jueves, 13 de agosto de 2009

LASTRES


Según lo vi cuando llegamos, Lastres me pareció que se descolgaba sobre el mar, que era un racimo apretado de casas que descienden en vertiginosa caída hacia un Cantábrico gris y plano la tarde del sábado pasado, con algo de mar de fondo, según comprobé un poco más tarde, mientras paseábamos por la parte superior del espigón del muelle.
Cuando llegamos al pueblo, aparcamos en un estacionamiento habilitado al efecto. Casi estábamos en la cima de Lastres, al menos la de su casco. Otra cosa es el mirador de San Roque, pero allá no fuimos.
Dejamos a la izquierda la iglesia de Santa María de Sádaba y descendimos por callecitas pertrechadas con escalones, escaleras y escalinatas que ayudan a sobrellevar un poco mejor la pendiente, casi de acantilado.
No me sorprendió la cantidad de personas que transitábamos tanta cuesta. Simplemente constaté lo que ya sabía. Según había oído ya, según me había comentado Marián, desde que se rodó y se emitió la serie de televisión Doctor Mateo el turismo ha crecido notablemente en este pueblo perteneciente al Concejo de Colunga.
No es que esté mal que los turistas también vengan hasta aquí. Para muchos, sobre todo los hosteleros, además, está muy bien. Lo triste es que haya tenido que ser una serie televisiva de éxito la que haya traído a la gente hasta estas calles, callejuelas, callejones… Pero es más triste aún que el uno de los mayores atractivos turísticos sea recorrer la ruta por los lugares más emblemáticos de la mentada serie.
Esto no me lo han contado. Lo que era un barrunto, ahora es una constatación. Lo han visto estos ojos que, por muy hipermétropes que sean, hasta ahí han llegado. Hay una edición de planos de la localidad en los que, además de señalar los lugares dignos de visita: el barrio de los balleneros, tal palacio, o tal casona, la capilla del Buen Suceso…, se sitúan los lugares físicos donde se desarrollaba la ficción: aquí la casa de los fontaneros, aquí el bar de no sé quién, aquí la casa del otro, aquí la del doctor… Hay una excursión con guía, en la que en el mismo paquete, por tres euros, pagas la visita a la ruta de los dinosaurios, y la ruta por los lugares de la serie.

Por suerte, al llegar a su pequeño puerto, la inmensidad tranquila, como adormecida, del Cantábrico despejó todas las inquietudes. Estaba el agua de un color que rimaba bien con el del cielo, si cabe, acentuaba más sus grisáceas nubes... Y a mi izquierda El Sueves, con una gargantilla de nubes como un tenue fular nacarado.
Al regresar, observé el pueblo desde la orilla; me pareció que eran los ojos de la montaña que estaba contemplando el mar, como quien contempla a su amor dormido. El espigón estaba repleto de pescadores de todas las edades. Nunca había visto a tantos pescadores juntos.
Había que volver. Es decir subir, casi trepar.
Huimos de la ascensión más corta, por ser la más vertical. Decidimos el retorno por la Calle Real, que es más tendida; pero pronto decidimos acortar en algún punto. En algunas casas habían adosado barandillas para hacer menos penoso el tránsito por las cuestas.
En un leve ensanche de estas callejas, próximos al lugar donde debíamos volver, descubrimos la casa del doctor Mateo. No es que la descubriéramos nosotros, sino que un grupo de señoras foráneas que paseaban por allí dieron con ella, y otras, lugareñas sentadas a la puerta de sus casas en animada charla, se lo confirmaban con mucho aspaviento y mucha risa. Se trata de un coqueto edificio de dos plantas, de sólida apariencia y con un pequeño jardín que da paso a la puerta principal. Pude distinguir, entre las frases entrecortadas de las mujeres del lugar que todo el mundo venía a ver la casa del doctor Mateo…
Como si se me clavara un aguijón, me preguntaba por el número de personas que se habrían quedado sin conocer la impresionante belleza de Lastres, de no ser por esta serie.
En el fondo, quizá haya que estar agradecidos, pero es un poco triste.
Claro que si no hubiera sido porque Marián es asturiana, este escribidor ni por la serie hubiera conocido semejante pueblo marinero, tan hermoso.

49 comentarios:

Maria Sanguesa dijo...

LOS OJOS DE LA MONTAÑA CONTEMPLANDO EL MAR COMO QUIEN CONTEMPLA A SU AMOR DORMIDO... Es precioso, con momentos poéticos que te hacen pasar por delante de series televisivas, doctores Mateos y demás añadidos. ¿Hay que dar las gracias a este tipo de producciones? ¡Quién sabe! Quizá sea un medio de difusión de nuestro patrimonio natural y artístico, hay mucha gente que no lee, lo malo es que lo que se cuente entre este escenario, tan bien elegido, sea una serie de paparruchadas que en nada colaboren a enriquecer culturalmente a alguien. No puedo opinar porque no he visto ningún capítulo, pero mucho me temo...
Un beso y felicitaciones por haber estado en un lugar tan hermoso y haberlo sabido contar tanta maestría.

Pepe Gonce dijo...

Doctor Mateo, una de las pocas series que seguía cuando la emitían. El pueblo lo pintas realmente bonito. Debe serlo.

Feliz día.

María A. dijo...

El turismo mediatizado... En el viaje que hemos hecho era impresionante. En Venecia, como ya la conocíamos, tiramos por el camino contrario al de la marabunta. Dos calles más allá del puente de los suspiros, no había más almas que la de los venecianos que allí vivían. Ello nos permitió dar un magnífico paseo por las callejuelas, entrar en la Scuola que nos quedaba por ver; tomar café en una solitaria terraza.. una delicia. Cuando regresamos a la Plaza San Marco, el agobio se adueñó de nosotros. Por ello,decidimos entrar en la biblioteca Marciana,que se encuentra en el Museo Correr,en la misma plaza. ¡estábamos cuatro gatos! Y eso hemos hecho durante todo el viaje: ir por el lado opuesto al del gentío. Salvo en la Acrópolis, que estoy segura que la mayoría de la gente la descubrirá a través de las fotos que ha realizado...porque no hacían más que fotos, con los niños, el abuelo, la cuñada... Ayer fuimos a ver una película "Mi vida en ruinas", que refleja perfectamente lo que ocurre con el turismo. Como no se ponga límite, la "contaminación humana", acaba con monumentos milenarios...Por cierto, a la gente no le gustaba el palacio de Gnosos, "vaya mierda de piedras" decían...
Gaspard, los accesos a Donosti,con tanta obra y más gente, están imposibles. Nosotros vamos en el "topo",también lleno de franceses, pero nos ahorra el rollo del aparcamiento. Mañana, seguro que vamos: primero a los toros -lo siento por los antitaurinos, pero una lleva la afición en la sangre, que casi soy torera...-. No estará Morante, pero de igual manera iremos.. Después, iremos a los fuegos. Habrá un gentío y, por lo tanto, muchos rubios con ojos azules... también cincuentañeras de talla 46, mediana estatura y ojos medio verdes. Pero una, seguro que estará en los portales de debajo de La Perla, viendo los fuegos con la cuadrilla.De todas formas, un día de estos llegamos a Biarritz haciendo senderismo. Antes de la playa, voy a cocinar: chipirones en su tinta, de aquí. Abrazos afrovascos.

Ferran dijo...

María...¿los toros?

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Me ocurre lo mismo, tampoco he visto la serie. Dicen que en Asturias, por aquello de verse retratados, ha sido elevadísimo el seguimiento. Y alguna reseña crítica que he visto alaba algunas de sus cosas.
El arranque de esta serie es la llegada al pueblo de un médico que ejercía como cirujano en USA y un día se percata de que tiene que volver a sus orígenes.
A partir de ahí no sé más.
Como tú me planteo si hemos de agradecer o no a estas producciones su labor. A la larga creo que sí, porque, aunque muchos vayan para pisar las mismas piedras que ha pisado su personaje, al final se llevan impreso en la retina algo espléndido.

Amando Carabias María dijo...

Pepe Gonce:
Es realmente bonito. Muchos dicen que Segovia tiene muchas cuestas. ¡Ja! Comprado con Lastres es una meseta.
Pero qué calles tan cuidadas, qué fachadas tan limpias, qué perspectivas, qué rincones.
No sé si conocéis Cudillero, también en Asturias, pero hacia el Poniente. Pues son dos pueblos que me resultaron similares.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Planteamos ambos, en el fondo, un debate que ya ha salido en algún otro momento, creo, en este rincón.
Y que me llena de contradicción.
No sé muy bien cómo plantear la cuestión. Por un lado nos quejamos de que muchas personas no lean, no vayan a ver buen cine, no visiten los museos, los lugares hermosos e históricos. Por otro lado nos molestan las avalanchas, no poder contemplar con calma estos lugares tan bellos.
El domingo leí un artículo de Quim Mozó sobre los turistas en Barcelona, que me recordó lo que cierto día nos contó Ferran sobre su ciudad.
Y esto mismo es lo que nos vienes a decir de Venecia...
¿Dónde está la solución?
A veces oigo que se tiene que limitar el número de visitantes a tal o cual sitio, por el peligro que corren los monumentos, las pinturas, el medio natural. Ayer se dijo en las noticias locales que el Parque de las Hoces del río Duratón, de Sepúlveda, había sufrido un notable descenso en el número de buitres. Una de las causas que se esgrimía (no la principal, aclaro), era el incremento de visitantes.
¿Quizá sea la solución conseguir que quien acude a los lugares lo haga convencido de que llega a un sitio magnífico y que desea pasar desapercibido, camuflarse con el lugar y no pretender 'consumir' lugares, como quien consume cervezas?
No me sé explicar mejor, lo siento.
Buen plan para hoy.
Y buen cite, muy torero, con la muleta por delante, sin enmendarse, y de frente, no de perfil...
Veremos.

Amando Carabias María dijo...

Ferran:
En tiempos me gustaron más que ahora. También han sufrido de la explotación mediática, con todo lo que eso trae aparejado. Desde que vi alguna cosa, me alejé, como me he alejado de otras cosas.

María A. dijo...

Ay Ferran, no quiero decepcionarte, pero sí,soy taurina. Nací entre toros bravos y mis primeros inviernos transcurrieron entre toros y toreros,que iban por aquellas tierras de tentaderos. El llanto por la muerte de Sanchez Mejías lo oí por primera vez a uno de estos torerillos. De pequeña, quería ser torera y me gustan. Lo que no me gustan son las salvajadas que le hacen en las fiestas de los pueblos -Tordesillas, Coria..- y, en no pocas ocasiones, me he largado de las plazas. Pero una buena faena, para mí es arte, eso sí, en vías de extinción,como los toros bravos...

Ferran dijo...

Bueno, María, entiendo lo que es la formación afectiva y cómo puede uno vincularse a ese mundo, en el que personas como Picasso o García Lorca están...Lo que me molesta no es el juego sino el padecimiento, sea cual sea el nivel. Si una obra de arte necesita de ejercicios previos de dolor y un final de muerte, no la comprendo. Yo no soy antitaurino sin más: defiendo que los animales tienen derechos. Incluso el de tener una vida oscura y una muerte poco gloriosa en un matadero. No me mueve una sensiblería tontorrona, porque creo que el ser humano tiene que utilizar a los animales en su provecho, para su supervivencia e incluso para su placer gastronómico. No coloco a los animales a la misma altura que las personas, desde luego, como hacen determinados colectivos radicales. No veo la necesidad de ninguna de las "suertes" que implican el derramamiento de sangre y el sufrimiento del animal. Como no comprendo a quien disfrutaba, en otros tiempos, pegándole un tiro a un elefante: y ya sabes que los cazadores consideran que lo suyo, si no es un arte, es una afición hermosa. Incluso alguien de Tordesillas me ha discutido lo hermosa que es su fiesta. Por otro lado, ya me imagino que determinado público y determinados entornos del toreo no te gustan en absoluto.

Beatriz Ruiz dijo...

Amando... amigas/os... Esa debería ser la clave... intentar pasar desapercibido... unirse con la naturaleza, mezclarse con los lugareños sin estridencias... Pienso que debemos visitar todos esos pueblos maravillosos que tenemos en nuestra geografía, claro que sí...

Lastres es precioso y maravillosa tu manera al escribirnos sobre él... Mi pequeño está pasando unos días en Ribadesella, feliz y contento...

Sobre el debate de "los toros"... por circunstancias personales que no vienen a cuento, en una época de mi vida me ví inmersa en ese mundo, directamente y de la mano de un gran torero... Conseguí entender el "arte del toreo"... pero estoy con Ferran, porqué ese sufrimiento al animal???... Yo creo que se podría evitar, claro que para ello tendrían que cambiar las suertes...

Ya sabeís que la T.V. no es una de mis pasiones, así que no sé de que serie hablamos...

María A., que disfrutes de Venecia... A mi me parece una ciudad encantada...

Besos a todas/os desde Tenerife...

maría dijo...

Yo tengo un notición pero ya hay demasiados temas hoy y uno muy interesante el turismo.
Lo bueno de la jubilación es que no tienes porque (por qué?)ir cuando van todos, en realidad una de las soluciones sería ésa : hacer turnos. Cuando llego a tortosa hay algo que me salta a la vista: un año todos van a Vietnam, otro todos a Turquía, este año se va a China, o sea que la masificación tmabién depende de las agencias de viajes.
La segunda solución sería la educación inculcándoles el respeto, pero eso, que nos iría bien en cada momento de la vida está más pasado de moda que los viajes.
Otra prohibir las fotografías, la última vez que estuve en la Alhambra, antes de los 90, no logré ver los leones de tantos grupos como se fotografiaban delante, como dice María.A soñaba que prohibieran fotografíar y hablar. Pero como no podrían enseñar la foto a los vecinos, no irían. Turistas que se fotografían ante la pirámide del Louvre sin entrar conozco montones y se atreven a enseñarme la foto, y dicen que no soy tolerante!
Me acuerdo de mi primer viaje a Granada, no habíais nacido fue en 1959, estaba prácticamente sola, delicia pura.
La última que he oído, de esas que hacen que los pelos se me ericen:
Me lo cuenta mi rumana, intentaba convencer a un joven de lo bueno que son los idiomas, le decía, para entender las cosas cuando viajas y el chico le contestó "para eso ya están los guías" !!!!!!!!!!!

Alena.Collar dijo...

¿De qué serie hablas, hijo mío?...mi ignorancia televisiva me temo que es inabarcable...
No conozco Lastres; otros pueblos sí, y todo lo que conozco de Asturies me encanta. ¿Para cuando un comentario sobre Luanco?, por ejemplo...

Ferran dijo...

Pues yo tampoco sé de qué serie se habla. La verdad es que sólo sigo algunas que me recomiendan personas de cuya opinión me fío.

Asturias es una maravilla, como Cantabria y la provincia de Palencia que enlaza con ella. El problema es el gentío, que me desmoraliza. Siempre pensamos en dejar el viaje a esa zona para una semana usurpada al periodo no vacacional, como sea. Y nos vamos a zonas que tienen otro encanto, como la increíble, como el norte de Extremadura, ciudades como Zamora, Soria o Burgos...Y, de hecho, incluso en éstas se padece la muchedumbre. Nos refugiábamos siempre en Guadalupe, aunque este año, salvo la escapadita a Andalucía, la economía ha aconsejado un verano barcelonés de no te menees...Ahora vengo de la bibliocasa y sólo caminar seis calles me he quedado empapado. Maldito clima.

Amando Carabias María dijo...

En estos comentarios que me preceden hay tres temas que se mezclan, así que, si os parece, comento o contesto por materias. Por si acaso el espacio no me da de sí haré tres comentarios.

TAUROMAQUIA:
Me parece que son demasiados intereses los que están en juego como para intentar simplificar el debate. En principio creo que en este rincón estamos de acuerdo en deplorar ciertas fiestas o costumbres populares, que bajo la excusa de la tradición secular mantienen verdaderas salvajadas, sobre tan bravos animales.
Al socaire de esto, pues, se establece la cuestión de lo que entendemos por lidia y que se ha ido perfilando a lo largo de unos cuantos siglos. No me pondré estupendo, por tanto resumiré en que lo que hoy conocemos por lidia y lo que fue en un principio tiene muy poco que ver. Y alguna de sus modificacíones más evidentes y notables (y que más afectan al propio toro) se formalizaron para evitar herir la sensibilidad del espectador. Me estoy refiriendo a los caballos de picar.
Por tanto, aunque sea un camino excesivamente lento, yo diría que la historia viene por la senda que proponíes Ferran y Beatriz. El problema. Hace ya muchos años que Portugal prohíbe matar al animal, lo que en general está muy mal visto entre los verdaderos aficionados. Como bien sabrás Beatriz, lo digo por tu amistad con ese torero, todas las suertes están encaminadas a que el toro llegue más ahormado a la muleta, es decir, y resumiendo mucho, menos bronco. Me temos que modificar o suavizar las suertes es casi imposible.
Otra cuestión y lo planteo como duda, nada más que como duda, es cómo mantener esta especie de bóvidos sobre el planeta, si se elimna la fiesta de los toros. Su aporte en leche y carne es escasísimo comparado con otras razas vacunas y además la producción de su carne es carísima, pues para ser necesita de dehesas o amplias extensiones de terreno.

Amando Carabias María dijo...

TURISMO:
Creo que la única solución sería eliminar al turista y convertirlo en viajero. Pero si hace un poco hablaba de las cuesiones económicas que están detrás de la lidia, no digamos nada del turismo.
Sin turismo, tal y como está planteada la economía, España como nación se hundiría, y en concreto Segovia como capital no es que fuera a desaparecer, pero al menos un cuarenta por ciento de la población tendría que salir de aquí. (Me refiero, no sólo a los que viven diretamente de este sector, sino a sus familiares, y otros negocios que existen porque ellos están aquí).
Me hace gracia, Maririú, lo que dices de las fotos. Menos mal que la prohibición aún no está vigente, porque si no ni las fotos de ayer, ni las de hoy, ni la de mi nueva fotografía de mi perfil, estarían aquí...
Creo que hoy nos ha dado por hablar de prohibiciones, y creo que no es buena cosa. Mejor hablemos de educación, de responsabilidad, de tener un poco de tacto. Me imagino tu visita a la Alhambra, en menor escala, aquí sucede con el Alcázar. Si te fijas en la foto de San Miguel de Lillo de ayer, al menos se ven seis o siete personas. Seguro que había cinco o seis cámaras de fotos, más la nuestra que dejó para la historia tan singular momento.
Lastres es precioso, como casi todo Asturies, y casi todo el Cantábrico... Podría hablaros de Cudillero, de Caravia (bueno de Caravia ya lo he hecho, casi en los primeros tiempos del blog), de Villaviciosa, de Ribadesella (que tu hijo lo disfrute, Beatriz), de Avilés, de Oviedo, de Gijón, de Siero, de Valvona, de Meres, de Langreo... Pero de Luanco, Alena, aún no. En Luanco nunca he estadO todavía. Como en tantas partes... Pero en cuanto vaya, en cuanto me lleven, seguro que vengo y lo cuento... (Ahora un secreto, no se lo digáis a nadie, probablemente conozca más lugares de Asturias que de Seogovia. Y si conozco alguno más de Segovia, es porque Marián me lleva).

Amando Carabias María dijo...

TELEVISIÓN:
La serie se titula Doctor Mateo y está rodada en este pueblo. Según me han comentado ya han rodado parte de los capítulos de la próxima temporada. Como ya he dicho en otro comentario parte del retorno del doctor Mateo, interpretado por Gonzalo Castro,a Lastres -donde veraneó- después de haber ejercido como cirujano en Nueva York.
Es una serie casi coral donde, obviamente, no se habla de medicina, sino más bien de relaciones humanas.
Esto es un resumen que me facilitan. Tampoco la he visto.
Por cierto, Maririú, no nos has contado tan gran noticia.

Isolda dijo...

María S, has dicho exactamente lo que quería decir yo.

María A. últimamente (aparte de toros) te veo siempre cocinando y a mí me gusta absolutamente todo. Lo digo para el dia que podamos concidir, sea en Donosti, en Marruecos o en mi casa, que te presto mi cocina encantada. Uy esos chipirones, por favor!

Amando anoche leí la entrada y no conocía ese pueblo, aunque pensé que se parecía mucho a Cudillero y según dices, es así. De la serie, ni idea.
En cuanto al turismo, yo también prefiero ser viajera y a destiempo.

Maririu, qué es eso de anunciar un notición y dejarnos a dos velas! Ah y sigue por favor, con la historia de los Cugat.

Pepe tengo puesto todo el día a Miguel Poveda, más lo oigo, más lo disfruto.

Besos de verdad, nada de foto-shop.

maria dijo...

creí que nadie sehabía dado cuenta que anuncié un notición, por que deduzco que no os interesa bueno no tanto pero como no mostráis impaciencia sólo os digo por el momento que os concierne, bueno a los tertulianos en tanto que tertulianos.
Y sigo los temas.
Tauro No digas que estamos todos de acuerdo porque yo no estoy de acuerdo me gustan los toros o me gustaban cuando las reses son bravas de verdad con los kms de dehesa que se necesitan para que sus piernas sean fuertes. Leed a Cossío. Lo que es economía de mercado y mala corrida lo condeno.
Y mientras seamos tan crueles con los niños del Tercer Mundo no me queda corazón para el sufrimiento de los animales. Es un principio mío y no me mezclo en general de vuestras discusiones.
Turismo he dicho fotos dentro o ante los monumentos, no fotos de los paisajes o el conjunto o los detalles, vaya foto testimonio de que has estado.
No sé si me explico.
Una pista ayer me ausenté de Tortosa

maria dijo...

creí que nadie sehabía dado cuenta que anuncié un notición, por que deduzco que no os interesa bueno no tanto pero como no mostráis impaciencia sólo os digo por el momento que os concierne, bueno a los tertulianos en tanto que tertulianos.
Y sigo los temas.
Tauro No digas que estamos todos de acuerdo porque yo no estoy de acuerdo me gustan los toros o me gustaban cuando las reses son bravas de verdad con los kms de dehesa que se necesitan para que sus piernas sean fuertes. Leed a Cossío. Lo que es economía de mercado y mala corrida lo condeno.
Y mientras seamos tan crueles con los niños del Tercer Mundo no me queda corazón para el sufrimiento de los animales. Es un principio mío y no me mezclo en general de vuestras discusiones.
Turismo he dicho fotos dentro o ante los monumentos, no fotos de los paisajes o el conjunto o los detalles, vaya foto testimonio de que has estado.
No sé si me explico.
Una pista ayer me ausenté de Tortosa

Beatriz Ruiz dijo...

Bueno, por lo que yo sé cada vez llegan "menos broncos"... pues algo les está pasando que ya no son tan "bravos"... será la alimentación o vaya usted a saber...

En cuanto a la raza, y también algo sé sobre ello... desaparecería... es carísimo mantener una ganadería de toros bravos que como muy bien apuntas no servirían para otra cosa...

Pero siempre me hice la misma pregunta... Eligiría yo desaparecer o que me den el puntillazo???... ufffff... que tema!!!...

Y ahora doy una noticia en primicia... Marcho a Tanzania el 25 de octubre y regreso el 6 de noviembre... tan sólo voy con una gran amiga que estuvo en Senegal... pero allí tengo a mi gente, una gran familia tanzana que conocí en otro viaje, al hijo mayor espero poder darle su carrera de arquitecto (es de sobresaliente en secundaria)... igual que mi hijo...

Además ya tengo contactos en Arusha para ayudar a una escuela de primaria... así que amigos... Mi gran amor, ese gran continente llamado África, si no pasa nada lamentable, volverá a acogerme con su gran magnanimidad en octubre...

Siento hablaros ahora de Tanzania cuando estamos recorriendo nuestra maravillosa geografía... de la que puedo decir que soy una buena conocedora y admiradora...

Besos desde Tenerife

Isolda dijo...

BEATRIZ, no pidas disculpas por hablarnos de lo que haces y que nos da envidia a todos, creo. A tí te hace feliz y seguro harás felices a muchos, allá en Tanzania.
Ahora recuerdo el nombre de la persona que lleva en Tenerife "Pro Menor Canarias: Maypa Bel.
Nos vas contando los preparativos,de acuerdo?

Maririu, ¿no subirías ayer a Barcelona a una bibliocasa, por un casual? Si es así, necesitamos constancia fotográfica o muy explícita, ya que hablamos hoy de monumentos.
Esperamos noticias, mientras besos para las dos.

catherine dijo...

Turismo a destiempo es la mejor solucion cuando uno pueda, o a contra corriente de la muchidumbre hasta que la gente sea mejor educada, a ver sitios menos concurridos. Fuimos a Andalucia en febrero, un poco temprano para ver muchas flores, perfecto para pasearse casi a solas, con los ladrones de vacaciones también.
Mis recuerdos taurinos: mi hija vegetariana y anticorrida cenando con una cabeza de toro disecada detràs de ella en un famoso restaurante de Ronda, el preferido de Hemingway decian. O al revés el primo de Nimes que dijo toro antés de saber decir papà.
El problema de las fotos lo tuve hasta con los cuadros en unos museos de Paris: hacen la foto sin mirar y te empujan porque les molestas.
Construir estatuas gigantes en la naturaleza me parece tan malo que asustar a los buitres.
Termino con las fotos de Amando, los paisajes que nos describe con tanto talento. Otro modo de viajar y de acordarse. Besos a los viajeros de verdad.

P.D Maririu, acabo de leer tu comentario. 1°)Si, estoy impaciente. 2°)Quieres que te preguntemos adonde fuiste ayer?

Ferran dijo...

La verdad es que yo preferiría desaparecer como especie a ser criado para un ritual en el que mi sufrimiento y mi muerte son indispensables. Pero es mi opinión, no la del toro. Creo que la belleza del espectáculo podría mantenerse sin esos dos factores, aunque los que entienden me dirían que le quito a la fiesta un elemento crucial. Y me temo que muchas cosas que van asociadas a ella, como un determinado sentido de la virilidad, del valor puesto a prueba y cosas de este estilo, pertenecen a un mundo que me es ajeno. No digamos cosas que provocan la repugnancia de aficionados, como el mundo del toreo/el mundo de la fama/el mundo rosa, que lleva a cosas tan deleznables como arrojar las bragas de aficionadas a los pies del torero (¿alguien se imagina a las señoras del festival de Salzburgo arrojando la ropa interior al pianista?)...es broma.

Se trata de una toma de posiciones en la que cada uno se mantendrá, como es lógico, fiel a lo que le piden sus emociones. Cuando vi la fotografía del ministro junto a los ciervos liquidados, tuve otra ocasión de sentir repugnancia por algo que miles y miles de personas consideran un deporte y un homenaje a la naturaleza. No quiero mezclar las cosas, pero ese ritual del cazador se argumenta de muchas maneras y no por ello consigo entender cuál es el placer, la excitación, todo lo que algún cazador me ha explicado al hablarme de cómo se le aceleraba el pulso al esperar la aparición de una pieza mayor.

Naturalmente, Maririu, ya sabes que mi solidaridad con los niños del Tercer Mundo (y con cualquier elemento de sufrimiento humano) nada pierde en calidad por mi oposición a todo aquello que suponga sufrimiento inútil de un animal (y por inútil entiendo un sufrimiento justificado por el placer estético del espectador que siempre supone la relativización del padecimiento del animal). Si empezamos a relativizar este factor, podríamos empezar el camino arriesgado que conduce a otras justificaciones, incluyendo las de las fiestas veraniegas. Nadie en este blog las defiende, claro está. Pero ¿podríamos trazar líneas tan claras, una vez se ha dado ese paso?

Insisto, cada cual tiene su opinión en este tema peliagudo en el que seguro que no nos ponemos de acuerdo.

maria dijo...

bueno Isolda, cuando escribí mi último comentario (ahora el penúltimo) no estabba el tuyo si lo hubiera visto ya no me hubiera quejado.
Yo no me gusta que me retraten delante de un monumento, ni cuando era joven y bonita, como tampoco me gustan las fotos con pose mirando al objetivo. La Gioconda haces cola para poder verla y la gente no la mira mira al objetivo, y la cola en la grnan galería pasa ante la Santa Ana con la Virgen del mismo Leonardo cuadro mucho más interesante y bello y no lo mira bello
Además he publicado un nuevo capítulo el cuarto , he intentado ampliar pero creo que me ha salido más melodramático aún, que queréis la época lo era.
Isolda todos estos rodeos para decir que adivinaste: fui a Barcelona y visité la Bibliocasa y es preciosa, preciosa y los dueños también pero eso ya lo sabéis. Pero no hice fotos, no por falta de camera, y ahora pienso que todo era fotogénico pero me interesaban tantas cosas, tendré que volver, si me dejan.
Un piso modernista del Eixample izquierdo, paredes inmaculadas llenas de libros y además en orden y ... ya iré contando

Pepe Gonce dijo...

Maririu, ¿como que en el 1959 no habíais nacido? Un servidor sin ir más lejos ya llevaba viviendo en los arrabales de Triana tres años. Me crié rodeado de toreros, algunos maestros, la mayoría subalternos. Lo confieso, me gusta la fiesta taurina.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Aquí un vídeo de Lastres.
Dentro de un poco contesto a las intervenciones

maria dijo...

¡Huy Pepe ¡qué vejete! pero eres de una buena quinta,
No fui a Sevilla hasta el 61, en pleno Agosto, me extrañó ver, en un cruce de calles con cafés en cada esquina parroquianos sólo el café con todo cerrado, pensé "están locos" ¡mi primer contacto con el aire condicionado!
A lo que íbamos en lo que tendría que ser el salón. comedor dos habitaciones con una puerta vidriera que no está la media pared ostenta simetricamente dos tablas-mesas con un diseño moderno de madera color marrón glacé le dicen los franceses oscuro la pareja puede trabajar y abstraerse pero también comunicar, en cada una de las estancias hay un sillón, lo divertido es que el despacho del uno contiene el sillón de la otra y el sillón del uno está en el despacho dela otra.
Adivinad qué hay en la estantería contigua al sillón de Ferran en el despacho de Carme

maria dijo...

¡Huy Pepe ¡qué vejete! pero eres de una buena quinta,
No fui a Sevilla hasta el 61, en pleno Agosto, me extrañó ver, en un cruce de calles con cafés en cada esquina parroquianos sólo el café con todo cerrado, pensé "están locos" ¡mi primer contacto con el aire condicionado!
A lo que íbamos en lo que tendría que ser el salón. comedor dos habitaciones con una puerta vidriera que no está la media pared ostenta simetricamente dos tablas-mesas con un diseño moderno de madera color marrón glacé le dicen los franceses oscuro la pareja puede trabajar y abstraerse pero también comunicar, en cada una de las estancias hay un sillón, lo divertido es que el despacho del uno contiene el sillón de la otra y el sillón del uno está en el despacho dela otra.
Adivinad qué hay en la estantería contigua al sillón de Ferran en el despacho de Carme

maria dijo...

bueno ahora salen dobles

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Supongo incluso que habrá más pueblos que se asemejen, esta estructura vertiginosa de caída hacia el mar, zonas pesqueras, zonas de vida dura, como en el interior los mineros.
Ahora nos parece heromoso, porque lo es, pero también conviene pensar (y esto es una reflexión que me surge siempre que visito estos lugares, o ciertos pueblecitos de Castilla, como los que describí la semana pasada) en qué tipo de vida llevaron sus antepasados (nuestros antepasados) e incluso en nuestra época durante el invierno, en unos lugares por las borrascas, en otros por las heladas, las nieblas, las nieves...
Pero sí se parece a Cudillero, aunque Cudillero, es más pequeño, más azul... Y no sé por qué fantasía mía como con aires más orientales. Incluso como si fuera una especie de Venecia sin agua, porque a medida que uno deambula por sus calles entre escaleras, los callejones se estrechan más y más...

Amando Carabias María dijo...

Maririú:
Mi intervención de las 17:23, el que va sobre la televisión termina en su última frase así, transcribo:
Por cierto, Maririú, no nos has contado tan gran noticia.
Lo que he dicho, es que estamos de acuerdo en lo de las salvajadas, como lo del Toro de la Vega, creo que se llama así, o los toros de fuego y ciertas costumbres por el estilo. Creo que mi primera intervención, en cuanto que esta mañana interrogó Ferran a María A sobre los toros expliqué que estoy de acuerdo. Y si algo sé de la fiesta, a parte de otras cosas es por el Cossío. Mal que me pese, o no sé si me pesa, hasta escribí un libro de poemas sobre el asunto titulado "Lucero negro".
En cuanto a lo de las fotos, simplemente no lo entendí. Y tienes razón. De hecbo en muchos sitios ya están prohibidas, así como los vídeos. Y me parece fenomenal.
Ahora al tema que interesa a los de aquí adentro.
Nos has mantenido bien en suspense. Ayer te eché de menos, como cada día que no entra algún habitual lo echo de menos, pero sé que cada uno tenesmos nuestra vida y este rincón tiene la importancia que tiene, que no es mucha salvo para mí, obviamente.
Dicho esto, me alegro de que haya alguien que nos pueda transmitir algo de la bibliocasa. Supongo que el encuentro sería maravilloso. Y esperamos tus noticias

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Esa es una de las razones por la que mi desinterés fue en aumento. Descubrir (y daría para un relato de novela negra y taurina (vaya idea)) por qué algunas corridas los toros se caen, si en otros lugares animales del mismo hierro y del mismo encaste parecen bravos, no fue plato de gusto.
Se me cayó todo a los pies.
Y lo malo es que fueron sólo conjeturas, por conversaciones de aquí y de allá. Y no eran conversaciones de aficionados en un tendido, sino entre aporedados y con periodistas. En fin, repugnante. Si es desigual la lucha entre hombre y bestia en el ruedo, de esta forma en la mayoría de plazas de España (no las de primera, ni las de las capitales o pueblos más grandes) esto se acentúa más aún.
La pregunta que haces se las trae, desde luego, ¿Por salvar la especie, condenamos a los individuos?

Suscribo lo que te dice Isolda, no pidas disculpas por contarnos tus proyectos. Tampoco es que sea obligatorio. Ánimo, que todo salga bien y que vuelvas del viaje con tantos ánimos como has regresado desde Senegal y nos lo puedas ir contando.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
Efectivamente es una solución. Pero hay un 'ligero' problema y es que muchos (otros no, como los funcionarios, je, je), sólo pueden viajar en las épocas vacacionales por excelencia (navidades, semana santa, verano...) E incluso en verano es cuando mejor se puede disfrutar (creo que la cuestión cliimatológica es esencial para esto). Aún recuerdo que nuestro buen Ferran se quejaba de la lluvia en Ronda, cuando él y Carmen viajaron por aquel lugar.
Es cierto, no lo había recordado hasta ahora, que el sur de Francia, al igual que buena parte del Norte de España, tienen gran afición taurina y en concreto Nimes es una de las plazas con más prestigio entre los taurinos. A Hemingway estuve a punto de citarle esta mañana, pero se me pasó.
En Oviedo no hay Buitres, estamos demasiado cerca los humanos. Y el Naranco está a muy poquitos kilómetros de Oviedo, forma parte de Oviedo de hecho y las cosntrucciones ocupan sin solución de continuidad las primeras rampas. A un kilómetro de la cima, ya pasados los edificios prerrománicos hay algún restaurante parrilla, donde me han dicho que se come estupendamente. Y más ariba también está el repetidor de Radio Televisión Española.
Créeme para la fauna es mucho peor el ser humano en movimiento que una estatua, aunque no sea lo más hermoso que se ha construido.

Amando Carabias María dijo...

Ferran:
A mi modo de ver tienes razón en todo lo que dices y hay cuestiones que, por alguna razón extraña, más que el cerebro ocupan las vísceras. No sé si me explico.
Por otro lado, es cierto que, al menos a mí me lo parece, si se eliminan ciertas partes de la lidia ésta sería prácticamente imposible. Y lo del ritual... Pues no sé qué decirte. Si se prohibieran las corridas, es un suponer, y se mantuviera esta especie, es otro suponer, ¿qué haríamos las llevaríamos a un matadero como otras reses vacunas o las trataríamos como animales silvestres? ¿Habría cacerías?
El tema no es fácil.
Y probablemente, como insinuas, inútil polemizar, porque ciertas conviccíones son complicadas de extirpar.

Amando Carabias María dijo...

Pepe Gonce:
Bueno, te absuelvo de ese pecado. Es broma, es que así escrito, o así leído, parecía que lo decías compugnido, como arrepentido, no sé.

Amando Carabias María dijo...

Maririú:
Nos tienes en ascuas. Yo venga escribir, para ver si se te ocurre terminar de contar algo.
Te pareces a menda con los relatos por entregas.

maria dijo...

El otro día contemplábamos con una aficionada amiga mía de Burdeos pero miembro de la peña taurina de París y que estos días estar+a por Bisbao (pretende que Donosti no es plaza) que los toros seguirán en el Sur de Francia cuando hayan desaparecido en España. En Nîmes también tengo una amiga, una pareja que son aficionados y no se pierden ni una Feria de Pentecôte. Son franceses sin raíces españolas los tres. Mi amiga Maité, la bordelesa proclama que de pequeña su padre la llevaba a los toros y a la Opera
En Nîmes hace más calor que en Tortosa y da al Mediterráneo, las plazas que se parecen al Cantábrico donde hay afición son sobre todo Vicq Fresanzac y Bayonne.
Y ¡había dicho que no intervendría!

Amando Carabias María dijo...

Maririú
Pero no nos cuentas qué tiene Ferran detrás de donde se sienta

m dijo...

Bueno la Bibliocasa merece su nombre porque además de libros por doquier, no las conté pero creo que son 5 o 6 habitaciones, pequeñas algunas
ademas tiene su parte casa:
una cocina moderna y cómoda, con un juego de cacerolas y todo y una nevera "bien garnie"
Un cuarto de Baño recién terminado con el último grito en lavabos cuadrado y colocado como las jofainas antiguas.

maririu dijo...

os dije que ño adivinéis y no es detrás es al lado con tender el brazo ... lo tiene a mano, os digo
a nivel del sillón algo... bueno toda una estantería y entrarán más
es la segunda línea más abajopero de fácil acceso otra categoría también fácil
Y no la sabréis hasta mañana si no os dais prisa porque me entra sueño

Isolda dijo...

¿Podría ser un libro de algún conocido común? es un decir...
Besos novelescos.

Amando Carabias María dijo...

Maririú
¿Empezaré yo, casi seguro que no, pero bueno: no serán DVD o vídeos con películas, sobre todo de cine negro?

maririu dijo...

Las películas no se leen en un sillón, no hay ninguna pantalla y están en la casacasa, con la historia especializada y la filosofía. Los DVD en el pasillo creo recordar.

Sólo hay un acierto: un adjetivo

Amando Carabias María dijo...

Maririu:
Ya sabemos donde pasa esstas tarde nuestro amigo, y dónde está situando de momento, esa adquisición tan ejemplar de la que nos habló. O sea que ya nos confirman tus ojos, lo que él mismo nos dice cada tres por cuarto: esa pasión por la novela negra.

maririu dijo...

segunda estantería has acertado ... soy generosa y estan dando las doce nueva entrada.
Su afición más noble en la primera estantería
"poesía eres tú"
Buenas noches

Amando Carabias María dijo...

Maririú:
Por culpa del mal funcionamiento de esta máquina, me he retrasado algo.
Buenas noches.

catherine dijo...

Qué dia! y Mariru que nos anada una novela de suspense por entradas. A estas horas solo diré que Beatriz hace los viajes en el extranjero màs interesantes: compartir la vida de la gente, vivir con ellos en su pueblo, ayudar cuando y como se pueda.
Buenas noches.

Ferran dijo...

Pues sí, amigos...Maririu vino a comer a casa (los DVD están en un pasillo, es cierto) y luego, los tres atravesamos las seis calles que nos separan, en cosa de diez minutos, del piso del Ensanche donde se acumula la novela, la poesía, las cosas de historia de América y algunos ensayos. Las dos habitaciones mayores dan a la calle Urgel y a uno de esas inmensas zonas internas de las manzanas del Ensanche, que ahora están recuperando. Supongo que se destinaban a comedor y salón. Como son las más amplias, es donde hemos puesto las librerías hasta el techo y dos mesas de despacho que aprovechan un tabique de separación. En esa zona "noble" está la novela y la poesía. La novela, por orden alfabético: hasta la P en la habitación que da a la calle Urgel, desde la R en la que da al interior. Mi butaca de lectura está en la zona en la que Carmen tiene el despacho y, así, mientras ella está sufriendo con una traducción del alemán (la biografía de Freisler, el infame presidente del Tribunal Popular del Tercer Reich), yo vagabundeo por mis noveluchas negras (ahora, como sabe Maririu, estoy dándole a Ruth Rendell). Cuando acabe la traducción, Carmen se vengará y estará leyendo en la otra butaca a Colette mientras yo preparo las clases sobre fascismo... Por cierto, en la S, Maririu pudo ver una larga estantería de un autor de novela negra que le gusta...el señor Simenon. Tusquets quiso publicarlo entero y se pilló los dedos: a los españoles ya no les interesa.