jueves, 6 de enero de 2011

Seis de enero


¿Si te hubieran dejado en los zapatos,
un estómago sin luz,
una mordaza para tus palabras,
una llaga sobre la piel,
una bala en el corazón
un ataúd en la sonrisa?


Hay dolor en tus pasos, tus zapatos
lloran en medio de una madrugada
sin pétalos, lo sé.
Es muy triste asomarse al horizonte
contemplando el entierro de los besos,
lo sé, lo sé, pues aún
mis pupilas no han sido reventadas…


Ellos, hoy, llegan desde más allá de la opulencia,
y podrían haber almidonado nuestras ilusiones
con cadáveres,
pero han sembrado el calendario de sueños…


Y hoy, precisamente hoy, cuando
mis latidos tendrían que sonar
a triciclos, muñecas y balones,
puzzles, barajas y esos artilugios
electrónicos,
he pensado que es crimen tanta queja,
pues más allá de nuestra urna de oro,
un mendrugo de pan es un diamante…
Y he recordado que de allí, de donde
llegaron aquel día, hoy palpitan
demasiados estómagos sin luz,
muchas mordazas para las palabras,
y llagas sobre la piel,
y balas alojadas en los ojos
y cientos de ataúdes en lo labios.

Safe Creative #1101208299834

15 comentarios:

emejota dijo...

Grande y cruda realidad Amando. Esos versos llegan directos al corazón. Un fuerte abrazo.

emejota dijo...

Extendido, por supuesto.

Flamenco Rojo dijo...

Ciertamente el Lejano Oriente cada vez parece más lejano...Si aquellos tres se hubieran olido esto a lo mejor hubieran obrado de otra manera.

Que los Reyes Magos te dejen muchos regalos.

Un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Amando:

Mientras algunos brindan con manjares, otros se acuestan sin probar bocado.

Ojalá los reyes nos traigan algo de equidad.

Feliz 2011.

Abrazos.

Beatriz Ruiz dijo...

Ya lo ha dicho Emejota, grande y cruda realidad...

Te agradezco enormemente esos versos que nos devuelven a la tierra de un tortazo... Negar la realidad es una ilusión que dura bien poco...

Yo te regalo por reyes mi cariño... y durará y durará... no es perecedero...

Isolda dijo...

Tan solo con haber nacido un poco más al este o al sur, probablemente hubiéramos recibido todos esos regalos, sin siquiera poner los zapatos. Somos una minoría privilegiada y, además afortunada, por poder leer estas denuncias a través de tus versos.
Gracias por recordarlo en este día.
Besos cargados de ilusión, que vuelan de vuelta a Oriente y donde sea menester.

Laura Caro dijo...

Vine desde el blog de Claudia atraída por tus versos y me encantaron también éstos.
Te sigo.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Amando, me ha conmovido. Eres fantástico.

Besazo.

Amando Carabias María dijo...

Como siempre, muchas gracias a todas y a todos: emejota, Flamenco, Rafael, Beatriz, Isolda y Paloma.
Permitidme que rompa mi habitual silencio para dar la bienvenida a Laura Caro y agradecerle su seguimiento.
Y comentar, al mismo tiempo, que gracias al hecho de que Claudia haya publicado otro de mis poemas en su blog, ella ha llegado hasta aquí.
Es para estar emocionado y agradecido.

Laura Caro dijo...

Ha sido un placer.
Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Es tan verdad todo cuanto cuentas en el poema, que se me ha hecho un nudo en la garganta. Me ha conmovido esta visión tan realista, tan auténtica...que conecta tan directamente con mi propia visión, con la de tantos que no nos dejamos edulcorar por las fechas... ¡te mando un gran abrazo!

catherine dijo...

Es algo diferente de los villancicos, es preciso oírlo también en estas fechas.

Leonel dijo...

Amigo mío, por motivos varios me he tomado un día de pausa, lejos del ordenador y lamento no haber leído estos versos en su momento, son de esos que denuncian tocando el alma sin caer en el panfleto, es poesía a lo estado puro del alma, de la que deja la emoción a flor de piel.
Gracias por escribirlo.
Un abrazo.
Leo

Marina Fligueira dijo...

Hola Amando- y demás contertulios: De tu corazón grande, por fuerza tiene que salir un poema precioso en forma de denuncia como tu sabes hacerlo. Da escalofrío saber y ver la situación en que viven millones de seres humanos. Es una realidad latente que debemos destapar todos los días del año. Gracias por compartir tu sentir con todos nosotros. Perdona mi ausencia. Un abragrande y ser felices.

Anabel dijo...

Y es que no llegan los Reyes a todos los lados, no. Ni siquiera al lugar de donde salieron.

No será un verdadero día de Reyes hasta que los Magos puedan hacer todo el recorrido sin atravesar una sola frontera y sin ver un solo estómago sin luz.

Un beso enorme,

Anabel