miércoles, 5 de mayo de 2010

Tribulaciones de un escribidor entre seis plumas



No hace falta ser un lince para descubrir que en estos días acrece esta sección de Tribulaciones de un escribidor. Como anticipé en días pasados, y como ya han comprobado algunos de los más inquietos de ustedes, ha comenzado un nuevo proyecto, en el que este escribidor va a participar, o está participando. Se trata de una empresa en la que la ilusión llena de luz mi mirada y aumenta las palpitaciones de mis pulsos. Y por lo que sé de otros seis compañeros.
Ahora me van a permitir que me explique, pero para los más impacientes o quienes estén hartos de mis letras (cosa bastante razonable después de estos días) pueden acudir directamente a este lugar y descubrir por su cuenta de lo que les quiero hablar.
La tarea de escribir suele ser una tarea solitaria, ardua, donde el trabajo en equipo no se da, salvo, quizá, en guionistas de cine o televisión. Suele ser el escritor quien se enfrenta a sí mismo y a sus personajes en un trabajo más o menos arduo. El proyecto bautizado por Francisco Concepción como 7 plumas, surge también de su iniciativa en un diálogo entre comentaristas de un relato publicado por capítulos en La Esfera Cultural. El relato se titula Tras la sonrisa y su autor es Marcos Alonso que también es seguidor de este blog.
Como ha pasado más de una vez en este rincón al que ustedes acuden con tanta amabilidad, un relato por capítulos suscita ideas entre los contertulios, sensación de intriga, deseos de conocer el siguiente capítulo, se conjeturan probables desenlaces… Y ante la expectación salió la sugerencia de crear un relato por entregas y de autoría coral o colectiva o como se le quiera decir. Este escribidor que debe tener alma aventurera aunque no salga de su casa como quien dice, se apuntó casi de inmediato, y en muy poco tiempo nos sumamos siete personas con afanes por la escritura: Ana Joyanes, Inmaculada Vinuesa, Dácil Martín, Anabel Consejo, Marcos Alonso Hernández, Francisco Concepción y este escribidor. Aquí nos encontrarán.
A partir de ahí, y de modo muy divertido se establecieron las normas: no hay normas, salvo escribir una historia, hasta donde ésta nos lleve con un orden previamente establecido…
¿Cuál...?
Ahora sonreirán.
Se nos otorgó un número en función del orden en que nos fuimos añadiendo a la iniciativa y se determinó que la narración echaba a caminar según alguna Musa le diera a entender a la persona del grupo cuyo número asignado coincidiera con la unidad del boleto premiado en el sorteo de la ONCE celebrado el pasado día 26 de abril. En caso de que la terminación fuese ocho, nueve o cero, se aplicaría a la decena y así sucesivamente. Las bolitas de la suerte depararon este número 25.196. En teoría el relato comenzaba el pasado domingo 2 de mayo, pero la impaciencia de Inmaculada Vinuesa, exactamente la misma que la del resto, le hizo publicar su entrada con anticipación. Dácil Martín ha hecho lo propio ayer martes 4 y este escribidor que, en teoría tendría que aguardar al próximo domingo 9 para aportar sus primeras letras al relato de este proyecto, no sabe si podrá aguantar con el texto escrito en un cajón.
Me temo que no.
Hasta ahora sabemos que la historia comienza en Edimburgo, y el primer personaje con el que nos hemos topado se llama Sophie, tiene veinticinco años, es muy solitaria, tiene un defecto en el pie que le hace caminar de modo especial, trabaja como ejecutiva y se pasa las tardes en una vieja taberna donde bebe una pinta de ale y escribe algo en un cuaderno… Para dos entradas breves, muy breves, se lo garantizo, es mucho, no me lo negarán y aún me dejo alguna cosa, aunque casi mejor que ustedes lo lean allí.
No sabemos más…
Bueno, no les mentiré, este escribidor ya conoce algún otro detalle, pero casi nada, lo demás lo descubriremos en una mezcla apasionante de lectura y escritura y reflexión. Porque otra cuestión que me parece interesantísima de esta idea es que se trata de un proyecto abierto, de un proyecto interactivo, de una especie de Gran Hermano Literario, como dice la nota de prensa que se ha puesto en circulación en estos días. Esperemos que los medios se hagan eco de ella. Los lectores (y en seis séptimas partes soy lector) no solo comentan, sino que sus comentarios pueden ser tenidos en cuenta por por alguno de nosotros en algún momento determinado. Es decir, y me perdonarán ustedes la pedantería, se trata de un continuo proceso de retroalimentación, una verdadera novela en marcha, a la que los lectores pueden aportar y además pueden seguir el proceso de elaboración a través de los comentarios de cada entrada que forman parte del propio entramado de la novela, como esa parte de los iceberg que no se ven, pero ahí están.
Más aún, se va a permitir en esta estructura tan abierta, dinámica y participativa que propicia el formato blog que los autores podamos escribir nuestras sensaciones durante todo el proceso, lo que se ha denominado experiencia paralela.
Más arriba hablaba de brújulas y mapas. Pues bien, aquí vamos a escribir casi a ciegas, como los exploradores, como los espeleólogos.
Sabemos que la nave ha comenzado su singladura, sin embargo no sabemos a dónde llegaremos (si es que llegamos), pero les garantizo que la ilusión es abundante. Y desde aquí permitirán que tenga la osadía de invitarles a que nos hagan alguna visita, pasarán, como mínimo, un rato entretenido. Si ustedes son amigos de la lectura y les atrae la idea, les planteo la posibilidad de formar parte activa y presente del proceso de creación de una narración, como ya han hecho algunos de ustedes a quienes desde aquí agradezco pública y efusivamente ese detalle.

28 comentarios:

Verónica dijo...

He leido la entrada de esta noche, y me parece fenomenal amigo Amando, cuando termine de comentar da por hecho, que me iré al otro blog, a empezar a leer la historia de Sophie y me hago seguidora también.
Buenas noches, y me voy corriendo para allí
Un abrazooo

Paloma Corrales dijo...

Me parece apasionante la idea y entiendo tu emoción y la del resto de participantes, enhorabuena.

He visitado el blog y me he hechoo seguidora, no tengo fuerzas para seguir leyendo esta noche, pero mañana me pongo al día... ya me conoces ;-)

Un abrazo.

Ps. seguro que váis a arrasar.

Odiseo de Saturnalia dijo...

Edimburgo... mmmm...

Espero que nos hagáis perdernos por sus calles...

Amando Carabias María dijo...

Verónica:
Muchas gracias a ti, ya he visto tu comentario allí. Compartiremos otro espacio y veremos como va naciendo y creciendo la historia y todo lo que está detrás y dentro de ella.

Amando Carabias María dijo...

Paloma Corrales:
Así es, la emoción es grande, esperemos que se acreciente con vuestras aportaciones, sugerencias y apoyo.
Estoy seguro que en muy poco te pones al día.
Un beso

Amando Carabias María dijo...

Odiseo de Saturnalia:
Intentaremos no perdernos nosotros, jejee...
Hoy estamos en Edimburgo, pero, ¿sabes?, lo apasionante es que no sabemos dónde acabaremos ni por qué.

Mercedes dijo...

Haré lo imposible por seguiros, me parece una iniciativa novedosa y apasionante. Ya sabes que yo escribo con mapa y brújula, así que seguir este interesante "experimento" literario puede enseñarme mucho, además de disfrutar. Sobre todo me interesa cómo vais a adaptaros a los cambios de ritmo y estilo de unos y otros. Ya te iré contando.
Un abrazo muy fuerte.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Creo que no hace falta lo imposible. Al menos como se plantea la iniciativa. Con el tiempo se irá viendo.
En principio se publicarán dos capítulos por semana, miércoles y viernes, cuya extensión no está prefijada, pero no será muy larga, en principio.
Entre ambos capítulos hay tiempo suficiente para leer y aportar y ver cómo se va ahormando todo.
Gracias por el seguimiento.

Jordi M.Novas dijo...

Ah, los nuevos proyectos, siempre ilusionantes. dadle duros amigos.

Amando Carabias María dijo...

Jordi M. Novas:
En ello estamos, y con vuestra ayuda la ilusión permanecerá en alto.

Flamenco Rojo dijo...

Larga vida a "7 plumas"...Vosotros tenéis la ilusión de escribir y nosotros la de leeros.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Y tú que los disfrutes con tus aportaciones.
también abrazos.

Maria Sanguesa dijo...

Suscribo lo que comentan Mercedes y Flamenco... la curiosidad ante este experimento es muy fuerte. Bien las dos entregas... a ver qué decís vos. Un fuerte abrazo.

Alena.Collar dijo...

Hice un breve comentario-como habréis visto- en las Plumas...
Suerte y a ello.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Una narración por entregas escrita por una sola persona al mismo tiempo que se publica (por ejemplo la serie aquí publicada ¿Qué decisión tomar?)tomar o no las ideas que los lectores te van regalando y saberlas dosificar...
Cuando, como en este caso el autor es colectivo y uno es lector y en una séptima parte escritor, me veo superado por la ansiedad.
Habrá que tomarlo con tino y paciencia, en una sola entrada no se puede decir todo, ni todas las ideas que a uno le producen las situaciones.
Espero no defraudar...
Toi nevioso

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
Ya he visto, y como allí, te doy aquí las gracias por la sugerencia y los animos y cuando tengas una idea no dudes en aportarla.
Es una de las cosas, repito, que más me atrae del proyecto. Lo mismo se está construyendo más de una novela y no lo sabemos.
También es posible el fracaso, pero quien no lo intenta no fracasa nunca.

Ana J. dijo...

Solo quería saludar a los seguidores de este más que muy interesante blog.
Por supuesto, os esperamos en 7Plumas... y en La Esfera Cultural, donde los plumíferos empezamos a conocernos y a embarcarnos en esta aventura.
Y un gran abrazo para ti, Amando

Abuela Ciber dijo...

Te estaremos siguiendo.

Cariños

Beatriz Ruiz dijo...

Bueno amigo... ya has podido comprobar que acudimos a la cita, no podía ser de otra manera... Y además que carajo... se está poniendo interesante...

Besos...

Amando Carabias María dijo...

Ana J.:
Muy amable por tu visita, compañera de aventura narrativa.
Como ya se ha comprobado más de uno ha tomado el barco con nosotros y ya nos están aportando ideas, pero sobre todo ánimos.
A medida que os vayan conociendo, seguro que se sienten más involucrados.

Amando Carabias María dijo...

Abuela Ciber:
Y siento vuestros pasos y vuestro aliento. Muchas gracias.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Ahora, además de la ilusión por lo novedoso de la experiencia, estoy emocionado por vuestra respuesta tan, tan, fantástica. Y no podía ser de otra manera, porque, como bien dices, se está poniendo interesantísimo. Espero que la tercera entrega no baje el nivel.
¿Seré capaz de aguantar hasta el domingo?

catherine dijo...

Lo sabes que he pasado varias veces por 7 Plumas y que este proyecto da euforia tanto a los escritores participantes como a los seguidores.
Felicidades a todos los Plumeros (¿se puede decir sin molestaros?).
Ya ha salido tu nueva entrada aquí, me voy a darle un vistazo.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Claro que lo sé, y nos encantan...
Verás lo de plumeros, sería más bien para esos instrumentos que sirven para limpiar el polvo. En este caso sería más apropiado, plumífero... Pero ocurre que en español tiene cierta connotación peyorativa, similar a lo de escribidor, o peor. A mí no me importa, pero del resto no sé qué decir. Casi guardamos el secreto.

Ángeles Hernández dijo...

Esta temporada estoy un poco retirada del blog. Intentaré seguir como pueda vuestra magnífica idea y si es posible comentar mis impresiones.

Un saludo Amando

Amando Carabias María dijo...

Ángeles Hernández:
No te preocupes, lo primero es lo primero...
Procuraremos que el acceso de quienes tengan dificultades a la hora de seguirnos, sea simple.
De momento, estamos procurando cierta brevedad en las entradas, no como ésta, :-).

Marina Fligueira dijo...

Caramba... Si una pluma es de estilo- grafica que harán 7. Ánimo y adelante. Me parece un buen proyecto. Paseré a leeros en cuanto pueda. Buenas noches, me voy a la cama, porque se me cierran las persianas. Besos.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Allí también nos vemos.