jueves, 5 de septiembre de 2013

Alas rotas. Capítulo Primero

En otro de mis blogs, EURITMIA EN LA RED, acabo de iniciar la publicación de mi novela Alas rotas, cuya primera versión escribí durante el verano de 2004. Los capítulos se publicarán los jueves de cada semana.

Por fin descansa, han dicho tras tu espalda todavía encorvada después de la primera paletada de tierra. Lo has escuchado pues ha sido algo más que un cuchicheo, pero no podrías afirmar que aquella voz pretendiera ser oída. Más bien se trataba de una idea traslúcida moldeada en voz alta, dúctil como cera. Ha sido como un soplo de brisa, casi acallado por el ruido sordo de la arena que caía llorando sobre la madera de nogal del féretro.
Sin poderlo evitar has vuelto tu cabeza invadida por una batahola gris de reflexiones. La has girado, pero por nada especial: no pretendías descubrir su emisor, probablemente en tu estado, aunque hubiera sido tu hermano —ése que nunca tuviste—, no le hubieras reconocido; tampoco pretendías criticar su opinión, pues, en realidad, recibir desde las afueras de tu mente tal afirmación ha sido un bálsamo para tu ánimo herido. Más bien se trata de que el comentario te ha sorprendido. Has sentido tu pensamiento hecho carne, piel, sangre, voz en otra persona: un lucero en medio de la concurrencia. Hace treinta y tantas horas que una sensación idéntica golpea, o acaricia, alguna de tus neuronas cansadas, tan cansadas… La frase te ha distraído definitivamente de las últimas palabras que el cura del pueblo ha arrojado sobre su cadáver, quizá demasiado mecánica y rutinariamente: otra paletada de tierra; aunque una vez más, como el resto de la tarde, no te ha importado nada lo que dijera el buen cura. Por fin descansa. Has preferido el sonido casi dulce de esa frase, caricia que consuela, a la lluvia sorda de arena, a las palabras mecánicas, como lluvia de arena, a las palmadas huecas, como lluvia de arena.
Por fin descansa.

Si quieres continuar la lectura, pulsa aquí 

8 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Ea, pues empezamos la lectura de la novela...Con qué frecuencia vas a colgar los capítulos?

Abrazos.

Amando García Nuño dijo...

Marcho para Euritmia, hacía meses que no lo visitaba...
Abrazos, tocayo

Isolda dijo...

Lectura prometedora, querido Amando. Estaré aquí cada semana.
Besos para brindar por "Alas rotas"

catherine dijo...

No me canso de decir en todas partes como me alegro de esta nueva cita en Euritmia.

Maripaz dijo...

Vengo a visitarte porque Mercedes ha escrito sobre ti en su blog. Ha sido un verdadero placer.

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

Seguiré con interés tu novela Amando. Voy corriendo a Euritmia para leer el primer capítulo que luego se me solapa con el resto. Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Hola Amando. Soy seguidora del blog de Mercedes y llegué a ti a través de sus significativas palabras. Ahora mis ojos avisan, que lo que observan promete calidad.
Un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Amando!

Me gusta esta lectura, será un placer seguirla, aunque me gustaría tener el libro en mis manos.
Bien, vengo de Euritmia y esta genial. Promete mucho.

Te dejo unos besotessss