sábado, 3 de marzo de 2012

Sendero




Hacerme aurora 
por ser sonrisa.
Hacerme tarde
por ser hoguera.
Hacerme ocaso 
por ser espejo.
Hacerme noche
por ser silencio.
Hacerme tierra 
por ser entraña.




19 comentarios:

7 Plumas dijo...

Hacerme lector de poesía,
por disfrutar de tus letras.

Antonio del Camino dijo...

No son malos propósitos, Amando. Como la de hacerte voz por ser con todos. Mucho me han gustado estos versos, aparentemente, tan sencillos.

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

De cinco en cinco por meandros profundos. Haz, hazte.

Un beso.

Flamenco Rojo dijo...

Breve, pero lleno de buenas intenciones...

Un abrazo y feliz fin de semana.

Mora Fandos dijo...

Camina muy bien, muy bellas imágenes, precioso.

Laura dijo...

Aurora, tarde, ocaso, noche y tierra,
para ser : sonrisa, hoguera, espejo, silencio o entraña.

La metáfora del sendero a través de un día completo para terminar en las entrañas de la tierra, quizás en lo más íntimo de nosotros mismos.

Me gusta, Amando.
Recibe un beso.

Isolda dijo...

Me encanta, es redondo, como un día, como una vida completa en nuestra bola de sílice. Grande, como tú, Amando.
Besos para esos versos.

Mercedes Pinto dijo...

Aurora, tarde, ocaso, noche... entraña. Es el ciclo de la vida, ammigo Amando. Todo lo que ansiamos ser se reduce a nacer, caminar y morir. Gracias a que algunos, mientras caminan, dejan bellos mensajes.
Un fuerte abrazo y hasta pronto.

emejota dijo...

Me ha encantado, tan sucinta y tan real. Bs.

Delia Aguiar Baixauli dijo...

Qué gran poema, es la hermosura en la sencillez. Sin más.
Un saludo.

Beatriz Ruiz dijo...

Pues te escribo mi exclamación:

Carajo, es buenísimo!!!...

Beso..

Marina Fligueira dijo...

Hola Amando:
¡Que diez frases tan hermosas! Eres tú el espejo donde yo quiero mirarme.

Un beso.

Nines Díaz dijo...

Hermosísimos versos, Amando, plenos y acertadísimos.

Felicidades.

Un abrazo.

elviradaudet dijo...

"Te me mueres de casto y de sencillo" Un poema tan sustancial que cada palabra golpea los ojos.

No sé si podré enviarte el comentario, o si se borrará como me ocurre últimamnte con todos.

La "Mariposa limonera" existe y tiene el don de sobrevivir realmente; no como algunos poetas, que sacrifican su vida para que su obra les haga inmortales.
He pasado parte de la tarde en un martes de otoño. Ya te diré.

La Solateras dijo...

Una belleza en su sencillez, Amando. Enhorabuena.

María Socorro Luis dijo...

Déjame ser contigo, poeta.

Abrazo

Abuela Ciber dijo...

A veces en pocas palabras se puede decir y trasmitir tanto!!!, tú lo has hecho.

Placer leerte.

Cariños

Charcos dijo...

y me gusta!!!!!!

besicos

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido Amando: algún tiempo de silencio pero no de olvido.
El Ateneo de Torrelodones se hace seguidor de tu blog.
Un abrazo.
¿Como estás?