miércoles, 4 de agosto de 2010

Cuando junio se torna tarde inmensa...

Donde ella lee algunos versos


Al sur de donde el Mediterráneo comienza a llamarse Atlántico, cuando junio se torna tarde inmensa como caricia de ámbar, ella mira sus ojos juveniles, negros y brillantes como noches profundas. Es la hora decisiva. Ese instante en que los sueños se pueden fracturar como una taza de loza estrellada contra el suelo, o se pueden cumplir como besos de mar sobre la playa, o se pueden aplazar como promesas de enamorados. Allí están sus ojos, su sonrisa, su voz de humo y risa. Allí está ella, escrutando lo hondo de los corazones, para que los puentes no sean sólo ideas de ingenieros, sino utensilios en manos de los maestros. Con sus ojos nacidos en la dehesa de Castilla, es capaz de observar  cuándo un latido es verdadero deseo de superación o una mera excusa que defina el discurrir del tiempo. Al sur de donde el Mediterráneo comienza a llamarse Atlántico, cuando junio se torna tarde inmensa como una caricia de ámbar, el resto de cosas que suceden a ella no le preocupan, y se echa el mundo a la espalda y se baila un zapateado sobre el costillar del planeta; pero mientras se coloca el mundo por montera, y lidia los toros que le envían desde un frío despacho, nunca dejará que esas existencias juveniles se marchiten antes de hora, nunca perderá de vista la vida: esa mirada de jóvenes ojos, negros y brillantes como las noches profundas.

Safe Creative #1101208302800

18 comentarios:

Isolda dijo...

Lo suponía, este texto va dedicado a una amiga común, que en las tardes de verano, se sienta en esta placita a leer poesía y a la que quiero mucho y que imagino que cuando lea tus letras, le van a caer unos lagrimones enormes, esté donde esté.
Amando, es precioso y le encantará.
Besos a los dos.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Espero que le guste al menos como a ti. Muchas gracias.

Flamenco Rojo dijo...

Donde ella lee algunos versos es en la Plaza de Santa Marta en el Barrio de Santa Cruz…un remanso de paz en medio del bullicio de Sevilla…Un lugar donde, según la leyenda, Don Juan Tenorio raptó a doña Inés…Un lugar donde ella y su historiador seguro que habrán escenificado en algún momento alguna escena del drama de Zorrilla.

Si fuera joven me gustaría que ella me educara, aunque fuera allí, al sur de donde el Mediterráneo comienza a llamarse Atlántico…y si fuera profesor me gustaría ser como ella. Un besazo para ella y un abrazo para el historiador.

Y a ti escribidor darte las gracias por estar en todo y otro fuerte abrazo.

catherine dijo...

¡Qué regalo tan bonito! el Sur, Castilla y Sevilla, el terrible mes de junio y la mirada indulgente a los ojos negros y brillantes y tantas cosas elegidas con arte y cariño por el escribidor.
Hermosísimo texto, Amando. Felicidades a los dos, el escribidor y su musa de hoy.

Paloma Corrales dijo...

Qué belleza de texto cargado de significaciones que te balancean hacia el sur de los sueños.

Es cautivante y adictivo leerte.

Besos.

fiaris dijo...

Evidente el texto esta escrito a alguien que quieres,abrazo.

Fernando dijo...

Seguro que merece esas líneas tan bien escritas y reveladoras.He pasado un momento por tu blog y espero, desde un recóndito escondite, utilizar internet para poder leer lo que escribes, que siempre merece la pena. Un cordial saludo.

emejota dijo...

Que bello texto dedicado a alguien que quieres. Todo un placer leer tus líneas que sacan de vacaciones mis pensamientos. Un abrazo.

egomanías dijo...

Amando, he leìdo tu testo lleno de poesía y he quedado absorto en tus palabras, creo que, la persona a la que están dedicadas quedara agradecida por tanta belleza y delicadez.
ENHORABUENA.
Leo

JOAQUIN DOLDAN dijo...

gran relato y gran imagen...hermoso rincón del mundo

egomanías dijo...

Se me fue la palabra texto escrita en italiano (testo) en la entrada anterior, espero me disculpes.
Un abrazo.
Leo

Verónica dijo...

¡Muy bello Amando! la persona a quien se lo has escrito debe de sentirse muy feliz, es muy agradable que nos quieran tanto, que se acuerden de nosotr@s y encima que nos escriban estas maravillas. Mis felicitaciones.
Buenas noches amigo
Un abrazooo

neko dijo...

Te iba a decir lo mismo que Verónica, tu amiga además de sentirse muy feliz cuando lea lo escrito tiene mucha suerte de tener a su lado a alguien que pueda verla de esa manera y escribir algo tan maravilloso en su nombre.

Alexander Ulloa dijo...

Hola amig@! Te invito a mi nuevo blog de relatos.
Te espero!!!
http://creatividadyletras.blogspot.com/

Un abrazo*

Alexander♥

María A. dijo...

Lejos del Sur y “de donde el Mediterráneo comienza a llamarse Atlántico”, a miles de kilómetros de donde suelo posar mis ojos sobre tantos ojos negros, brillantes y juveniles, en la cumbre de la mítica montaña alpina, pasé el día observando el impresionante circo glaciar. Las nubes, cual adolescentes traviesas, jugaban con el Cervino, ocultándole de las miradas expectantes… Nos sentamos a pensar y “ver cómo pasa la vida”… el historiador tarareaba a Bach… y yo, escuchando y viendo aquel panorama majestuoso, una vez más tuve la sensación de ser la persona más afortunada del mundo… Estaba en una nube, a 4.000 metros… y recordé a los seres queridos, a los amigos, a la gente que quiero.
Hoy, de vuelta a casa y nuevamente conectada, os leo y el corazón late deprisa, deprisa… así tiene que ser cuando se leen cosas tan hermosas, escribidor. También cuando la emoción hace que las lágrimas broten en cascada. Si la riqueza se midiera en afectos, sin duda sería millonaria. Gracias amigos/as. Yo también os quiero.
Abrazos afrovascos entre lágrimas.

Amando Carabias María dijo...

A TODOS LOS COMENTARISTAS
Muchas gracias por vuestras palabras.
Creo que mis palabras hoy sobraban, y es que he tenido un día muy complicado de gestiones y otros asuntos.

Ni puedo, ni quiero negar la amistad. Y hay momentos en los que dicho brindis me apetece convertirlo letras que no sé si son o no son hermosas, sé que son sinceras y, más aún, sé que ejercen la portavocía de un grupo de personas que tenemos la inmensa suerte de conocer a María A.
Por lo demás, muchísimas gracias a
Flamenco que vio cómo hice la foto, a Catherine que ama un idioma que no es el suyo,a Paloma que exagera y me emociona, a fiaris que sitúa las palabras en el centro del asunto, a Fernando que a pesar de su retiro vuelve, a emejota que me halaga en exceso, a egomanías que sabía bien la reacción de María, a Verónica que acierta cuando dice que es agradable ser querido, a neko que no sabe que es que yo la veo así, sino que me quedo bastante corto, y a ti María A, por ser como eres.

Amando Carabias María dijo...

No, no se me ha olvidado. Perdonadme el resto.
De forma especial quiero recibirte en este rincón, Joaquín Doldán y agradecerte el seguimiento, así como tus palabras.
Un abrazo.

Amadeus dijo...

Amando, tu escrito es una joya poética, iluminaste mi mañana. Gracias
Abrazos.