domingo, 15 de mayo de 2011

Mira amor


Escucho germinar versos en la uña *
de una noche sin luna, como el vuelo
de dedos maternales: luz nocturna…

De tu presencia ausente, acaso herida,
duele el silencio, labio de la muerte…

Besas, amor, la piel de mi morada,
¿y no me ves llorando un verso roto o
sudando endecasílabos de viento…?

Si oyes latir la caja que me envuelve,
este ataúd de carne con tendones
cuya única misión es evitar
mi apariencia de ser amorfo y yerto,
en realidad no escuchas mi tañido,
sino el crujir sediento de mil huesos,
que buscaban justicia y encontraron
eclipses de verdad, navajas, balas
sajando luz y aroma de los versos.

Mis manos son caricias en tu piel,
pero también artesas donde amaso
este dolor sin voz que anuda al mundo
siempre ajeno a estos versos olvidados…

Escucha, amor, el grito de mi carne:
si olvido ser caricia de tu piel,
si olvido ser su artesa, mis dos manos
sepultura serán, serán abismo.

Safe Creative #1101208299834
___________________________________
* Como tantas veces sucede en los blog, uno conoce a amigos del alma -en este caso es muy real pues aún no he tenido la oportunidad de abrazar a Leonel Licea, Leo-, tan amigos que se preocupan por las cosas del otro, como si fueran suyas... Y así, él que de esto sabe y sabe tanto, me ha señalado la conveniencia de alterar levemente el primer verso de este poema, sin modificar en nada su sentido, para que mantuviera la misma cadencia rítmica en toda su extensión. Le he hecho caso en lo importante, no en todo. Y no le he hecho caso en todo, para mantener hasta la esencia el primer sentido. En todo caso su aportación, creo que logra su objetivo.
¡¡¡¡GRACIAS, LEO!!!

11 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Qué nunca te falte la inspiración de tu musa.

Un abrazo para ti y un beso para la fuente de tus poemas.

Leonel Licea dijo...

Otro poema muy tuyo, tan tuyo y tan hermoso, tan endecasílabos, tan rítmico...Me gusta.
Te he mandado un correo, amigo mío.
Un abrazo.
Leo

Marina Fligueira dijo...

Delicioso Amando! Tu mente emana poesía por las cutro esquinas donde salen disparadas las metáforas.

Mis manos son caricias en tu piel,
pero también artesas donde amaso
este dolor sin voz que anuda al mundo
siempre ajeno a estos versos olvidados…
Me encantan! Felicidades. Besitos.

emejota dijo...

Bello poema, aunque confieso que leer emociones tan físicas me ruborizan. Serán los restos del naufragio de una timidez concomitante en el pasado. Beso.

Paloma Corrales dijo...

Un poema que explora la realidad interior hasta tomar conciencia, no sólo de la misma condición de poeta, sino también de la de ser amante entregado y comprometido o simplemete no ser. Se lee como algo medular. Enhorabuena.

Un beso.

mercedespinto dijo...

Tengo la "suerte" de ser una ignorante en este tema, por ahora, así que puedo disfrutar tus versos sin notar siquiera esa falta de ritmo. Éste me ha parecido una delicia. Ella tiene que estar flipando, si me permites la expresión.
Un abrazo.

Leonel Licea dijo...

Muchísimas gracias, Amando, eres demasiado generoso y esto es otra muestra de lo que te escribí ayer, tu poema es una maravilla con o sin cambios, porque está lleno de la sensibilidad que sólo un poeta como tú
es capaz de demostrar.
Como también dije ayer en este espacio, no sé a quien agradecer por haber puesto una persona como tu en mi camino y sobre todo, gracias por esa humildad que confirma una vez más la gran persona que eres.
Un abrazo fuerte.
Leo

J.Lorente dijo...

Me salto las formas y me centro en la esencia, que no entiende de medidas ni de ritmos.

¿Somos acaso lo que vemos?... No. Somos lo que hacemos sentir.

Me uno a Flamenco... Felicidades a tu Musa, pues sin ella serías un poquito menos Poeta.

Un Beso Endecasílabo, Amando.

Isolda dijo...

Me emociona profundamente, cada metáfora y cada verso y no sé decir más que eres un poeta de los grandes, querido Amando. Y también sé que nos queda mucho por disfrutar.
Besos, una vez más, admirados.

Ángeles Hernández dijo...

Amando: solamente tú podrías sudar endecasílabos, llorar versos rotos y ver brotar versitos a través de las uñas...

El poema es denso y una mezcla de ausencia y presencia que quiere demostrar que sigue, que está presente, que solo es si es para amar...pero esas imágenes que cito al principio me han cautivado y al crear la imagen mental de tú mismo sudando, llorando y con los brotes saliendo de las uñas, he cometido el gran pecado de sonreir porque la visión me ha resultado muy graciosa.

Sorry.
Un abrazo Á

Amando Carabias María dijo...

Ángeles:
Jajajaja ;) ;)