viernes, 31 de diciembre de 2010

Preguntas



¿He vivido como he querido?
¿He vivido como me han dejado?
¿He vivido?
¿He vivido mirando de frente a otras miradas, o he esquivado su brillo?
¿He procurado la verdad a mi alrededor o he sembrado cizaña con la mentira?
¿He entendido la sinceridad como un arma arrojadiza?
¿He logrado mirarme al espejo sin descubrir al otro lado a un farsante?
¿Daría mi vida por quienes comparten mi vida?
¿Considero este planeta una sucursal de mi despensa o la habitación compartida con todo el resto de sus habitantes, incluso los que me sucederán?
¿He pensado por mi cuenta o me han pensado más de lo que creo?
¿Mañana es meta o es camino…?


Ya sé que no son las preguntas más habituales que se hacen en una jornada como la del 31 de diciembre, pero son algunas de las preguntas que me haré hoy... y probablemente algunos días más.

12 comentarios:

fiaris dijo...

Sabes algo curioso amigo no soy persona que se haga preguntas a si misma muchas veces,pero ahora he tenido el golpe mas grande de mi vida, y la verdad debería preguntar porque a ella ,pero las cosas pasan y las respuestas no llegan ,solo esperar a que el 2011 me traiga desde lejos la mejor noticia,que mi pequeña este totalmente repuesta,y para eso dicen los medicos aún debo esperar,¡Feliz año amigo!

Flamenco Rojo dijo...

Es difícil dejar escapar el día de hoy sin hacerse preguntas aunque sean retóricas…Un día en el calendario que lleva implícito una invitación a desnudar el alma…Problemas de conciencia del año que termina o tal vez propósitos de enmienda para el año entrante…Sea lo que sea lo importante es no permanecer indiferentes…

Un abrazo y un deseo…Feliz Año 2011.

Paloma Corrales dijo...

Dificiles de contestar, pero profundas e interesantes, haré mía tu reflexión e intentaré responderme.

Gracias por tantos ratos, todos buenos.

Feliz año, Amando. Mi cariño.

Evaasecas dijo...

Feliz año nuevo Amando. Esperemos no dejar de hacernos preguntas y hoy es tan válido como cualquier otro. El caso es no pasar por esta vida sin cuestionarnos cosas.
Que digo yo que... siendo como ha sido este año en según que cosas... una de dos, o el 2011 lo tiene "chupao" para mejorar... o lo tenemos j...

Lo dicho, Feliz Año Nuevo a todos.

Isolda dijo...

¿Qué sabemos nosotros? Lo único válido es reconocerse en el espejo, como buena persona y dormir con la conciencia tranquila. Si además se logra actuar en favor de lo que nos rodea, yo diría que los objetivos están cumplidos. Me parecen muy buenas preguntas y, a veces, difíciles de responder con un simple sí o no.
Feliz día, felices días, como todos los días te envío muchos besos como versos.

Miguel Mora dijo...

Pasaba por aquí que diría mi admirado L.E. Aute y me encuentro con un montón de preguntas. Acabo de leer un artículo de Daniel Innerarity titulado “Elogio de la inexactitud” en donde afirma que las preguntas requieren más inteligencia que las respuestas y que importa más plantearse problemas que las soluciones mismas. Amando no se plantea hacernos las preguntas que él se formula, pero ¿ por qué no respondernos a nosotros mismos algunas? ¿ por qué no asumir este test? Aunque sólo sea como terapia personal, aunque nuestras respuestas únicamente nos interesen a nosotros mismos.
Creo que los que piensan que han vivido como han querido o se auto-engañan o son excesivamente individualistas, o su pobreza de miras es evidente. Todos, sí, hemos vivido en buena parte como nos han dejado. Conviene vivir mirando de frente a todas las otras miradas, tengan brillo o no, muchas veces las miradas opacas, las que han perdido el brillo resultan las más interesantes, las más ilustrativas. El brillo en la mirada suele ser fruto de cosméticas de todo tipo.

¿ Verdades, mentiras? Tan relativas como el éxito o el fracaso que diría Kipling, ¿ o no se puede sembrar cizaña con la verdad? Vale lo mismo para la sinceridad que puede ser arma arrojadiza y tener menos piedad que el silencio.

Particularmente no descubro un farsante al otro lado del espejo, descubro a alguien – y encima soy yo – que envejece más a prisa de lo deseado. Los espejos son crueles a partir de una edad, aunque también nos sitúan en un saludable punto de relativismo.

¿Daría mi vida por quienes comparten mi vida? : quiero creer que sí pero … la comparten tan pocos. Eso le resta mucho mérito.

Considero el planeta una sucursal de la despensa de unos cuantos poderosos a quienes importan poco quienes lo sucederán, excepción hecha de su descendencia directa a los cuales dejan asegurado un montón de futuro. O eso creen.

Nos piensan tanto que tenemos que hacer un esfuerzo ímprobo para pensar por nuestra cuenta. El esfuerzo va en aumento porque cada vez nos piensan más, piensan crecientemente por nosotros y además nos hacen estar convencidos de que pensamos libremente, de que somos libres.

Mañana es meta y camino porque la meta es la utopía y hacía ella tenemos que dirigirnos. Es un camino que, eso si, tiene metas diarias. Muchas veces prosaicas, siempre terrenales.

Leonel dijo...

Esta preguntas que haces, que te haces hace algunos meses me las hice, aún estoy buscando algunas respuestas, otras las he encontrado, pero sobre la ultima pregunta te daré una respuesta que hace muchos años me dijo mi abuela:
"El mañana no es un meta, es un sueño por realizar."
Te mando un fuerte abrazo, querido Amando.
Feliz 2011!
Leo

Maria Sanguesa dijo...

Verás, mi querido Amando, yo creo que vivimos como podemos, más que hacerlo como nos dejan; vamos haciendo proyectos y luego surgen los imponderables. Pero de lo que estoy convencida es de que la vida es un camino sembrado de pequeñas metas... detrás de cada una de ellas, el camino sigue y sigue.
Te deseo un 2011 pleno de suerte y respuestas. Muchos besos y abrazos.

neko dijo...

Me ha gustado tu última pregunta "¿Mañana es meta o es camino…?"

Es dificil no mirar atrás estas fechas y preguntarte alguna que otra cuestión.

arguellesacero dijo...

Buenas preguntas

Ángeles Hernández dijo...

SI, NO, SI, SI, SI, NO, SI, SI, HABITACION COMPARTIDA, POR MI CUENTA BASTANTE, MAÑANA ES CAMINO por supuesto.

Creo que he sido sincera en las respuestas, aunque quizás no haya contestado con la cabeza sino con el corazón.

Seguiré revisándolas en el once, no vendrán mal.

Gracias por tu ayuda y un abrazo Á.

Anabel dijo...

Malditos balances. Cómo nos gusta sopesar, medir, valorar si hemos aprovechado lo vivido, si hemos vivido de la mejor manera, si ha valido la pena...

Hemos vivido, muchos no pueden ni siquiera decirlo en voz alta. Seguimos viviendo. Pensemos en el presente: el pasado no tiene remedio y el futuro nunca llega.

Más besos,

Anabel