viernes, 3 de agosto de 2012

Pasión. (Oniliria XIV)

(Imagen tomada de Internet:
“Éstrellas calientes de Joaquín Rodríguez Martín, Nabuco)).





Su vida había sido una pasión: descubrir la belleza del Universo. A ese afán dedicó los latidos de sus días desde que recordaba, desde que su memoria le acompañaba como sombra de la mente. Una noche de insomnio, casi una vida después, una noche de temperatura cálida y cielo despejado, pero huérfano de luna, salió a la calle y miró a lo alto. Entonces decidió que abandonaría el telescopio. Buscaría donde sólo puede estar la respuesta.

14 comentarios:

Beatriz Ruiz dijo...

La respuesta está en la vida???... Es maravilloso contemplar y admirar las estrellas y la luna pero dudo mucho que eso pueda satisfacer plenamente una vida...

Aunque yo anoche sí hablé con la luna...

Besos...

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Ese lugar, donde está la respuesta, debe ser tan hermoso que no es posible abandonar la magia del cielo estrellado por él si no fuese infinitamente más maravilloso.
Creo, Amado, que podemos encontrarlo en cualquier recodo, imprevisiblemente.
Has escrito una narración tan inmensa como el Cosmos.

Un inmenso abrazo, Maria y Amando.

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Implícitamente el protagonista busca un revulsivo. Su decepción será cósmica.
Besos.

Isolda dijo...

Como oniliria que es, queda en cada uno su interpretación. Me gusta pensar que decidió mirar todo cuanto le rodeaba y en ello encontró la hermosura precisa: la vida en estado puro.
Un beso enorme.

María Socorro Luis dijo...

De acuerdo con Isolda. Creo que la belleza está en todas partes, solo hay que saber verla. Naturalmente, sin obsesionarse.

Abrazo

Flamenco Rojo dijo...

Ojalá nunca lleguemos a sentir que conocemos todas las respuestas...

Abrazos.

catherine dijo...

Genial oniliria con el dosis de ambigüedad que nos hace pensar.
Y geniales comentaristas que han encontrado varias pistas.

Jorge Arbenz dijo...

Qué verdad tan grande en tan pocas palabras. Saludos muy cordiales, amigo.

Marina Fligueira dijo...

Es inmensamente hermoso el cielo bordado de estrellas, aunque esté huérfano de luna.
Y hay inmensidad de rincones donde encontrar la respuesta... sólo depende del gusto de cada cual. ¡Me ha encantado! Ya me gustaría a mí decir tanto, en tan poco.

Ha sido un placer pasar a leerte. Un abrazo y hasta pronto.

Anónimo y orgulloso de ello dijo...

Y el caso es que no te culpo por ello.
La Boca del Ello

Amando García Nuño dijo...

Cuántas veces encontramos la respuesta mirando, no a lo alto, sino a lo más recóndito y menudo.

neko dijo...

Supongo que cada uno obtiene las respuestas en un lugar diferente, de no ser así, desearía que me facilitaras la fecha, hora y lugar donde encontrar respuestas, que estoy necesitada de ellas últimamente.

Feliz verano!

Abuela Ciber dijo...

Pienso que su alma volo libremente ensoñando.
Bellisimo leerte

Cariños

Pilar Moreno Wallace dijo...

El Universo mismo, sin "intermediarios".

Saludos.