viernes, 22 de abril de 2011

Viernes Santo

¡No puedo cantar ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar! 
Antonio Machado
Truena el tambor preciso de la noche
como un resorte inútil del recuerdo,
el sonido que ampute la inconsciencia,
ésa que no abandona los cruceros
donde se narcotiza el corazón
con frases como cáscaras de miedo,
con salmos como viento emponzoñado,
en el planeta, Gólgota de huesos.
Aunque existan colores y volúmenes,
aunque haya perspectivas y haya alturas,
que nutren de belleza las pupilas
vestidas de ornamentos, somos ciegos,
arrastramos cegueras como arrastran
incendios los volcanes sin saberlo.
La humanidad es cuerpo ensangrentado
sobre una cruz alzada en la injusticia
que empuñan los poderes como un lirio
que oculta un alacrán infatigable.
Sólo la madrugada es consciente de la sangre,
porque en la madrugada la verdad
se alza muda ante el gallo de la aurora
mientras crepita el no que llora pánico.
Necesitamos ojos… nuevos ojos,
como unos microscopios que desnuden
la mentira y su sombra de gangrena
mientras desuellan piel de sed y de hambre
con la inmisericordia del flagelo.
Necesitamos verbos como besos
para desenclavar con sus tenazas
de labio poderoso,
la carne enmudecida y masacrada.
Hacen falta palabras como un hacha
que derrumben la cruz
tornándola ave en vuelo.

Safe Creative #1101208299834

16 comentarios:

mateosantamarta dijo...

En tus versos describes bien estos días de bastante hipocresía. De mucho adorno, y poco espíritu.
Este catolicismo cansado del que parece que hablaba el Papa.
Cristianismo y espíritu, necesitamos
verbo que se haga carne. Enhorabuena por tu poema.Un abrazo.

Isolda dijo...

Un poema que reconocería a la legua, tan tuyo de los últimos tiempos. Veo imágenes tan potentes para cualquiera de los ojos que se posen en los versos. Son verdades universales: la humanidad es cuerpo ensangrentado, arrastramos cegueras, necesitamos ojos nuevos y verbos como besos y palabras como hachas.
Y poetas como tú que nos inunden con ellas.
Besos siempre, querido.

Amando Carabias María dijo...

Gracias al blog de emejota he decidido enlazar ahora mismo el último verso con el Réquiem de Mozart, con su Lachrimosa.
Gracias emejota, gracias Isolda por avisar.

emejota dijo...

AMANDO: Pocas cosas pueden resultar más satisfactorias en la vida, a mi modo de ver, como la unión de corazones y voluntades lejanas y ajenas, transmitida de las más diversas maneras.
Hermosísimo poema, digno del sensible poeta que eres. No se si será porque te quiero, pero eres de los pocos poetas a los que entiendo o a los que tengo la paciencia de leer. Seguramente sea por esa melodía interior que nos une a tantos. Un fuerte abrazo extendido.

Leonel Licea dijo...

Hay cosas inevitables, una de ella es que, después de leerte tanto en los últimos días, me inspiraras un poema, y no es casual que lleve exactamente el titulo del tuyo, quizás desde otra perspectiva, pero en fin, he pasado días de silencio entre lecturas, y hoy llegó la inspiración, nació fulmìnea entre tus versos.
Un abrazo fuerte.
Leo

Charcos dijo...

Hacen falta ojos y que estén abiertos y cuerpos enteros que destruyan lo que nos pudre cada día...

Poema para gritarlo a todos los vientos.

besicoss

Anabel dijo...

Veo que el poema no ha podido contigo, no podía ser de otra manera.

No defraudas.

Voy a ver si me pongo al día...

Besos,

Anabel

Fiaris dijo...

No soy católica.Eso te dice todo.
abrazo amigo.

J.Lorente dijo...

Al margen de mi Ateísmo, soy respetuoso con las creencias y pasiones de los demás... Pero poco veo de Santidad en esta Fiesta Pagana e Idólatra (Ambos conceptos condenados por la propia Iglesia).

Mi Dios es el Amor... Mi Mesías la Humanidad... Mi Cruz la Tierra... Mi Plegaria la Poesía... Y todo ello me habla de Vida, no de Muerte y Autocompasión.

Este es un tema que me da mucho que hablar... A ver si me animo a escribir algo sobre "Mi Religión".

Un Beso Sacrosanto, Amando.

Flamenco Rojo dijo...

Tu poema hace reflexionar incluso a los que nos autoproclamamos agnósticos o ateos y nos convocas a todos a trabajar para que nuestros actos dejen una huella amable en este planeta y en cada uno de los seres que lo habitan.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Os doy la gracias a todos, las más efusivas gracias. Sobre todo a aquellos que siendo ateos o agnósticos pasan por aquí a decirlo con respeto e incluso ponderando mis versos.
De modo especialísimo, querido, Leo deseo abrazarte desde aquí y a pesar de la distancia. Es un honor que mis versos te hayan inspirado en tan espléndio poema que puede leerse aquí mismo o en esta dirección:
http://egomanias.wordpress.com/2011/04/22/viernes-santo/.
También, como sabéis, EGOMANÍAS BLOG está enlazado en la columna de la derecha.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido Amando: ¡Cuántos alacranes infatigables encontramos a diario! De ahí que estemos precisados de una nueva visión de la sociedad en la que cada uno, a golpe de besos, a golpe de poesía, configure una vida más dichosa para todos sin excepción.
Un abrazo

catherine dijo...

Me conviene tu homelia de Viernes Santo, la de Leo también, me gustan vuestros versos hermosos. Lo decía Machado, el Jesús que anduvo en el mar, que anduvo en la tierra, es preferible a la imagen del madero.

Ana J. dijo...

Me ha hecho volver a los clásicos: Lope... salvando las distancias y la mirada.
Gracias, Amando

j.julio dijo...

Siempre muy agradecido a los comentarios enviados a MI SIGLO.
Muy cordiales saludos
JJP

Maria Sanguesa dijo...

Ya sabes que soy agnóstica, pero me ha impactado la fuerza de este poema que habla de la Humanidad. Me ha gustado y conmovido y comprendo a Leo que ha escrito tan emocionante poema, al hilo del tuyo. Un abrazo muy grande.