domingo, 9 de junio de 2013

Noche de junio (Oniliria XVII)

Tras archivar el invierno en perchas cuya estrechez de sangre negra perdura en el armario empotrado del recuerdo, he descubierto que hoy es imposible cerrar del todo su puerta; a través de la fenda abierta me alcanza la helada mano de escarcha.
He guardado la noche en la cartera, para que llene de estrellas mis recuerdos y el canto indestructible del ruiseñor afine mi bolsillo ahilándome a la rima de la existencia.
Afuera los vencejos desafinan, mientras el aire desflora la mañana en pertinaz contumacia de frío.

12 comentarios:

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

¡Qué preciosas palabras Amando! Me ha encantado leer esta entrada. Pocas frases, pero de un sabor intenso y profundo. Un abrazo.

emejota dijo...

Intensidad y dolor a flor de piel. Bss.

Flamenco Rojo dijo...

Uff, el texto rebosa melancolía...

Un abrazo amigo.

Pd.- A ver como se portan este año las camisas y los panralones cuando abras las puertas del armario del verano...recuerdo que el pasado año te hicieron huelga general, no?

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Afina el ruiseñor y desafina el vencejo;primavera contra otoño. ¡Bello!

Isolda dijo...

Qué versos tan tristes, querido Amando. Hay que empaparse de todo cuanto dices y vencer como se pueda al frío que nos acecha.
Mil besos.

Amando García Nuño dijo...

Bueno, bueno... Arrebujarme en vocablos como fenda y ahilar me alivia un poco de ese frío de escarchas que transmites....
Abrazos.

catherine dijo...

Me quedo con las estrellas y el canto del ruiseñory me alegro de este nuevo poema. Ya vendrá la primavera... o el verano de repente.

María Socorro Luis dijo...


Y llegará el verano desplazando estra primavera que no es, y renacerá la ESPERANZA... tal vez

Un abrazo

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Amando!

¡Que belleza de letras nos dejas! amigo. Expande melancolía pero es Excelente.
Eso de guardar la noche en la cartera, me parece una frase fantástica! Y nueva, jamas leí algo parecido.
Bueno que no caiga la escarcha para que no se enfrié demasiado, con los tiempos que corren conviene tener la cartera al abrigo del frío.
Te dejo mi felicitación y mi estima siempre.
Un abrazo y un beso.
Se muy feliz.

PD no puedo leer la letra que tienes en los pisos más abajo.
Es muy pequeñita para mí.

Emma dijo...

Hola, a una casi le gustaría ser una prenda de ropa para poder sentirse protagonista de esas letras cargadas de poesía...

Permiteme que me presente, Amando, soy Emma una amiga de Alena, ella fue quien me dio tu dirección, así que con tu permiso vendré por aqui de vez en cuando a bucear entre tus "armarios". Un saludo.

Amando CARABIAS MARÍA dijo...

Enma Bienvenida. Bucea cuanto quieras, espero que lo encuentres todo más o menos ordenado y presentable.
Gracias a Alena por seguir recomendándome...

ANTONIO CAMPILLO dijo...

LLenar mi cartera de estrellas sería la ilusión de este verano pintado con los colores del otoño, Amando. En nuestra tierra, no podemos cogerlas porque la atmósfera no es tan limpìa como la que tenéis cuando la escarcha mañanera da un toque semiblanco a la roja tierra y calles empedradas. Excelente prosa poética.

Un abrazo, Amando.