sábado, 9 de abril de 2011

Una imagen vale más

Me ha llegado desde Cataluña, desde Tortosa, un vídeo, mejor dicho, el enlace a un vídeo especial. Especial por lo cotidiano y doloroso de la situación que nos plantea. Si no he entendido mal el deseo de quien lo remite, se trata de un reconocimiento genérico. No hay nombres, como dice Joan, porque todos estamos representados, porque los valores que se ponen en juego los tenemos todos y ninguno de ellos cuesta dinero.
Además de esto, sirva este vídeo como homenaje a todas las personas que han pasado o están pasando por esta situación que es muchísimo más extendida de lo que pudiera parecer.
Muchas gracias por haberme enviado este testimonio, Joan. Y como suele afirmarse, aunque tantas veces uno no esté de acuerdo, esta vez sí, una imagen vale más que mil palabras.


Como se habrá visto, este hombre era un amante del balompié. Llegó a ser entrenador de fútbol profesional. Durante este periodo solía escribir lo mismo a sus jugadores en un texto manuscrito titulado Enséñeme. Debajo está la foto. Esto es lo que dice, por si alguien no lo puede ampliar:

"Enséñeme a ser obediente a las reglas del juego.
Enséñeme a no proferir ni referir elogio inmerecido.
Enséñeme a ganar si me fuera posible
Pero si yo no pudiera, enséñeme sobre todo a perder"

12 comentarios:

emejota dijo...

Creo que se llama amor, en su acepción más desinteresada. Me ha recordado a un bebé. Un fuerte abrazo extendido.

Flamenco Rojo dijo...

En este caso la imagen, que ciertamente vale más que cien palabras, me ha llegado al alma…Y la enseñanza que nos deja por escrito dice mucho de esa persona.

Pero hoy mi comentario me gustaría que sirviera como homenaje a esos guerreros incansables de amor, a los cuidadores, verdaderos héroes y parte del equipo terapéutico…sin ellos la vida de los afectados por esta maldita enfermedad sería más infierno si cabe.

Un abrazo.

María Eleonor Prado Mödinger dijo...

Me recordó aquellas enseñanzas antiguas. el respeto a si mismo, la objetividad y la reflexión profunda.

Encantada

Princesa115 dijo...

El video me ha llegado hondo, la ternura y sensibilidad de ese hombre, sus enseñanzas...sinceramente no tengo palabras.
Simplemente me emocionó.

Un abrazo

Fiaris dijo...

Para reflexionar,abrazo buen finde.

María Socorro Luis dijo...

Es terrible. Desolador.
Y por qué?...

Gracias y un abrazo.

Leonel Licea dijo...

Subscribo cada palabra escrita por Flamenco, como me sucede ultimamente con mayor frecuencia entre tus entradas, termino conmovido.
Gracias por compartirlo, Amando.
Un abrazo.
Leo

mateosantamarta dijo...

Cambiar valores y volver a la vida y la raiz. Enhorabuena por tu sensibilidad, Amando. Un abrazo.

Joan Otero dijo...

Mi sincero agradecimiento a Amando por la consideración y respeto que emana el articulo.
Gracias por ayudar a difundir estos valores que como comentas los tenemos todos y no nos cuestan nada.
Gracias también a las personas que han incluido su comentario.

Amando Carabias María dijo...

Bienvenido Joan a este espacio que ojalá también consideres un poco tuyo.
El agradecimiento es a ti por haber depositado tu confianza en mí.
Un abrazo.

Maririu dijo...

Amando, gracias,
nunca me habías dicho que conocías Tortosa o a alguien en Tortosa.
no puedo asomarme desde hace tiempo pero siempre me reconforta saber que existes tú y tus rincones. Y.... tengo razón
un abrazo

Marina Fligueira dijo...

Hola Amando: Me he emocionado, si que es necesario aprender de quien sabe, de la experiencia! Y si, es triste luego llegar a esa suçituación de la que nadie está libre.
Estos días aduve por Asturias... Hoy pondré algo sobre el itinerario.
Un abrazo y ser felices.