sábado, 14 de mayo de 2011

Anabel Consejo Pano: Una presentación en Lleida

La mañana del sábado siete de mayo, o sea ya hace una semana, se quedará en la memoria grabada a fuego por muchas razones, por muchas.
La más importante de todas, sin duda, por la presentación de Oscurece en Edimburgo. Pero también por la presentación de Versos como carne. Es la primera presentación de este poemario fuera de Segovia, y no pude tener más suerte que fuese Anabel Consejo, quien la hiciera…
Durante todos estos días tenía decidido subirla a esta página principal del blog, pero cuando la he vuelto a releer, me he dado cuenta de que se podría interpretar por un sentido que no le he querido dar.
Si subo la reseña de Anabel Consejo, sobre todo es porque me parece lastimoso que se quede en el anonimato (más allá de quienes oyeron sus palabras durante la mañana del sábado pasado) tanto esfuerzo, tanto trabajo, tanta sensibilidad.
Así que desde aquí quiero, en primer lugar, agradecer públicamente esa presentación: es una suerte que no sé por qué merezco tener estos amigos, estas personas que sean capaces de adentrarse en mis versos y llegar hasta la entraña. Ella me dio lo más valioso que suele tener una persona, muchas horas de su tiempo (de su escaso tiempo, convendría decir) para ahondar en Versos como carne. Pude ver su ejemplar, y doy fe que no lo ha leído ni una, ni dos, ni tres veces…
En segundo lugar al que lo desee, que vaya a la página del blog titulada Versos como Carne donde voy subiendo diferentes opiniones de lectores o comentaristas, siempre y cuando este comentario se haya hecho públicamente, o me autoricen a publicarlo.
En tercer lugar, además del enlace que he hecho de su blog, le envió a este otro enlace de Pavesas y Cenizas donde reseñé su libro Historias de sujetadores, por si acaso alguno no lo leyó.
Sé que es muy poco, pero no se me ocurre mucho más.

5 comentarios:

emejota dijo...

No se puede tener mejor amigo. Beso.

mercedespinto dijo...

Claro que lo mereces, y estoy segura que Anabel ha dedicado todo ese tiempo con mucho gusto, porque tú eres ese amigo que siempre está, y porque con "Versos como carne" es fácil inspirarse teniendo un mínimo de sensibilidad.
No me extraña que haya tantas personas que te aprecian.
Un abrazo.

neko dijo...

La verdad es que si que te ha quedado corto, será que todavía tienes que asimilarlo por completo :)

Siempre que entro es a darte la enhorabuena, que coñazo soy..... pero bueno, pues eso, y decir que me encanta todo lo que dices con pocas palabras de la gente que te importa.

Flamenco Rojo dijo...

Amando eres una persona especial...Escuchar esto no es nuevo para ti ya que te lo hemos dicho muchos a lo largo de estos años...Por ese motivo no es de extrañar el esfuerzo de Anabel. Somos bastantes los que estaríamos dispuesto para hacer lo que pidieras.

Un abrazo.

Leonel Licea dijo...

La respuesta es una sola, porque tu mereces eso y mucho más, Amando, eres una persona que de una sensibilidad única, amigo siempre, aunque no nos conozcas de persona, como en mi caso, yo no sé a quien agradecer por haber tenido la suerte de encontrarte en este mundo bloggero. Lo dicho, que quien bien siembre bien recoge.
Un abrazo fuerte.
Leo