jueves, 18 de noviembre de 2010

Con su permiso estamos de celebración


que esto no es lo más correcto, sé que es algo impropio, pero me gustaría que esta entrada la construyeran entre todos los lectores.
Hoy, precisamente, hoy, hacia el mediodía en España, hará dos años de comienzo de este Pavesas y cenizas.
Y como mi deseo es que la celebración sea compartida, propongo un juego.
Cada nuevo comentario que espontáneamente sea hecho al blog, no pasará a formar parte de los comentarios, sino del propio post. Me encargaré de copiarlos aquí. Así que invito a su participación.
Y empezaré conmigo mismo:

El escribidor dijo:
Pavesas y cenizas, aunque sea difícil de creer, ha sido la calle de Internet donde he hecho unos cuantos amigos que más allá del conocimiento virtual, hemos llegado a abrazarnos en persona. Por este solo tesoro, llamado AMISTAD, doy por buena esta aventura en la red que continúa, a pesar de algunos, pues también las sombras acechan.
Pavesas y cenizas ha sido y es un rincón en el que voy conociendo a muchos corazones maravillosos.
Algunos de ellos cultivan, mejor que uno mismo, la pasión por la escritura, otros son grandes lectores, pero hay algo en común: la inquietud y el amor por la literatura.
Pavesas y cenizas es el lugar donde avanzo a la vista de todos y con ayuda en esta tarea que más bien es una pasión y se llama escritura.
Pavesas y cenizas ha sido el trampolín que me ha lanzado a otras aventuras de las que participo y con las que disfruto que se llaman Alenarte Revista, La Esfera Cultural, 7 plumas. Pero no sólo me limito a escribir y participar en ellos, sino que además cuento con la amistad de  sus integrantes que se han convertido casi en parte de la familia.
Pavesas y cenizas ha dado como fruto un libro de poemas, Versos como carne y una novela colectiva publicada en 7 plumas: "Oscurece en Edimburgo". Supongo que alguna vez ambas obras verán la luz en forma de papel. Y ha dado como resultado otro blog Euritmia en la red donde he publicado una novela Mañana amanecerá (la primera que escribí) y estoy publicando otra, Fin de trayecto.

Quiero enviar un abrazo virtual a todos los que me leen en silencio a través de este medio, a todos los que en alguna ocasión me leyeron, comentaron y hoy ya no están por aquí, pues los caminos se cruzaron y ahora siguen su propio curso, a los que me leen desde el principio y desde el principio me comentan, a los nuevos amigos y amigas que se suman poco a poco a este lugar que quiere ser lugar de encuentro, y que si ha perdido algo de frescura, es porque alguna cicatriz ya tiene en su piel....

Gracias, por su participación, gracias por su paciencia...

Pasen y sírvanse.

Emejota dijo:
Enhorabuena. Un brindis a tu salud y por una obra que va creciendo día a día. Ya sabes que cuentas con toda mi admiración. Un fuerte abrazo extendido.

Muchas gracias por tus palabras, por tus ánimos, por tus abrazos, siempre extendidos.

Fiaris dijo:
¡Felicidades amigo!que sean muchisimos años más,disfruta todo esto que te sucede!abrazo!

Eso espero, y que tú puedas compartirlo.

7 Plumas dijo:
Y la montaña crece, y las palabras conquistan amigos y lectores. Dos años intensos. Un tiempo pequeño para conquistar un mundo, el de la amistad y el de los proyectos que han crecido y el de los que están por nacer.
Lo celebro, lo aplaudo y lo admiro.
Feliz aniversario,
FranCo.

Pero para todas estas cosas hacen falta arquitectos de sueños, y con personas como tú, que tienen esa habilidad de convertir en materia las ideas, seguiremos adelante.

Ana J dijo:
Pavesas y cenizas es ese lugar donde siempre puedes encontrar a un amigo, un maravilloso escribidor.
Muchísimas felicidades por sus dos añitos. Te auguramos muchos más cumpleaños llenos de historias, buena literatura y afecto.
Un abrazo kilométrico, como de dos mil y pico kilómetros
Ana

Pues a pesar de la distancia, han llegado esos abrazos tan kilométricos. Todo será más fácil con impulsos como el tuyo.

Leonel dijo:
Creo que todos los seguidores de tus letras hemos sido contagiados por un virus benigno que se transmite y expande a través de tu palabra, dice quien te conoce que es un agente virulento completamente inofensivo y amable. Se por experiencia personal que crea dependencia y el único modo de apaciguarla es continuando a leerte. Por eso deseo, a tus blogs y a ti amigo escribidor, infinitos días de escritura para que este germen lector continùe expandiéndose en la red y nos regales muchos años de hermosas aventuras.
Un fuerte abrazo de uno que se contagio hace poco menos de 5 meses y no se quiere curar.
Leo

Palabras como éstas, son vitaminas, analgésicos y antibióticos para el dolor que la vida, algunas veces, nos reserva a la vuelta de la esquina. Que mi agradecimiento llegue cordial y cálido hasta a Italia.

Isolda dijo:
Acepto la invitación. Es un enorme placer brindar contigo por estos dos años tan intensos y fructíferos.
Me siento una privilegiada, por haber transitado la misma calle, por haber aprendido todos los días algo de ti y de otros muchos, por los ratos buenos y por los mejores; porque has sido punto de encuentro diario para los que hoy somos tus amigos. Por habernos encontrado y abrazado y por todo lo que nos queda que andar, en esta o, en otras calles. Por tu trato exquisito con todos los que te han visitado, porque de un granito de arena en el primera casilla del tablero, ¡vaya usted a saber por cuál andamos...!
Porque lo que nos unió en un principio, las letras, los textos, tus poemas, con tu delicadísimo estilo que bautizó Flamenco Rojo, no nos abandonen, al contrario: que nos invadan por doquier.
Por todo ello levanto mi copa y deseo larga vida a Pavesas, del modo que tú decidas. Hagas lo que hagas, siempre estaré cerca de ti y no podré agradecerte en la vida todo lo que me has regalado.
Enhorabuena a todos.
Mis besos vuelan ya hacia Euritmia.
¡Salud!

¿Alguien nos podía augurar este maravilloso tiempo, cuando, en otra calle, nos saludábamos, como esos transeúntes que sólo se conocen de verse cada día a la misma hora? A mí me parece tan milagroso como maravilloso. Y si vamos a eso, cuando estos encuentros virtuales se hacen realidades tangibles y hemos cazcaleado por Segovia y por Sevilla contemplando al mismo tiempo la misma luz, la misma belleza y las mismas personas, la cosa asciende a la categoría de roca inamovible.

Inma Vinuesa:
Conocí a un escribidor en La Esfera, giraba con un brillo especial, tanto que a veces su reflejo me frenaba. Disimuladamente, con la curiosidad del que empieza descubrí un brillo más intenso y me metí en él. Pavesas y cenizas, hasta su nombre no era común.
Aquí terminé descubriendo a una de las personas más maravillosas que han cruzado por mi vida, nada brilla tanto como él, ni siquiera su blog.

Gracias por tus palabras. Me han emocionado y casi me impiden seguir escribiendo. Al revés que con Isolda, son solo meses los que contemplan esta relación, sin embargo también la experiencia es intensa, y también hemos compartido calles, luces, emociones y sueños, nada menos que en Zaragoza.

María Sangüesa:
Desde Valencia, agotada por muchos motivos, no puedo dejar de mandarte mi enhorabuena y un fuerte abrazo. Otro para Marián, con ganas de poderos abrazar de nuevo (allá o acá), espero que pronto. Justo el día antes de venirme para Levante llegó el router a mi nueva casa, tras un mes sin poder entrar en Internet, así que espero poder retomar el blog... al menos, tengo instalada la línea, ya sólo falta que me pueda instalar yo...
Que Pavesas siga muchos más años contigo y con tantos amigos estupendos como los que hemos encontrado entre sus páginas y en la vida real... ¡Hasta pronto!

¡¡¡Bienvenida, María!!! Ojalá se te solucionen pronto todos los problemas y que pronto podamos disfrutar de tus versos, de tus palabras y también del encuentro personal. Muchas veces Marián y yo recordamos aquellos días en Sevilla.

Fernando dijo:
Voy a beber una copa contigo, tío, colega, como dirían los modernos castizos. ¡Dos años, dos años de nuestra vida! como decía la novia de Los paraguas de Cherburgo. A mí me ha pasado lo que a ella, no leo tus palabras, oigo su música, porque todo lo que escribes tiene sonidos y resonancias, que me llegan desde Segovia y se quedan por aquí, esparciendo ideas, regalándome sensaciones, enviándome mensajes subliminares que me ayudan a fortalecer mi alma, hoy presa de los encantos del Guadarrama. ¡Enhorabuena y un fuerte abrazo ab imo pectore!

Todavía tenemos pendiente ese encuentro. Sólo nos separa la sierra, pero a veces parece que está lejísimos. Menos mal que los avances tecnológicos permiten que los sueños y las ideas atraviesen el espacio y lleguen a los corazones.

Neko dijo:
Se puede contar cada día, cada hora y cada segundo desde aquel momento, pero hay tantas cosas que no se pueden contar que hay que sentirlo para comprederlo.

Gracias por tus palabras y por esa mirada tan honda sobre las cosas.

Beatriz dijo:
Mi querido Amando... aunque mi corazón está triste por motivos personal no voy a dejar de decirte lo feliz que me hace saber que estás en el mundo... que nos regalas tus palabras y muchas veces tus sentimientos... que es un honor tenerte como amigo... que aunque muchas veces no escriba mi opinión, me gratifica leerte... que inevitablemente volveré siempre a Pavesas para sentirte...
Besos, siempre...
Beatriz.


Todavía recuerdo aquella mañana de sábado en que comenzamos a escribirnos y te animaste a publicar tus comentarios en Pavesas. Y a partir de ahí, como con otros amigos, nos hemos visto varias veces. Incluso en los momentos difíciles, recuerda que hay una luz, y tú siempre puedes mirar la Danza del sol. Conocerte a ti ha supuesto abrir mi mirada, que como es bien sabido es bastante hipermétrope, al mundo y a los problemas que lo desangran. Ante ti la palabra solidaridad toma vuelos especiales, estelas que son dignas de seguir.


Una Seguidora dijo:
¡Felicidades!, por muchas cosas: por los dos años, por los amigos que encontraste en el camino, por el buen trato que has dado en este tiempo a nuestra lengua, por 7 Plumas, por tu poemario… Pero, sobre todo, me felicito a mí misma por haberte conocido. Así que levanto mi copa y grito “Por los amigos en las letras, que, entre todos, son los mejores”.

Querida Seguidora: el honor fue mío al conocer a tu persona tan vital, espléndida, trabajadora, respetuosa, sincera y amiga de sus amigos.

Flamenco Rojo dijo:
Parece que fue ayer cuando dialogábamos por otra calle, la de Juan Cruz, cuando aquella era peatonal y nos cruzábamos con los Adrián, Alena, Isolda, Beatriz, Ferrán, Amando, María A., Catherine, Maririu, Gaspard, Miguel Mora…

Hoy levanto mi copa de vino de tu tierra y brindo contigo y con todos transeúntes de esta tu calle, nuestra calle, “Pavesas y Cenizas”…Han sido dos años donde nos has permitido cazcalear por tus poemas, micros, relatos, miradas hipermétropes…Nos has permitido comunicarnos entre nosotros haciendo uso de tu espacio…Nos ha dado la oportunidad de abrazarnos en persona…Conocer a gente maravillosa como Susana, Javier, Marián…Hoy levanto mi copa, brindo contigo y con todos los vecinos de esta calle y le deseo larga vida a Pavesas y Cenizas.

Un fuerte abrazo

Qué hermosura de comentario. Siento la emoción y siento en el paladar el recio sabor del buen ribera de Duero, aunque un fino de Jérez tampoco importaría. Ni siquiera un vaso de agua. Lo importante es la celebración.
Afirmo que esta relación tan fuerte que ha surgido entre nosotros es una de las razones más importantes, sino la mayor, para seguir con este blog y disfrutando en otros.
Al final, como ocurre siempre en esta vida, lo que realmente queda, lo que importa es sentir el latido de los corazones de la amistad.
Da un beso de mi parte y de la de Marián al resto de Flamencos, que de haberlos conocido también tiene la culpa este invento.

Catherine dijo:
Pavesas y Cenizas fue para mí una ventana para mirar y conocer España mejor. Por los enlaces entro en otros blogs, después del encuentro contigo encontré a varias amigas, con vuestros ojos me intereso en la literatura hispanica de los dos lados del charco y a la vida del país.
Pavesas y Cenizas es sobre todo amistad a través de la literatura.

¡Feliz cumpleaños! Pavesas ya ha evolucionado desde su nacimiento. ¡Qué siga evolucionando como lo desees! será siempre un placer especial leerte.

Muchos besos para ti y también para los amigos encontrados como para los amigos virtuales.

Fue emocionante descubrir a una francesa que quería aprender español y para ello utilizaba los blog, y desde el de Juan Cruz acabó en Pavesas. Fue emocionante que me pidiera ayuda y que gracias a este espacio conociera a otras personas con mejor conocimiento del francés que el mío (que es nulo) y por tanto le podían ayudar mejor.
Y cuando la lluvia de Segovia nos regaló aquella tarde en el bar aquél de la Plaza Mayor, donde conversamos tan largo y tendido, descubrí a una persona fascinante, divertida y enamorada de una tierra que no es la suya, ni la de sus antepasados, sólo porque quiere compartir con la hija su vida española.
A mí, Catherine, me admiras.

Aro dijo:
Me sumo a las felicitaciones de cuantos me han precedido en los comentarios. En estas tus páginas se respira calidad literaria y bondad. Te deseo muchos aniversarios más y para mí tiempo para leerte. Un saludo.

Empleas la gran palabra, tiempo. De todos modos procuraré disponer siemrpe del mínimo para estar por aquí. Y me encantaría tener más para visitar algún blog más y dejar huella de mi presencia. Gracias por tus palabras.

Mateosantamarta dijo:
Felicidades, amigo: espero que sean muchos años los que sigas compartiendo con nosotros tu trabajo y tus sueños. Un abrazo.

Gracias, muchas gracias. Espero conseguirlo y que vosotros podáis ayudarme.

Odiseo de Saturnalia dijo:
Cuando se brinda mirando al pasado me gusta recordar y recuerdo.

Recuerdo cuando leía en otras bitácoras a un tal Amando Carabias, cuando sin saber quién era compartía y discrepaba en armonía, de la cotidianeidad del día a día.

Recuerdo cuando conocí su blog y seguidamente su foto.

Recuerdo cuando gracias a esa foto, en una presentación de un libro amigo, le dije: ¿Tú debes ser Amando?.

Recuerdo una conversación que supo a poco.

Recuerdo haber leído sus Cuentos de Euritmia, este verano, y haber disfrutado haciéndolo.

Y según voy recordando, compruebo que el recuerdo se hace presente en este lugar.

Y me alegro infinitamente.

Sí, también recuerdo todas esas circunstancias y, además, "El retiro de Diógenes" y algunos mail intensos, y la sensación de que nos espera una cerveza o una comida cualquier día, cerca del Retiro o en Euritmia en los caminos que el Cid cruzaba, pero se hace necesario. La verdad es que fue una suerte enorme que aquel libro amigo ("Estampaciones", por ser precisos), permitiera el encuentro.
Fuerte abrazo.

Ángeles Hernández dijo
Pavesas y cenizas tiene para mí menos de un año y muy buenos momentos. Me ha abierto un amplio horizonte: de lectura, de comentarios, de conocer personas, de estar en aventuras como siete plumas y de sentirme parte integrante de esta comunidad pavesoceniceros, que desde hace dos años (FELICIDADES), Amando, mitad pluma, mitad corazón, viene llevando con mucha dedicación y con mucho arte.
Te conocí en la casa de Mercedes y entré a comentarte en "La Carta".Desde entonces aquí estoy, por mi propio interés por supuesto y con el deseo de continuar por los siglos de los siglos, te mando un fortísimo abrazo, tan grande que nos acoge a todos los que estamos contigo.
Seguiremos Á

Tu incorporación, tan reciente, ha sido otro acicate más. Esa capacidad tuya para el análisis de los textos y tu expansivo carácter se hacen notar en este espacio. Es curioso esto de las redes que se tejen en la blogosfera, cómo se pasa de una parte a otra y allí donde vas es muy extraño no encontrar alguien con quien entablar una buena amistad.

Adrián Dorado dijo:
Jó.., Amando, hermano, ¿Ya dos años?
¿Hace ese que nos encontramos en de lo de Juan Cruz?... entonces, recién teníamos abiertos nuestros blogs. Y yo ni cuenta que me dado, sino fuera por un pajarillo cantor que te quiere y me anotició de tus festejos. Le agradezco el aviso. Se ve que soy mayor que tú, pues descubro que me ando escamoteando las fechas, ignorando los aniversarios…entonces, también, La Zona debe estar cumpliendo años… Vaya, vaya…

Pero no es de lo mío de lo que quiero decir:
Me he cargado una copa de un Malbec Syrah estupendo, dos cepas que en este suelo ha producido un maridaje exquisito, así como tu vena, a través de Pavesas, han sabido convocar a este “corpus” que son los textos con los que atraes a las inquietas mariposas de la blogósfera a libar de la literatura… pero que digo? Fundamentalmente del amor del que eres pródigo. La literatura es un pretexto para el encuentro. De esa calidez fundante somos muchos testigos, por lo que he leído, así que levanto mi copa y envío un ¡Salud!
Por muchos y felices años más y, como decimos por aquí, ¡Vamos todavía!
Un placer sumarme a toda esta gente que, como yo, te queremos.
¡Felicidades y gracias, Amando!

Con todo cariño

Adrián, gracias, amigo, por estas palabras. No sabes cuánto aprecio en estas situaciones brindis tan fantástico... Sí, dos años... Más de dos años, puesto que en el blog de JC comenzamos un poco antes y allí nos empezó a picar el gusanillo de abrir la cancela que se nos ofrecía.
¿Aquellos días, qué fue de ellos...?
No, nos pongamos melancólicos. Al fin y al cabo allá estáis en la merecida primavera.
También alzo mi copa para que atraviese ese océano que hoy más que separar es puente de agua para que el abrazo llegue pronto y raudo hasta Buenos Aires.

Marcos Alonso dijo:
Hoy, casi ayer, aprovechando la noche para salir de mi escondrjo, no podía dejar de celebrar este aniversario, felicitarte por este oasis donde venimos a descansar y deleitarnos con tus letras encantadas, tus sabias reflexiones, y tu amena amistad con sabor a té. El verdor y la exhuberancia es fruto del inagotable trabajo, de tu disciplinada constancia que convierte este espacio en un hogar donde como aves migratorias anidamos periódicamente para alimentarnos y coger fuerzas para el viaje. Es una isla cálida donde naufragar y descubrir un paraíso amable; una suerte para los que andamos perdidos y sentimos de repente ese abrazo amigo. Gracias Amando

Querido Marcos, espero que la 'condena' que te mantiene en el escondrijo concluya pronto, para que vuelvas a deleitarnos con tu sensibilidad y hacernos sonreír con tu ironía.
Es curioso, y sobre ello tendríamos algo que escribir alguna vez, el tiempo qué hace que me sigues y te sigo, para concluir en el proyecto común de la literatura y la amistad. Procuraré seguir dejando vituallas en este rincón.

María dijo:
Lo siento, llego tarde a la celebración, pero te felicito sinceramente por estos dos años, de andadura de tu blog.
Lo descubrí tarde, pero me enganchó, desde el primer momento, tus relatos son maravillosos y tu Amando, eres un grandísimo escritor, que ya empece a conocer en 7 Plumas.
Espero que esto siga por mucho tiempo, ha sido y sigue siendo, un placer conocerte, (aunque sea de forma virtual) y sobre todo leer tus magnificas historias.
Un abrazo.

La suerte ha sido mía, al conocer a una lectora de tu calidad y calidez. Nunca es tarde para recibir una felicitación, ni para desear que la travesía conjunta nos dure mucho tiempo. Muchas gracias por tus palabras.Evaasecas dijo:

Evaasecas dijo
Bueno, Amando, qué mejor motivo para volver a "abrir la boca" que felicitarte por estos dos años. Yo también llegué tarde a tu casa, luego conocí tu "segundo domicilio" y aquí sigo, aunque en silencio, leyéndote. De "okupa", ya sabes. Gracias por seguir permitiéndomelo y por todas tus visitas a la mía tan cariñosas y sentidas. Muchas gracias y muchísimas felicidades.

Aunque sólo sea por este motivo, es una suerte volver a 'escuchar' tu voz. Sabes que somos más de dos y más de tres los que seguimos pendientes de tus palabras, incluso de tus silencios. Pero lo que verdaderamente importa es lo que a ti y a los tuyos os beneficie. Un beso.


Gaspard dijo:
Perdón por la tardanza en felicitarte por los dos años. A los jóvenes os parece que es una enormidad..., pero el tiempo pasa volanda. Te felicito por mantener este blog, de cultura, de sensibilidad, de amistad, de respeto. No sé cómo sacas tiempo para hacer tantas cosas y seguir regalándonos poesía, microrrelatos, miniensayos y novelas en episodios.

Un abrazo fuerte a ti y a todos los que entran en tu blog.
Gaspard Pearlman

Gracias Gaspard por estas palabras. ¿De dónde saco tiempo me preguntas...? A veces también me lo planteo. Quizá sólo hay una respuesta, que a uno le guste tanto lo que hace, como a mí me gusta escribir, y compartir, o intentarlo con personas tan diferentes entre sí, pero con algo en común: sensiblidad, sinceridad y respeto.
Un abrazo

Alena Collar dijo:
Llego tarde. Pero más vale tarde que nunca.

Y yo quería decirte, Amando, que lo importante de esto no es tu blog, sino tú; al menos para mí. Y me explico: podrías pongo por caso dejar de escribir, desaparecer de la Red, y sin embargo tú existes, eres real y yo te conozco y seguirás estando aún cuando tu blog no estuviera.
No son importantes los blog; sino la gente.
Un beso.

Me alegra tu regreso, después del merecido descanso. Y sí, como venimos diciendo tantos, lo que verdaderamente cuenta, somos las personas, porque al fin y al cabo, todo lo demás depende de ellas. Y la suerte que he tenido (como he tenido con otros y he señalado) de conocerte , será -sin duda- el mayor de los tesoros de esta aventura. Y, como bien dices, cuando la aventura concluya -si es que concluye-, lucharé por no perder el tesoro.
Besos.

Lammermoor dijo:
Soy de las que te sigue desde hace bastante menos de dos años y normalmente en silencio.

Me alegro de que nuestros caminos se hayan encontrado y de descubrir que, como nos demuestras con tus palabras, la red sirve en muchos casos no para aislar a las personas sino para acercarlas y que se vuelvan reales hasta el punto de que se convierten en amigos de carne y hueso y también para poder llevar a cabo proyectos que quizás de otra forma no nos hubieramos atrevido a abordar.
Un beso.

Y bien es cierto en tu caso, pues también tenemos el placer de haber compartido sidra y cháchara, nada menos que en El Fontán ovetense. Es verdad que en la red existen muchas personas aisladas, pero no es menos cierto que también se tejen redes de urdimbres bien curiosas y que por caminos insospechados nos conducen a amistades que de otro modo hubieran sido imposibles.
Siempre digo que la red no es más que un reflejo del mundo. Lo sigo pensando. Pero no es menos cierto que a la mayoría de personas que os he conocido en ella, no os habría conocido fuera de ella.
Un beso.

Marina Fligueira dijo:
Hola: ¡Amando, perdona mi retraso por favor! No he podido llegar a tiempo para esta importante fiesta de celebración. Pero ya estoy aquí, y tabién quiero brindar y feliciterte y agradecerte lo que he aprendido lo, que me has ayudado y regalado que no se me olvida, tan desinteresadamente, sin apenas conocerme. "Te quiero" Amando, te lo digo hoy porque no sé si estaré mañana! Por ser como eres un hombre bueno sensible y buen amigo.

Recuerdo cuando te leí por primera vez, fue en Alenarte- revista.
pinché en tu nombre y me encontré con Pavesas y cenizas y bendita sea a quella ahora. Pues ha sido y deseo que siga siendo, un placer un enorme disfrute. Que sigas en la cima por muchos años y con calidad de vida. ¡Aunque yo ya no esté! Un abrazo grandísimo. Y, mi enhorabuena por todo lo que has alcanzado. Se muy feliz.

Marina, Marina, estoy realmente emocionado. No sé qué decir, salvo un gracias muy grandote que me sale desde muy adentro. Y recuerda que tú nunca llegas tarde.

Francisco Gómez dijo:
Apreciado Amando y demás amigos tan queridos por mí, os felicito a todos por este bello lugar de encuentro y que siga mucho tiempo esta gran familia que formáis.Cuanto os echo en falta y que recuerdos más agradables de los tiempos,tan bonitos que vivimos en J.C.

Saludos Paco

Muchas gracias, Paco. Sólo me gustaría comentarte que también te siento como integrante de esta familia. Sé que hay personas que no siempre intervienen, o no intervienen nada, pero que se pasan por aquí, y cuando lo hacen leen con cariño. Y sé que tú eres uno de ellos. Y para mí (y supongo que para el resto) también formáis parte de este lugar que sin vosostros no sé si sería o no, sería diferente eso seguro.
Un abrazo.