jueves, 7 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa Premio Nobel de Literatura 2010... Por fin.

Acabo de enterarme por la Bitácora de Alena Collar de esta gratísima noticia.

(Pasadas unas horas, nuestra amiga Alena ha publicado esta reseña sobre su obra que me parece muy interesante y recomiendo vivamente).

Desde hace años este escribidor esperaba la confirmación de lo que todos sus lectores en el mundo sabíamos: el Nobel es suyo, se lo entreguen los suecos o no. Y además, ya era hora que desde 1990, Octavio Paz, ningún escritor que lo haga en español no lo hubiera recibido, aunque la entrega a José Saramago del suyo nos pilló tan próximos que casi lo consideramos como de los nuestros.
Saben ustedes que me gusta llamarme a mí mismo escribidor. Pues bien, hoy puedo confesar que esta palabra me gusta desde que en mi adolescencia o primera juventud leí La tía Julia y el escribidor, quizá no sea la novela mejor del autor peruano-español, pero a mí me gustó y mucho. Claro que en aquel entonces, por obligación del calendario me tenía que gustar cuanto cayera en mis manos. Si con dieciséis o diecisiete años no me gustaba... Es una historia entre tierna, divertida y feroz, y el personaje del escribidor, aquel oscuro hombre de unos cuarenta y cinco años que se dedicaba a escribir seriales radiofónicos todos con la misma estructura y el mismo tipo de personajes me alucinó. Y me abrió todas las puertas del mundo la propia construcción de la novela, en la que se enlazaba la propia historia de la tía Julia y el escribidor, con los comienzos de cada una de las radionovelas.
Antes ya había leído la La ciudad y los perros y la historia de los jóvenes que estudiaban en la Academia Militar también me caló hondo. Luego vino Pantaleón y las visitadoras
Siempre que he podido he leído las novelas de este hombre, y alguno de sus ensayos. El que me fascinó y del que aprendí (espero) tanto como en el mejor taller literario fue Cartas a un joven novelista, librito no muy extenso, pero del que todo, absolutamente es aprovechable, no por mí, claro, que no dejo de ser un escribidor.
Claro que hay libros que no me gustaron de él. Es muy difícil, por no decir imposible que todos los libros escritos por el mismo autor sean de nuestro gusto. Por ejemplo, Lituma en los Andes o Las cuadernos de Don Rigoberto me dejaron con muy mal sabor de boca. Aunque no es improbable que la culpa sea del lector, en este caso yo mismo.
De hecho, y por culpa de esto, cuando me regalaron La fiesta del Chivo entré con cierta prevención. Pero me deslumbró, ahí estaba nuevamente el gran Vargas Llosa de mi juventud, ese narrador increíble y contundente, ese novelista como la copa de un pino. Y gracias a esta novela y a los buenos consejos, leí con muchos años de retraso Conversación en La Catedral. Quizá sea la novela más importante del escritor, donde la visión de Lima y los limeños, se confunde y se enlaza con la visión del hombre y lo humano.
Sus dos posteriores novelas El paraíso en una esquina y Travesuras de la niña mala mantuvieron el nivel. La primera en una hermosísisma recreación de la vida de Paul Gauguen, sino me equivoco, pues escribo de memoria y con premura, y la segunda una historia crudísima, durísima y teñida de un amor imposible.
Parece, según leo en la prensa, que está a punto de aparecer su próxima novela El sueño del celta.
No sé si fue de ésta, o fue de otra, de la que nos habló en Segovia hace unos años, creo que en 2008 cuando acudió al Hay Festival y llenó el Teatro Juan Bravo.
Sin duda de ningún género fue una de las charlas más emotivas que ha brindado este festival.
Lo normal es que en esta cita con la literatura se establezca una conversación entre el autor y otra persona conocedora de su obra. Pues bien, en el caso de Mario Vargas Llosa, su supuesto entrevistador fue un asistente de lujo, pues el arequipeño se entrevistó a sí mismo en un alarde que embaucó a todo el auditorio. Ahí descubrí, por si ya no se sabía, las dotes que atesora para la escena y la capacidad que tiene para modular su voz..
Lo pude saludar por la Calle Real (no se piensen nada raro, un simple gesto acompañado de una sonrisa) al que correspondió. Firmó libros con total dedicación y humildad. Su sonrisa ancha no se le despintó de los labios.
Desde aquí, mi más cordial, sincera y humilde enhorabuena. Sé que no le llegará entre la barahúnda de las voces que hoy le estarán atosigando, pero aquí queda, por si algunos de ustedes coincide con él y se atreve a felicitarle que lo haga también en mi nombre, en nombre de un lector admirado y que desea fervientmente que su próxima novela ya esté escrita, pues en los próximos meses, será inútil que intente continuar con su redacción.

Foto tomada de El País.com

38 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Aunque no comparto su postura política ante la vida y la realidad hispanoamericana, tengo que reconocer que es fundamental en la literatura castellana...De lo leído de Mario Vargas Llosa lo que más me enganchó fue La Fiesta del Chivo.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Por cuestiones de la urgencia, no he hecho ningún comentario a este tema. Hoy sólo pretendía disfrutar de lo que este premio supone para la buena literatura en español.
Un abrazo concordante con tus palabras.

Fernando dijo...

Una noticia maravillosa. ¡Buena, buenísima noticia y mejor literatura! He leído muchísimas de sus publicaciones, a cual mejor. Ya es hora que el Premio Nobel se vaya poniendo a la altura debida y no piense en políticas rastreras, sin que se preocupe de los grandes escritores y, al mismo tiempo, grandes hombres. Creo que esto es un triunfo de muestro maravilloso idioma. Un fuerte abrazo ab imo pectore.

Postdata: La novela "La fiesta del Chivo" me impactó tanto que la leíde un tirón mientras veraneaba en Santander. No bajé a la playa ese día.

Adriana dijo...

Si, estoy super feliz de que lo haya ganado, no sólo por escribir en español (el mejor idioma para escribir) si no por ser Hispanoamericano.

Gaspard dijo...

Me perdonaréis, pero yo descubrí a Vargas Llosa en francés. Puedo parecer un crimen, pero así fue. Ocurrió con ‘Conversación en La Catedral’. Luego vinieron ‘La ciudad y los perros’, ‘Los cachorros’, ‘Pantaleón’, el estudio que hizo de ‘Madame Bovary’, ‘La guerra del fin del mundo’, ‘La tía Julia’. Como dice Amando, ‘La fiesta del chivo’ es maravillosa. Hay que tener algo especial para escribir esa novela. ‘El paraíso en una esquina’ me gustó, aunque menos. Sí que me gustaría conocerlo, parece una buena persona, humilde y ávida de novedades. Por supuesto, estoy deseando leer ‘El sueño del celta’. Cuando estaba preparándola publicó en ‘El País Semanal’ una crónica sobre el Congo espléndida.

Isolda dijo...

También me uno a este premio merecidísimo, por su literatura. El primer libro que leí de él fue La ciudad y los perros y creo que por abrirme los ojos, es el que más me gustó. Además la política, hoy, no es el tema. Como habeis dicho Amando y Flamenco, disfrutemos del premio.
Un beso para los escribidores.

Amando Carabias María dijo...

Fernando:
Este mediodía, después de subir esta noticia (lo cual no ha sido original, pero sí necesario), he escuchado una pequeña entrevista que han hecho a la Sra. Balcells, su agente literario, que también lo fue de García Márquez, Cela, Miguel Ángel Asturias...
En esta entrevista, además de los parabienes obvios hacia Vargas Llosa, ha hablado sobre los múltiples intereses y lobbys que funcionan a la hora de proclamar cada año el Nobel de Literatura. No sé si se establece algún tipo de ritmo o de orden, pero parecía que ya era necesario que la literatura en castellano volviera a este punto.
Como he dicho en mi artículo a mí no me hacía falta que le dieran el Nobel, para saber que lo era. Como no me ha hecho falta que se lo dieran a Delibes, para saber que también lo es.
Anoche comenté a Marián que quizá este año le tocase, porque no estaba en las quinielas que barajaba la prensa.
Es lo de siempre. Otros no llegaron a tiempo, otros fueron favorecidos por cuestiones espurias, pero en este caso, como ocurrió con Octavio Paz o con el propio Gracía Márquez se ha unido la calidad literaria INDISCUTIBLE y la popularidad no sólo del escrtor, sino de la obra.

Amando Carabias María dijo...

Adriana:
Encantado de saludarte. Sí es una suerte que sea Hispanoamericano. Porque le sentimos muy, muy próximo. No es el típico intelectual colocado en un pedestal o en una cumbre inalcanzable. Quizá ahora, con el vértigo en que va a entrar su vida, al menos durante unos meses, parezca inaccesible, pero siempre fue cercano. Con indempendencia de su ideología.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
En cierta medida tampoco es tan extraño. De todos es conocido la pasión que Vargas Llosa tiene por la cultura francesa (de hecho ha vivido en París mucho tiempo) y su admiración por Madame Bovary es pública y notoria, tanto que le llevó a escribir ese estudio del que hablas que es una auténtica joya.
Hemos hablado, hasta ahora, de su dimensión netamente narrativa, pero no se puede olvidar el apartado de reflexión y crítica de la literatura, así como el ámbito de profundo articulista (repito, sin valorar ahora su tendencia política, no como otros han hecho rápidamente arrimando el ascua a su sardina).
Y sí, para escribir "La fiesta del Chivo", del modo en que está escrita (también ha hecho referencia a ello Fernando) hay que ser muy, muy especial. Desde luego creer hondamente en la libertad de las personas.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Muy bien dicho. Disfrutemos. Hoy hay una alegría que no sabría definir. Es una suerte que un autor tan popular haya llegado a 'convencer' a los sabios suecos... por fin.

ARO dijo...

Es un grandísimo escritor. Ya era hora de que se lo dieran. Es un reconocimiento más que merecido.

Amando Carabias María dijo...

Aro:
Completametne de acuerdo... Por fin, he titulado por eso, porque hace tiempo que lo esperábamos. Aunque hay otros que también lo hubieran merecido.

Odiseo de Saturnalia dijo...

La verdad es que me alegro. Me cae bien. Es una persona que ha vivido y que ha reconocido varios errores por sí mismo. Pienso que un premio de este tipo se da por su literatura no por su política. Eso quiero creer.

Amando Carabias María dijo...

Odiseo de Saturnalia
Eso queremos creer todos. Lo cierto es que respecto de ideologías, los premios han caído en varias de ellas. Sólo citaré cuatro ejemplos en que se ve esto que digo, relativamente recientes Saramago, Cela, García Márquez, Vargas Llosa.
De todos modos, sobre estas cosas uno no termina nunca de estar seguro.

emejota dijo...

Aro se me ha adelantado, pues no importa, lo repito un poco más historiado: Ya iba siendo hora. Un abrazo extensivo.

Amando Carabias María dijo...

emejota:
Efectivamente

j.julio dijo...

Muy agradecido al comentario enviado a MI SIGLO.
Saludos cordiales.
JJP

Amando Carabias María dijo...

j-julio:
Ha sido un placer leer tu artículo, en el que demuestras, como tantos otros, que este escritor además de tener calidad era muy conocido y muy leído, que es lo que importa.

Marina Fligueira dijo...

Es un galardón bien merecido, es motivo celebración por recaer en un secritor de lengua esapañola. En una ocasión por mi cumpleaños, me regalaron un libro de Bargas Llosa , LA CASA VERDE, me ha gustado, lo malo fue que se lo dejé a alguen que no me acuerdo y nunca me lo han devuelto. Un beso.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Este de "La casa verde", precisamente es uno de los que no me he leído. Por lo que sé de él es de los más emparentados con el realismo mágico.
Un beso.

Ángeles Hernández dijo...

La emoción me embarga desde que esta tarde, en la radio del coche me enteré de que a mi adorado Mariete (D. Mario Vargas Llosa ) le han dado ¡por fin! el merecidíiiisimo premio a la obra LITERARIA de toda una vida. LITERATURA CON MAYÚSCULAS magnífica con la que tanto he aprendido y disfrutado, desde "la casa verde" y "Pantaleon y las visitadoras" cuando apenas contaba 15 años, hasta "la fiesta del chivo", "Gauguin" y "la niña mala" pasando por sus primeras y excelentes obras de juventud y muchas más.
¿Por que no se lo dan? , me preguntaba cada vez que un libro caía en mis manos: razones políticas, me respondían, no está bien visto...la política...., pero ¿no es literatura lo que se juzga?.

En la radio oi comentarios esta tarde sobre la personalidad del escritor y sobre algunas anécdotas relacionadas con el mundo periodístico.
Eché de menos un análisis, siquiera superficial, no sobre el hombre, sino sobre su obra que es lo que se premia.

Termino mi disgresión dando las gracias a Amando sobre su entrada tan precoz y recordando, y recordando la la obra que más me impactó y me gustó: "Conversaciones en la Catedral".

Desde aquí mi pequeño homenaje a Mario Vargas Llosa, flamante permio nóvel, que hoy, me ha dado una enorme satisfacción.

Para más comentarios , ya hablarán los expertos.

Un abrazo Á.

Amando Carabias María dijo...

Ángeles
Hermoso y apasionado homenaje con el que estoy de acuerdo.
El problema, cuando el escritor es una figura tan popular, es que el análisis de su obra no llega hasta unos días más tarde. De todos modos no tiene excesiva importancia porque el análisis ya lo estamos haciendo nosotros.

foton dijo...

pero te aseguro que este reconocimiento no es tan necesario como el reconocimiento de todos nosotros sus lectores.

Saludos.

catherine dijo...

Por supuesto hablaban de Vargas Llosa en la radio francesa. Me acordé que tengo su Fiesta del Chivo, en francés, en la pila de libros pendientes. Su próxima novela la leeré en castellano pidiendole a mi hija que me lo traiga de España.
Comparto vuestra alegría.

Amando Carabias María dijo...

fotón
Total, completa y absolutamente de acuerdo.
A eso me refería cuando he escrito:

"Desde hace años este escribidor esperaba la confirmación de lo que todos sus lectores en el mundo sabíamos: el Nobel es suyo, se lo entreguen los suecos o no"

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Creo que te va a encantar "La fiesta del chivo".
La próxima en publicar, confirmo, es acerca de la que nos habló aquel día en Segovia. Es decir que lleva más de dos años peleándose con su redacción. Este dato me parece significativo.

Mercedes Pinto dijo...

Ayer, durante un almuerzo de "trabajo" me llegó al móvil la noticia: "Mario Vargas Llosa" premio Nobel de Literatura 2010. Me dio un vuelco el corazón, de pura alegría. Creo que se lo merecía hace años. Por no hablar de lo que supone este premio para nuestra lengua.

Leonel dijo...

Habría jurado que lo comenté ayer tu articulo, seguramente se perdió o envié mal, pero no importa, lo escribo de nuevo.
Me dio alegría pero no me asombré, porque hace muchísimo tiempo que se lo merecía, nosotros los cubanos, tenemos doble motivo para celebrarlo: porque es latino y porque es una voz que siempre se encuentra al lado nuestro pueblo, denunciando las atrocidades que aún suceden dentro de mi isla.
Saludos para ti, Amando.

Leo

lammermoor dijo...

Ya he comentado alguna vez mi total desencanto y descreimiento sobre la pureza de los premios literarios.En su concesión pesan casi siempre más los intereses extraliterarios que los que únicamente deberían contar: los literarios.
Por eso me parece estupendo que hayas dejado aquí de lado su postura política.
Y estoy contigo en que hubo casos en que el no conceder el galardón fue más en demérito del propio premio que del no-premiado (evidentemente, estoy pensando en mi adorado Delibes)

Amando Carabias María dijo...

Mercedes Pinto:
Como escribió ayer mismo Javier Cercas (también enhorabuena para él por su premio - para mi vergüenza aún no me he leído "Anatomía de un instante"-), la noticia de ayer era que aún no le hubieran dado el Nobel.

Amando Carabias María dijo...

Leonel:

Lo peor es que yo también juraría que lo he leído y que lo había contestado... Quízá lo leí y en vez de dar a publicar, di a rechazar. No sé.
En todo caso doblemente gracias por ambos comentarios.
Esperemos que los pasos que se están dando en Cuba vayan por la buena senda, y que no se olvide todo lo maravilloso, noble y bueno que allí se construyó y que supuso mucha energía para nuestra juventud.

Amando Carabias María dijo...

lammermoor:

Como he dicho en tu espacio, el problema de que a algunos no les den el Nobel significa que muchas personas del mundo se quedan sin conocer las grandes obras de otros que por razones de cultura no escriben en la suya propia.
Sobre la pureza de los premios literarios es evidente que no existe y menos aún en uno como el Nobel o como tantos otros. Hay demasiados intereses que contaminan su otorgamiento. Y en el entregado por la Academia Sueca, estos problemas existen desde el principio. Hay demasiados autores que inexplicablemente se quedaron sin él, aunque siempre lo fueron.

Ángeles Hernández dijo...

Amando:

Busca un huequecito para "Anatomía de un instante".
Se lee de un tirón y por lo que te voy conociendo creo que lo vas a disfrutar mucho, mucho.

Amando Carabias María dijo...

Ángeles Hernández:
Tanto como de una sentada... Una guardia, quizá, una sentada muy larga...
Lo empecé cuando me lo regaló Marián; pero es que hay en mi vida que no cuadra.
Ennumero:
Blogs, (Pavesas, 7 plumas, Euritmia en la red, La Esfera); colaboración en Alenarte.
Trabajo. ¿Trabajo? ¡Trabajo!
Escribir.
Intendencia doméstica.
Vida en pareja...

Ah, y dormir, que también se duerme.
¡Qué costumbres tan extrañas!

neko dijo...

No me gusta que este tipo de hechos sean los que me empujan a leer la obra de un autor, pero por una vez intentaré no ir a contracorriente y me animaré a leer algo mas, por ahora solo puedo contar con la fiesta del chivo, y la verdad es que me gustó.

Y por cierto, patética la manera de que cada pais intentara llevarse el éxito de este escritor como si fuera de su propia nacionalidad. Que manía de politizar todo...

Amando Carabias María dijo...

Neko:
Si es que no tenemos tiempo para nada. Y hay tantas cosas que ver, que leer, que mirar, que conocer...
Entonces doy la vuelta a tu razonamiento. A veces están bien estos premios, por si algo se nos ha pasado de largo...

Tocas otra cuestión que hasta ahorna nadie había tocado. La verdad es que en este caso Vargas Llosa posee la doble nacionalidad. Tras ser derrotado en las elecciones presidenciles peruanas, parece ser que fue amenazado por los seguidores de Fujimori, y solicitó a Felipe González que le concediera la doble nacionalidad, a lo que el político sevillano accedió. Creo que los trámites fueron muy veloces.
De hecho el peruano es Académico de la Lengua Española en España. Ahora no recuerdo que sillón ocupa.
Pero con independencia de eso, es curioso lo que dices. Es muy cierto. En cuanto alguien sobresale y pertenece a nuestro grupo (pueblo, región, país...) queremos apropiarnos de él/ella. ´
Quizá pensamos que algo de su calidad (en el campo que sea) nos corresponde a nosotros. Lo cual es bastante incierto, pero hace ilusión.

neko dijo...

Pues mira, una cosica mas que aprendo! eso me pasa por no informarme antes de hablar!!

Yo quiero creer que el exito es personal, y no nacional.

Amando Carabias María dijo...

Neko:
Estoy de acuerdo, al menos en este tipo de galardones. Aunque el mismo autor señaló, desde el principio, que también entendía este premio como un reconocimiento al idioma común.