sábado, 26 de septiembre de 2009

CON EL REJÓN DE LUZ DE MIL ESTRELLAS


Con el rejón de luz de mil estrellas
clavado en los ijares de la parca
como un burel desangelado, muere
la muerte que asesina sin castigo.


Esculpiré este sueño con mis versos,
Tornaré en piedra el aire del deseo
que recorre el venero de esta especie.
Esparciré simientes imposibles,
y sembraré sonrisas esta noche
para aventar el rostro de la muerte.
Trituraré su calavera muerta,
pues quiero ser profeta de la vida,
de un cósmico latido interminable
que entierre la miseria de la muerte.

Safe Creative #1101208299834

46 comentarios:

Isolda dijo...

No hay nada que comentar. ¿Qué decir ante: "Con el rejón de luz de mil estrellas clavado en los ijares de la parca.." y verso tras verso preñado de metáforas y el terceto final?
Sólo ojalá y así fuera.
Otra maravilla, Amando,al menos a mí me lo parece.

Besos que te ayuden a esculpir tu sueño con los versos.

Venecia dijo...

El señor del dulce nombre vuelve a tomar la pluma.. y me gusta cada vez más.
....Me gusta su sueño de vida y la precisión de las palabras que elige para dominar la imagen de la muerte.
Sembrar sonrisas sería lo mejor del mundo para herir la masa gris del corazón negro.
Es un enorme poeta , un barco mercante desdeñando la oscuridad de las aguas que rezuman amenaza y enturbian la luz de vida.
D. Amando, esta vez se torna hacia el romanticismo, pero en su camino de vuelta.
Quisiera ser más fuerte que la fatiga y el sueño para seguir disfrutando de sus versos, pero ya me vencen....

Bonsoir. Mañana será otro día.

catherine dijo...

Querria escribir con caracteres muy muy pequenos después de estos comentarios hermosos para decir a Isolda y Ferran, y Gaspard, que les dejé algo al final del post de ayer, y en caracteres enormes:
Ferran, si tienes ganas de comentar el poema o de escribir una(s) variacion(es) me ayudaria y me gustaria mucho.
Amando, me voy a dormir con las sonrisas del profeta de la vida.

Amando Carabias María dijo...

Esta madrugada ha llegado una consulta que no he podido contestar hasta ahora, por si acaso hay algún caso más explico que BUREL es un término que aparece en el diccionario de la RAE con su significado concreto.

Sin embargo aquí no se emplea en el uso general y admitido, sino en el sentido taurino. Como encontraréis en cualquier diccionario taurino, burel es el nombre que en caló se le da a los toros, y aquí es lo que significa.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Ya sé que es utopía pura, pero creo sinceramente que éste es el anhelo del ser humano desde que tiene conciencia de serlo y habita el planeta.
No entro en disquisiciones sobre su racionalidad, sólo hablo de deseo, y por ello me sitúo donde me sitúo.

Amando Carabias María dijo...

Venecia
Rubor me producen sus palabras y me las tomaré, pues como una exigencia para la tarea cotidiana.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
Sabrás perdonar que haya intervenido en el piso de abajo en la conversación que te traías con Gaspard y Ferran. Espero que mis deseos hayan abrigado tus sueños.

Pepe Gonce dijo...

Bueno, dentro del estilo indudablemente “carabiano” a la que Amando nos tiene acostumbrado, a este poema le veo ciertos tintes de Miguel Hernández, probablemente fruto de la influencia que este poeta pueda tener con nuestro querido Amando. Una poesía viril, preñada de metáforas, como dice Isolda, llenas de fuerza, una poesía vitalista que considera el existir como una tragedia.

Ni que decir tiene que espero, entre otras, la experta opinión del amigo Ferrán y si le apetece alguna variación, seguro será bien recibida por todos.

Feliz sábado y un fuerte abrazo para tod@s.

maririu dijo...

pues yo pienso en Blas de Otero o Gabriel Celaya pero no el tema la manera de gritar
y no en Miguel Hernández, Pepe Gonce, como tú alguna variación
Por lo general el amor es la muerte en particular al gozo erótico se le llama "la petite mort"
El deseo de Amando es sembrar vida .....

Alena.Collar dijo...

Ejems...
Yo soy la que ha puesto el "regular". Y de antemano pido excusas. El poema me ha gustado mucho, tiene frases magníficas (algunas ya te las han señalado aquí) y sin embargo a mí me parece que merece que lo trabajes un pelín más. Me gustaría verlo más "compacto" ¿me explico?...
Por vía privada luego te cuento. Pero quería aclarar el "regular" y que no sirviera de disgustillo.
Un abrazo más grandote de lo habitual.

Ferran dijo...

Querido Amando:

"La noche espolea
sus negros ijares
clavándose estrellas"

(García Lorca, Romance de la luna negra).

No sé si se trata de algo hecho a propósito, como solía hacer Eliot con sus opciones de pastiches. En caso contrario, se trata de una imagen leída que, como nos ocurre tantas veces, dejamos caer. Como soy partidario de una poesía convertida en tradición, esto se soluciona poniendo los versos de Lorca al principio, como fuente de inspiración de una imagen que se desarrolla en otro sentido.

Por otro lado, extensión ajustada, ritmo suave (como siempre con el endurecimiento de palabras destinadas a contrastarla -"trituraré su calavera muerta"), e incluso el pleonasmo que afirma: una calavera muerta (aunque la calavera puede pertenecer a un ser vivo, siempre se cita en el contexto de la muerte).

Los tres últimos vesos que destacaba Isolda: yo quitaría "micra"; personalmente, habría puesto "instante" en caso de haberlo escrito así, porque se mantiene en un esquema de tiempo y no de espacio en relación con el "cósmico latido interminable", "que entierre cada instante de la muerte".

Es también una opinión muy, muy personal. El poema puede organizarse por estrofas que ayudan al lector y, de hecho, son el resultado de la propia creación. Poner los cuatro versos iniciales, luego tres, tres más a continuación, "trituraré su calavera muerta" en solitario y los tres últimos. La estructura del poema, según lo entiendo, ganaría en claridad, permitiendo al lector un descanso espontáneo al cambiar no de tema, pero sí de "acto" e incluso de ritmo.

Por otro lado, un poema debe mantener un tono homogéneo. Quizás lo más duro en el proceso de creación, lo que comentan los grandísimos (ya sabéis que eso, para mí, siempre es Eliot, Auden o Thomas, que son totalmente distinto precisamente en el tono): no provocar que aparezca una diferencia de tono que no sea buscada, explícita y comprensible para el lector, como resultado de la propia arquitectura del poema, algo que tiene que darse, además, en un poema largo y dividido en partes. Por ejemplo, el cambio de tono en Four Quartets (me refiero a cada uno de los cuatro, con estrofas que se caracterizan por alterar incluso el tono, dramático o burlesco). O el "LLanto" de Lorca, como ejemplo más claro de ese cambio de ritmo no sólo tolerable, sino exigible en un poema largo que se haría monótono y que perdería intensidad.

En este sentido, Amando, creo que hay un cambio de tono entre los cuatro primeros versos, que son de un hermetismo deliberado y soberbio (o, sencillamente, una imagen que se explica por su misma belleza, sin referencia a un argumento, de eso hemos hablado mucho aquí) y el paso, sin ni siquiera establecer una separación visible, a una narración que quiere "explicar" y no "mostrar" (¿recuerdas el debate también sobre esto?).

Son opiniones desde fuera del proceso de creación y hay que ir a por un poema que contiene lo necesario para ser grande. Pero esto es una cocina, Amando: los ingredientes, la pizca de sal que puede determinar el sabor definitivamente, incluso la presentación que provoca movimientos de ansiedad en los jugos gástricos de quien está deseando comerse esto tan bonito.

catherine dijo...

Y ahora a comprar un diccionario taurino-calo! Serà improbable en Francia encontrarlo, quizàs en Nimes. Es una broma, el lado taurino da fuerza para no decir brutalidad a la "masa gris del corazon negro" como comenta Venecia. Me gusta el poema, Amando.
Aunque sea dificil entender perfectamente la literatura en un idioma que uno no conoce a fondo y no soy la ùnica que lo piensa, me lo decia Ferran el otro dia, vuestros comentarios me ayudan. El lado "técnico" lo dejo a los poetas y expertos del blog; me conformo con enterrar la muerte debajo de un monton de sonrisas.

Isolda dijo...

No soy poeta, Ferran, pero cuando analizas así el poema de Amando, te tengo que dar la razón. A mí me costaría mucho ver lo que nos explicas. Por eso tengo la suerte de disfruarlo igual; lo que sí me chocó fue la construcción de las estrofas, pero el resultado una vez mas me pareció estupendo.

Catherine y demás francófilos: gracias a vuesras explicaciones, esta mañana me he ido a la Fnac y me he traído: La felicidad de los ogros, El hada carabina y La pequeña vendedora de prosa. No estaba M. de Malaussène, pero he comprado el Mal de escuela; y ya que eestaba allí me ha agenciado uno de Angela Barrranco, que me gusta como periodista, "Los amores Negados".

Hoy llueve en la Costa del sol, sé que no pudo empezar ninguno de estos libros, porque me quedan varios por leer, pero soy feliz de tenerlos.
Besos de lluvia en forma de gotas.
Me acuerdo ahora del verso de Amando dellagarto rebalando en el cristal con la lluvia.

catherine dijo...

Isolda, me alegro que Hay Festival, Ferran y los mosqueteros te hayan dado ganas de leer a Pennac. En el Mal de Escuela cuenta que no le gustaban las clases y como resulto que sea después profesor de francés en colegios màs que dificiles. No te pierdas el comentario de Maririu en el post de ayer: como incitar a la lectura. No es el caso para nosotr@s, a mi me gusta también comprar libros que me acosejan amigos aunque no sepa cuando pueda leerlos.
Un beso.

Pilar dijo...

Amando, parece que las musas vinieron dentro del sobre del cartero antes de lo que esperabas.
¿Por qué dudabas de ellas?
Vivir, morir...un poco de vida, un ejemplo de muerte, el sentido de las más íntimas verdades.
Sólo uno sabe lo que duele este camino lleno de estrellas y lunas.
En fin...un poco de poeta se me esta pegando de ti. A ver si aprendo de tu método, tu delicadeza y tu dominio del lenguaje. Aunque lo dudo, la verdad.Mientras, esperaré aquí con mi unicornio entre los brazos mirando mariposas.
Nunca dejarás de sorprenderme.
Me encanta la poesía de hoy, aunque me parezca terriblemente triste.
Besos secuestrados.
Pilar en Euritmia.

Pilar dijo...

Uf.
O están todos en el Hay, o ha pasado un ángel.

A la vuelta, seguro, que apetece un café calentito y un poco de Brahms, aunque dure un minuto. Joyas que se encuentran en Internet.

Buenas noches a TOD@S , amig@s.

http://www.youtube.com/watch?v=OAPvRgJN3Cs&translated=1

Pepe Gonce dijo...

Pilar, yo toy aquí...la joya dura un poco más: 1' 54".

Man trao un sueño al escucharla... pero es que hoy es sábado sabadete para irse tan temprano al sobre, ¿no?

Isolda dijo...

Y yo también, sigo aquí. Amando advirtió ayer que se iba al Hay Festival.
Pilar, no te dijeron que estuve en tu pecera y comenté lo bonitas que estaban tus plantas?
Pues pregunta a la Ratoncita y a tu compi pegada a la pecera.
Besos para vostros dos, y gracias por traeer a Brahms, me apasiona,lo sabías?

Amando Carabias María dijo...

De parte de Pilar

Amando Carabias María dijo...

Llego ahora mismito, bueno hace un ratín, de ver a Ana María Matute y a Luis Mateo Díez. Tarde bochornosa y divertida, en la que el sentido del humor ha imperado sobre el resto de los sentidos.
Así que haber si se me ha pegado algo.

Amando Carabias María dijo...

Pepe Gonce:
Ya me gustaría a mí que mi poesía, este poema o en general, tuviera algo del de Orihuela. Sí es verdad que el tema de la vida y la muerte entendida desde la tauromaquia está aquí bien presente, sobre todo en los primeros cuatro versos que marcan el resto del poema, me parece, pero ya me gustaría a mí.

Amando Carabias María dijo...

Maririú
Pues lo mismo que acabo de decir, pero ahora de Celaya y Blas de Otero, aunque en el tema dices. No lo sé, pero se me quedan nombres tan grandes que me asusta.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar
Como siempre tu sinceridad correcta y cordial por bandera. Sí, señora. No no me disgusta. Soy como ese burel que en la lidia se crece con los pullazos. Me explico, que aquí no hya sangre.
Si alguien ofrece la posibilidad de valorar una obra con un bien, mal o regular, se tiene que atener a las consecuencias. Más de un regular y más de un mal hay por este blog, y no me disgustaron, sino que me sirven de señales para navegante, de avisos. Quizá se trate de personas que pretende que escriba como no sé, pero eso es otra cuestión.
Además eres valiente, pues es el primer caso en el que sales a decir lo que has pensado sin rubor, y además te explicas. Ofreces tus razones, muy respetables y bien meditadas.

Amando Carabias María dijo...

Ferran:
Cómo me alegra tu nueva aportación crítica. Este comentario sereno y concienzudo, que de nuevo muestra tu generosidad. Hoy en día se entienden mal este tipo de críticas, y como acabo de decir a Alena si uno no las quisiera, hay muchas formas de evitarlas. La primera no publicando lo que se escribe, o mejor aún, porque como bien sabeis los que escribís, no escribiendo, ya que uno es crítico consigo mismo también.

Concluyes tu comentario hablando de cocina, y a Alena le suena a que necesita más trabajo.
Es lo mismo.
Yo hubiera dicho, que le faltan unas horas de reposo. Una lectura por mi parte un poco más atenta y concienzuda, como anoche sugería al decir, si no me equivoco, "no he llegado a más".

Respecto de los versos de Lorca, pues no los recordaba, quizá se me quedaron en las entretelas del subconsciente.
No lo sé. Esto nos introduce en una cuestión difícil. La idea que tuve desde el principio, fue la de un grito contra la muerte, esa calavera que se destruirá con la luz de las estrellas (¿divinidad?) que parece un rejón... Y al aparecer la palabra rejón, apareció lo demás con fuerza, con velocidad, con intensidad, con pasión. De pronto volví mis ojos a la fiesta taurina para comparar, como la tradición siempre ha hecho, a la lidia con la lucha ritual del hombre contra la muerte, y en este caso la muerte morirá. En definitiva es el deseo del poema.
Acabo de explicar el proceso creativo del poema, que no sé si está bien o mal, pero así sucedió, más o menos.

Respecto del último verso, tienes razón al cien por cien. Pero yo no pondría instante, porque quiero que haga referencia al polvo en que se ha convertido la calavera triturada, a algo más material.
Ahí se demuestra el cansancio, la apretura de la hora (que nadie me impone, sino mi mala cabeza) y la falta de reposo.

Sobre lo de la separación... Primero fue una mala jugada del editor ya que lo copié de word a nuestro editor, y no copió los espacios... Esto es un lío.
La sugerencia que haces, desde luego, aclara.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Tienes toda la razón. Nos ponemos tan técnicos a veces... Pero es que nos puede la pasión por la poesía y también el debatir, como se está haciendo en el Hay los misterios de la obra del autor. Pero el gozo es ese, el de soñar que "sembraré sonrisas esta noche/ para aventar el rostro de la muerte"

Amando Carabias María dijo...

Pilar:
Acertaste, amiga, he pasado la tarde escuchando a escritores y aprendiendo. En todas partes se aprende. Ay, ya te contaré el lunes, pero Ana María Matute te habría encantado. Qué capacidad pra la crítica con 84 años (lo ha dicho ella, que yo no soy indiscreto ya lo sabes), qué sentido del humor. Y del de León, pues otro tanto, pero en otro tono. Espero contaros más cosas el lunes (o quizá lunes y miércoles), veremos.

El cartero llegó pronto, es cierto, y había buenos mimbres, y el poema salió como salió. Creo que lo dejé un poquito crudo, pero he aprendido varias cosas:
a) Que por alguna cuestión misteriosísima, tipo elfos o hadas o trasgos, vamos literartura de Ana María Matute, me queréis y queréis siempre que mejore.
b) Que me miráis con muy buenos ojos y que no llego a tanto.
c) Que estoy rodeado de personas con una gran sensibilidad .
d) Que tengo una inmensa suerte.
Olé.

Amando Carabias María dijo...

Me avisa Isolda de un error, en la última línea del comentario de las 22.39 debe decir

Así que a ver si se me ha pegado algo.

Amando Carabias María dijo...

Isolda
Gracias por el aviso.
Que hayas disfrutado el poema, tal y como aún está, es una suerte para mí, y poder reflexionar sobre él con otras ayudas, es una suerte con la que no cuentan los poetas.

Aquí hemos pasado un día de bochorno terrible, pero ni una gota.
Y me he comprado Un animal piadoso de Luis Mateo, que además de algo parecido a policiaco (Ferran), está en plena continuación con la obra del de Villablino. Y me lo ha dedicado.

¿Cuándo lo leeré?

Amando Carabias María dijo...

A las 00.01 sale el nuevo capítulo de Mañana Amanecerá. http://euritmiaenlared.blogspot.com/ o directamente pulsad aquí

Gaspard dijo...

"El aire del mundo transporta las moléculas de la poesía, ligera como el polen o dura como el plomo, y esas semillas caen en los surcos o sobre las cabezas, le dan a las cosas aire de primavera o de batalla, producen por igual flores y proyectiles. En cuanto al realismo debo decir, porque no me conviene hacerlo, que detesto el realismo cuando se trata de la poesía. Es más, la poesía no tiene por qué ser sobrerrealista o subrealista, pero puede ser antirrealista. Esto último con toda la razón, con toda la sinrazón, es decir, con toda la poesía." Pablo Neruda, 'Confieso que he vivido'.

Ana María Matute... Qué envidia. Yo he estado viendo la exposición de André Breton, Paul Eluard y Man Ray, entre otros, y tomando un café después. No en Belleville (por cierto, me he comprado la edición del 85 de 'Au bonheur des ogres', de Gallimard, porque la que compré en su momento la debo de tener sepultada), pero tampoco tengo nada contra Belleville, Maririu y Catherine. Hay una película muy reciente que retrata las obsesiones de los personajes -y del equipo directivo del filme- por la geografía humana y la división Este-Oeste de París -podría tratarse de cualquier otra gran ciudad- y por ciertos personajes de la vida pública. Se llama 'Neully sa mère!, y ha sido la revelación del verano, o casi.

Buenas noches.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard
Sabio consejo el de Pablo Neruda, sapientísimo.
En su misma línea, pero en prosa, ha hablado hoy Ana María Matute, sí. Porque ella cree en la magia, cree en los cuentos, cree en la vida.

Alena.Collar dijo...

Primero:
Amando: Gracias.
Porque a veces cuando explico mis razones para comentar algo de un texto no es comprendido en su recto proceder. Y tú sí lo haces.
Segundo: Recomendar encarecidamente de Ana María Matute, su último libro, Paraíso Inhabitado.
Es una Joya.
Tecero: me ha gustado muchísimo el comentario literario de Ferran. Disfruto de esos comentarios.
Y cuarto: Da gusto venir aquí a leeros.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar
Fíjate que de "Paraíso inhabitado", se ha hablado poco. Se ha hablado más de "Olvidado rey Gudú", con la que gocé como un niño chico en su día.
Y como ha dicho Angeles Caso, todavía se nos "va", sin que le den el Cervantes.
Normalmente los comentarios de Ferran suelen traer una buena dosis de pedagogía, no son la crítica por la crítica y eso me ayuda mucho.
Esperemos seguir así mucho tiempo.

Venecia dijo...

Hay nanas que no puedo escuchar porque me recuerdan a Curro ,su despedida y aniquilamiento a manos de la indiferencia.
No puedo soportarlo.

Asombroso como disecciona el poema . Imposible medir con una lucidez tan profunda lo que D. Amando ha experimentado sin estar dentro de él. Y bueno.... encontramos cierto todo lo que propone , pero con tanta regla y tanto baile encorsetado, concebir un poema ha de resultar algo totalitario y casi tiránico.
La soltura , dejar correr la pluma , saltar de verso en verso como gacelilla entre los prados, llenando de juego libre la materia sonora o de naturalidad el episodio del tema , se nos antoja mucho más atractivo , más latido ,que sacrificar el poema a la pureza de un canto perfecto.
Lo perfecto es frío, suena a examen.. y una poesía es un calidoscopio a resolver por el ojo del que mira en él .
No dispongo de armas para explicarlo mejor, ni tampoco soy experta en la materia( ni pretendo serlo), sólo soy una consumidora de poesía a la que le "llama" más la "hondura" de la composición que la taracea bordada en la malla de sus versos.
Y eso no quiere decir que no disfrute con el canto policromado de montaje estético casi inhumano, sino que la recompensa obtenida al leerlo es de otra condición que se me hace dificil expresar y describir aquí y ahora.

Bonsoir.

maririu dijo...

Feliz domingo desde París...
Venecia me encanta la manera poética que tienes de explicar tus sentires.
Ferran hace un trabajo maravilloso para Amando y para muchos de nosotros, tú también lo dices, pero no es un trabajo poético y de ninguna manera se tiene que leer ni antes del poema ni como imposición de parecer. Tu definición de la poesía
"una poesía es un calidoscopio a resolver por el ojo del que mira en él ."
es maravillosa y me encanta... tanto que no he visto hasta ahora que "en él" no va con poesía sino con poema.
No es crítica es tratar de explicarte lo que yo siento tienes razón tu frase me encanta y corrigiendote no aporto nada a la idea ni a la frase pero ....????

Amando Carabias María dijo...

Venecia
D. Moisés Sanz Montarelo notable poeta local, ya muy viejito, y pocos años antes de morir, tuvo a bien tomarme entre sus manos, cuando yo era un insolente mocoso de diecinueve años que iba a publicar un libro de poemas. Me prologó el libro haciendo nueva muestra de generosidad y altruísmo y, además, me tomó casi como su alumno.
Pero le hice poco caso, casi ninguno. La fuerza de la gacelilla me hacía brincar y triscar en cualquier prado y de cualquier modo. La velocidad, el querer hablar mucho para no decir nada.
Él me dijo que en el verso medido estaba el secreto del verso libre (cultivaba ambos con facilidad), porque habiéndose sometido primero a sus reglas el oído adquiria una sensibilidad especial para el ritmo que, como bien sabe, Dª. Venecia, es parte sustancial al poema. Y digo que desprecié, pues no los puse en práctica, sus sabios consejos. A la larga y con los mismos sentimientos que al principio he caído en la cuenta que, o lleno ciertos huecos, o estoy abocado a la ruindad.
En algo discrepo, no por no contar las sílabas, se hace más simple la escritura de un poema. Lo parece, simplemente. También tiene sus propias reglas o sus propias tiranías, llámemosle como queramos. Como cualquier arte, dicho sea de paso. Quizá, el encorsetamiento no sea formal, en eso estamos de acuerdo.
Y en este proceso en que me he metido, con absoluta libertad y determinación, con perfecta conciencia de que hago un camino probablmente inverso al de la mayoría, me he encontrado con alguien que, por alguna razón misteriosa y magnífica para mí, decide esforzarse de esta manera.
Y yo, fíjese, tan feliz, como unas castañuelas. Y de paso, seguro que alguno más, porque incluso como lectores podemos avanzar.
Usted lo dice muy bien: "Asombroso como disecciona el poema . Imposible medir con una lucidez tan profunda lo que D. Amando ha experimentado sin estar dentro de él".
Y es verdad que leído en frío, puede parecer un poema algo frío, pero sólo se trata, cómo decir, que construir una chimenea para que el fuego no nos abrase y nos caliente, para que el humo salga por donde tiene que ir. Nada más.
Se trata de una mirada que es algo más que la del lector, y se instala en la recreación, por así decir.
Y no nos preocupemos de los barrotes, saltarán, se harán añicos en cualquier instante. Como alguien me dijo, nosotros no elegimos a la poesía, es ella la que nos elige.

Amando Carabias María dijo...

Maririú
Tampoco es por corregirte, pero creo que ese 'él' se refiere al calidoscopio. Me parece.

Maria Sanguesa dijo...

Me estoy poniendo al día con el blog de Amando, hasta ahora solamente había leído sus entradas, sin clicar en los comentarios. ¡MADRE MÍA! ¿Y qué digo yo ahora? Una lección literaria desde todos los ángulos, una tertulia en toda regla. En fin, solamente apuntar que los llamados referentes literarios son legítimos y que el poema, en su conjunto, me gusta. Aunque en esta vida (y en este mundo) todo resulte mejorable. Besos.

Venecia dijo...

No, no...
Está bien la corrección . Me dí cuenta del error cuando el mensaje ya había partido y lo volví a leer sumida en el semisueño.
Pensaba en Él (poema) y puse poesía .
Hubiese rectificado en un nuevo mensaje, pero opté por dejar de escribir pensando que estaba claro que se vería como un lapsus .
Y sí , D. Amando , nosotros no escogemos nada , es el destino el que escoge ,pero si yo no actuo , si dejo que los demás escojan por mí , siempre me quedará el sentimiento de si al no haberlo hecho , soy la suma de la elección de otros.
No me molesta en absoluto que se me corrija o que se me regale una crítica negativa desde la consideración y el respeto.
Tampoco leí a D.Ferran como si su aportación fuese un discurso a imponer. Para nada ....
Me "llamó" mucho todo el viaje que emprendió por el poema y la visión de su recorrido se me antojó como una complicada partida de ajedrez . Dí mi opinión en el sentido de que escribir poesía no me parece que haya de ser necesariamente camino de aceites hervidos , técnica y espinas , sino más bien "disfrutar" de una ráfaga de aire natural. Era sólo eso : asombro y opinión .
Quedó en mí, no obstante - como se puede apreciar- mi admiración por su "inmenso" grano de arena .
A mí me gusta toda la poesía , la musikal , la de aire transparente donde cada sonido es distinto y desigual, la nevada , la lentamente inacabable , la que corre por las nubes con palabras de ensalmo , la que invoca la libertad de cambio , la que se divorcia de los espacios rigídos e inventa nuevas expresiones , la que vibra , hiere y desgarra.. y hasta las que califican de baratas y mal ventiladas .
Con ella descubro la delicia de "ver" y de vivir momentos inolvidables en los ojos y en la imaginación del ser que la escribe.
Toda , toda , toda .. pero ya se sabe que en el todo también entra la pasión y la pasión sólo la provoca alguna.

Bonjour.

Isolda dijo...

Venecia, mí me gusta tu forma de escribir, tan lírica.
También me gusta la poesía en general y estoy contigo en que algunos versos llegan al alma y otros no. Pero no depende del poeta, sino de quien lo lee. ¿Quién sabe lo que siente el que escribe? Ni tu ni yo.

La vida es un suspiro y bien lo sabes, hay que vivirla sin más.
Ferran, sensacional tu explicación ultima.
Disfrutemos de las cosas buenas de la vida, tu misma lo dijiste: "Chacun son choix"
Y a mí me gustas cuando derramas poesía.
Besos

Amando Carabias María dijo...

Venecia
Evidentemente llevo un día espesito. :).
Ahora nos entendemos mejor. Sólo me queda una duda, a mí nadie me ha impuesto ni los temas, ni los metros, ni nada... Ayer una persona a la que estimo en mucho, pues no deja de animarme a la escritura y se empeña en un trabajo abnegado de corrección y comentario, me decía, tras leer algunos de los poemas de este Pavesas que sigo escribiendo sobre las mismas cosas que hace treinta años (por Dios, treinta años) y que se ve la maduración, pero que el tema ha cambiado poco o los temas han cambiado poco.
Los comentarios de Ferran, tal y como los entiendo, (y sé positivamente que así se elaboran) tienden a mi ayuda, es como si este blog fuera un paso previo a la publicación definitiva, como si fuera uno de esos lectores experimentales que tengo distribuidos a lo largo de los lugares y del tiempo. Desde ese punto de vista, cuando se ha escrito un poema en este tipo de verso, quizá sea necesaria una aportación de este tipo.
Además tiene razón en que escribir poesía es 'disfrutar' de una ráfaga de aire natural, de lo contrario no sirve. Y, efectivamente, tal y como he resaltado esta mañana queda clarísimo su adamiración por su "inmenso" grano de arena.
Que la poesía es su pasión se le nota hasta en el respirar, y en esta brasserie hay varias pruebas de ello esparcidas y resguardadas, bien tapaditas, como las flores que se guardan entre las hojas de un libro para que cuando se vuelva a abrir, aparezcan a nuestros ojos sus pétalos.
No las olvido y me encantan, se lo he dicho tantas veces que he olvidado cuántas.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Fíjate si tienes razón que a veces, el poema (cualquier texto) pasado el tiempo regresa al autor y lo ve y, aún reconociendo su autoría, no recuerda qué sentimiento provocó aquella catarata de versos, aquellas lágrimas o aquellas risas, pero están ahí, y se emociona como si fuera un lector nuevo, un hombre nuevo, y allí se queda esperando que se le revele el misterio.
Es algo tan maravilloso, tan fascinante.
El comentario de Ferran, tú mejor que nadie, ya sabes dónde está. No estoy en condiciones de perder aportaciones tan valiosas.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa
Dispensa el despiste. Me he saltado el orden, por error.
Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente hemos asistido a una lección literaria, como dices, de altísimo nivel.

Anónimo dijo...

Los procesos de creación no son procesos de esa espontaneidad en la que, prácticamente, se pasa del sentimiento al papel sin mediación alguna. Acostumbrados, como lo estamos, a la lectura del poema hecho, no consideramos la construcción del mismo, que tiene que dar la impresión de esa frescura como resultado de lo único que permite lo que Baudelaire decía: la inspiración es trabajar todos los días.

Y podemos verlo en cualquier experiencia poética de quienes admiramos. ¿Salió "El entierro de los muertos" de la "Tierra baldía" de Eliot con esa espontaneidad o costó, un solo poema, semanas de trabajo? ¿No regresaba JRJ obsesivamente sobre sus versos, tratando de introducir variantes más satisfactorias? ¿Alguien ha leído cómo escribió Gil de Biedma "Pandémica y Celeste", durante días de tortura?

¿Supone eso falta de autenticidad? En absoluto. Supone la diferencia entre el reflejo literalizado y la literatura, la mera respuesta sentimental y la experiencia del sentimiento configurado en una construcción poética, en una obra literaria. Y la obra es, por definición, trabajo.

El examen puede dar la impresión de artificio. Puede darlo el examen de la composición de un cuadro de Van Eyck: ¿opondremos la obra hecha a tal crítica, pensando erróneamente que el pincel pasó, sin adiestramiento alguno, sin técnica, sin titubeos, sin necesidad de "fábrica" por la tabla? ¿O es que la poesía se distinguirá de cualquier otro género por su "espontaneidad" (lo cual no es sinónimo de autenticidad, desde luego), mientras aceptamos la necesidad de preparación, de reposo, de lucha con el lenguaje, en cualquier otra aplicación artística? Puestos así, nada más fresco que escuchar a Vivaldi y nada más artificial que el solfeo...! Cuando un analista estudia la forma en que Mozart va variando sobre un tema principal...¿creemos que eso es pensar que Mozart trabajaba sin seguir sus impulsos? naturalmente, los filtraba por una inteligencia a la que debía añadir condiciones de la conversión de tales experiencias personales en una aplicación artística concreta.

Lo que me parece que daña más la poesía es, precisamente, esa visión de la misma como pura evocación del sentimiento sin filtro literario alguno. Así le va al género, cuando los lectores que pueden entender lo que hace Cernuda o lo que hace Lorca con materiales totalmente distintos, no están dispuestos a aceptar el diálogo de un poeta o una poetisa con ella misma, a solas, buscando la sinceridad en la pura y simple ausencia de estrategia de construcción de un poema. Sin ella, lo lamento, el resultado es algo distinto a la poesía. Cuando los genios han necesitado trabajar, qué podemos decir, quienes no lo somos...

ferran dijo...

El anterior comentario es mío, claro, por alusiones.

Amando Carabias María dijo...

Ferran
Simplemente acuso recibo de tus palabras, con las que estoy de acuerdo. Sólo quien intenta acercarse a este tipo de procesos creativos comprende de lo necesario que es el trabajo. Yo creo en la insipiración y la inspiración cree en el trabajo. Así de sencillo. Aunque algunas veces hay algún milagro, eso también conviene reconocerlo.
Simplemente añadir, repito que no comento lo que dices, por estar de acuerdo con todo ello, que esta necesaria laboriosidad, ese darle y darle a la tecla, al pincel, a la espátula o los cuadernos de pentagramas, no tiene nada que ver en absoluto, con la corriente que se siga. El verso libre también tiene sus propias reglas, como el poema visual, o el poema en prosa.