viernes, 15 de octubre de 2010

Oniliria * I.

Imagen tomada de Banco de Imágenes Gratuitas


(Con cariño y emoción a los mineros de la mina San José, a sus familias
y a todo el pueblo chileno y a cuantos  nos han demostrado en estos días
que la unión y el deseo pueden obrar milagro.
Por una vez la tierra no ha sido tumba, sino vientre).

Me gustaría que las estrellas fueran las risas de cristal de los niños cuando sueñan con un mundo lleno de juegos y payasos...
Tampoco me importaría que las estrellas fueran la mirada protectora o el abrazo con el que nos acunan quienes nos dejaron con lágrimas que embruman** nuestro mirar.
No desdeñaría que las estrellas fueran el vestigio de los dedos de Dios, después de acariciar el universo para generar la vida y el latido del universo.
Ni siquiera me importaría que las estrellas fueran las crisálidas donde palpitan los versos para que los poetas insomnes acudan a ellas y encuentren el sendero de sus poemas...


Sin embargo todos sabemos que las estrellas son, en realidad, el rastro sudoroso de los ángeles después de haber concluido la maratón de sus particulares olimpiadas...



Safe Creative #1101208302961

__________________________

* Oniliria: (Sustantivo. Femenino) Subgénero literario consistente en expresar de forma más o menos lírica sueños o utopías irrealizables e imposibles en el mundo de la razón. (N. del A.)


** Embrumar: Verbo transitivo de la primera conjugación. Cubrirse de bruma el corazón o el cerebro o el sentimiento o la mirada por causa de tristeza, ofuscación, miedo o emoción.
(Palabra debida a la inspiración de la escritora Dácil Martín y que se utiliza por primera vez en este rincón. Por un lamentable error debido a mi falta de memoria equivoqué el nombre, y el fallo ha permanecido hasta que he podido leer el aviso que me envía Inma Vinuesa. Pido mil perdones a Dácil, sólo ha sido un fallo de memoria).

45 comentarios:

Anabel dijo...

No te lo repetiré por tercera vez, no, no puedo ser tan pesada. Tan poco original.

La sensibilidad junto con la originalidad es una mezcla muy poco común en nuestros días, parece que sólo nuestros escritores del siglo de oro fueron capaces de lograr semejante maridaje.

Ha debido regresar esa edad: tú lo logras.

Un placer leerte,

Anabel

Amando Carabias María dijo...

Anabel:
Pero la verdad es que a mí no me importaría.
En fin me doy por besado.
Digamos que en grupo e influenciado por otros, todo parece más sencillo.

Isolda dijo...

Me quedo con la tercera opción, no sólo me no me importaría, sino que ¿dónde mejor que esas crisálidas para guardar los versos de los poetas onilíricos como tú, Amando?

Aunque todos sabemos que las estrellas son nuestro asidero en la noche...

Preciosas nuevas palabras.
Besos al escribidor-inventor.

Fernando dijo...

Yo te daría también un beso, Amando, pero en la mano, en esa prodigiosa mano a través de la cual fluye ese pensamiento, en el fondo muy tierno,que escribes para nuestro bien. Sí, tú puedes ser en muchas ocasiones mi escribidor, como contaba tu loado último premio Nobel, pero no por encargo. Es que te anticipas a muchas de las cartas de amor que yo escribiría a muchas personas y cosas, con tan gran estilo, que sólo me dejas elogiarte desde este comentario a distancia. Un fuerte abrazo, Amigo Amando.

FranCo dijo...

Amando, veo que ya empiezas como quijote a darle utilidad a esas palabras. Palabras que destilan belleza y practicidad en la comunicación.

Cabría preguntarse ante de de realizar nuevas acuñaciones, si no existe otra palabra que cumpla la misma función.

Tendremos que preguntárselo a la Academia más Punk de todos los tiempos.

Jasonia dijo...

Además de un texto hermoso, muy didáctico. Gracias por ampliar nuestro universo con tus particulares estrellas negro sobre blanco.
Un saludo.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Ya tenemos el primer derivado en forma de adjetivo, casi epíteto, porque puede ser el poeta otra cosa que onilírico aunque retrate la crudeza de la misma vida.
Gracias por tus palabras y por tus ánimos.

Amando Carabias María dijo...

Fernando:
Sin duda excesivas palabras que no merezco, aunque recibo con agradecimiento y con la responsabilidad de seguir en la brecha.
Dices o sugieres algo de lo que se ha hablado por estos lares en alguna ocasión. Cada vez estoy más convencido que lo que tradicionalmente llamamos inspiración tiene que ver con algo que pulula en el ambiente y que 'sólo' necesita que nuestro dial de escritores sintonice y capture la onda apropiada.

Amando Carabias María dijo...

FranCo:
El idioma tiene algo de señorito de clase alta, bien ubicado y con suficientes regalías para vivir cómodamente. Digamos que le sobran camisas, pantalones, vestidos, faldas, complementos, porque es presumido y relimpio y, además, le gusta cambiar de aspecto. Los lingüistas dieron en llamar sinónimos a estas palabras que parecen significar lo mismo, aunque siempre guardan algún matiz que los hace únicos.
Por tanto, no me importaría que, en algunos casos, estas palabras fueran sinónimos de otras.

Amando Carabias María dijo...

Jasonia:
Gracias por tus palabras y por tu visita.
La verdad es que no pretendía ser didáctico, salvo porque el contenido de estas líneas enseñe los afanes de mis sueños.

Mercedes Pinto dijo...

Las estrellas son todo eso; son todo lo que tú y tus "musas" te inspiran con tanta maestría. Desde luego, alguna magia tienen que encerrar, porque mi pequeña Elena, todos los días, cuando sale de casa, caída ya la noche, extiende su manita hacia el cielo y dice: "men, men aquí tellita". Tiene 17 meses y ya quiere poseer los misterios que encierra el cielo.
¡Qué barbaridad!, con cuánta literatura y maestría me acabo de tropezar.
¡Chapó!

Flamenco Rojo dijo...

¿Palabras o palabros? ¿RALA?...Qué más da…Has conseguido acercarnos con tu exquisita pluma, con tu particular vocabulario a ese mundo tan maravilloso que es el de las estrellas…a ese traje de lunares con que se viste el cielo las noches que va de fiesta.

Un abrazo.

Pd.- No ha pasado desapercibido la frase: “Por una vez la tierra no ha sido tumba, sino vientre”. Simplemente magistral.

Paloma Corrales dijo...

"Embrumada de emoción" quedo ante la belleza de tus sugerencias.

Eres increíble, Amando.

AbrazoTe.

Leonel dijo...

Es que leyéndote , Amando, es imposible no aprender y no quedarse enamorado de la belleza de las palabras, "Sin embargo todos sabemos que las estrellas son, en realidad, el rastro sudoroso de los ángeles después de haber concluido la maratón de sus particulares olimpiadas..."
Creo que nunca, nadie, haya escrito una definición tan hermosa de las estrellas.
Un abrazo.
Leo

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Es que los niños tienen la intuición como única brújula de sus vidas. Nos ganan en tantas cosas, aunque dependan de nosotros para la mayoría.
Sus ojos están mejor preparados que los nuestros para el misterio, quizá porque su razón aún sea territorio virgen.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Vives en una tierra que ha dado las más grandes sensibilidades para contemplar el cielo y sus estrellas, quizá porque ese clima ha permitido y permite disfrutar más de la noche que en otras latitudes.
Mirar al cielo y contemplar a las estrellas es mirar, en el fondo, al salón de nuestra casa, pues, aunque tantas veces no lo tengamos presente, somos parte de ese cosmos, habitantes de una de sus essquinillas.

Creo que lo que ha pasado en Chile, aunque ahora corramos el peligro de convertirlo en show mediático, necesitaba de este pequeño recuerdo y esta pequeña dedicatoria. Gracias por tus palabras.

Amando Carabias María dijo...

Paloma Corrales:
Muchas gracias. Sé que lo dices con total sinceridad, y saliendo de alguien con tanta sensibilidad me aturde.

Amando Carabias María dijo...

Leonel:
Seguro que no es la metáfora más hermosa, pero sí la más deportiva.
Muchas gracias por tus palabras y a ti también tendría que transcribirte las palabras con que he contestado a Paloma, pues en sensibilidad no andas a la zaga, como demuestran tus poemas.
Abrazos.

Abuela Ciber dijo...

Un encanto leerte, sabes atrapar mi atención.

Cariños y te dejo deseos de un muy buen fin de semana!!!!!!

Amando Carabias María dijo...

Abuela Ciber:
Pues muchas gracias por tus palabras. También te deseo un hermoso fin de semana.

lammermoor dijo...

A mí también me gustaría que las estrellas fueran esas risas de cristal o el vestigio de esos dedos o el abrazo de los que nos dejaron.
¡Precioso texto!

Amando Carabias María dijo...

lammermoor:
Muchas gracias por tanto entusiasmo.
A lo mejor es verdad, a pesar de todo.

Marina Fligueira dijo...

Que cosa más hermosa Amando, las estrellas decorando el manto de la noche. Esas cabecitas de alfileres relucientes, son motivo de inspiración de lo poetas de todos los tiempos, con expresiones diferentes. Ya lo ha dicho Flamenco Rojo, pero yo lo repito... hermosa la frese, la tierra ha serdo esta vez de vientre. Que felicidad sentimos todos. Un besote. Y ser felices. Gracias por enseñarnos tanto.

Antonio Campillo dijo...

Amando, estoy de acuerdo con Isolda y tu figura de dicción:

De la crisálida, a veces de horrible aspecto, surge la belleza. Del fuego, el poder, la radiación perniciosa, la explosión devastadora, es de donde surge la inspiración y la belleza. Las estrellas que iluminan los sentimientos.

Mi más sincera enhorabuena por tu oniliria.

Antonio.

emejota dijo...

Sin embargo todos sabemos que las estrellas son, en realidad, el rastro sudoroso de los ángeles después de haber concluido la maratón de sus particulares olimpiadas...________________________
Hermoso sueño enfrentado a una realidad tan forzosa. ¿Sustituímos los ángelos por ANGULOS? Ya te diré lo que descubrimos. Un abrazo extendido.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo: mis felicitaciones por el tributo que rindes a esos valientes mineros, al que me uno en tu nombre y en este escrito plagado de emoción y sensibilidad. Me ayudan tus explicaciones finales para enriquecer el vocabulario. Un abrazo

catherine dijo...

Hermoso este poema inspirado por los mineros saliendo del vientre de la tierra. Por supuesto veían todo con una mirada especial, una mirada de poeta? ¿Vieron las olimpiadas de los ángeles? unos quizá, todos vieron la vida en estas estrellas que les festejeaban con un guiño.
Un beso

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Agradezco tus palabras de entusiasmo. Efectivamente todos somos muy felices pues en esta ocasión la tecnología, los esfuerzos, el trabajo y hasta la política se han puesto de acuerdo en un objetivo: salvar la vida de unos trabajadores cuyas condiciones laborales no eran, precisamente, las más adecuadas.

Amando Carabias María dijo...

Antonio Campillo:
Gracias también.
En este mundo en el que vivimos vamos tan deprisa que, en muchas ocasiones, nos falta la perspectiva, y no dejamos (como suele decirse), tiempo al tiempo. Pretendemos que todo suceda en el preciso instante de nuestro deseo y quizá nos olvidamos de los procesos que son necesarios para que el grano de trigo se convierta en pan.

Amando Carabias María dijo...

emejota:
Pues ya me tienes intrigado. Ya dirás que explicaciones hallan tus conocimientos.
Gracias por tus palabras y a la espera de tu análisis.

Amando Carabias María dijo...

Rafael Mulero Valenzuela:
También agradezco tus palabras y, cómo no, estoy de acuerdo con el epíteto con el que defines a los mineros chilenos: hay que ser valientes para actuar como actuaron.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Las estrellas, como sabes mejor que yo, guardan en sí los elementos de los que luego se forman los planetas.
Lo que hay dentro de la tierra es lo mismo que hay en una estrella. Luego, si las estrellas acunan ecos de risas de cristal infantiles, miradas y abrazos de quienes se fueron embrumando nuestro mirar, vestigios de dedos divinos, crisálidas que esconden versos y rastro del sudor angélico, de todo eso encontraremos en las entrañas sin luz de la tierra. Así que es probable que muchos o todos de quienes durante sesenta y nueve días vivieron allá dentro, hayan visto tales cosas... O más aún.

J.Lorente dijo...

Bueno, la Tierra siempre ha sido Madre y Tumba, pero es cierto que, en ocasiones como esta, suele ser Tumba a secas... Por una vez hemos burlado lo evidente.

Hoy tu Post es una bella forma (¿O debería decir "Varias bellas formas"?) de mirar las Estrellas.

Yo siempre las he visto como pequeños agujeritos en el Cielo por los que se escapa la Luz de un Día Eterno que se encuentra tras el manto de la Noche.

Un Beso Estelar, Amando.

Amando Carabias María dijo...

J. Lorente:
También es hermosísima esa imagen tuya. En realidad, entonces, la noche es una frontera entre dos días en la que no permaneceremos excesivo tiempo.

Ana J. dijo...

Maravilloso lugar este que nos ofreces en Onilíria, Amando.
Gracias por llenar de belleza el prosaico mundo de algunos de nosotros.
Un abrazo enorme

ARO dijo...

Hermoso homenaje a esas valientes mineros que han sabido superar una situación extrema. El texto es magnífico.

Amando Carabias María dijo...

Ana J:
Muchas gracias por tus palabras. Ya me gustaría llegar a tanto como dices.

Amando Carabias María dijo...

Aro:
Es cierto lo que dices sobre los mineros. No sé cuánto tiempo tardaremos en saberlo, porque estoy seguro de que se sabrá. Desde el momento en que la primera sonda llegó hasta ellos, más o menos, se sabe cómo pasaron los días.
Pero los días que transcurrieron desde el derrumbre hasta que dieron con ellos, tuvieron que ser realmente complicados, y en esas horas demorstraron su valentía, pues permanecieron unidos y confiados.
Gracias por tus palabras.

Ángeles Hernández dijo...

Hoy leo tu poema muy cansada, tanto que, "malgré moi", sólo puedo decirte

Gracias Amando por regalarnos un texto tan bello.

UN abrazo Á.

Amando Carabias María dijo...

Ángeles:
Pues si a pesar del cansancio y del poco dormir tras la guardia eres capaz de apreciar belleza en este texto, me doy más que por satisfecho.

neko dijo...

¿Esto es fruto del insomnio? lo que yo daría entonces por un poco de insomnio de vez en cuando!

Pues a mi me gusta mirar al cielo y no tener que imaginar nada mas que la historia que cada una de esas estrellas nos ha regalado a lo largo de los años y a cada persona.
Me gusta mirar al cielo y sentirme pequeña y a la vez parte de un todo.

Amando Carabias María dijo...

neko:
Quizá de la somnolencia, jaja...
No, es fruto de dejarse llevar, de sentir que el mundo puede ser mejor... También de un proyecto, y de un sueño...
De todos modos no es mala cosa la que haces... Además tienes para toda la vida, si tienes que imaginar la historia de cada estrella... Ya tienes curro, ya.

Javi dijo...

...las estrellas son, en realidad, el rastro sudoroso de los ángeles después de haber concluido la maratón de sus particulares olimpiadas...
Cómo se nota la vena deportista que tienes !!!
En serio, me ha gustado esta frase y las anteriores también.
Abrazos.

Amando Carabias María dijo...

Javi:
De deportista que practica el sillonball... jajaja....
Muchas gracias por tus palabras y por pasarte. Ya sabes que es tu casa.

neko dijo...

Pues ya te digo si tengo curro! :D

Las voy adoptando poco a poco, poniéndoles nombre, sabiendo dónde viven, quiénes son sus vecinas y cuál es su historia, pero cada vez que parece que comienzo a habituarme a ellas descubro una nueva y vuelta a empezar!