miércoles, 9 de febrero de 2011

Su mirada como amaneceres sin gasa y sin velo. (Oniliria VII)

Su mirada siempre me ha hablado como susurros de mañanas desnudas, amaneceres sin gasa y sin velo, sutiles alboradas que respiran a través de su brillo, ese brillo más limpio y traslúcido que el agua del hontanar, allá donde las cumbres están más cerca del cielo, pulsando el aroma de las estrellas, flores de un jardín de hielo, luz y sonrisas que se iluminan con la misma intensidad que el sol.
Su mirada, desde que mi mirar recibió su impacto, me ha parecido bisturí de claridad restañando melancolías, y mano desentrañando secretos escondidos en versos y en novelas, y aguja suturando cicatrices purulentas en corazones con desgarros.
Esa mirada aprendió a soñar con otras palabras, diferentes a los sonidos de la infancia, para poder ser costurera de otra vida, que encontró su brújula vital al besar en otro idioma...
Esa mirada, porque el azar es una campana de fiesta para mi corazón, se fijó en mis letras. Y desde ese día recibo su brillo de mañana desnuda, sin gasa y sin velo..., y desde entonces recibo el sonido de su risa, como romero bebiendo la carcajada de la lluvia.

Safe Creative #1101208302961

15 comentarios:

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido Amando: lo expones tan bien, tan poéticamente, que no puedo dejar de envidiar esa mágica mirada.
Felicidades.
Un abrazo

Leonel dijo...

Esa mirada, descrita como has hecho, Amando, creo que valga la pena verla así, pura, desnuda, sin gasa y sin velo, tal y como la describes. Qué derroche de lirismo! Enhorabuena.
Un abrazo.
Leo

emejota dijo...

Estamos de acuerdo Amando. ESA MIRADA se lo merece, es limpia como el agua fresca. Un fuerte abrazo extendido.

Flamenco Rojo dijo...

Hay infinidad de miradas…irónicas, lascivas, cómplice, de perdón, de amor, de desprecio, miradas que no miran…Pero sin duda, hoy, me quedo con la mirada transparente que tú nos describes.

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Todo me gusta, Amando, y el lirismo emana generoso y envolvente, pero el final es sencillamente espléndido.


Abrazo.

neko dijo...

Tan bonita es esa mirada que describes como la propia descripción y el saber verla.

Un saludo!

neko dijo...

Anda! que me acabo de dar cuenta de que ahora los comentarios se publican instantaneamente!! :D

Por cierto, que sigo un poco perdida con la sección de la palabra de cada día... una que es un poco zopenca!

Isolda dijo...

Qué descripción tan afortunada y poética de esa mirada transparente y sin velo de gasa. Veo sus ojos a través de tus letras y me quedo con ese restañar melancolías y descubrir secretos en lo escrito. Oniliria pura, querido.
Besos, hoy, a repartir.

María Eleonor dijo...

Querido Amando, qué escrito tan bonitooooo, me llevaste ante una prosa lindísima, tan profunda y me encantó, me perdonarás, la destaco, esa metáfora :

"parecido bisturí de claridad restañando melancolías", realmente magistral, tan bien utilizados los recursos literarios.

Amando, siempre es un tremendo placer venir a tus tintas.

Maria Sanguesa dijo...

Preciosos tus onilíricos poemas en prosa. Un abrazo muy fuerte.

Ángeles Hernández dijo...

Sin la mirada que restaña melancolías desentraña secretos escondidos en versos y en novelas y sutura cicatrices, el poema, el sentimiento, la palabra...están incompletas.
Aunque sigamos diciendo que escribimos para nosotros mismos.

Un abrazo de Á.

catherine dijo...

Es un poema de un trovador que idealiza a su dama. Es una maravilla onilírica.
Besos a todos los que lo reciben en el fondo del corazón, y a tí escribidor.

Amando Carabias María dijo...

¿Veís qué bien sé por qué digo:
mano desentrañando secretos escondidos en versos y en novelas...?

María Socorro Luis dijo...

Magnífica prosa poética; puritita poesía.

Muxusss

Marina Fligueira dijo...

Ay!Amando, que cosa tan bonita de texto. Todas tus frases son poesía. Y sino fuera que, yo ya no tengo ese brillo... para enviarte, pues ya pasó el sol por la pueta! La verdad es que, enconteré un día tus letras por azar... Y desde entonces sigo enamorada de ellas.
¡Es un lujo leerlas!

Un abrazo y se feliz.