lunes, 9 de mayo de 2011

Oscurece en Edimburgo presentado en la jornada Vers-Art de Lleida

Anabel y Amando después de la pre-presentación
de Oscurece en Edimburgo, en el maro del
IV Recital Poético Políglota Vers-Art
(Foto Pilar Aguarón)


Ayer regresé a esta casa y todavía no he subido la crónica de lo sucedido en Lérida durante el fin de semana. Si hubiera sido en otra situación, lo más probable es que la crónica urgente estaría ya en este blog, pero tanto Pilar Aguarón como Anabel Consejo han hecho ese trabajo, desde Zaragoza y desde Lleida, así que me he podido permitir el lujo de masticar un poco las emociones. Detener los recuerdos, extenderme en sensaciones un poco más íntimas sobre este fin de semana…
En primer lugar, y antes de nada, conviene dejar constancia de mi agradecimiento a los organizadores del acto (el colectivo ilerdense Adictos al Verso –con Maribel Sánchez y Anabel Consejo a la cabeza- por haberme invitado al IV Recital Poético Políglota. Vers-Art.
A veces parece que los eventos se desarrollan de un modo espontáneo, como si todo consistiera en citar a unas cuantas personas en algún lugar, un día y a una hora. Nada más. El resto sucede por generación espontánea. Sin personas tan desprendidas, generosas y trabajadoras como las que he tenido el placer de conocer en este par de días nada de ello habría sucedido. Parece sencillo coordinar todo el engranaje de pequeños acontecimientos que se han ido produciendo casi de modo natural, y esto sólo se debe a que un grupo de personas han dejado muchas horas de su ocio y de su descanso para que todo esto fructificara. Lo he personalizado en Maribel y Anabel, a quienes más conozco, pero debería ser preciso y citar más nombres (Bea, Rosana, Jaume, Josep, Antoni, Carmen, Montse…), pero al hacerlo me estoy dejando otros por desconocimiento, despiste, olvido… Pero a quien no debo dejar en el tintero es a la dirección y trabajadores del Centro Cívico que no sólo se limitaron a poner las instalaciones a disposición de la organización, sino que colaboraron con ella en todo y estuvieron presentes durante todos los actos.
De modo especial –y por ello lo destaco en párrafo independiente- quería ponderar el trabajo abnegado e infatigable de Jordi, técnico de sonido en Radio Sabadell, quien por amor al arte (gratis et amore, dirían los clásicos) se hizo inseparable de la mesa de sonido durante toda la jornada. Sin perder su buen humor.
Después de que el viernes quedara el local del Centre Civic de Balàfia acondicionado para una jornada dedicada a la pintura (nos acompañaron cuadros de Pilar Aguarón, Carlos Agorreta, Héctor Segura e Israel Rodríguez) y a la poesía, el sábado desde primera hora de la mañana se inició una actividad que no concluyó hasta que las manecillas de los relojes señalaban, poco más o menos las tres de la madrugada.
Por la mañana en la biblioteca del Centro Cívico se procedió a la presentación de varios libros. Los poemarios de José Triviño y Ramón Conzález, dos libros de Julián Melero, a la sazón presidente de la Asociación de Escritores de aquella ciudad, así como Oscurece en Edimburgo y Versos como carne.
Sobre la presentación de mi poemario no es el lugar ni el momento de decir nada, salvo agradecer hasta el infinito las palabras que sobre él dijo Anabel. Palabras que no merezco, pero que verán la luz en este blog dentro de unos días, y que quedarán en una de sus páginas la titulada Versos como carne.
Prácticamente a la misma hora, como si se hubiera trazado una diagonal desde Las Palmas de Gran Canaria, hasta Lleida (dos de los puntos más distantes entre sí de la geografía española, unos tres mil kilómetros), se procedía al primer acto público protagonizado por la novela Oscurece en Edimburgo.
Como se puede leer en este enlace, la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, fue el marco en que se procedió al acto celebrado en territorio insular.
En Lleida, mientras, Anabel y yo escuchábamos las palabras que Maribel Sánchez pronunciaba sobre la novela. Habló sobre la calidad del texto y ponderó, sobre todo, la capacidad para que el estilo haya quedado homogéneo, a pesar de que han sido setenta dedos (en afortunada expresión de la poeta y escritora ilerdense Rosana Miró) los creadores de la trama; asimismo también señaló la capacidad que tiene la propia narración para atrapar la atención y voluntad lectoras, tanto que cualquier retraso en su lectura, produce ese típico estado anímico, que concluye con la repetida frase lectora: “Este libro engancha”.
A continuación fuimos nosotros quienes nos encargamos de relatar a los asistentes al acto (personas llegadas desde la propia Lleida, Huesca, Barcelona, Hospitalet, Zaragoza…) nuestras vivencias relacionadas con Oscurece en Edimburgo: desde las dudas surgidas al principio del proyecto, hasta la emoción que supuso verlo en formato libro, pasando por diversos momentos como el modo en que se estableció el orden del escritura, o el resto de reglas que nos dimos (o sea ninguna), y recalcando que en todo este camino se consiguió transformar el grupo de escritores 7 plumas en un grupo de amigos escritores. Eso sí, no desvelamos ni un milímetro de su trama.
A medida que se explicaban estos detalles, iba observando cómo el rostro de las personas que nos escuchaban pasaba de la atención y el respeto a la admiración precedida por la curiosidad. Cuando, minutos después, se acercaban a la mesa donde estaban algunos ejemplares de la novela, el asombro se veía confirmado al tener entre las manos la novela perfectamente tangible, manejable, deseosa de ser leída.
En un momento de receso durante la jornada matinal, vía telefónica nos pusimos en contacto con nuestros compañeros y fuimos testigos también de la emoción que estaban disfrutando. El paseo canario donde se ubica la Feria del libro de allí, estaba siendo recorrido por los cinco autores isleños, después de haber disfrutado de una experiencia similar a la nuestra. El tono de su voz mostraba una emoción semejante a la nuestra, que aumentó más, si ello era posible, al saber que ya hay algunas personas que se dirigen al editor para conseguir un ejemplar porque otro lector o lectora les ha ensalzado esta novela.

De esto no he hablado con Anabel, pero creo que nuestras expectativas más íntimas se superaron con el afecto, cariño y complicidad que los asistentes a esta parte de la jornada demostraron hacia nosotros y nuestro proyecto. De algún modo los dos actos que sucedieron con sincronía y llenos de sinergias (Anabel, dixit) han supuesto el aldabonazo de salida a un periplo que esperamos largo y lleno de eventos de los que se irá informando a través de los diferentes blog. Ojalá que si no todos a la vez y al mismo tiempo (eso sería otro sueño hecho realidad) podamos llevar esta novela a muchos rincones.
Pero la jornada no concluyó aquí, todavía faltaba mucho. En realidad faltaba la verdadera semilla de la que brotó esta planta que lleva por nombre Recital poético políglota.
La lluvia decidió rodear las instalaciones del Centre Civi de Balàfia de una cortina densa de cristal melancólico que quizá ayudó a saborear con más atención los versos que las personas que salieron al atril fueron recitando. Entre los poemas y poemas, también disfrutamos con algunos relatos cortos procedentes de Zaragoza (Pilar Aguarón, José Antonio Prades) o canciones interpretadas por Mon Feijóo.
Lo cierto es que es una maravilla comprobar la ilusión que este grupo de poetas pone en todo lo que hace. La ilusión, la variedad, la calidad. Escuchando lo que allí sucedió uno hizo un recorrido por prácticamente todos los estilos que se pueden encontrar en la poesía. Y me planteaba una vez más, cómo es posible que tanta dedicación no exenta de calidad, quede casi siempre relegada al olvido o al instante efímero de un recital en que los asistentes, casi en su totailidad también son participantes.
Pero es que la noche (tras una cena de confraternización y regada por la abundantísima lluvia que cayó sobre Lleida) también presenció y oyó más versos y más músicas. Desde las diez de la noche el Pub Blau fue testigo en primer lugar de la actuación del grupo de rock Hermanos Lobos que dio allí su primer concierto, mostrando la potencia de su música...
Más tarde comezó la Jam Session, o Sesión Golfa que se prolongó hasta las tres de la madrugada donde los versos volvieron a entrelazarse con las músicas de la citada Mon Feijóo, DeOscar y Pere Vilanova

En fin, tomo el cartel y es lo único que se me ocurre hacer, citar a quien en él figuran como lectores de sus versos bien durante la sesión de la tarde, bien durante la sesión de la noche, quizá alguno o alguna que no figura en él recitó también y se me escapa su nombre, perdonadme si así sucede... : Carlos Agorreta, Carmen Molinero, José Antonio Lozoano, Israel Rodríguez, Rosa Roca, Charo Cano, Pilar Falcón, Inma Arrabal, Edu Jové, Pere Asensio, Mari Cruz Nevot, Aurora Marco, Joana Mar, Felipe Zapico, Josep Puig, Ricardo Lacosta, Josep Ramon, Montse Sánchez, Carme Romía, Pere Porta, Juan José Romero 'Terly', Mayde Molina, Anna Calero, Dioni, Carlota, Marc Torrent, Iris, Pedro Berenguel, Ramón González, Jaume Climent, Nuria Niubó, Ricardo Lacosta, Matheu Esquerda, Assumpció Cornadó, Beatriu C. Durany, José Liñán, Toni Ibáñez, Anabel, Madmme Quika Lu y Maribel Sánchez... Todos ellos (y quizá alguien más que ahora mi torpe memoria no alcanza a recordar) fueron los encargados de convertir la tarde, la noche y el principio de la madrugada del 7 y 8 mayo en una tarde y una noche poéticas y llenas de versos, en los que la poesía demostró, me demostró, nos demostró que es tan poliédrica como nuestros sentimientos y nuestros modos de mirar...

21 comentarios:

Beatriz Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flamenco Rojo dijo...

Emotivo, vibrante, entrañable fin de semana compañero el de Lleida. Una vez más os doy la enhorabuena y sé que todas las energías positivas que os hemos enviado los amigos de los plumigos han surtido efecto.

Un abrazo hoy extendido a toda la organización del evento.

Beatriz Ruiz dijo...

Yo misma lo eliminé...

Carajo amigo, nos lo cuentas tan bien que me parece que estuve con vosotros, lo que habría sido una gran fortuna, desde luego...

Aunque espero no perderme la presentación en Tenerife, claro...

Besos...

mercedespinto dijo...

Nunca pensé tener el don de la ubicuidad, pero hoy, gracias a ti, he podido estar en Lérida, Las Palmas y Málaga al mismo tiempo. Gracias a ti, de alguna manera, no me los he perdido.
Me alegro mucho y "pa lante".
Un abrazo.

mercedespinto dijo...

Por cierto, a ver si me dices cómo puedo suscribirme a tus entradas, que no hay manera.

catherine dijo...

¡Qué días más llenos de VersArt y música!
No nos cansamos de leer reseñas de los dos actos, cada uno lo hace con su sensibilidad, sus recuerdos. Me encantan estos "setenta dedos".
¿Qué piensas de la ubicuidad con 700 kilómetros más?
Enhorabuena a los plumigos.

Maria Sanguesa dijo...

Enhorabuena a todos y a ti en especial. Por fin puedo dártela, tras unos días fuera de Madrid y un regreso sin ordenador. Gracias a tu crónica he podido participar del evento, me parece un merecido éxito. Y de tu poemario ya sabes que pienso, siento, y creo, que es magnífico. Un abrazo muy fuerte.

Marina Fligueira dijo...

Mi enhorabuena a ti primero! Y luego a todos! que con su valía y esfuerzo, se ha publicado un buen libro! De tu mano, nos llevas a todos ésos lugares, fíjate que hasta vi llover... Y estuve en la feria del libro en la Isla.
Felicidades a todos y que sea un libro muy leído. Que se vendan muchos libros. Besitos.

Terly dijo...

Extraordinaria crónica, Amando, que me ha permitido vivir como si "in situ" fuera, toda la jornada, aunque no pude disfrutar con todos vosotros nada más que parte de ella.
Espero coincidir contigo con el tiempo suficiente como para conocernos personalmente un poco mejor.
Gracias por esta espléndida reseña y un abrazo, Amigo.
J.J.Romero (Terly)

Fiaris dijo...

Muy bien!!!
abrazotes

carlota dijo...

Buena crónica, Amando. Mi enhorabuena por el primer libro de esas siete plumas. Me alegro de tu alegría y de la de Anabel.
Nos seguimos.

Un abrazo

emejota dijo...

Lo que queda claro es que en los tiempos que corren, por muchas crisis que nos cerquen, la ubicuidad existe. Gracias por este placer que nos has ofrecido en la entrada. Beso extendido.

Anabel dijo...

Pero qué bien habla este hombre. Cualquiera diría que es escritor.

No puedo más que sumarme a los agradecimientos: sobre todo a Maribel Sánchez, a Jordi Puig y a la gente del Centre Cívic de Balàfia. Todo lo demás lo ha dicho de forma exacta Amando.

Y sí, todo fue superado por el cariño y la complicidad que durante toda la jornada se vivió.

Besos, poeta, y gracias,

Anabel

Maribel Sánchez dijo...

Llevo 3 días intentando escribir una cronica de lo que fue, me faltan palabras con las que poder expresar mi gratitud a todos los asistentes, colaboradores, invitados etc. Los motivos por los que no hay manera de que salgan al fin de entre mis dedos las palabras que tanto busco son dos:
1- No veo lo que pongo por culpa de una nieblecilla húmeda que se me pone ante la vista cada vez que alguien dice o escribe algo (creo que se llama emoción con grandes dosis de agradecimiento esto que me pasa)
2- La palabra que ando buscando para resumir lo que habéis dejado todos en mi, no está inventada aún. (me va a tocar inventar un palabro del tipo graciasseosquieremelatisentodoslosporosdemipiel pero va a costar leerla)
Prometo que para la próxima edición la habré encontrado.
Un enorme beso Amando.

Isolda dijo...

Como todos esperábamos nos has dejado una crónica deliciosa. Es evidente que Maribel Sánchez, no tardará un minuto en encontrar la palabra que busca. En este sitio abunda la emoción, la calidez y el cariño, lo vas a sentirás siempre que entres. Anabel, enhorabuena, porque sin ti no existiría Oscurece ni se habría producido este encuentro.
A ti, Amando, un beso agradecido y admirado siempre.

María A. dijo...

Excelente crónica que, en esta complicada vida que llevo últimamente, me alegra por los éxitos y emociones que vas cosechando, escribidor. Las que te mereces. Felicidades y abrazos africanos.

Rosana dijo...

Caballero Amando, pues título he de darle, aunque no tenga espada para nombrarle. Con un ingenio vibrante y despierto, ahí no es nada los "Versos con carne" que nos dejó el sábado 7 de mayo en Lleida por la mañana, con carne, y porque en Segovia habitais lo vais a entender, que la carne de cochinillo del Cándido, que se deshace en la boca y deleita más allá de los pensamientos y los sentimientos, normal que el cielo lloraba al escucharlos. Y no yendo, ya, sobrado de pertrechos, os acompañó una paladina de las mejores espadas del reino que puedan hallarse, pues es Anabel en generosidad sobrada, además de dulce, y ¡cuidado! guerrera y puesta en lides de esta talla. Ay, canalla, canalla, simpáticamente y con cariño os llamo, pues los genios como vos, saben rodearse de sus semejantes, y así propinar a los demás con las perlas que dejásteis en nuestra "terra ferma". Sos tan profusamente agradecido y tan modestamente camuflado entre vuesas letras, que ya en estilo se demuestra, que muchos pasos habeis cruzado con éxitos, y no os apuran las justas, ni os mellan los caminos largos, pues de Segovia a Lleida de un plumazo habeis aterrizado. Mirad que así, hemos prolongado el acueducto hasta poniente, lo que no hicieron los romanos, lo hicisteis vos en un sólo día, y sin descansar, no como Dios, que se pidió el domingo de fiesta. Gracias, las nuestras, por teneros en persona. Que si la bolsa me ríe, y el tiempo lo permite, he de volver a visitar vuestra ciudad y pediros cortesmente me hagais de guía. Dicen que es de bien nacido el ser agradecido, y como bien nacidas son vuesas obras, ya sean las de autoría individual como los "Versos con carne", como las obras a dedos compartidos, la novela "Oscurece en Edimburgo", ambas obras presentadas en Lleida el 7 de mayo, y que digo yo son muy bien nacidas, ciertamente y tiempo al tiempo, darán sus frutos en gratitud a su creador... ¡Pero qué digo! si ya estais recogiendo frutos de esos libros, y más que caerán al cesto, pues muchas flores vi en el árbol que plantasteis, y muchos frutos han de madurar del mismo. Lo mejor os deseo caballero Amando, y como vuestro propio nombre indica, lo que vais sembrando, se viene amando desde el principio y en gerundio que no termina, pues mucha espada veo yo para que las lides os cansen y muchas palabras han de salir a la palestra. Gracias, os brindo si os parece con un Rivera del Duero, o con un vino Kosher, y quede pendiente el tomarlo en una cualquiera de las tabernas de vuestra villa.

Amando Carabias María dijo...

Carlota, Maribel, Rosana, sed bienvenidas a este blog.
Ya saben los amigos que es norma de este rincón un saludo de bienvenida a quienes acudís a él por vez primera.
Ojalá que lo hagáis muchas veces, y más con comentarios como estos.
Nos seguimos, Carlota, esepero que ya hayas encontrado la palabra, Maribel, y haré de guía de Rosana y de su caballero andante si es menester

Leonel Licea dijo...

Amigo mío, me alegro mucho por ti y por los amigos que contigo han hecho posible esta aventura.
Gracias por contàrnoslo así, tan bien.
Un abrazo fuerte.
Leo

Anabel dijo...

Con esta gente tan maravillosa que encontraste en Lleida, ya no puedes negarte a volver la próxima edición del Vers Art... y cuando tú quieras, Amando. Ya lo sabes.

Besos,

Anabel

j.julio dijo...

Siempre agradecido a los comentarios enviados a MI SIGLO.
con un afectuoso saludo ¡Y felicidades por el blog!