miércoles, 6 de octubre de 2010

Tribulaciones de un escribidor en Zaragoza. (O cómo disfrutar de los amigos) (II)

Sábado, 2 de octubre.

La mañana del sábado amaneció encapotada. A las ocho y media, las calles todavía soportaban los desperdicios de la juerga nocturna. Cazcaleé por la Basílica del Pilar, donde contemplé a un grupo de monaguillos engalanados con su sotanilla roja y su casulla blanca, entré en una de las capillas laterales de La Seo, pasé bajo el Arco del Deán, saludé a los primeros hinchas asturianos que habían llegado a Zaragoza para ver al Sporting de Gijón jugar (y empatar) contra el Real Zaragoza, volví hacia el Ebro y justo cuando estaba en el puente de Piedra, contemplando el lento discurrir de las aguas, recibí un mensaje en que me decían los compañeros que ya estaban en el comedor, desayunando. Volví al hotel y compartí café y buen humor con ellos. En poco tiempo, Anabel y Pilar se encontrarían con nosotros, para ir a la emisora de radio municipal de Cuarte de Huerva, a unos quince kilómetros de la capital, donde el grupo 3d3 también realiza un programa semanal relacionado con la literatura y que se emite los viernes al mediodía.  (Otro de los objetivos del viaje).

En el trayecto hasta la emisora, Pilar Aguarón ejerció de guía improvisada y apasionada, y nos informó de esos detalles de una ciudad que se escapan a los libros y a los guías turísticos y añadía anécdotas personales. Mientras tanto, delante de nuestra furgona púrpura, José Antonio, en su vehículo, nos sacaba de Zaragoza camino de Cuarte de Huerva.
Son anchas las avenidas para la circulación en Zaragoza. El tráfico, como en tantas grandes ciudades, se ha convertido en el protagonista de la vida urbana. Allá tal iglesia, acá tal edificio, un poco más allá el límite de la ciudad en 1808, justo cuando Zaragoza aguantó dos sitios del ejército francés, con tanto heroismo épico, que después del segundo, las tropas de Napoleón, vencedoras del episodio a pesar del heroísmo de Agustina de Aragón, trataron a los zaragozanos con admiración y respeto.
En este trayecto descubrí con sorpresa y envidia la extensión y belleza del Parque Grande. En este caso, y a pesar de la fama maña, puedo asegurar que el nombre se ajusta perfectamente a la realidad, si es que no se queda un escaso.
El sol había vencido a las nubes y la jornada se volvió cálida, casi calurosa.

Ya en el pequeño estudio de la emisora, un tabuquillo cuadrado, asistimos a la grabación de dos programas del grupo 3d3. En el primero se comentó y promocionó la última novela de Pilar Aguarón, Hueles a sándalo, que fue presentado el pasado día veinticuatro de septiembre, si no entendí mal. Por el fragamento que leyeron la propia autora, Anabel y José Antonio, llegué a la conclusión de que tiene pinta de ser muy interesante. Trata de una historia de amor/desamor extendida en el tiempo contemporáneo, desde la Transición a nuestros días, pues se habla de la guerra de Irak y de Afganistán, lo que le permite a Pilar reflexionar sobre la evolución y la situación española, al tiempo que ahonda en la historia de esta pareja.
A continuación, tras un breve descanso, Elena, la conductora del programa, con la inestimable colaboración de Anabel nos hizo una entrevista de una hora. La primera parte de la entrevista consistió en la presentación a cada uno de los componentes de 7 plumas. Este fragmento la construyó Anabel en su totalidad. Así que buen trabajo se llevó la buena de Anabel. En la segunda parte se habló de la aventura que supone escribir esta novela, y creo que se nota perfectamente lo ilusionados que estamos con el proyecto.
Aquí quiero dejar especial mención a la profesionalidad y buen hacer de Elena. No sé si me equivocaré, pero sin desmerecer en nada a la emisora municipal, creo que está llamada a progresar en el mundo de las ondas.
Y ahora añado el enlace a la entrevista, que ya está editada

Tras una rápida comida y velocísimo cambio de vestimenta, acudimos en un raudo taxi conducido por un taxista al que no le debe gustar esperar, al Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter, donde se iba a celebrar el recital "SéBreve", el otro gran objetivo del viaje.
El Centro Cívico se ubica en una plaza cerrada y amplia. Se trata de un espacio moderno, sin estrecheces, confortable, donde se desarrolló con toda brillantez el recital en el que bajo el signo del relato breve se leyeron textos de personas llegadas desde Canarias, Lérida, Segovia, Madrid y, por supuesto, Zaragoza.
La acústica del teatro de este centro, que cuenta con muchos más espacios e instalaciones, es fantástica. El acto fue llevado con sencillez y agilidad, a pesar de la duración que estaba prevista. Sobre el escenario, Anabel, José Antonio y Pilar hicieron de anfitriones y presentadores de la mayoría de personas que subimos a leer nuestros textos. El acto contó como conductor al periodista de Aragón Radio Javier Vázquez, periodista zaragozano de amplia sonrisa, ilusión contagiosa y gran dominio de la voz y el gesto.
Disfruté de una diversidad amplia de textos y estilos. Además, a cada participante, los organizadores nos obsequiaron con libros, una libreta, un diploma. Parte de los textos leídos en el acto ya se pueden consultar aquí.
Pero no sólo fueron textos encuadrados en el género del microrrelato o minirelato. Hubo poemas. También hubo teatro leído excepcionalmente en las dos ocasiones, tanto la versión del texto la obra de Miguel Hernández El labrador de más aire, leída-interpretada por Javier Vázquez, Petri Vadillo y Maribel Valle, como el fragmento de Bodas de Sangre de  Federico García Lorca, a cargo de Piluca Falo Villanueva, prometedora y joven actriz aragonesa. Además Julio Donoso representó uno de sus monólogos. Asimismo el cantautor Mario Iriarte interpretó dos de sus temas.
Fueron casi cuatro horas, pero, como todos dijimos a la salida, se hicieron ágiles.
Y por si todo fuera poco, como guinda, tuve la suerte de conocer en persona a nuestra amiga Neko, una de las comentaristas de este blog, que, muy bien acompañada, asistió a todo el acto y tuvo el detalle de regalarme una rosa hecha de papel. Una ‘manitas’ nuestra amiga, no como otro que yo me sé.

A la vera de una de las torres del Pilar, muy cerca del hotel, cenamos junto con un buen grupo de los escritores zaragozanos. Gracias a la iniciativa de Carlos Agorreta, nos mezclamos los grupos, y así pude departir con José Antonio Prades, María Otal, la propia Pilar Aguarón, Ester (esposa de José Antonio), Carmen Molinero y Belén López.
El viento se hizo niño revoltoso y díscolo y, poco a poco, la noche fue entrando en ese fresquecillo más propio de las fechas indicadas por el calendario. La cena fue lenta debido a circunstancias que no vienen al caso, lo que implicó que la charla se hiciera especialmente amplia también.
Por desgracia, Anabel ya se había marchado a su ciudad de residencia habitual, y no pudimos compartir con ella las copas de cava que, hacia las tres de la madrugada, cerraron esta jornada tan cargada de momentos para el recuerdo.

Acabará mañana.

Los de 7 plumas, a la salida de un bar maño en la madrugada del viernes al sábado.
 De arriba abajo y de izquierda a derecha: el escribidor, Marcos Alonso, Francisco Concepción.
Dácil Martín, Ana Joyanes, Anabel Consejo e Inma Vinuesa.
(Foto tomada por Pilar Aguarón Ezpeleta con el móvil de Francisco)

27 comentarios:

Anabel dijo...

Eres un cronista maravilloso, hubieras hecho sombra al mismísimo Marcial.

Esperaré con ansia la tercera parte pues en ella no participé. Seguro que esa "furgona" va a formar parte de nuestro particular subconsciente colectivo.

Que sí, que sí, que hay que organizar otro encuentro y a no tardar.

Besos, querido Amando,

Anabel

Paloma Corrales dijo...

Gracias por compartir los detalles, sobre todo esa sensación de disfrute y bienestar que se apodera de quien lee los trazos de emociones que escribes.

Un beso.

Isolda dijo...

¡Os lo advertí! Pero no digais que no es delicioso. Si lo disfrutamos los que no hemos estado en Zaragoza, imagino cómo vais a guardar esta crónica los que sí estuvisteis. Cómo os ha cundido el tiempo! Me alegro mucho por todos.
Nos queda sólo una, qué le vamos a hacer!
Un beso para tí escribidor y para todos los demás.

Leonel dijo...

Cada palabra es un detalle enriquecedor, para hacernos vivir tu aventura con tus palabras, creo que esta experiencia haya sido rica para todos, ustedes, se siente y me siento feliz por ti.
Un abrazo.
Leo

Mercedes Pinto dijo...

Menudo viaje más literario, agradable y enriquecedor. ¡Qué envidia me dais! Reuniones, actos, comidas, entrevistas... ¡Todo relacionado con la literatura! Imagino el buen recuerdo que os habréis llevado todos a casa.
Tengo que escuchar esa entrevista.
Me alegro mucho de que la experiencia fuera tan gratificante.

Amando Carabias María dijo...

Anabel:
Como siempre sacándome los colores, qué afán, Anabel.
Gracias a ti por todo. Suelo pensar que en muchas ocasiones lo mejor de los viajes es poderlos contar, para que las vivencias no se pierdan en el olvido.
Si además estas vivencias son tan positivas y maravillosas como las que nos regalasteis en Zaragoza, mejor que mejor

Amando Carabias María dijo...

Paloma Corrales:
Sí, eso quería compartir, el disfrute y las buenas vibraciones que se han producido entre nosotros.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Parece difícil de creer, pero aún se quedan cosas en el tintero. Tenías razón, pues me conoces bien. Claro que personas tan entusiastas como tú, que se beben la vida con esa intensidad y se apasionan con los proyectos ajenos como si fueran propios, os mereciáis este pequeño esfuerzo.

Amando Carabias María dijo...

Leonel:
Muchas gracias por esa solidaridad en la distancia. Me encanta poder acercarte un poco de nuestra ilusión, y que esto te alegre.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes Pinto:
Así es querida Mercedes, así es. Tal y como lo dices.

Beatriz Ruiz dijo...

Es genial... estoy escuchando en este momento a Don Amando en la radio... pero que fantástica esa entrevista...

Mi amigo, que voz más bonita!!!...

Os felicito a todos... y con todo cariño, especialmente a Ana J. que en este momento nos explica como llegareís al final...

Me quito el sombrero... menudo buen rollo!!!...

Besos mil...

Abuela Ciber dijo...

Pues por lo que comentas, habeis disfrutado de lo lindo.
Paisajes, gente amena, buena comida y charla acorde!!!!

Gracias por compartirlo!!!!

Cariños

Flamenco Rojo dijo...

Leyéndote ahora me ha venido a la cabeza la crónica que hiciste del viaje a Sevilla con motivo del Primer Encuentro del GAP…No escatimas en detalle. Lujo asiático el leerte. Después de escuchar la entrevista ya os ponemos también voces…Ya no tenéis “secretos” para vuestros seguidores.

Un fuerte abrazo.

FranCo dijo...

Amando, no se te escapa un detalle. Me sorprende que recuerdes nombres y apellidos de cada uno de los participantes en el recital, de los que compartieron la mesa, de los presentadores, de los autores de los textos teatrales...

Y yo que nunca te vi tomando apuntes con una libreta. ¿Cual es el secreto?

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Lo cierto es que se ha producido un buen rollo, como dices, muy elevado. Estamos en una buena sintonía. Y como se dice en la entrevista, la base es el respeto, y saber ceder un poquito cada uno de nuestro ego. Sólo con eso y con la ilusión de un proyecto que lo mismo no es el único, se produce todo eso.

Amando Carabias María dijo...

Abuela Cyber:
Gracias a ti por acercarte hasta este rincón. Tienes toda la razón, has entendido el meollo de la cuestión.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Lo cierto es que me gusta hacerlo así, cuando se trata de rememorar los buenos momentos.
Siempre he pensado que estas cosas ayudan a la memoria, me las imagino como los álbumes de fotografía...
Reconozco que, como aquéllos, el tiempo puede convertirlos en armas arrojadizas contra el corazón, pero es un riesgo que hay que correr, como cuando vemos las fotos de alguien muy querido que ya se marchó...

Abuela Ciber dijo...

Lei lo que Mercedes coloco en su blog!!!!

Esta hermoso y valio la pena , asi se te conoce más, lameno pero vivo lejisimos, pero se que las cosas siempre se dan y algun dia me ´hare de esos libros que escriben amigos bloggeros, realmente escritores y/o poetas , que tienen la amabilidad de siempre dejarme un cariño.

Te deseo todo lo mejor!!!!

Cariños

Amando Carabias María dijo...

FranCo:
No es ningún mérito. Desde que escribo un diario (aunque lleva meses olvidado), tomo más conciencia de lo que vivo. No quiero que nada se me olvide. Y los sucesos extraordinarios, como éste, y tan maravillosos, se graban con contundencia. La verdad es que de los apellidos no me acordaba, pero internet es una buena herramienta.

catherine dijo...

Con la efervescencia del encuentro de los Plumistas iba a olvidarme el lado literario del viaje, el recital. Nada mejor que un amigo-guía para visitar una ciudad.
Ahora, a escuchar la entrevista. Gracias a Amando, a Anabel y a todo el grupo 3d3.

Amando Carabias María dijo...

Abuela Cyber
La verdad es que la reseña que hace Mercedes en su blog sobre "Aquel sábado lluvioso" es hermosísima.
En este mismo blog, si buscas en las etiquetas hay tres fragmentos del libro...
Sobre las distancias todo es relativo. Muy relativo.
Muchas gracias por tu interés.

Amando Carabias María dijo...

catherine
Como estáis comprobando fue todo muy intenso.

neko dijo...

Tuve la suerte de poder acudir a este evento, y aunque era la primera vez que asistía a un acto de este tipo se me hizo ameno y creo que aprendí mucho aquella tarde.

Ver tal cantidad de ilusión concentrada no es habitual, y eso se contagia.

Amando Carabias María dijo...

neko:
Es cierto lo que dices. Había una ilusión grandísima y además era contagiosa.
Me alegra que alguien no 'implicado' directametne en el acto diga estas cosas... No sabes lo que significa para organizadores y participantes.

Marina Fligueira dijo...

Que bien habéis quedado todos, merece un buen marco. Amando, de tu mano y paso a paso... he ido palpando todos los rincones donde habéis estado, vuestro trote de un lado para otro... o sea todas las peripecias de esta preciosa ocasión. Eres un artista plasmando todos los detalles. Mi enhorabuena para los 7 plumas, Y felicidades por el disfrute de esos días maravillosos.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Gracias por tus comentarios. La verdad es que lo pasamos muy bien, y creo que se nota.

Ángeles Hernández dijo...

Ufffff!, menos mal que la foto ya la conocía, así no me siento tan descolgada. Sois como habíamos imaginado, pero un poco más guapos y más sonrientes.

La crónica de las jornadas es muy, muy apetecible, com este es mi año bautismal, espero estar más al tanto para el próximo y no perder tanta maravilla.

Gracias Amando por tus escrupulosas y meticulosas aportaciones. casi como estar allí. Pero sólo CASI.

GUAPOOOOOOS.