viernes, 1 de enero de 2010

NO LO ESPERES MÁS.





No lo esperes más. Deja de contemplar el horizonte. Olvida el reloj que se anuda a tu muñeca donde laten tus pulsos. No entornes tus ojos impacientes al almanaque sin abrir. Ya está aquí. Ha aterrizado como un beso sin labios entre nosotros. Mira, mira las laderas de tus manos. No están vacías.
¿No lo ves…?
Vuelve a mirar..., más despacio. Sosiega el pensamiento. Aquieta el ritmo de tus pasos. Detén tu alocada carrera hacia ninguna parte. Ahora vuelve a mirar las laderas de tus manos.
Espera... No. Mejor aún, no mires. Aprieta los párpados como si fueran dos portones, pásales el cerrojo y siente. Sólo siente.
Hazte oído y piel. Eres sólo oído y piel. Cada poro es un tímpano que se asoma a todas las latitudes del horizonte.
¿Y ahora no sientes su respiración de cachorrillo indefenso que tiembla de miedo en medio de la noche, miedo al frío, miedo a la soledad, miedo a los colmillos de la mentira, miedo a la garra de los asesinos...?
Ya está aquí. Sin mancha. Sin defecto. Espléndido… y desprotegido.
Cuelgan de sus dedos, aún cerrados y débiles, todas las promesas y todos los deseos y todos los sueños. De sus ojos brota despacio, como una brizna de hierba, todavía sin color, la luz de cada jornada. Es un halo tenue, casi opalino, pero tan maleable que tu propia mirada puede trocarlo sol o puede tornarlo sombra de la noche o puede convertirlo en cansada chispa con anemia.
No busques más. No es necesario. Cada respuesta es la melodía de los latidos de tu sangre. Nada más.
No indagues en oráculos improbables. No escrutes la caligrafía de las estrellas. No desmenuces el silogismo de las entrañas hediondas. No analices el extracto de la acrobacia de las golondrinas.
La criatura habita en ti y eres tú quien determinará si sus manos, todavía cerradas, como temerosas, serán caricias, serán puñetazos o serán muñones atrofiados. La criatura habita en ti y eres tú quien con sus latidos construirá sinfonías o edificará explosiones o levantará rascacielos de indiferencia. La criatura habita en ti y eres tú quien le proporcionará la hoz del campesino, la guadaña del exterminador, o una lata llena de burbujas vacías.
Y llegará, también está aquí, no lo dudes (dispón el funcionamiento de todos los radares de tu piel para evitar un choque brutal), el retumbo de los gritos de los poderosos y el tren cargado de miseria y llanto al que te habrás de subir, salvo que quieras morir a su paso y la risa incongruente de las máquinas de la mentira. Y no podrás contra ellos… Son indestructibles porque en ellos está la destrucción.
Pero no te dejes engañar. No permitas que su estrategia del miedo anule la verdad.
No lo esperes más. Deja de contemplar el horizonte. Olvida el reloj que se anuda a tu muñeca donde laten tus pulsos. No vuelvas tus ojos impacientes al almanaque sin abrir. Ya está aquí. Ha aterrizado como un beso sin labios entre nosotros. Mira, mira las laderas de tus manos. No están vacías.
¿No lo ves…?
Vuelve a mirar..., más despacio. Sosiega el pensamiento. Aquieta el ritmo de tus pasos. Detén tu alocada carrera hacia ninguna parte. Ahora vuelve a mirar las laderas de tus manos.
Espera... no. Mejor aún, no mires. Aprieta los párpados como si fueran dos portones, pásales el cerrojo y siente. Sólo siente.
De ti depende que mañana sea radiante como el pétalo de una margarita

43 comentarios:

Evaasecas dijo...

Feliz año nuevo para todos.
A mi también me gusta leerte, aunque a veces no sepa qué decir.
Apretar los ojos y sentir. Eso lo he hecho muchas veces este año, pasado ya. Y quiero seguir haciéndolo mucho tiempo más. Pero me conformaré con el hoy. Siempre es mucho y casi nunca nos damos cuenta.

Gracias Amando, muy feliz año, de corazón.

María A. dijo...

Empezamos el nuevo anho -no es falta de ortografía..., es teclado no hispano..- los primeros, entre abrazos y fueguitos artificiales con la gente en la calle...Nos escapamos del fiestón hotelero, con matasuegras... era más bonito el espectáculo callejero.. Y como ellos decían: "Feliz anho nuevo del mundo.." pues eso de nuevo. Hoy toca iniciar la vuelta, pero venimos de un recorrido por un lago y un poblado flotante de pescadores. Y ninhos, muchos ninhos...desnudos, descalzos, sonrientes, carinhosos, estremecedor... no está mal empezar viendo cómo hay tantas y tantas personas que se conforman con tan poco, que no tienen nada pero son capaces de sonreír... Iniciamos la vuelta a casa.
Abrazos asiáticos...

Amando Carabias María dijo...

Evaasecas
Año nuevo, imagen nueva.
No es mal sistema ése de conformarse con el hoy. Es, quizá, una de las formas mejores para vivir con intensidad, vivir pendiende del instante, a sabiendas de que ése seguro que le respiramos... Pero tampoco está nada mal proyectarse un poquito en el futuro, dejarse llevar por los sueños, por las ilusiones, sobre todo porque son un magnifico combustible (además creo que no contaminante) para nuestra vida.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Pronto has visitado un vagón del tren cargado de miseria y llanto, que sin embargo está abarrotado de sonrisas, las de esos niños.
La perspectiva de observación que nos propones es la de la antigua sabiduría, la de la moral que siempre funcionó, la del sabio que se quejaba de su mala suerte y refunfuñaba a cada insntante porque sólo se podía alimentar con lo poco que podía arrancar en el camino... Hasta que volvió la vista atrás y descubrió a otro que recogía lo que él había desechado.
No es que se trate de no intentar mejorar nuestra propia vida, sino de no desesperarse y aceptar lo que tenemos mientras llegan, si es que llegan, tiempos mejores.
Feliz viaje de retorno.

Tempero dijo...

Como agricultor que soy, Amando, me detengo en las laderas de mis manos. Siempre es costoso arar una ladera, hay que hacerlo a favor, por eso de la inclinación del tractor. Claro, dependiendo también de los grados de la ladera. En Andalucía utilizan tractores de cadenas que tienen el punto de gravedad más bajo. ¿El punto de gravedad? ¡Ésa es la clave! Estar apegado a la tierra para no volcar, no presumir de lo etéreo.
De todas las formas, en los actuales planes agrícolas hay subvenciones para que las tierras en ladera no se aren a favor para evitar, ante lluvias fuertes, la degradación de los suelos.
Bueno Amando, que no te voy a atormentar con mi sentido agrícola. Que yo aquí, en Madrid, sigo viendo los mismos árboles desde mi ventana y al gente apenas pasea. Yo espero un café. Por eso sé que este día algo de extraño tiene.

Beatriz Ruiz dijo...

Entonces será radiante...

Gracias amigo... es un buen mensaje para un comienzo de año...

Besos desde Tenerife

Amando Carabias María dijo...

Tempero
Me sorprendes con un café (otro) en la mesa, mientras intento arar el trozo de surco que hoy me corresoponde.
Como bien supones de agricultura (como de casi todo lo que importa) no tengo ni idea, pero me hago una idea de lo que me quieres decir.
Quizá, ¿no te parece?, sea un poco de lo mismo que he escrito: manos, piel, dentro de uno mismo...
Cada día creo más en que el futuro es fruto casi en exclusiva de nuestro interior...
Me doy cuenta ahora, fíjate, que la palabra FUTURO incluye, como la semilla, la palabra FRUTO, quizá algo tengan que ver hasta filológicamente.
A veces (hay unas líneas del texto en que me refiero a eso) nos volcamos demasiado en escrutar el significado de horóscopos, buenaventuras, augurios, qué sé yo...
Claro que hay quien lee el futuro en las manos.
Yo me refería a otra cosa.
Bueno que me lío. Hoy es un día extraño, sí. Anoche mucho ruido en algunas calles, en casa se abrieron las puertas a deshoras. Y hoy demasiada gente perdiéndose la vitalidad de la mañana. Una mañnana de nubes compactas y oscuras, aunque hacia el poniente blanquean. La brisa no llega a viento, pero tiene aún fuerza para mecer los árboles más livianos.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Tiene que serlo, tiene que serlo. Por lo menos el primer día pongamos todas nuestras fuerzas para que lo sea.
No contesté en el piso de abajo a tu entrada, porque me pareció bonito que quedaran tus palabras como colofón al año.
Un beso.

Beatriz Ruiz dijo...

Gracias... eres un amor... lo sabes, no???...

Flamenco Rojo dijo...

Es posible que más tarde vuelva a leer tu “estampa” escuchando la Sinfonía nº 9. El nuevo mundo de Dvorak…pero permíteme decirte que la he leído escuchando a la Orquesta Filarmónica de Viena, dirigida este año por el maestro francés Georges Prêtre en el concierto tradicional de Año Nuevo. Ha coincidido con la pieza “Perpetuum mobile” de Johann Strauss. Un concierto que intento no perderme ningún año mientras todos en casa duermen.

Y si de mi depende, hoy, mañana, pasado mañana…serán radiante como el Sol.

FELIZ 2010
Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Ya quisiera yo.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo
Tampoco es mal modo de escuchar.
El segundo movimiento de la Sinfonía del Nuevo Mundo (que para mí siempre ha sido una invitación a la nueva vida, bueno y el tercero y el cuarto, siempre quedan un poco olvidados por la fuerza del primero. Y es una lástima porque me parece delicioso y tierno. Y la brillantez del cuarto tiempo, ese Allegro ma non troppo, con el que enlazo mi FELIZ 2010 creo que es un canto a la esperanza portentoso.

Ojalá de ti dependa, entonces, el tono de este año. Te doy mi voto desde ya.

Elena dijo...

Hermosa música para comenzar el año...
Cuando se le pide poco a la vida ella es tan generosa que te lo da...
Mis mejores deseos para este año y el resto de los días de tu vida.

la palabra en cierne dijo...

Es magnífico. Y aquí, una aprendiz de la vida, regresará varias veces a este texto.

Isolda dijo...

Tus palabras invitan de tal modo a la reflexión, que me obligo a leer el texto dos o tres veces y a escuchar este movimiento que como toda la sinfonía me ha acompañado desde que soy capaz de recordar...

Esto es poesía, ¡qué mejor bienvenida al nuevo año que con metáforas carabianas!
Me quedo con dos de tus frases:

"No permitas que su estrategia del miedo anule la verdad" y "Aprieta los párpados como si fueran dos portones, pásales el cerrojo y siente. Sólo siente"

Las manos de cada cual harán su trabajo. Las tuyas escribirán maravillosamente aún de lo innombrable. Los demás trataremos de ser mejores en lo nuestro y cada día será radiante como tu margarita.

Besos como versos.

Alena.Collar dijo...

Si es que lo he leído tres veces y no sé qué decir...
Tan solo prometo intentar que mis manos sigan labrando futuro.
Eso sí...

Amando Carabias María dijo...

Elena:
También te deseo lo mejor para ti y los tuyos.
Un beso y ojalá que la sonrisa con que nos saludas desde tu blog se nos pegue un poquito a todos.

Amando Carabias María dijo...

Palabra en cierne
Vaya honor. Creo que exageras. Gracias.

Amando Carabias María dijo...

Isolda
Que tus deseos se hagan realidad.
Busqué a la margarita como metáfora por su sencillez y su hermosura y lo radiante de su blanco y amarillo.
Ojalá que entre todos consigamos llegar al próximo 31 de diciembre con el sonido del cuarto movimiento de esta sinfonía bien metido en nuestro corazón.
Muchos versos de besos.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
Eso es lo que importa. No mis palabras, ni siquiera esta hermosísima múcisa, sino labrar futuro y esperanza. Quizá florezca paz, cuyo verdadero fruto es la justicia.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Armando Carabias María

http://amandocarabias.blogspot.com/
http://euritmiaenlared.blogspot.com/


Amigo Armando,

Acabo de leer su comentario en mi blog y he enlazado sus dos blogs al mío. Creo que tiene Vd. unos espacios muy interesantes. Efectivamente el fragmento que tiene Vd. en una de sus entradas es la SINFONÍA con la que comienza la Segunda Cantata del Oratorio de Navidad BWV248/II. Es que Bach es una maravilla. Harnoncourt dirigió el BWV248 completo en 1981 con un coro de niños de 10-12 años vestidos de monaguillos y él vestido de clérigo, exactamente como se hacía en la época de Bach. De toda la música de todos los músicos es la obra que más me gusta. Tengo todas las Cantatas de Bach por Harnoncourt y la verdad es que es lo mejor que hay en mi casa.

Me he leído, así, ahora, su escrito NO LO ESPERES MÁS, y le aseguro que regresaré a sus dos espacios, para disfrutar de ellos. Me parecen muy interesantes.

Este escrito suyo me trae resonancias clásicas, la ÍTAKA de Kavafis, que es una recreación y nueva visión de la ODISEA de Homero, poema en el que se nos hace patente que lo importante no es el viaje, sino viajar, aunque sea sin moverse del lugar donde estamos, con el pensamiento y la imaginación. Y aquí me viene a la mente nuestro cordobés Séneca, que aconsejaba precisamente eso, que no hay que escaparse de ningún sitio para huir de los problemas, porque, en cualquiera de los casos, los problemas los llevamos con nosotros, porque puede ser que el problema seamos nosotros mismos.

Como le he dicho antes, volveré a sus espacios, que desde ahora considero favoritos míos.

Le deseo toda la felicidad del mundo para este 2010 y los siguientes, que serán, eso espero, una serie interminable de años.

Le envío un abrazo y todo mi afecto,

Antonio Martín Ortiz

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Armando,

Habrá notado que, previo a mi comentario, me han salido sus dos direcciones. Son los duendes de la Informática, que, con las prisas, se me han colado por el ordenador. En cualquier caso, eso no tiene ninguna importancia.

Buenas noches,

Antonio Martín Orti<

Amando Carabias María dijo...

Antonio Martín Ortiz:
Como acabo de señalarle en su blog, el comentario que hace sobre este texto me deja anonadado.
Agradezco el seguimiento de este blog, así como que me haya enlazado en el suyo, cosa que acabo de realizar en éste, aunque la velocidad de este equipo sobre el que trabajo me ha hecho dudar, y mucho sobre tal posibilidad...

Del mismo modo le deseo para usted y los suyos un próspero y venturoso 2010.

maririu dijo...

Bueno, pues ya empezó, ya tiene dos días y ya podemos seguir.
Hace un frío seco siberiano dicen 0º ha subido a3º por la tarde.
Las cebollas tienen varios mantos coloraditos lo que augura un invierno frío, frío.
Un abrazo

Maria Sanguesa dijo...

Maravilloso texto, Amando, que he leído varias veces. El futuro es fruto de nuestras manos, de nuestros esfuerzos y de nuestros sueños. Que no dejemos de soñar nunca, ni de volar, como nos hace volar la bellísima música que has elegido para abrir el año. Un fuerte abrazo.

Alena.Collar dijo...

Hoy me acerco triste.
Y quizá aquí puedo decirlo. ¿me dejáis?...
Aquí hay calor de corazón.
Y yo hoy lo necesito.
Amando sabe...
Perdonad, quería decirlo aquí, aunque no suelo decir nunca nada...
¿Porqué nunca decimos nada?...

Isolda dijo...

Que hay calor de corazón, no lo dudes. Puedes decir lo que quieras aquí y en privado.
Yo creo que decimos más de lo que nos creemos.
Así que besicos que dices tú, con el calor que necesites.

jordim dijo...

me temo que nadie dentendrá sus alocadas carreras, esperemos que por los menos sepan a dónde van..

Amando Carabias María dijo...

Antes de ir a las respuestas que os debo desde ayer, primero decir que he tenido la suerte de conocer a dos de los contertulios que desde hace pocos meses se asoman a ete rincón. Tempero y Ventana indiscreta tuvieron la amabilidad de pagarme un par de vinos y una comida a base de pinchos en un bar especial que ya lo es para mí.
Como siempre que conozco a alguien en persona de quienes me visitáis en este rincón, quedo sorprendido de la calidad humana que rebosa este rincón.

Por otra parte, me pide Gaspard, ya que su ordenador de las Antípodas, donde está pasando estas fiestas, le impide acceder a los comentarios o se los rechaza, que os desee a todos feliz año y que nuestros sueños se cumplan.
Desde aquí agradezco la preocupación, y, querido Gaspard te deseo lo mismo.

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Y ya estamos en el tercero... Esto parece una carrera de fórmula 1 y el caso es que siempre ha sido así...
No sabía yo esto de las cebollas.
Hoy ha amanecido con sueño, el día, digo, tan oscuro, con nubes tan tupidas, que es como si no se quisiera despertar, como si quisiera seguir acostadito en la cama, bien tapadito por una manta de nubes.
Por mucho que un rayo de sol le esté haciendo cosquillas en la punta de los pies, ni se inmuta...
Feliz año para ti también, que todos tus proyectos, los que sean, se cumplan.

Amando Carabias María dijo...

Alenca Collar
Sí, sé que estás triste. Esos golpes bajos de la vida y más en determinadas fechas suelen dejar el ánimo más bien como si arrastrara tres o cuatro toneladas de miseria.
Me emociona que consideres este espacio como el lugar propicio para manifestar ese dolor que te embarga. Si después de algo más de trece meses Pavesas y cenizas, como su nombre indica, se ha convertido en una especie de chimenea donde se puede departir de todo sin miedo a las burlas, es muchísimo más y muchisimo mejor de lo que nunca hubiera soñado.
El recuerdo y más si se puede acompañar del disfrute de la obra, aunque no pueda sustituir la ausencia, seguro que la mitiga y mucho.
Aunque lo desconozco todo de esta persona, salvo las pinceladas que nos has contado en ALENARTE I, por ellas deduzco que se trata de alguien que disfrutó de la vida, y que gozó con lo que hizo.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa
Esta es la idea, en efecto. Aunque hay cosas (quizá de las más determinantes) que son ajenas a nuestra voluntad (y a ellas también me refiero), la idea es la de considerar el futuro como fruto o consecuencia de nuestro presente.
A veces no somos conscientes de que muchas cosas están en nuestras manos, y que unidos y en la misma dirección, podemos más de lo que parece, y la historia (incluso la reciente) está jalonada de ejemplos que podrían servir.
Siempre he creído que uno de los grandes motores de la humanidad son los sueños, cuando han calado en el corazón y éste toma la determinación de arremangarse y ponerse manos a la obra. Quizá no seamos nosotros quienes de modo inmediato alcancemos a contemplar la consecución de estos sueños, pero serán nuestros hijos, o nuestros nietos quienes disfrutarán de nuestro empeño.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Siempre maravillosa, siempre al quite, siempre pendiente de una mueca de tristeza para ir a alivir el rictus con uno de tus besos...

Amando Carabias María dijo...

jordim:
Creo que si las carreras son alocadas no es solamente por la velocidad, que también, sino, y principalmente, porque no se sabe a dónde se quiere ir. Hay demasiados que parecen pavos descabezados. Muchas veces con que hicieran un stop, no muy largo, y pusieran a girar la manivela de las neuronas, lo mismo la cosa cambiaba mucho.

maririu dijo...

Es una chimenea adornada de oro y rojo color de Navidades con su Papa Noël que atiende a todas nuestras ansias.
Un abrazo muy fuerte a todos y en especial a Alena.

Ps- gracias a Gaspard, felicidades y aprovecha las playas y el buen tiempo por allà.

Flamenco Rojo dijo...

A mis amigos les adeudo la ternura
y las palabras de aliento y el abrazo
el compartir con todos ellos la factura
que nos presenta la vida paso a paso.

A mis amigos les adeudo la paciencia
de tolerarme las espinas más agudas
los arrebatos del humor
le negligencia, las vanidades
los temores y las dudas.

Un barco frágil de papel
parece a veces la amistad
pero jamás puede con él
la más violenta tempestad
Porque ese barco de papel
tiene aferrado a su timón
por capitán y timonel
un corazón, un corazón, mi corazón.

A mis amigos les adeudo algún enfado
que perturbaba alguna vez nuestra armonía
sabemos todos que no puede ser pecado
el discutir alguna vez por una amiga.

A mis amigos legaré cuando me muera
mi devoción en un acorde de guitarra
y entre los versos olvidados de un poema
mi pobre alma incorregible de cigarra.

Un barco frágil de papel
parece a veces la amistad
pero jamás puede con él
la más violenta tempestad
Porque ese barco de papel
tiene aferrado a su timón
por capitán y timonel
un corazón, un corazón, mi corazón.

Amigo mío si esta copla como el viento
a donde quieras escucharla te reclama
serás plural porque no exhibe el sentimiento
cuando se llevan los amigos en el alma.
Alberto Cotez

Un abrazo para todos y uno muy especial para Alena.

Fernando. dijo...

Amigo Amando: estoy de acuerdo con alguno de los comentarios que te han hecho. Efectivamente, tus escritos son verdadera poesía, llenas de metáforas preciosas y acertadas. Veo que también eres muy aficionado a la música. Verdaderamente es un placer cartearse via internet con personas cultas y sensibles como tú. Es muy positivo para los que integramos poco a poco este blog de amantes de la poesía y de la literatura. (habrás observado que distingo entre poesía y literatura, aunque en tu caso no hay línea divisoria alguna). Este trabajo de leer y comentar es maravilloso a mi edad, porque me hace rejuvenecer y me recuerad los tiempos jóvenes de tertulias y reuniones universitarias. Lo que más me gusta de tus pensamientos de hoy es ese aroma positivo y creador que despiden. Un cordial saludo.

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Wow,wow,wow!!! o como se diga.
Muchas gracias, creo es excesivo piropo.

Amando Carabias María dijo...

Pepe Gonce:
Además de agradecerte la inclusión del texto, con tu permiso, desde aquí podemos escuchar al propio Alberto Cortez en este tema
Valga como deseo para este año.

Amando Carabias María dijo...

Fernando
No sé si estoy muy de acuerdo con estas palabras tuyas tan laudatorias.
Ayer, mientras hablaba con otro bloguero, Tempero, llegábamos a la misma conclusión a la que llegas: se trata de algo en lo que ponemos mucha ilusión, y creo que eso se nota. Si además hay algo de calidad mejor.
La distinción entre poesía y literatura en general es evidente. Y estoy de acuerdo en separarlas. Ahora que en mis textos no haya tal separación, sería excesivo.
La ilusión por las tertulias literarias, también me ha ocupado a mí la mente en más de una ocasión en alguna de las entradas de este blog.
Creo que el primer día del año se merece el esfuerzo de ser creativo y mirar hacia el futuro con una sonrisa. Ya vendrá el humo del día a enturbiar la candidez de nuestra vestidura (dicho sea en el sentido más cromático y menos psicológico del término).

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Amando,

No considere Vd. excesivos los halagos que hago a lo que Vd. escribe, porque yo suelo escribir lo que pienso, y no creo estar equivocado cuando opiné sobre NO LO ESPERES MÁS.

Tomo buena nota de la forma correcta de su nombre que, COMO muy bien Vd. dice, tiene un origen Latino: amandus significa, como, sin duda sabe Vd., el que tiene que ser amado.

Sobre BACH: muy acertada la corrección que me hace Vd. de que lo más grandioso de Bach es LA PASIÓN SEGÚN SAN MATEO BWV 244. De ello no hay ninguna duda y, como podrá comprobar, ya he hecho la rectificación correspondiente en el texto de mi blog. Lo que ha pasado es que la emoción que me produce estos días EL ORATORIO DE NAVIDAD BWV248 me ha hecho olvidar momentáneamente otras obras de Bach.

Habría que buscar un lugar primero también para LA MISA EN SI MENOR BWV232.

Como Vd. sabe perfectamente, lo que ocurre es que BACH es grandioso en su totalidad, incluso en la más breve Fuga o en cualquiera de sus obras que no pasan de dos páginas.

Creo que es muy interesante que uno diga lo que piensa, porque ésta es la única forma válida de comunicación real y auténtica entre las personas, y también es la única forma de aprender.

Reciba Vd. un cordial saludo lleno de admiración y buenos deseos para 2010 y los que sigan, que serán toda una serie.

Antonio Martín Ortiz

Amando Carabias María dijo...

Antonio Martín Ortiz
De nuevo agradezco sus palabras que, por desde luego me satisfacen y las tomo como un acicate para continuar en la tarea.
Cuando he comentado acerca de la Pasión según San Mateo, también he pensado en la Misa en Sí, y luego se me han ido viniendo a la cabeza otras melodías de Bach y lo he dejado estar, pues está claro que como bien dice, toda su obra es grandiosa y hace que el espíritu de quien le escucha se expanda hacia el optimismo.
Por otra parte, no me extraña que en estos días nos pueda el oratorio de Navidad.
De nuevo agradezco su comentario en mi rincón.

Alena.Collar dijo...

Quiero agradeceros a todos aquí, porque fue aquí donde dejé mi tristeza.
Os aseguro que ahora leyendo vuestros comentarios tengo una chimenea al ladito y una taza de buen café.
GRACIAS DE CORAZÓN.
También por vuestros correos.
Un abrazo largo.