lunes, 4 de abril de 2011

He aterrizado el último en tu casa. A José Luis Zúñiga (In memóriam)


Acabo de saber que se nos ha ido José Luiz Zúñiga. Un gran poeta, un gran cantautor, pero sobre todo un gran hombre y gran amigo, que también era, para mi honor, seguidor de este blog. Este poema lo escribí el otro día, porque nuestra amiga Paloma Corrales había comenzado una iniciativa que no sé en qué parará. Como me dice Leo (quien me ha dado primero la noticia), ha muerto como quería dormido, a pierna suelta. Aquí le podéis ver recitando su último poema, escuece y anima, ambas cosas.



Este es mi humilde homenaje a su recuerdo. Al menos nos quedarán sus versos.




El cielo azul anuncia primaveras
José Luis Zúñiga




He aterrizado el último en tu casa,
como una golondrina que ha llegado
tarde a la primavera;
pero he encontrado el nido en su lugar,
dispuesto, limpio y lleno de sonrisas,
desnudo de prejuicios,
con las luces del ático olorosas
y amapolas prendidas en su quicio.

Y no herirán las balas mi plumaje
cansado de otras guerras tan inútiles,
pues es seguro el nido de esta casa
para cuajar tortillas de ilusiones
mientras suena la música de Bach,
porque es acogedor este nidal
donde brillan sonrisas,
donde la carne late apasionada
envuelta en barro limpio de existencia,
y en lágrimas de bares nocturnales.

Oyendo una guitarra melancólica,
que llora el abandono de una tierra,
intuyo tus cantares trocándose en abrazos
como agua perfumada en besos,
como raíces en el viento.

Y aunque yo sea el último invitado,
en esta casa siento que tu voz,
profunda como el mar,
no es ajena a mi vuelo,
y en su eco encuentro el borde de mi viaje,
para subir al monte de las brisas
las palabras que besen a los tristes,
las palabras que quemen en la hoguera
a los inquisidores de sonrisas,
las palabras que eleven a los hombres
hasta alcanzar estrellas y justicia.

Safe Creative #1101208299834


José Luis Zúñiga en un momento de la presentación de su libro.
Foto tomada del blog A quemarropa de Nares Montero

31 comentarios:

Leonel Licea dijo...

Hoy es un día de esos que duelen como un cuchillo, lo has dicho tu, lo has escrito en tu poema, Jose era todo eso, y no es retórica, siempre se dicen cosas buenas de quien ya no está, pero en este caso, no se puede decir distintamente, porque Jose, sobre todas las cosas, era un hombre bueno.
Hoy es un día que duele, aunque se haya ido como quiso.
Un abrazo fuerte para ti Amando, y otro para Jose, allá donde esté.
Leo

Odiseo de Saturnalia dijo...

La muerte llega sin conocer a nadie...

La muerte no sabe de poemas...

La muerte no puede quitarnos los momentos que no percibimos, antes que nos lleve con ella...

Hagamos poemas de esos instantes.

P.D. Lo siento.

E. Martí dijo...

Bonitas palabras para homenajear a una gran persona.
(LLego aquí a través del blog de Benito Glz, de Salamanca. Soy salmantina pero vivo en Pola de Siero. Casualidades de la vida: viví en Segovia y soy amiga de la madre de la chica que aparece contigo en la foto. Dale recuerdos de Esmeralda y te dirá de mí).
Encantada de encontrarte. La vida es una bella caja de regalos por abrir.
Abrazos a ambos y enhorabuena por el recital de Segovia.

Flamenco Rojo dijo...

Un adiós sin despedida...
Un silencio entre voces...
Una mirada sin ser vista...
Descansa en Paz amigo.

Un abrazo para ti Amando y otro para Zuñi donde quiera que esté.

emejota dijo...

Una buena forma de dormirse para siempre. Todos lo haremos, lo mejor hacerlo con dignidad y preferiblemente sin dolor. Bello poema recitado por este hombre que sigue en la memoria de sus seres queridos y amigos. Un fuerte abrazo.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo: yo que no te conocí, ni en presencia ni en lectura, te deseo todo lo mejor en la nueva vida que emprendes. Ahora, desde esta distancia tan estraña, tan ajena y desconocida, mágica en el Tiempo, te envío este abrazo por si es posible que puedas acogerlo.
Rafael Mulero Valenzuela

Amando Carabias María dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras.
Gracias Esmeralda por tus palabras que han sido convenientemente transmitidas. Te llegarán noticias cualquier día, y cualquier día en La Pola, si te tropiezas conmigo, salúdame, por favor.

Fiaris dijo...

Que en paz descanse.
abrazo de contención.

Charcos dijo...

un abrazo Amando enorme, ya le habrán despedido sus amigos.

Aquí nos quedamos entre las teclas con este vacío y yo personalmente aún pienso que de repente en tiempo a destiempo habrá una nueva entrada y esto no ha sido.

Le queríamos mucho

Amando Carabias María dijo...

Querida Luisa, cualquiera que hoy, que en estos días, se pasee por la blogosfera, comprobará que una de las personas que peor lo está pasando eres tú. Tus entradas que he sido incapaz de comentar por lo que me duelen y tus comentarios lo atestiguan.
Si te sirve de consuelo, que a mí me sirve, tenemos sus versos, sus libros y tenemos tu retrato que ha recorrido la blogosfera mostrándonos la esencia de su humanidad, que sólo tu lápiz captó con ese alma que atesoran tus dedos.

Amando Carabias María dijo...

Se me olvidaba. Tienes razón, probablemente a estas horas ya le habrán terminado de despedir. Sé de unos cuantos amigos y amigas comunes que se han desplazado hasta Tres Cantos y sé que llevaban con ellos y ellas nuestros deseos.
Un beso.

J.Lorente dijo...

Casi no me explico que me haya emocionado tu despedida... No lo conocí. Pero en vista del eco de que se ha hecho el entorno por su Muerte, deduzco que con José Zúñiga hemos perdido todos a un gran Poeta y a una gran Persona.

Uno mi sentimiento al de todos sus Amigos y Seres Queridos.

Un Abrazo, Amando.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Amando, has elegido muy bien el texto de tu entrada en memoria de José Luis Zúñiga.

Como he dicho a María, la muerte es innecesaria, sorpendente y dolorosa.

Siento que todos sus amigos le recordarán siempre. Nunca morirán sus versos.

catherine dijo...

Un abrazo fuerte para ti Amando, y de José Luis Zuñiga a quien no conocía me quedo con su voz recitando su Credo personal, voz y letras y sonrisa que dicen lo que era, lo que sigue siendo.

Verónica dijo...

Mi más sentido pésame Amando.

Escuché esto hace muy pocos días...
Se trata de un buda con una amplia sonrisa, y sabes el que espera? la muerte.
Quizás ella no sea tan terrible, lo que nos pasa a los humanos, es que tenemos miedo a los cambios.
Quizás esto no sea para nada, descabellado.
Muy feliz madrugada
Abrazos amigo

Verónica dijo...

Mi más sentido pésame Amando.

Escuché esto hace muy pocos días...
Se trata de un buda con una amplia sonrisa, y sabes el que espera? la muerte.
Quizás ella no sea tan terrible, lo que nos pasa a los humanos, es que tenemos miedo a los cambios.
Quizás esto no sea para nada, descabellado.
Muy feliz madrugada
Abrazos amigo

Leonardo dijo...

Me entero ahora, ha sido un 'golpe brutal'. Ahora sé que hay muchas cosas que no ocurrirán, y que hay un silencio más en esta tierra.
Gracias por este espacio para recordar a Jose.
Un abrazo

Juanjo Almeda dijo...

Amando siento mucho lo ocurrido. Ayer para mí fue un día muy duro, por la mañana supe de la muerte de un amigo mío muy querido, y luego, más tarde, supe lo de José, otro amigo aunque menos conocido, también querido. Me sumo a la iniciativa de aportarle unos versos, que publicaré pronto en mi blog. Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Tu poema es bellísimo, Amando. Sin duda, Jose sonreirá...

Sabes? fuiste el último en aterrizar en su casa; yo fui la primera desconocida que me colé en sus poemas... y él mi primer visitante.

Lo queremos tanto, verdad?...

Abrazos para todos.

Abuela Ciber dijo...

Sentido homenaje que acompaño en silencio quedandome en mis sentires estas palabras:

......las palabras que quemen en la hoguera
a los inquisidores de sonrisas,.....

Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Amigo Amando: yo no le conocía, pero siento esa muerte qute aflige y qu parece demasiado prematura, Un abrazo. También para su familia.

Miguel Angel dijo...

Uf, Amando...

Me he quedado con un nudo difícil de desatar.

Sus palabras suenan a despedida. Su forma de decirlas y su mirada reflejan la paz del alma de un hombre bueno.

No le conocía. Gracias por presentármelo.

Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Es un poema tan hermosamente triste... gracias por él.
Pudimos acercarnos a darle un abrazo a Lidón, escuchamos, con emoción, sus palabras y las de sus hijos, todo un ejemplo de entereza, toda una muestra de amor más allá de la vida, de ese AMOR que se escribe con mayúsculas y alcanza todo un entorno de afectos, sin dejar impasible a nadie. No es momento de llorar, sino de dar gracias por haberle conocido. Da lo mismo antes que después, lo importante es eso: haberle conocido.
Un inmenso abrazo por un poema tan hermoso, tan lúcido y tan real.

Soledad Sánchez M. dijo...

Si el poema de José Luis es impresionante —y escuece, es cierto, porque subyace en él una despedida anticipada—, el tuyo, en su homenaje, es bellísimo también.

Comparto ambos sentimientos y siento haberme acercado a tu blog en este momento tan triste para ti..., ¡ni tiempo he tenido para AGRADECERTE tu magnífica acogida en Segovia!

Ni para felicitarte por el poema seleccionado —que he podido releer hasta casi aprenderme de memoria—..., espero volver el año próximo, o, mejor aún, que tú antes nos visites, para poder comentarlo personalmente.

Respecto a nuestro Lázaro de Tormes, no. De momento no se podrá leer en papel. En ello estamos, claro, pero, como ya has leído, parece que otras cosas parecen mucho más importantes en el mundo editorial.

Me alegra enormemente compartir contigo, con vosotros, mi amor por la literatura. Y que eventos como el del pasado día 26 sigan produciéndose, como deportes de riesgo, para disfute de todos los locos de la poesía.

Un abrazo muy fuerte,

Sole.

Jesús Aparicio González dijo...

Hermoso homenaje.
Cuando muere un poeta todos nos sentimos más huérfanos, más solos, pero siempre nos queda acudir a su palabra en nuevas relecturas.

Un abrazo

Jesús

Marina Fligueira dijo...

Vaya! Al escucharlo me pareció que se estaba despidiendo y se me ha puesto nu nudito en la garganta y una lagrima asoma por mi mejilla.
Siempre estará entre nosotros, los poetas nunca mueren del todo! Dejan esa huella profunda que son sus letras.
Bueno pues una muerte así dulce no hace sufrir a nadie, la pido yo para mí. Descase en paz.

Amando, el poema en su homenaje es un lujo de precioso.
Un abrazo y ser felices.

Rafael dijo...

Jose nos ha hecho conocernos, amigo Amando. Me parece que tenemos algunas cosas en común. Agradezco tu visita y creo que tendremos ocasión de coincidir.
Jose era extraordinario, y tu poema es un muy justo y hermoso homenaje.
Un abrazo

Amando Carabias María dijo...

Como es norma de la casa, te doy la bienvenida, Rafael. Seguro que coincidimos. En tu blog me tendrás, desde luego.
Un abrazo.

Terly dijo...

Acabamos de conocernos y ya nos une el mismo dolor. Aunque tarde, también yo quiero dejar aquí mi huella.
Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Bienvenido, Terly, a este rincón en el que esperemos encontrarnos con frecuencia.

neko dijo...

Es la segunda persona en poco tiempo que conozco por su blog y que se va, y aunque el vínculo parezca tan frágil ya que a ninguno lo conocía en persona no puedo evitar que me deje una sensación de tristeza. Será el saber que a todos los llega la hora, y que a veces el tiempo no espera.
En fin, siento la pérdida.