miércoles, 6 de enero de 2010

LA CARTA

Imagen tomada de internet

Había preparado la bandeja con los dulces y varias copas junto a las que había situado la botella de anís. Siempre había pensado que los Magos no podrían hacer todo el trabajo ellos tres solos, y que necesitaban colaboración de sus pajes. Por ello siempre había, al menos, media docena de copas, una botella por empezar y una buena cantidad de dulces de todo tipo. Y por si algún miembro de tan selecta comitiva regia corría riesgos de salud, a causa del exceso de consumo de azúcar, en otra se mezclaban diversas clases de frutos secos (almendras, avellanas, nueces, cacahuetes, pistachos…), que también ayudan a reponer las fuerzas.
Ya que su casa está en uno de los extremos de la pequeña ciudad, sabía que los sabios solían pasar muy tarde, casi al abandonar la urbe, así que, después de tanto trajín andarían bastante hambrientos y cansados.
Una vez organizado todo el avituallamiento, tal y como establecen las ordenanzas de la fecha, se acostó con la seguridad de que lo que había pedido a sus majestades estaría a la mañana siguiente, descansando donde sus lustradísimos zapatos.

Al despertarse temprano y descansado como cada día, tras su plácido sueño, comprobó con extrañeza que en comparación con otros años, aquella mañana del seis de enero no era tan silenciosa. Sentía en el salón algo más de ruido, como de carreras de animalillos inquietos o traviesos.
Se levantó de la cama. Que él recordara no había solicitado a sus majestades ninguna mascota, bastante tenía con cuidarse de sí mismo.
Y vio que allí estaban, ocupándolo todo. No estaban quietas, actuaban con curiosidad, veloces, intrépidas. Se subían por el sofá, por las estanterías, por las lámparas, sobre los marcos de los cuadros, se colaban por los agujeros de los enchufes, con riesgo de perecer electrocutadas, hubo quien se cayó por la boca del jarrón, y muchas se afanaban por sumergirse entre las hojas de los libros para ver si podían charlas con las durmientes. También abrían cajones y puertas, la más traviesa manipulaba peligrosamente la botella de anís que sufrió tal inclinación que por poco no la conduce al parquet. Por suerte una compañera de la díscola, con sus largos brazos, llegó a tiempo y pudo evitar el accidente. Parecía una guardería.
La que siempre tenía las orejas bien abiertas, fue la primera en percatarse de la presencia despeinada y desgafada del escribidor en el umbral del salón y avisó a sus compañeras que, en cuanto se percataron, se arremolinaron junto a él; incluso hubo algún codazo que otro, y algún pisotón involuntario. No pudo distinguir el contenido de sus susurros, pues sin gafas no oía bien. Sólo sintió que era mirado de arriba abajo con todo detalle, con una mezcla de desconfianza y de curiosidad.
Otra distinta de quien dio el aviso, de áspera voz, habló en primer lugar, 'Pues no es justo que nos hayan destinado a este lugar donde no alcanzaremos todos los derechos que tenemos concedidos en virtud a lo dispuesto en el artículo…'
'Habrá que esperar algo de tiempo, tengamos confianza, ¿no?', le cortó una tercera.
Se formó un pequeño guirigay que no presagiaba nada bueno. La guardería había dado paso a una clase de instituto y aquello amenazaba en convertirse en una rebelión en las aulas, sin Sydney Poitier.
El escribidor estaba tan confuso, como parecían estarlo aquellas criaturas cuyo aspecto era robusto, nítido, con toda su fisonomía bien marcada.
Otra diferente de las que habían hablado con anterioridad, emergió del grupo y ante su sorpresa se desplegó en un portentoso ejercicio circense al que habría que llamar de des-contorsionismo y quedó, tendida en el suelo, convirtiéndose en carta. No hubo mucho tiempo que esperar para averiguar el remitente:
Melchor, Gaspar y Baltasar,
Reyes Magos,
Algún lugar de Oriente...

Querido escribidor: Lamentándolo mucho este año no hemos accedido a las peticiones que no nos habías hecho, porque nos ha parecido más conveniente suministrarte herramientas y no un producto acabado.
Por ello, de común acuerdo y por unanimidad, decidimos regalarte una colección de palabras vivas para que tu escritura no desfallezca, para que no te canses de la tarea, para que continúes en el empeño, para que no pierdas la ilusión, y para que ofrezcas a tus lectores palabras cuyo uso sea similar al de los puentes, palabras que se comporten como sonrisas, palabras que reivindiquen los sueños, palabras que se abran al futuro, palabras como juguetes, palabras como justicia, palabras como carne, palabras como arcoiris, palabras como declaraciones de paz o amor, palabras como esperanza, palabras como gritos contra la injusticia, la miseria, el hambre, el oprobio, el crimen, la venganza, el miedo, la envidia…
Ya sabes que para un escribidor, las palabras son la mejor y la más fiel compañía.
Creo que no es necesario que te advirtamos de la delicadeza del material suministrado y que, por tanto, aunque no se acompañe manual de uso, conoces a la perfección que necesitan de una cuidada y completa atención.
Sin otro particular, recibe nuestro más cordial afecto:
Melchor, Gaspar y Baltasar…

Una vez leído el mensaje, volvió a su fisonomía habitual y tras una leve reverencia que acompañó de una sonrisa más bien pícara, se confundió con el resto del grupo de criaturas que se sentían como en casa, y todo lo alborotaban en un parloteo tranquilo, pero incesante.. El escribidor que no sabía muy bien de qué se alimentaban las palabras, una vez colocadas sus gafas, decidió ir a la cocina a preparar café para todas, mientras se rascaba la cabeza, aún despeinada, se preguntaba si tendría suficiente para todas.

Las palabras, entretanto, continuaban saltando alrededor de sus cansados zapatos que había lustrado a conciencia, como cada noche del cinco de enero, desde que tenía uso de razón.

71 comentarios:

Alena.Collar dijo...

Que los Reyes Magos acertaron, está clarísimo...
Ahora, ahora...ahoraaaa...vamos a ver qué pasa con esas palabras y si las ponemos "firmes"; que es tarea de valientes domeñarlas y enseñarlas el caminito por donde deben ir...
Tarea le queda al "prota" del cuento...
Un beso de noche mágica.

Evaasecas dijo...

Que bonito relato, me ha encantado, a estas horas en las que ya debería estar en la cama por si acaso interrumpo a sus majestades, ya hemos limpiado los zapatos y esquivado miles de preguntas de mis hijos que a pesar de ser ya mayores, intento sorprenderles pero me hacen el tercer grado...
Es un gran regalo, escribidor, yo me voy a envolver regalos, que ya es hora, un beso y feliz noche.

Isolda dijo...

Tu texto es un regalo que han dejado los reyes para que lo disfrutemos nosotros.
Creo que acertaron de pleno dejándote todas esas palabras, para que las compusieras a modo de mecano. Han cumplido sobradamente las expectativas de los Magos. Que nos conste, al menos en este último año, las has empleado para todo lo que te propusieron. Para tu satisfacción y la nuestra. Otra vuelta de tuerca, escribidor.
Sin gafas uno no oye bien, es cierto, pero con gafas algunos privilegiados escriben historias como ésta.
Tres besos de Oriente

Maria Sanguesa dijo...

Me encanta tu relato, la intriga y el final inesperado que contiene la carta. Un auténtico regalo de reyes, como dice Isolda. Si te sobra alguna palabra de ésas que corretean y chispean por ahí, no vayas a desperdiciarla, por aquí se agradecería el envío. Muchos besos.

María A. dijo...

Escribidor, ¡qué bonito regalo de Reyes! Felicidades.
Son poco más de las 5 de la mañana, aún es noche cerrada, el mar está en calma y no llueve...Hace como media hora me ha despertado un murmullo, gente que hablaba bajito y las pisadas sobre el asfalto como de animales... Salté de la cama y, sin encender ninguna luz, salí a la terraza...¡Ahí están! De vuelta. Se han sentado en las sillas de la terraza del cafetín que hay debajo de mi casa... Y los camellos están con los dromedarios que hay para los turistas al otro lado de la carretera. Los distingo porque brillan sus aparejos...
A oscuras, enciendo el ordenador para contarlo. Desde mi asiento los estoy viendo: Melchor parece cansado. Gaspar está dormitando. Baltasar habla con un paje y no para de reir. Ay, ¡me han descubierto! Están mirando para acá y me hacen gestos con las manos... ¿Qué hago? Voy a saludarles? ¿Les ofrezco un café? Me voy a hablar con ellos, a preguntarles cómo ha ido el paso del Estrecho y su recorrido por España.... Luego os cuento...
Abrazos africanos.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
Pues lo intentaremos con toda la pasión y la ilusión que sea capaz y me alcance, y con vuestra ayuda inestimable.

Amando Carabias María dijo...

Evaasecas:
Gracias por tus palabras. Espero que hayas envuelto con esmero cada uno de los regalos. Aunque a estas horas me imagino que tanto papel ocupará el lugar destinado a la basura.
Que disfrutes de este día, contemplando como tus hijos disfrutan con sus regalos.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Uno pide cosas, y le encomiendan tareas. Quizá sea el secreto. Tener siempre un mecano por levantar, un momento de ilusión que generar a partir de algo tan travieso como una palabra y más si son como éstas que bullen por aquí.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Seguro, seguro que más de una, sino todas, acaban contigo. En cuanto se asomen por aquí y sean capaces de viajar y contemplar tu trabajo.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Cuando acabes las entrevistas y el resto del reportaje con sus majestades o con sus ayudantes, ya nos contarás. Me alegro de que al final la noche haya sido soportable para la tarea que traen encomendada. Seguro que te han llamado para entregarte en persona los besos que te enviamos desde aquí.
Ahora tienen que recuperar fuerzas, como tú misma.

Isolda dijo...

Los Reyes me han traído cuentos a tiro de pantalla. Este llegó el primero, Amando, luego Alena en sus recreaciones, nos ha dejado el segundo y ahora María A, el tercero. Presiento una revolución de palabras... Las que sobresalen son: gracias, paz y libertad; a lo lejos veo justicia; me parece que trabajo asoma por el rodapié y alguna otra que sin gafas no alcanzo a ver, pero las siento, sí.
Los besos los pongo de las mías.

María Eleonor dijo...

Llego tarde a este escrito pero te diré, qué disfrute me he pegado, lo encontré muy bien escrito, creativo,lo único que no entendí, un concepto es guirigay, qué será eso?, será acaso un revolú, una confusión?, amigo mío qué placer me das al tener la oportunidad de venir e instalarme en tu interioridad.

Un abrazo y con mucho cariño, ya sabes.

catherine dijo...

Gracias a los Reyes nosotros aprovecharemos tu regalo durante el año entero. Entre tus palabras, las de los contertulios y mi teclado de Noël es cierto que mi español se va a mejorar. Pero es como la cocina, hay el "tour de main", la manera de hacerlo.
Disculpame por comparar cocina y escritura, escribidor pero sé que te gustan los platos ricos. Y iba a olvidarme la creatividad.
Buen día de Reyes. Aquí el haba no está en una galette de frangipane, somos más rústicos, está en un bollo.

maririu dijo...

Como me olvidé decir en el otro lado del Loire (así se define la frontera de la lengua d'OIL con la lengua d'OC, del Norte con el Midi=mediodía) no hace la galette parisina , mi panadero ha tenido el primes premio en París sino un bollo muchas veces en forma de corona, en algunos sitios adornado con frutos confitados o perfumado con anís.
Vale Cathérine ahora la profe una falta "Y iba" = e iba
y una recomendación se va mejorando est en train de s'améliorer
c'est mieux que "se va a mejorar" = futur immédiat
Perdonad mi intención cuando sólo había leído tu texto era soltarte una retahila de palabras para ver si las ordenas, vamos allá
carne momia/brazal/chistera/fantasíafallar/fanfarrear/lucérnula/mangote/querencia/aire/asechanza/encender/publicar
a tus pies yo que no estoy de fiesta.

Gaspard dijo...

El rey Gaspard ya ha vuelto del Extremo Oriente del Sur, a tiempo para el temporal de frío.
Si los reyes volaran, les confiscarían los regalos en el cuarto control, el segundo escáner y el sexto interrogatorio. Y repartirían los regalos con unos cuantos días de retraso.

Alena.Collar dijo...

Gaspard...que los reyes vuelan...llevan alfombra mágica...y ven los aeropuertos a muchísima distancia...
Para eso son Magos ( y majos)

Flamenco Rojo dijo...

Otro regalo de Reyes…y van…

Cuando pequeño creía en los Reyes Magos como todos ¿verdad? Luego, lo normal, algún amigo más avispao que yo me convenció que lo de los Magos de Oriente era cosa de padres. Ayer volví a creer, aunque fuera un ratito, otra vez en Melchor, Gaspar y Baltasar. Algo tuvieron que ver en que ayer no cayera una sola gotita de agua en Sevilla…tened en cuenta que llevaba lloviendo por el Sur cerca de un mes. Salió la cabalgata de Reyes con la pequeña Carmen de “Cenicienta” en una de sus carrozas y disfrutó tanto que cuando terminó nos dijo que le había pedido a los Reyes Magos como único regalo que el próximo año pudiera volver a salir en la cabalgata. No se podéis imaginar la cara de felicidad toda la tarde…y la de su padre, madre y hermanos. Os mandaré alguna foto. Hoy día 6 de enero vuelve a llover en Sevilla…Lo de ayer tiene que ser cosa de Magos ¿no?

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Isolda
El cuento de Alena es una maravilla y si yo fuera editor de cuentos lo editaría... Bueno para la próxima temporada.
Lo de María A no es un cuento, es el anuncio de un reportaje de investigación, al tiempo.
Es lo que tiene este día, si es que el corazón de nos cascabelea como cuando niños.
Menos mal.

Amando Carabias María dijo...

María Eleonor:
En absoluto, qué vas a llegar tarde, y con la diferencia horaria menos aún. Te agradezco el comentario.
Y sí has dado con el significado.
Si quieres, y para más precisión, copio y pego lo que dice el diccionario de la RAE sobre la palabra:

guirigay: (Voz imitativa).

1. m. Gritería y confusión que resulta cuando varios hablan a la vez o cantan desordenadamente.

2. m. coloquial. Lenguaje oscuro y difícil de entender.

(Sería una mezcla de ambas acepciones la que se usa en el texto).

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Como toda fiesta que se precia, y esta es una de las preciadas para nosotros (al menos de momento), la gastronomía es fundamental.
En España el dulce por antonomasía durante las navidades es el turrón. También tenemos mazapán, polvorón, frutas escarchadas... Menos hoy... Hoy no, hoy es el roscón de reyes.
Mi desconocimiento de los secretos de cocina (a pesar del gusto que tengo por los platos ricos -¿será que hemos comdio juntos alguna vez?-) me impide explicar en qué consiste exactamente. En su interior se esconde la sorpresa, que tiene que ver con el rey, ese que reina durante un tiempo.
Es rara la casa en que hoy no se ha comido o no se merendará. Algunos les hay rellenos de nata o de crema.

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Como es fácil de adivinar, el lapso de tiempo transcurrido entre la anterior respuesta y ésta se debe a que me he tomado la molestia de escribir este pequeño texto con las palabras propuestas.
Con todo cariño:

La lucérnula, o neguilla según el la RAE; es una planta negra fosforescente, menos en Salamanca que es picardía, o sea cosa de la carne. Aunque su color negro me recuerda a los mangotes de antaño que se llenaban de tinta porque esta sustancia tomaba querencia hacia las manos del escribidor, escribano, escribiente o chupatintas (en algunos casos más parecían brazales de río, que manchas de tinta, ¡qué descuidados, señor!), hoy las palabras se desplazan por el aire, se publican sin papel, y cuando enciendes el ordenador dejan de ser momias sin vida para pegar saltos, aunque no estés de fiesta. No es que uno fanfarree, pero no me gusta fallar a los amigos, y menos en día en que de las chisteras brota fantasía.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard
Majestad, os agradezco, ahora que puedo, el regalo que me habéis hecho. Y espero que esta ola de frío que ahora soporta y que aquí amenaza con acercarse mañana, no sea obstáculo para que el buen humor continúe entre nosotros.
Por mucho que intenten disimular su existencia, todos sabemos que existen que vuelan de cientos de modos, alguno se señala más arriba, excepto en avión, salvo cuando quieren demostrar que son producto de la fantasía.
Majestad Gaspard, no se empeñe en demostrar lo indemostrable, que todos le conocemos.
(Bienvenido)

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar
No, si bien lo sabe él, lo que ocurre es que durante el año se mantiene de incógnito y se dedica a despistar... (Sshshsh, es un secreto).

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo
¿Así que tú también te dejaste engañar por uno de los pajes de los magos? Otro como yo. Otro como todos.
Si es que lo que yo digo. Cuando estamos a punto de dejar de ser niños, nos lo creemos todo. Pensamos que la lógica es lo único posible.
Y luego lo que cuesta volver a la senda de la verdad, después de tantos años transitando por el error, acompañado de cientos y cientos y miles y miles de adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos que dicen saber y estar seguros de que los Magos no existen...
¿Por qué, a ver, por qué...? Que lo demuestran... ¿Lo de los juguetes y regalos...? Bobadas. ¿Si no fuera porque hay Reyes Magos habría juguetes o regalos?
Pues eso.
Y qué decir de lo que dices.
De todos modos, en Segovia al menos, el Ayuntamiento comunicó por la mañana que aunque lloviera, la cabalgata se celebraría, que los niños (y no tan niños) verían a los Magos, sí o sí.

(Dale algunos besos (si es que te queda alguno) que puedas a Carmen).

la palabra en cierne dijo...

Mi querido Amando. Creo que ese derecho ya te ha sido concedido.
Tus relatos por entregas, tus reflexiones, tus manifestaciones que no manifiestos, son sin variación alguna desde que te leo, una dosis de disfrute a la vez que calma. Como la música amansa la ira de las serpientes. Soy de carácter fuerte y respondo a los ataques -incluso los he provocado- en internet. Venir aquí hace que todo eso no tenga la menor importancia. Gracias

maririu dijo...

Bravo no esperaba menos ¡qué garbo! los Reyes están contentos y volverán el año que viene.
Las palabras las saqué del Julio Casares las páginas al azar luego arriba o abajo a derecha o izquierda decidido de antemano mentalmente pero lo que hay en el Casares es "carnemomia2 en conjunto="la embbalsamada de una persona o animal" nunca lo he visto junto.
Bravo, ¡Viva tu mare!

maririu dijo...

Gaspard y pronto venderán el escáner de tu cuerpo desnudo en las tiendas Duty free.
Como no acabo de contarlo en mi blog os adelanto que el jueves 17/12 el viernes 18/12 y el sábado 19/12 pasé la "aduana-registro" tres veces con la misma maleta, en el mismo aeropuerto porque las dos primeras cancelaron el vuelo. Pues a la 3ª va la vencida el sábado me hicieron abrir la maleta y entregarles mis tijeras para las uñas que habían salvado el escáner el mismo escáner, la misma máquina el jueves y el viernes....!!!!
para mi que el agente del sábado tenía una uña rota.

catherine dijo...

Sí profe.
i-y/e o/u, la a que me olvido a menudo con los nombres de personas, prefiero las Vocales de Rimbaud.

catherine dijo...

me atreveo a mandaros mi "obra".

La momia
con su brazal de carne
y su chistera
no me está fallando
en cuanto a la fantasía
y a las lucérnulas.
Fanfarrea.

Es màs divertido entender la palabra chistera en el sentido de sombrero de copa.

No me imaginaba escribiendo poemas, ni en francés.

Isolda dijo...

Espectacular, Catherine.
Claro, que tienes un buen profesor.
No me atrevía a felicitar al escribidor, que aunque no le gusta fanfarrear, responde a la provocación de Maririu, como si nada.(Sabíamos que lo harías...)
Pero lo tuyo es para nota. Aunque tienes que saber que los dos habeis empleado chistera en el mismo sentido. Es el sombrero de copa, que también se emplea en los trucos de magia.

Al rey Gaspard que bienvenido al norte y que si pudiera echar una manita, para que los aeropuertos no se convirtieran en calabozos, se lo agradeceríamos mucho.
(Porque razón tienes, las cosas como son)
Bonsoir et bisous pour la section franco-basque-catalane y lo que sea menester.

maririu dijo...

¡qué día! el de los poetas:

Bueno vale la pena
Isolda a ti te toca
una Isolda sn Tristán
no puede ser nena
un Tristán sin Isolda
no vale la pena.
Isolda por acá
Tristán por allá
el rey Gaspard
no está.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Amando,

Tengo que confesarte que este relato es de los más preciosos que he leído jamás. Al principio uno no sabe de quién se trata: ¿Serán hormigas? ¿Serán animalitos pequeños y casi invisibles? ¿Serán las niñas que están jugando en la guardería o en el colegio? ¿Serán, qué sé yo?

Al final se descubre el entuerto y se aclara todo. La atención se mantiene hasta el final. Es el mejor regalo que nos pueden hacer los Reyes: la palabra y las palabras, para que hagamos de ellas un buen uso, para que las utilicemos para comunicar sentimientos buenos. Para todo eso y mucho más.

Felicidades, amigo Amando, por este relato tan precioso, que recibo como un regalo de Los Reyes.

Un gran abrazo,

Antonio

Marina Fligueira dijo...

Bueno- bueno buenísimo: No podía ser de otra manera, el regalote de los magos para un Escribidor como Amando. Con ésas palabras y su asombrosa capacidad para plasmarlas, nos deleitará durante mucho tiempo. Que así sea- y que todos lo veamos. Palabras- palabras, creo que son la primera necesidad de comunicar- nuestros sentires, nuestro jubilo, nuestra ilusión, nuestros anhelos, nuestros desvelos y a veces nuestras tristezas. Pues no todo es de color rosa- en la vida. La cuestión es- que nuestro interlocutor, sea capaz ad escucharnos. Besos para todos/as. Ser felices.

Isolda dijo...

Pues ya ves que sí puede ser. La perfección no existe. ¿Sabes que se puede ser feliz con lo que uno tiene dentro, que básicamente son recuerdos y sueños?
Si además tiene trabajo, familia y amigos, libros, aficiones, música, ça va de soi, ma chérie.
Besos.

María A. dijo...

Bajé de casa y les saludé. Melchor fue el que inició la conversación. Me preguntó qué hacía yo despierta a esas horas. Baltasar me preguntó lo típico, que qué hacía aquí y esas cosas…
Yo les comenté lo sorprendida de encontrarles por estas tierras. Melchor, aclaró que no era muy frecuente que hicieran el viaje de vuelta cruzando el Estrecho, que otros años iban por Levante pero que este año habían decidido hacer la travesía del Estrecho, como homenaje a todas aquellas personas que se juegan la vida al cruzarlo. Gaspar, saliendo de su modorra, intervino para recordarme la cercanía de Ceuta, donde también habían tenido trabajo. Y que tras descansar aquí un poco, iban a visitar a los ancianos de la Residencia que tienen las Hijas de la Caridad en el mismo recinto en el que se encuentra mi instituto. Les indiqué que también tienen una guardería, a la que acuden diariamente más de 100 niños y que también les gustaría verles. Ya lo sabemos, respondió Baltasar, pero esos niños, como todos los musulmanes, han tenido hace pocos días su fiesta del Achor y nos consta que todos han recibido su regalo, este año sobre todo zapatos, que les envió el dueño de Zara. Gaspar, intervino para puntualizar que ellos son muy respetuosos con otras religiones y tradiciones y procuran no entrar en territorio ajeno…No como otros, que se nos adelantan y están comiéndonos el terreno refunfuñó… Imaginé que se refería a Papá Noel, pero no quise comentar nada al respecto.Para desviar un poco el tema, pasé a preguntarles cómo les había ido este año por España. Baltasar comentó que, como siempre muy bien, que en la mayoría de las ciudades, la lluvia les había dado una tregua y les había permitido realizar el trabajo. Melchor comentó que, ver las calles de las ciudades llenas de niños/as; la emoción e ilusión que transmitían, compensaba todo el esfuerzo que realizaban, pese a los años… Gaspar manifestó que estaba de acuerdo con su compañero, pero que notaban que cada año recibían peticiones de regalos más complicados y costosos. Esas Wi…Nintendo…ordenadores, Montana… ¡cosas tan caras! uf…. No sé, pero me dio la impresión de que no estaba muy de acuerdo con tanta modernidad…
Baltasar cambió de tema y comentó que había notado la presencia en las calles de muchos niños/as hijos de emigrantes. También señaló que en su recorrido haciendo el reparto por las casas, habían notado cómo éstas eran mucho más humildes, con más personas viviendo y que siempre los regalos demandados eran mucho menos costosos. Y sobre todo ropa, mucha ropa…
Comentando estas cosas y muchas más, pasé un buen rato con sus majestades… el tiempo voló y empezaba a amanecer, lluvioso… Ya está aquí otra vez la maldita lluvia…refunfuñó Gaspar…No protestes tanto…le dijo Baltasar… Tenemos que movernos, que las hermanas y los ancianos nos esperan, dijo Melchor. Y yo tengo que ir a trabajar…dije…
Ya a punto de despedirme, los tres a la vez me preguntaron ¿y tú, qué quieres de regalo? Nada, para mí, creo que nada… les contesté. Bueno, me gustaría que ustedes, si pueden, hicieran algo para que

Cesen las contiendas en nuestro mundo
Nadie pierda la capacidad de disfrutar de todo lo bueno que nos rodea
No perdamos la esperanza ni el afán por hacer nuestro mundo un poco más justo y solidario
Las risas superen a los llantos, de todos/as..
Seguir disfrutando del trabajo
Mis muchachos/as vean cumplidos los sueños que persiguen
Ay, querida, me contestaron al unísono. Haremos lo que podamos, pero mucho nos tememos que eso no depende de nosotros, sino de las voluntades de todos los que habitan este planeta… Bueno, de unos más que otros… señaló Baltasar.
Tras darme cada uno un abrazo, como por arte de magia, desaparecieron.
Allí me quedé… sola, sin terminar de creerme el maravilloso encuentro que acababa de tener. Antes de subir a casa, observé cómo una estrella bailaba en el cielo…
Abrazos africanos, hoy mágicos.

Felicidades, Gaspard

Isolda dijo...

Felicidades María A! Amando lo advirtió,(lleva ventaja, sería el comienzo de un un trabajo de investigación, pero para mí sigue siendo un cuento del día de reyes estupendo, como tantos textos y documentos que nos has transmitido. Y lo que te queda por contar, espero.
Besos para que se cumplan de una vez los deseos de la gran mayoría.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isolda,

Aprovecho este espacio y esta oportunidad para saludarte y desearte que Los Reyes hayan sido muy generosos contigo.
Tengo que decirte que tienes un nombre precioso. Seguramente que el resto de tu perfil está en concordancia con tu nombre. Ya sabes que siempre eres y serás bienvenida a mi espacio.

Cordialmente,

Antonio

Amando Carabias María dijo...

Palabra en cierne:
Sin saberlo (¿o sí lo sabes?) has elaborado uno de los mejores piropos que me podías dedicar, porque en él no sólo incluyes a mi persona, sino al grupo que habitualmente os dais cita para comentarlas.
Desde que comencé huí de la discusión, sobre todo por pereza y porque el escaso tiempo del que dispongo (creo que en general toda la vida es corta) no merece que me esfuerce ni gaste un sólo gramo de energía en los malos rollos.
Ya digo, economía en el esfuerzo.
Además, es aburridísimo, y por supuesto desasosegante.
Creo que cuando es menester la reflexión y el debate se puede hacer (y normalmente mejor) si se escucha (se lee) con atención y respeto al contertulio. Casi siempre lleva razón en algo. Y salvo insulto o salvajada, en cualquier otra cosa se puede discrepar sin por ello dejar de mantener las formas.

Amando Carabias María dijo...

maririu
jajajaja... La verdad es que este tipo de retos/juegos siempre me han estimulado. Y es una buena forma de aprender el significado de las palabras, puesto que tienes que buscar su correcto uso.
Lo de carnemomia habrá que darle algún uso. Tiempo habrá para ello. Tomo nota.

Precisamente esta sobremesa en la radio hablaban sobre el límite de los derechos, a cuenta de este tema de los escáner en los aeropuestos. El tema se va a poner calentito, pero estaría por apostar que quien quiera volar a USA desde cualquier parte del mundo, o pasa por el escáner o no vuela. Lo que no tengo tan claro es que se conformen sólo con ese escáner en origen. Me da en la nariz que quien quiera cruzar la frontera en un aeropuerto USA tendrá que pasar por el escáner.
También supongo que acabará ocurriendo lo mismo en Europa.
Claro que si fuéramos nudistas el asunto se solucionaría, aunque con tanto frío...

Lo de las tijeras es absolutamente genial, para un relato. A propósito, también han relatado en la radio que el Gobierno checo, sin aviso, coló a 7 pasajeros de diferentes vuelos distinta mercancía susceptible de ser requisada en la aduana. 6 de los 'afortunados' fueron detectados en el momento conveniente... Pero un electricista de 49 años con residencia en Dublín, al que le 'regalaron' cien gramos de explosivos pasó todas las aduanas posibles, y sólo dos o tres días después fue detenido y soltado por la policía irlandesa, una vez avisada por la checa...

El poema es muy bonito.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Ya os decía yo que las palabras no se estaban quietas, que son muy traviesas que lo quieren ver todo, que todo lo investigan...
El poema es precioso, sobre todo el arranque, me parece poderoso.
Chistera siempre la he imaginado como dices. Aquí se dice, supongo que allí igual, sacarte algo de la chistera, porque los magos, aprovechando la longitud de la copa de tal sombrero sacan de allí cualquier cosa, hasta conejos. Por eso saqué la ilusión de ella.

la palabra en cierne dijo...

Y saludos a Isolda y Flamenco y demás.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Como ya he dicho este tipo de retos me suele gustar. Y tienes razón en que lo de Catherine tiene muchísimo más valor.
Lo de los aeropuertos va a ser más delicado, ya he dicho algo. Y espérate a ver qué no organicen algo similar en las estaciones de tren tipo AVE. NO me extrañaría nada. El miedo contra la libertad. Siempre es el mismo dilema.
La cuestión, creo está en cómo la planteaba Gregorio Peces Barba esta mañana: ¿Es que con la cantidad de avances técnicos y tecnológicos que existen, no hay un medio de garantizar la seguridad sin invadir la privacidad?
Y no sólo se trata de algo para el chiste fácil (si sólo fuera eso), a este paso, lo que digo, o nos hacemos nudistas o nos quedamos en casa.

Amando Carabias María dijo...

ANTONIO MARTÍN ORTIZ
Agradecidísimo por la valoración que haces del texto.
No es que sea un utilitarista en el sentido de que dese que el uso que se dé de las palabras tenga que ser para algo, y menos bueno, pues aunque en la mayoría de los casos está claro lo que es bueno de lo que es malo, en otros muchos casos entra en juego la subjetividad personal. Me refiero a los demás, a los otros escritores. Dios me libre de intentar establecer algún límite o algo así en la libertad de cada uno.
Pero creo firmmente en que mis palabras o son puentes, manos abiertas y corazones que acogen o servirán de poco, no servirán de nada. (Y ahora pienso en quien me lee o en quien me lea)

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira
Muchas gracias, de veras, por tus palabras tan cariñosas. Ojalá que os siga deleitando. Aunque sea de los que piensa que la inspiración más que con la magia tiene que ver con el trabajo, no dejo de reconocer que hay una parte importante de inexplicable o de casual o de, no sé...
Sí la palabra es uno de los modos que tiene el ser humano de no estar solo, de no sentirse solo.
A veces pienso que si el homo sapiens llegó a la palabra fue porque con sólo los gestos y la proximidad física no se resolvían todos los problemas. Sobre todo los de comunicación más profunda.
Siempre he sostenido (y la idea se barrunta por ejemplo en el primer libro de la serie de novelas El Clan del Oso Cavernario) que un primer momento de desarrollo humano el poeta, el curandero, el brujo, el sacerdote, el profeta, el filósofo, el cuentacuentos, era la misma persona. Y en el fondo creo que era así porque todo tenía que ver con la palabra.

Alena.Collar dijo...

No sabéis lo que he disfrutado esta media hora de lectura de lo que habéis dicho aquí...
Es como un vaso de agua de civilidad.
Y de creación.
Gracias.

Amando Carabias María dijo...

María A:
¿Qué te han rechazado la exclusiva los de El País?
(Entre paréntesis. Isolda, sólo me refería al género utilizado no al contenido. Cierro paréntesis.).
Porque es de Premio Pulitzer, por lo menos.
Me resulta curiosa una de tus conclusiones. Sinceramente, y espero obtener datos durante el año para demostrarlo al próximo, no creo que entre sus majestadas y el del traje verde (primer error, al pensar que el traje es rojo, esta es su segunda vestimenta impuesta por cierta marca de refresco) haya ningún tipo de rivalidad o animadversión. Más bien me parece que se trata de intereses creados por ciertos activistas del gran capital. Pero ya digo que intentaré averiguar algo durante este año.

Seguro que tu petición ha llegado de su parte a quien corresponde.
Como ha dicho Isolda en otro lugar, sobre los deseos de los adultos quizá entienden menos los Sabios de Oriente, que son especialistas en ilusiones infantiles, pero saben, saben a quién tienen que intentar enviarlo.
De todos modos, razón llevaba Baltasar, ciertas cosas no dependen ni de ellos, ni de otras voluntades celestes, sino más bien de voluntades terrestres.

Texto emocionante.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar
Pues a mí me ha sabido bien fresquita también. Gracias por leernos... Y perdón por el tostón que he dado en algunas respuestas. Más que un vaso, alguno pensará que es una inundación.
Vale.

Gaspard dijo...

Para eso son listos, los Reyes, Alena. Quién pudiera disponer de una alfombra con puntualidad británica de salida y llegada.

¿Te imaginas, Amando, si alguien fuera vestido al control de seguridad de un aeropuerto de Rey Mago? Lo fulminarían con una de esas pistolas Taser. Un perturbado que en la corona podría llevar escondidas ampollas con líquido explosivo. ¿Y si se presentaran los tres con la mirra y demás? Un comando con explosivo sólido en sus maletas. Yo tengo pensado volar a Estados Unidos y Canadá sí o sí en primavera, y haré lo que haya que hacer, aunque me repatee. En cuanto a Inglaterra, es mejor, por menores molestias de controles de seguridad y mejores condiciones de viaje el Eurostar, pero si con el frío otra vez se funden los circuitos, vamos aviados...

Maririu, el rey está, está hecho trizas tras el viajecito. Sentado en el sofá he visto la película sobre Camus que emitía France2. En cuanto a las imágenes de desnudos captadas por el escáner, si me hacen una proposición indecente, obtener 10.000 km. anuales gratis –es decir, pagada por los contribuyentes–, como tienen la suerte los políticos australianos jubilados, me lo pensaría.

Gracias Isolda y María A.
Buenas noches

María A. dijo...

No, escribidor, la exclusiva no la ha rechazado El País...ni ningún otro medio de comunicación. No se le ha ofrecido; no se han enterado. Nació ya adjudicada -y dedicada- al titular de este blog y a los que por él transitan. Que las emociones fuertes, no se venden: o se reservan para uno mismo, o se comparten con la gente que forma parte del círculo afectivo, pienso yo.
Y que aún no he podido sacar conclusiones serias...que me he limitado a contaros lo que intuí del comentario de Gaspar, que yo no estaba en ese momento como para pensar mucho. Cierto es que me pareció verle un poco "afectado" por las copitas de anís..la modorra, el tono en el que hablaba; un poquito gruñón. No sé...también parecía el más mayor y cansadito, lógico, tras la dura jornada.
A media mañana, en el recreo, me acerqué a la Residencia de Ancianos y me confirmaron que pasaron por allí, repartiendo regalos y abrazos a todos los que allí viven. También a las personas que les cuidan. Estaban todos muy emocionados por la visita y como locos con los regalos. Verlos tan felices, fue otro momento mágico de esta larga jornada vivida. Y la superiora me confirmó lo que me contaron de los regalos del Achor a los niños. El dueño de Zara les ha enviado 3000 pares de zapatos, un camión de ropa y no sé cuántas cosas más. Y han compartido todo con otras ONGs y asociaciones de Tetuán. Como todos los días, vi la salida de las criaturas y, efectivamente, todos iban con sus zapatitos nuevos -el Achor fue hace 10 días- y sus abriguitos, cantando y dando besos, como casi siempre. Bueno, toca ir a dormir... a soñar. Abrazos africanos, ahora adormecidos.

catherine dijo...

Vale, Amando. No pretendía escribir un poema de verdad, sólo jugar con mi teclado nuevo y las palabras propuestas por Maririu.
La asociación de momia, brazal, chistera me inspiró pués hizo el mecano que decía Isolda.
El que construye algo eres tú, puentes "para unir corazones".
Gracias a todos por estos regalos de Reyes sino, ya lo sabéis, aquí no recibimos nada de nada. Es porque Gaspard volvio a España y no a Francia.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Si por algo digo yo que vais de incógnito, es una cuestión de seguridad.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Es un honor contar con personas como tú en este espacio.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Se puede empezar por un juego y jugando jugando.

Krlos Reyna dijo...

GUAAAAAAA me encantó pero que buen texto =) Y les habrá gustado el café? =) para yo tambien llevarles un poco jejeje

un abrazo =) :D

Amando Carabias María dijo...

Krlos Reyna:
Yo diría que sí. Incluso si me apuras hoy les hace mucha, mucha, mucha falta

Beatriz Ruiz dijo...

Vengo muy, muy tarde... incluso yo me he ilusionado...

Qué magnífica carta, amigo... y que ilusionantes todos los escritos tras él... Hay corazón!!!...

Bien... deseo, y no es mi costumbre, que disfrutes de todas esas palabras con la honestidad que te caracteriza... Después de todo es puro egoísmo, yo y todas/os las disfrutaremos contigo...

Amando Carabias María dijo...

Beatriz Ruiz:
Pues la ilusión es un buen combustible para que la vida no se pare. Y de eso tú nos sueles regalar a raudales.

Soledad Sánchez M. dijo...

Desde luego que, para un buen Escribidor, éste es el mejor regalo.

Tu texto me ha traído también un precioso recuerdo, la inmensa película Rebelión en las aulas.

Un gusto pasar por tu casa.

Un beso.

S.

Amando Carabias María dijo...

Soledad Sánchez:
Bienvenida a este rincón, hoy nevado, supongo que como tu Salamanca.
Gracias por tus palabras, que viniendo de alguien que escribe versos como los tuyos son un honor.
Aquella película, "Rebelión en las aulas", la vi siendo bien pequeño, no creo que llegara a los doce o trece años, y allí descubrí a ese grandísimo actor que es Sir Sidney Poitier, y más, descubrí, o intuí, que algunas veces los caminos largos y lentos son los que llevan más lejos, aunque cansen más y parezca que los frutos nunca nacen.

Tempero dijo...

Esta mañana en el mercado afloraron las preguntas típicas de qué regalo habían traído los Reyes. Uno de los que estaban en la carnicería dijo: me han traído lo que ellos han querido.
Pues bien, Amando, si a mi me traen palabras, pues perfecto, ya la ordenaré yo.

Felices ensamblajes.

Amando Carabias María dijo...

Tempero
Feliz año, amigo.
Procurare dotarme de la paciencia del labrador y del artesano, y si hay suerte y me visita de vez en cuando la inspiración, intentaré que ese ensamblaje sea hermoso.

Flamenco Rojo dijo...

Alguien me dijo ayer que los ángeles miran desde arriba hacia abajo todos los días del año menos el día 5 de enero. Ese día los ángeles miran desde abajo hacia arriba.

Un placer todo lo leído.

maririu dijo...

Cathérine ¿de dónde sacas tú que Gaspard volvió a España' con Camus en Fr2!!! hay que cavilar niña
bueno a lo mejor me equivoco y tiene satelite en Biarritz pero Biarritz está en Francia.
Así que no necesita satelite.
Gaspard molido molido ...pero pensando en el próximo, eso es adicción hoy en el País hay una carta de lector sobre el asunto y el billete del 4/1 de Gabilondo tiene una formula genial.
De los reyes a los escaner's y al nudismo ¡qué apertura! ¡qué abanico de ideas!
Palabras, palabras....

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Me has hecho sonreir, Amando. Maravillosa la carta, maravilloso el presente, y seguro que ese pelotón de palabras vivas serán la joya más preciada de todos tus relatos.

Un abrazote
Marian

catherine dijo...

"Paroles, Paroles" creo que lo cantaba Dalida, la querida (: Dalida de Maririu. Un secreto: cuando paseéis por Montmartre no le preguntéis el camino de la casa de la cantante a nuestra amiga parisina, os mandará al otro lado de la Butte porque piensa que se pueden ver muchos otros sitios más interesantes. ¿Discriminación ?
Seguí los consejos de mi profe, y el vídeo me permite escuchar un poco de español, el billete de Gabilondo es a la vez profundo y divertido.
Ahora a esperar lo que nos hace el escribidor con su regalo.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo
Quien te dijo tal cosa, conoce bien a los ángeles.

Amando Carabias María dijo...

maririu
Las palabras son el vehículo de nuestra imaginación, y funcionan casi como peldaños de una escalera. Una te lleva a otra, y esta nueva idea a otra diferente...

Amando Carabias María dijo...

Marian Raméntol
La joya más preciada, sí. La materia prima, el vehículo y el camino, el condimento y la elaboración...
Muchas veces me ha sucedido que es la palabra o la frase la que dispara el resto del relato, el resto del poema. En otras ocasiones es una idea, pero muchas veces es una palabra, y ni siquiera su significado, la pura sonoridad que hace precipitarse a la mente a través de asociaciones bien curiosas.
Gracias por tu sonrisa.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Pues no sé que pasará. A ver si se despiertan que llevan todo el día dormidas...

Gaspard dijo...

Maririu, ando por el Basque Country. A la mañana en un país, a la noche en otro. Estoy negociando con la competencia, que aquí se llama Olentzero.
Por cierto, la película no me gustó nada.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard
Dar contigo es misión imposible, ¿y todavía crees en las fronteras?