lunes, 17 de enero de 2011

Como un zafiro desnudo. (Oniliria V)

La tarde se hizo princesa del sol y jugueteaba y reía y saltaba. Era una tarde fría y rubia, como una niña asustada, como un zafiro desnudo. Del poniente llegaban voces de hielo, como susurros de viejos poemas tristes que hablaban de miedo, que hablaban de muerte, que dejaban la piel añil del pinar cubierta por ecos de lirios y perfumes de entierro. Mientras mi mano sentía el latido vivo de otra mano, tal que jilguero de luz, contemplé los garfios grises de la niebla, que desgarraron la carne del sol, y lo convirtieron en menuda moneda de plata, como una luna diminuta y difusa sobre la montera de los árboles. Y cuando el barco quiso acariciar la espalda de los trigales dormidos, las garras de grisalla y frío, lo alzaron como si fuera una lágrima del paisaje o un dragón de un sueño. Y la tarde, de pronto, dejó de ser princesa y dejó de jugar y reír y saltar, porque la tarde no era tarde, sino su cadáver lechoso… Hasta que mis ojos enturbiados, ensordecidos, asustados, se refugiaron en sus ojos. Allí, en su mismo centro, como en su sala de estar, el sol y la tarde jugaban, reían, saltaban...

Safe Creative #1101208302961

10 comentarios:

Maria Sanguesa dijo...

Al leerte he sentido que me adentraba en una pintura, era como entrar en un cuadro que nos mostraba un paisaje alegre y pleno de belleza, con un toque de perturbadora inquietud, como un brochazo de sombra, que no era mas que el contraste necesario para la luminosa placidez final...estas son las sensaciones que tus palabras me han transmitido, y me han encantado. Un fuerte abrazo.

Flamenco Rojo dijo...

Oniliriamente hablando, hoy nos trasladas a los campos segovianos y a base de metáforas nos permites darnos un paseo por esos bellos lugares que son fuente de tu inspiración.

Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Prosa poética?... Poema?...Da igual: Puritita poesía.

Abrazo. y gracias.

neko dijo...

Y es que la luz podemos encontrarla a veces incluso en los lugares mas oscuros.

Isolda dijo...

Parece que estoy viendo la proa de ese barco imponente, que te permite desdibujar el poniente para que el sol se convierta en esa ínfima moneda de la que hablas. Así termina el día, como la mujer yerta que abarca tu vista.
Pura poesía, hoy volverán los zafiros a lucir por Euritmia.
Besos de sol y tarde.

fiaris dijo...

Una iluminación tu escrito hoy,cariños.

Leonel dijo...

Quando veo la palabra "Oniliria" en el titulo de tu entrada, ya sé que me sentiré embriagado de la mejor poesia y del lirismo que hoy se hace tan difícil encontrar. Puedo decirte que no quedo nunca desilusionado, este es otro de tus poemas que vale la pena leer al infinito.
Un abrazo fuerte.
Leo

emejota dijo...

Verdaderamente tu poesía une corazones. Me encanta, y mira que soy rarita para esto de los poemas. Un fuerte abrazo extendido.

Marina Fligueira dijo...

Hola Amando! Como disfruté leyendo este abstracto poético- perfumado de lindas metáforas. Excelente. Un beso y se feliz.

Mercedes Pinto dijo...

Nada que añadir a tan hermoso texto, vine a disfrutar un poco y disfruté mucho. Me voy deseosa de vivir una tarde que el sol haga princesa.
Aunque últimamente no me prodigo mucho, no creas que te olvido; ya vendrán tiempos mejores, espero.
Un abrazo.