos rodean de manera imprecisa.

Ángeles Hernández dijo...

Te falta la dulzura y la bondad, la paz y la bonhomia, el vivir cotidiano de quien puede hacerlo sin la guadaña, el dolor y el desencanto...

Y al escribirlo como solo tú sabes hacerlo, nos haces también partícipes de esa Falta que algunos que vamos deprisa, , estamos obligados a tener presente.

Gracias Amando, tus palabras son arte y también necesario lamento que lo es más ante la presencia inmutable de los pasos que han de seguir por donde van.

Un abrazo Á

emejota dijo...

Me gustaría saber escribir algo bonito, tener la capacidad que tus poemas merecen, lo cual añadido a la tardanza en comentar, me invita a adherirme a los comentarios de Mercedes e Isolda. Una fortuna la de contar con tan buenos comentaristas.

Pero como "soy malona" me pregunto, te pregunto ....¿crees que existe un gran desnivel en la poesía entre lo escrito y lo interpretado?
Bah, ya me conoces, es solo por "marear a la pobrecita perdiz".Beso extendido.

emejota dijo...

Me gustaría saber escribir algo bonito, tener la capacidad que tus poemas merecen, lo cual añadido a la tardanza en comentar, me invita a adherirme a los comentarios de Mercedes e Isolda. Una fortuna la de contar con tan buenos comentaristas.

Pero como "soy malona" me pregunto, te pregunto ....¿crees que existe un gran desnivel en la poesía entre lo escrito y lo interpretado?
Bah, ya me conoces, es solo por "marear a la pobrecita perdiz".Beso extendido.

Beatriz Ruiz dijo...

Es muy hermoso amigo... gracias... Estás tan cerca!!!...

Besazo...

Inma Vinuesa dijo...

Te vale una lágrima de mis ojos para explicarte lo que he sentido al leerte?
Un abrazo amigo Amando

Abuela Ciber dijo...

Placers como este, el de leerte, da este medio tecnológico.

Que gusto cunado letras y sentires parten de una pluma como la tuya.

Gracias por tu visita y magnificos sentires expuestos.

Cariños

Amando Carabias María dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras palabras y por vuestros ánimos.
Inma: ¿Que si me vale? Estos son los únicos premios en los que voy creyendo: la amistad y la emoción, y una lágrima quizá resuma ambos.

neko dijo...

los ojos de un niño es dificil que la edad permita recuperarlos, pero el resto muchas veces se encuentra junto a esas llaves que parecen tener vida propia.

Terly dijo...

Amando; me ha llegado ese mensaje de cuanto te falta, un mensaje nacido de lo más profundo de tu lira (esto no te falta) bello en contenido y forma, pero has conseguido con él que haga un viaje introspectivo y me he quedado sin palabras para exponer la infinita lista de lo que a mí me falta.
Un fuerte abrazo (esto no te faltará nunca)

Abuela Ciber dijo...

Gracias por tus palabras.

Sabes ien que para mi ueres parte de ese lujo que tengo de bologgeros maraavilosos por el mundo.
Desde mi lugar me llevan a diferenes estados de ánimo y conocimiento.
Y todo lo que compartes es promisorio.
Vengo del blog de Ma. del Carmen Sentimiento Escrito y nevamente encuentro esas sonrisas de NIÑOS SAHARAWIS DISFRUTANDO DEL VERANITO
como postea ella, que es parte de los seres que saben darse mas de si.

Recibe mis cariños.

David C. dijo...

Muy bueno.