lunes, 16 de febrero de 2009

HAN MUERTO MIL PALOMAS (A Marta del Castillo, in memoriam)

Han muerto mil palomas...
Han muerto todas las palomas del universo.
El callar de su zureo armónico lo envuelve todo de angustia,
angustia repleta de miedos opacos, oscuros, exterminadores.
Desde el horizonte gris las campanas negras tocan a duelo,
redoblan en el aire con parsimonia dolorosa,
¿dolorida?
No hay remedio,
ya la muerte reblandece todos los colores desapareciéndolos,
aguándolos entre plúmbeas lágrimas desesperadas...;
tan sólo resta la ausencia,
ausencia de todo, ausencia,
ausencia incluso de esperanza, ausencia
de ausencia.
La última sonrisa quedó colgada de la última estrella,
tan lejana, tan invisible casi:
menor por el recuerdo de una tarde de arrullar monótono.
Escucho anhelante el pálpito del Planeta:
llanto y miedo,
llanto y silencio,
llanto y muerte...
Escucho anhelante el pálpito del Planeta:
¡ay, que no hay zureo!
¡ay, que no hay sonrisa!
¡ay, que no hay caricias!....
Una herida pestilente supura hacia el infinito
y no queda el zureo transparente de la paloma ondulando al aire,
ni su vuelo blanco sobre la faz del mar,
ataúd del último beso.

8 comentarios:

Ferran Gallego dijo...

POESIA COMBINATORIA SOBRE EL POEMA DE AMANDO CARABIAS: "Han muerto mil palomas".


El universo ha muerto.
Las palomas envuelven
el horizonte gris:
tocan a duelo.
Tocan a miedo las palomas opacas,
se reblandece su color de lágrima.

Redoblan como ausencia,
como esperanza que supura el cielo,
como una herida que el mar ya no recuerda,
repleto de sonrisas como estrellas.

El planeta redobla
bajo cada paloma exterminada.
Su vuelo de caricia,
el beso de su vuelo
casi invisible arrulla el horizonte.

Han muerto mil campanas
y suena su infinita pestilencia.
Ha muerto el horizonte y toca el cielo
a muerto en las estrellas sin sonrisa.

Han muerto mil palomas sin remedio,
envuelven su ataúd con las heridas,
que cuelgan en el aire
como el llanto más blanco.

Han muerto mil palomas.

Ferran Gallego dijo...

Hola, Amando:

La poesía combinatoria es un acto de usurpación y de complicidad. Cirlot lo practicó de forma sublime en una famosa rima de Bécquer: hacer un poema creando imágenes sin utilizar más palabras que las que aparecían en el homenajeado. De esta forma, la capacidad creativa de las propias palabras del poema se descubre. En su caso, era asombroso: esto es bastante más modesto, pero es un regalito de amigo.

Ferran Gallego dijo...

Variaciones sobre un poema de Amando Carabias en homenaje a Marta (II)


El mar es una herida
donde calla el color del horizonte.
Una herida colgada sin remedio
como el recuerdo blanco de una estrella.

Las lágrimas redoblan en el aire invisible y monótono.
El miedo y el silencio
reblandecen la ausencia de los besos,
el universo envuelve las palomas
desesperadas en su vuelo oscuro.

Las campanas escuchan la esperanza
que dobla, opaca ya, en la faz del aire.
Ún ataúd el mar, que es infinito
como lágrimas blancas en silencio.

La muerte arrulla el miedo, dolorosa,
como el recuerdo de un planeta oscuro,
como el slencio de una ausencia negra,
como el duelo que besa el horizonte
en ausencia de todo.

Ferran Gallego dijo...

La conmoción por lo sucedido, metáfora de nuestro tiempo, ayuda.

Amando Carabias María dijo...

FERRAN: Me tienes impresionado. Hoy estoy un poco alicorto por causa de un leve contratiempo físico que me ha dejado en casa durante todo el día. Sölo ahora, las nueve y media de la noche, he sido capaz de abrir el ordenador y ponerme a la tarea. Ayer te seguí, hasta que el estómago dijo basta, en otra parte, adonde no he ido aún. Me alucina ese sentido de gratuidad que pones en tu tarea. Otros en tu pellejo (yo mismo por no ir más lejos) si hubiera conseguido inspiración de un poema ajeno y hubiera conocido lo de la técnia del poema combinatorio, me lo hubiera guardado. Tú, no. Como con tantas cosas, te das, te nos das con gratuidad y sin importante despojarte de esa intimidad.
Muchos, en el otro sitio (¿también en más?) te critican porque te excedes, porque a veces no puedes evitar la erudición...
¿Por qué sonmos tan simples los humanos? ¿Por qué no somos capaces de poner un poco más de nuestra parte y esforzarnos en pensar algo muy simple: si yo no actúo con mala voluntad, por qué pienso que el otro lo hace así?
Un abrazo en la distancia...

PD: Animo a otros lectores a que prosigan esta senda que hoy ha iniciado Ferran. Puede ser hasta divertido... ¿Se parece en algo esto a lo de las variaciones musicales sobre un mismo tema?

Adrian Dorado dijo...

Seré prosaico y pragmático, el acto de hablar se me ve imposibilitado dado el humor de perros que me embarga,producto de un inesperado despropósito en el comedor.
La rebeldía de una muela me tiene a maltraer. Y me temo que aquí y ahora es dable la pregunta ¿Ella o yo?
Corro a la urgencia.

Les dejo mi cariño

S.V.-B. dijo...

Reconozco que Ferran sorprende cada día, no se cómo logra hacerlo, debes tener gran capacidad en todos los frentes.

Amando, que te mejores y podamos verte pronto por el curro.

Besssssssssssssssssssssssssssos

Amando Carabias María dijo...

Adrián: parece cosa de chiste, y si no fuera por la incomodidad, me reiría: tú con tus muelas, yo con mi estómago... A mejorarse...
SVB: Creo que sí, que me veréis pronto...