viernes, 14 de enero de 2011

Idioma incomprensible


El mundo vive, escribe, sueña y habla
un idioma que no me han enseñado
-o no he aprendido aún,
aunque lleve analgado en su pupitre
cuarenta y ocho cursos y un trimestre-.
Su marcapasos truena sin cansancio,
pero quizá cualquier doctor intuya
una cardiopatía irreversible…
Sin embargo, después de unos segundos,
o unos años
-aún no sé medir muy bien el tiempo-,
he descubierto que su arritmia no es tal.
Pero,
repite mi oftalmólogo privado
-un topo sin guarida-,
este anadeo sincopado y rápido,
es sólo el eco azul de mi mirada
incapaz de engarzar algún subtítulo
sobre las melodías de las noches:
unas gotas de lluvia y un reguero de sangre,
un grito vomitando estiércol sucio,
mil borracheras de mirlos prensados,
un parto con gemidos y dolor,
con orines, con heces…,
un estruendo de músculos y semen
sobre el asfalto de otro cuerpo incierto,
poluciones de pétalos llevando
cadáveres de auroras en sus brazos…
En fin vida y muerte aullando:
cristales rotos sobre llanto, silencio, miedo..., 
mientras mis ojos se desguazan dentro
de la deshilachada almohada de mis insomnios.


* * *

¿Vale más el temblor de la abstinencia
del caballo asesino,
que el temblor provocado por un beso?
¿Es más la intensidad de este cuchillo
descuartizando un corazón brillante,
que el vuelo de unos dedos sobre el cielo
de la piel amada?
¿Que es más hermoso, el miedo o la esperanza?
¿Cuesta más el verdín de las monedas
empapadas de sangre y de injusticia,
que una flor, cualquier flor, casi marchita?
¿Es más el grito de los vendedores
de eternidad y crecepelo
que el silencio de un verso sin lectores?
El mundo es una náusea que sostiene
tristes cíclopes de único ojo ciego.
Quizá sea mejor tornarme viento,
fugarme envuelto en lágrimas de aurora
convertirme en silencio sin fronteras.

Safe Creative #1101208299834

16 comentarios:

Verónica dijo...

¿Que es más hermoso, el miedo o la esperanza?
Sin dudarlo es la esperanza.

Aunque quien no ha sentido alguna vez miedo? pienso que todos en alguna ocasión.

Me encantó tu poema Amando.

Abrazos y feliz noche

Alena. Collar dijo...

¿Sabes qué pasa, Amando?...que muchísimas veces no se puede callar.
Es decir, claro que vale más la esperanza, lo que sucede es que muchas veces la realidad asalta y entonces no sirven las palabras.
No recuerdo de quién es la frase "la Vida es lo que nos asalta cuando estábamos haciendo otra cosa"...
Pues eso...
Besazos...

Isolda dijo...

Copio mis palabras cuando leí este poema en La Esfera Cultural, igual de emocionada.
Creo haber sentido la arritmia de la que hablas, la cuchillada incluso. ¿Qué puedo decir? es una maravilla de las tuyas. Me quedo prendada de cada verso, que siempre será verso aunque no fuera leído. Tendría respuesta para todas las preguntas, pero nunca para el final que propones: "Quizá sea mejor tornarme viento, fugarme envuelto en lágrimas de aurora, convertirme en silencio sin fronteras"
Ni lo sueñes, querido, nosotros sí queremos soñar con tus poemas.
Besos un tanto doloridos, pero besos siempre.

emejota dijo...

Y ahora que digo, me has dejado anonadada. Tus palabras unen corazones con emociones compartidas. Tornémonos viento, pues, para revolver todos los pétalos caídos de las rosas. Un fuerte abrazo extendido. Tus versos me hacen empezar el día feliz.

Leonel dijo...

Ay! Amando, y que es el miedo sin la esperanza o viceversa? Es que acaso la esperanza no nace del miedo? de esas ganas que tenemos de superar nuestros temores? Que gran Poema, así con mayúsculas, de inicio a fin, con el final que me deja sin palabras, como el mismo silencio:

"Quizá sea mejor tornarme viento,
fugarme envuelto en lágrimas de aurora
convertirme en silencio sin fronteras."
Te aplaudo admirado.
Un abrazo.
Leo

Beatriz Ruiz dijo...

Eres grande amigo... eres grande...

Besos muy sentidos...

María Socorro Luis dijo...

Qué enorme poema... Todo un análisis de esta vida que no aceptamos, y un magnífico e inquietante final...

Solamente, gracias.

Fernando dijo...

Hondo y precioso poema, Amando, amigo. ¡Qué difícil es saber apreciar y comparar las cosas y las ideas! Me llevo una impresión de miedo y de esperanza al mismo tiempo. lo desconocido está aquí, en nuestras entrañas,lo exterior ¡es tan inasequible! Un abrazo muy fuerte.

neko dijo...

Si esto surge de los insomnios, Amando, deja de dormir! :)

Me encantan los contrastes, y esta poesia tuya tiene algo de salvaje que me gusta mucho.

Flamenco Rojo dijo...

El temor que sentimos ante algo desconocido, incontrolable y capaz de deshacer la vida es tal, que huimos de todo lo que nos lo pueda recordar…Miedo y Esperanza.

Imposible quedar en silencio al leer tus versos...Y de tornarte en viento, nada de nada.

Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Gran poema, Amando, el contenido no puede dejar impasible a nadie. Algunas veces, no hay mayor grito que el silencio. Un abrazo muy fuerte.

ARO dijo...

Un poema magnifico, profundo, que hace pensar sobre temas que nos preocupan. Y están escritos esos versos de manera elegante y con una alta calidad literaria. Saludos.

Paloma Corrales dijo...

Sabes, han pasado por mi cabeza varias cosas para escribir, incluso destacar algunos versos magníficos, pero después he reflexionado unos instantes, he hecho una nueva lectura y: me pongo en pie para aplaudirte. ¡Espléndido!.

Un beso.

Marina Fligueira dijo...

Ay Amando! !Que excelente poema! Salido del alma. Dice tantas cosas... Suena melancólilamente a protesta a disgusto, por este mundo cruel que nos rodea. Quzá el crimen En Segovia de una joven madre y su hijo, haya hecho mella en tu alma. Y así lo expresas en una preciosa poesía aunque triste a la vez. Gracis por compartir tus sentimientos. Un abrazo grande se feliz.

Abuela Ciber dijo...

He transitado contigo por todas las callejuelas de la vida pero tambien, por hermosas avenidas.
No se porque pero siempre prefiero aquello que nos lleve a mejores puertos.

Gracias por siempre estar y por tus comentarios que alientan a seguir.

Te deseo que esta semana tus días se vean poblados de buenos momentos.

Cariños
.
.
Solidaridad:
Ayudar y poner tus capacidades al servicio de los demás. La solidaridad se practica sin distinción de credo, sexo, raza, nacionalidad o afiliación política. La finalidad sólo puede ser el ser humano necesitado. Solidaridad es la cualidad de continuar unido con otros en creencias, acciones y apoyo mutuo, aún y sobre todo, en tiempos difíciles.

(web)

fiaris dijo...

Me quedé prendida en el final¡excelente!cariños amigo