viernes, 10 de septiembre de 2010

El Rastro de los rostros

Así comienza su artículo de esta semana José María Perez de Cossío en el Adelantado de Segovia de hoy. En él habla sobre sus impresiones acerca de la exposición de Mariano Carabias:
"Septiembre ha dejado que pasaran sus primeros siete días, para enviarnos el aviso de que por estos andurriales el invierno necesita un estiramiento muscular previo para luego participar oficialmente en nuestras vidas con su equipaje de fríos, tardes bonsai, y sobre todo, sus cambios de luz. Cromatismo llaman a este baile de tonos, en el que los contrastes inventan nuevos pasos, intentando que las torres de las iglesias se abracen haciéndose imprescindibles, sin contar con el señor obispo.
Hoy los grises han comenzado a pasearse por la paleta que el caserío pone a su disposición, para que la ciudad se tiña de una extraña melancolía que, aunque no se corresponde con ningún suceso en concreto, agarrota un poco las entretelas del alma, y nos deja, al menos a mí, sumido y ensimismado en una zona donde el pasado se arremolina en el tuétano del presente, y crea perspectivas inéditas, enmarcadas por emociones apenas barruntadas. Por no mentar ciertos temores que nada saben del miedo, pero lo invocan para atraerlo".
Desde aquí se enlaza con el artículo

8 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Creo, por desgracia, que mis problemas con el internet en casa continuarán el fin de semana, a pesar de las promesas recibidas por parte de la compañía.
Si hay milagro lo sabréis pronto...
En caso contrario, vuestros comentarios no serán públicos hasta el lunes.
Un abrazo a todos y a todas y perdonad las molestias.
Más lo siento yo, en serio.

emejota dijo...

Hasta el lunes, pues, esperaremos. Por cierto tenemos intención de visitar la exposición y de paso saludarte si ello fuera posible, bueno en realidad deseo saludarte y la exposición resulta una ocasión estupenda para disfrutar doblemente. Podríamos ir cualquier tarde excepto la del martes de la semana que viene, aprovechando que ahora andamos por Madrid. Cuando te resulte posible me gustaría recibir noticias tuyas al respecto. Un abrazo.

Penélope Sierra dijo...

Que belleza de exposición donde se toca con la punta de los dedos ese otoño que ya no regala otra luz.


Maravilloso!

Flamenco Rojo dijo...

Después del artículo de D. José María Pérez de Cossio agradeciéndole a Mariano “que haya llegado a posarse en el rostro humano y convertirlo en un paisaje” ¿qué podemos decir los demás? Sólo nos queda desearle el mayor de los éxitos, teniendo la certeza que un día no muy lejano su nombre sonará a nivel nacional.

Un abrazo para los Carabias María

Marina Fligueira dijo...

Hola Amando:
Felicidades a toda la familia de Artistas Carabias, especialmente al Carabias Pintor, por el formidable articulo – homenaje bien merecido. Doy por hecho que todos estaréis alegres y orgullosos. Celebro vuestro contento y levanto mi copa de champaña para brindar con vosotros. Un abrazo y ser felices.

Amando, no te imaginas cuanto me he reído con las cartas que escribe Xoquín a Don Rodrigo. Es todo un plcer leer tu libro. Gracias.

Isolda dijo...

Si fuera Mariano, iría cincelando el marco para este artículo, lleno de sensibilidad, de alguien que dice ser tan sólo un espectador. ¡Vaya espectador de tronío! y qué bien le ha descrito.
Gracias por traerlo.
Besos a los artistas

Leonel dijo...

Este artículo aumenta mis deseos de participar a la exposición de tu hermano, a la cual, desgraciadamente no podré participar. Enhorabuena para tu hermano.
Un abrazo.
Leo

catherine dijo...

Cada vez que veo o leo algo sobre la expocición tengo más ganas de visitarla.