miércoles, 13 de noviembre de 2013

Lágrimas vencidas (Oniliria XX)

Fuente del Jardín Botánico de Segovia de
Mariano Carabias. (Detalle)
Foto de Amando Carabias


Para María Jesús Llorens
Hay días de horizontes que se ensanchan, como un mar de sonrisas y jilgueros, días como  de orfebres que regalan carruseles de allegros ma non troppo y jardines de besos que aniquilan las nieblas del latido del ocaso y alean en el oro de las hojas que alfombran las pisadas sin aliento.
Son días como lágrimas vencidas, un vuelo de unicornios y delfines, días almidonados de futuro, cocinadas de sueños y nostalgias donde las alambradas de injusticia son apenas la sombra del otoño, casi el punto final de la novela,  casi la espalda muerta de la muerte.
Hay días para el sueño y la fragancia de una albada sin frío, sin relente, cuando la luz del sol caliente aun menos que el roce y las caricias sin fronteras quizá ebrias de utopías, pero firmes. 
Son días del otoño que parecen escritas por Vivaldi en primavera.

10 comentarios:

Isolda dijo...

Un poema en toda regla, querido Amando. Cada endecasílabo es, ya lo sabes, como sentir en la cara, verso a verso, que estos días de otoño, (y te copio)los escribió Vivaldi en primavera.
Qué hermosura!, hoy es un día de esos.
Gracias por tus palabras, que sabes colocar en el sitio exacto.
Besos especiales, claro que sí, poeta.

Flamenco Rojo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flamenco Rojo dijo...

Quién será esa tal María Jesús Llorens?...afortunada ella en esta ocasión de la Oniliria.

Ni Vivaldi lo hubiera expresado mejor en un pentagrama.

Un fuerte abrazo para el escribidor y un besazo para la destinataria María Jesús Llorens, sea quien sea.

Anabel dijo...

Poesía en grado sumo y puro. Él nunca nos decepciona.

Un beso enorme, querido Amando,

Anabel

catherine dijo...

Primavera en otoño, allegro, ma non troppo y con los colores de las hojas y de la fuente de Mariano. Una preciosidad.
Besos para el escribidor y la tal María Jesús.

Amando García Nuño dijo...

Este tocayo mío no solo es capaz de traer fríos días segovianos con acordes primaverales, sino que consigue llevar el interés del texto también a la dedicatoria. Me sumo a la ceremonia del acertijero sobre la tal MJL, de quien sospecho que habita esa ebriedad de la utopía.
Saludos a repartir para todo el clan, que no me quedan tantos.

José Manuel Vivas dijo...

Muy hermoso texto Amando. Un sentido reflejo de otoño primaveral. Me gustó mucho, y es que no defraudas nunca Poeta... Un abrazo extremeño con reminiscencias segovianas...

María Socorro Luis dijo...

Amo tanto el otoño que siento tu poema como caricia que envuelve entera. Gracias por esta catarata de belleza.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Amando!!!

¡Que belleza de poema! Bordando de oro este otoño que nos envuelve a muchos: en melancolía, pero tú lo ensanchas en un mar de sonrisas y cantos de jilgueros, y lo abrazas con tu excelente, sublime prosa.
Gracia por darnos tanto y tan bello.
Y, felicidades a Mª Jesús Llorens.
No todos tenemos la suerte de que nos dediquen un poema tan maravilloso. Felicidades a ti también.
Te dejo mi cálido abrazo y mi admiración siempre.

Se muy -muy feliz.

terron dijo...

Bien,apreciado Amando, sabíamos que eras un gran Poeta, no nos hacía falta este derroche de arte para reafirmarte pero si para disfrutar de lo bueno, también es cierto que la musa no es nada despreciable; eso si, no le resta ningún mérito al poema. Con afecto Terrón de tierra