domingo, 10 de octubre de 2010

Pan


Hubo un surco que creció,
y se hizo luz,
y se deshabitó de tiempo y miedo,
y se convirtió en útero,
y se cimbreó sobre la esencia del cosmos,
y se aupó sobre la raíz de lo imposible,
y asió con sus manos de alfarero la sonrisa de las estrellas
hasta hacerse hijo del sol,
y sonrisa de los hambrientos…
Safe Creative #1101208299834

34 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Hacía tiempo que no te dejabas caer con uno de tus poemas…Ya era hora.

Como crines al viento de un caballo al galope…Las espigas de la risa...de los que tienen hambre.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco:
Supongo que es una cuestión de tiempos, de inspiración, de latidos...
Hermosos versos los que nos traes.
Gracias.

Verónica dijo...

A mi también me ha sorprendido, encontrar hoy un bellísimo poema.
Feliz semana
Abrazos migo

Mercedes Pinto dijo...

Vaya, qué sorpresa, parece que las musas te han hecho una visita y has sacado tu lado más sensible. Me ha gustado tu poema, y mucho. Ahora tengo el corazón partido, no sé si me gustan más tus relatos o tus poemas. Bueno, sí lo sé, pero es un secreto.
Hasta pronto.

Leonel dijo...

La madre tierra engendra los frutos, para alimentar sus hijos y los hijos del sol. Me encantan estos versos:
"y se deshabitó de tiempo y miedo,
y se convirtió en útero," simbologia perfecta de fertilidad y protección.
Un abrazo.
Leo

Isolda dijo...

Pan, en griego significa todo.
Con estos versos, cada uno de nosotros reconoceremos un todo. Como flamenco ansiaba tus poemas.
Besos de luz.

Amando Carabias María dijo...

Verónica:
Muchas gracias por tus palabras.
De vez en cuando hago estas cosas.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Muchas gracias también por tus palabras. Me alegra que te haya gustado. Y mejor no preguntaré.

Amando Carabias María dijo...

Leonel:
Sí, fertilidad y protección. Vida, en todo caso. Gracias por el análisis y las palabras.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Exacto, pan, significa todo. En este caso aquello que nos permite continuar con vida.

fiaris dijo...

¡Que bien amigo saber que las musas te han visitado y además en muy buena forma,abrazo está genial!!!

catherine dijo...

Excelente lo que dice Isolda: Pan o pan. Me gusta este día de la aparición de la luz que se hace sonrisa de los hambrientos, los hambrientos y los infelices de los cuales nunca te olvidas.

mateosantamarta dijo...

Enhorabuena, Amando.
Sigo también tu novela.
Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Que precioso y calido como el alimento final.

Te deseo una semana de buena cosecha !!!!!!
Cariños

Frase de la semana::
" Disfruta de la vida, esto no es un ensayo."

Amando Carabias María dijo...

Fiaris:
Gracias. Sí las musas me visitaron. A veces es cuestión de estar alerta.

Amando Carabias María dijo...

catherine:
Es que no me puedo olvidar. Están ahí presentes, como un grito, al que tengo que dar voz.
Sé que no arreglaré nada, pero no puedo dar más pasos sin saber que ellos nos acompañan. Gracias por tus palabras.

Amando Carabias María dijo...

mateosantamarta:
Gracias por tus palabras y gracias por seguir la novela.

Amando Carabias María dijo...

Abuela Cyber:
Gracias por tus palabras y gracias por la frase, como tantas (casi todas) las que nos regalas, son verdaderas joyas para la existencia.

emejota dijo...

Amando, escribí ayer un comentario tras el de Flamenco Rojo, me parece recordar. Decía algo así como que no era muy aficionada a la poesía, pero algunos poemas me llegan al alma y en este caso has dado el la diana. Un fuerte abrazo extensivo.

Marina Fligueira dijo...

Y asió con sus manos de alfarero la sonrisa de las estrellas. Preciosas todas sus frases, aunque me cuesta entender su significado, soy bastante torpe y no pesco fácil. Un beso. Se feliz.

Amando Carabias María dijo...

emejota:
Cada vez que alguno comentáis lo del comentario, me pongo de los nervios. Siempre pienso que he sido yo quien ha apretado la tecla que no correspondía. No lo vi, sinceramente. Claro que eso no quiere decir que no estuviera.
En todo caso, y esto es lo que importa, muchas gracias por tus palabras, que todavía tienen más valor por el contexto en el que las dices.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Lo importante de la poesía es llegar a su esencia a través de los sentimientos y las emociones, mucho más que desde la razón. Y tú llegas. Siempre llegas.

Ángeles Hernández dijo...

Hermoso, hermoso pero críptico y sintético.

Mi racionalismo a flor de piel de estos días me lleva a pensar en la espiga dorada, cimbreándose, la que sale de la simiente sembrada en el surco, para al fin ser comida del hambriento que satisfecho sonríe.

Pero dicho así suena bastante peor ¿verdad?.

UN abrazo Á.

Anabel dijo...

No haya nada mejor que ser poeta panadero: los panaderos hacen pan, tú horneas poesía.

Y dices que soy más poética que tú.

Ay, poeta, poeta.

Un besico,

Anabel

Amando Carabias María dijo...

Ángeles:
No, no es que suene peor, suena diferente... Por lo que veo no es tan críptico.

Amando Carabias María dijo...

Anabel:
Eso quisiera hacer cada día, hornear versos para que los coman los hambrientos.

Rosa María dijo...

Que bello reconocimiento tan logrado para definir el sostén alimenticio de tantos siglos. El pan sigue siendo el poder culinario de todo mantel.
Biquiños para los dos

Amando Carabias María dijo...

Rosa María:
Gracias por tus palabras. Con el nombre "pan" quiero hacer referencia a todo lo básico, a aquello que no puede faltar para que la vida sea reconocida como tal

neko dijo...

Bueno.... nunca entiendo bien los poemas, sí, soy un poco cateta, que le voy a hacer! pero que da igual, que me ha gustado igualmente :D

Amando Carabias María dijo...

neko:
Los poemas, no se "entienden", se inhalan como el aire. No quiere decir que no tengan su explicación, y más los de este tipo que están tan lejos del surrealismo, o de otras tendencias menos racionales y a las que para mi desgracia no llego.
¿Se puede explicar la belleza? ¿Se puede explicar el amor?
Sí, quizá sí.
Ahora miro cierta rosa de papel y comprendo que hay algo especial, mucho más allá de los pliegues, medidas, volúmenes, etcétera con que la hiciste. Hay algo que no se "entiende", pero se percibe.
A lo mejor me he liado... (je, je)

neko dijo...

Si, supongo que tienes razón, lo importante es lo que sientes al leerlo y las sensaciones que te producen. Supongo que es como escuchar una canción en un idioma que no comprendes, o si, como la rosa que te regalé, imprimo en cada doblez algo mas que un simple ángulo.

Aunque parezca que la poesía me va tan poco no es así. En el colegio tenía cierto profesor que nos hacía aprender las poesías clásicas y cuyos exámenes eran de interpretación y réplica perfecta. Lo raro es que en lugar de haceer que acabara odiando la poesía me llamó la atención, pero cuando uno no está hecho para algo, es luchar contra corriente!

Amando Carabias María dijo...

Neko:
Efectivamente es rarísimo que no acabases odiando la poesía. En mi caso, la primera aproximación también fue memorística, pero fue tan gratificante que supuso algo así como descubrir un río para quien pasa sed.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo: es sensacional. Luz, Tiempo, Miedo, mis inseparables amigos. Pero se llega al estremecimiento cuando presenciamos y sentimos la sonrisa de los hambrientos.

Amando Carabias María dijo...

Rafael Mulero Valenzuela:
Es que la sonrisa de los hambrientos es como un bisturí para nuestras vidas... O debería serlo. Un bisturí que tiene que alumbrar el sentido del tiempo, la luz, el miedo o el sueño.
Gracias por tus palabras y por tu visita