viernes, 18 de junio de 2010

José Saramago ha muerto


Me reclaman celebraciones de vida. Y salgo corriendo a disfrutar de la calidez de los míos.

Sin embargo, no podía irme sin antes hacer mención del dolor de ausencia que nos invade desde hace unas pocas horas.

Es un flash urgente, pero no quiero dejar que se me pase más tiempo, y que mi voz se una al reguero que en estos momentos recorre la red, sobre todo esa parte de la red que se afana en la literatura.

Acaba de morir entre nosotros, José Saramago, uno de los últimos grandes fabuladores de la literatura universal. Uno de los grandes pensadores. Un hombre lleno de humanidad, ironía y sensibilidad en sus textos. Una persona cuya ética desbordaba incluso su ideología, que nunca ocultó.

Descubrí tarde a este hombre, pero pronto su obra cazó mi corazón y mi atención.

Como siempre ocurre en estos casos, hay novelas que me gustaron menos, o comprendí peor, que otras, que quizá comprendí mejor o me gustaron más.

Hoy voy a destacar dos: El evangelio según Jesucristo y Ensayo sobre la ceguera.

Cuando escribí Aquel sábado lluvioso, uno de los libros que usé fue precisamente éste. Y en él -aunque mi desacuerdo con el Nóbel es radical en su planteamiento- descubrí como nunca había descubierto la tremenda humanidad de Jesús de Nazaret, descubrí que su carne y mi carne era la misma, en realidad.

Ensayo sobre la ceguera, paradójicamente es uno de los libros más clarividentes que se hayan escrito nunca sobre la verdadera condición humana, aunque esta condición nos aboque al camino de la náusea sobre esta especie errabunda y un poco salvaje.

Una muy buena amiga mía, y amiga de este rincón, acaba de escribirme un corto mail, una frase apenas, "¿qué vamos a hacer ahora? Me he quedado huérfana de madre y padre".

Esta ha sido mi respuesta:

Los libros nunca mueren. Él no estaba en su anciano cuerpo enfermo, sino en sus vigorosas letras que nos alumbran, aunque algunas nos duelan y otras nos hagan pensar. O precisamente por eso mismo.

El pasado 15 junio se publicaba en su blog "Otros cuadernos de Saramago" el siguiente pensamiento:

"Las miserias del mundo están ahí, y sólo hay dos modos de reaccionar ante ellas: o entender que uno no tiene la culpa y por tanto encogerse de hombros y decir que no está en sus manos remediarlo —y esto es cierto—, o bien asumir que, aun cuando no está en nuestras manos resolverlo, hay que comportarnos como si así lo fuera.

La Jornada, México, 3 de diciembre de 1998".

Él escogió un camino y lo siguió. Hoy ha concluido su ruta.

Añado hoy 19 de junio, parte de la intervención que uno de los contertulios de este espacio nos ha dejado en uno de sus comentarios. Me parece que debido a su humanidad, este testimonio puede ser perfectamente ilustrativo del modo de ser del hombre que nos ha dejado:

Fragmento del comentario escrito por Francisco Gómez:

Quisiera comentar que tuve la inmensa suerte de conocerlo, tratarlo y tener charlas con él, en las que os aseguro y doy mi palabra de honor, que era tal como la impresión que desprendían sus comentarios tan comprometidos y sus libros. Era humilde, trabajador, creyente en el hombre y la libertad, amigo de los más desfavorecidos y preocupado por la marcha de las causas más nobles. Contaré una pequeña anécdota para que veáis el respeto y cariño que le tenia a sus lectores. Estaba firmando libros y como siempre que lo hacia les decía unas palabras y les dedicaba un tiempo con esa cadencia y tranquilidad que le emanaba desde lo más hondo de su gran corazón y al cabo de casi una hora y con la hora de la comida vencida le dije “Maestro, está cansado”. Le digo a la representante de la editorial que haga parar la entrada de personas y él con una sonrisa me dijo “Paco, ellos han tenido la gentileza de comprar mi libro y seguramente venciendo su timidez se acercan para decirme unas palabras que siempre son cariñosas y de animo, que menos que les diga unas palabras y les firme los libros”. Descanse en paz y sus libros que tan gentilmente me firmó serán para mi hijo cuando yo marche, será una buena herencia, sin ninguna duda.

Ahora, gracias a maririu, nos llega la referencia al blog El Replicador de sueños que lleva Juan Carlos donde se ha insertado este hermosísimo vídeo de animación, que quizá sea uno de los mejores homenajes que hoy se puedan hacer a este gran hombre. Aquí lo dejo, aunque quizá alguno lo haya visto ya en otros lugares.


Descanse en paz.

61 comentarios:

emejota dijo...

Por orden inverso aparece tu post y acabo de descubrir el fallecimiento de Saramago. Tendré que investigar ciertas sincronicidades al respecto. Hombre admirable y admirado, uno de mis mitos. Me hace gracia comprobar cómo ciertas personas coincidimos en el pensamiento, como si fuera un lugar de encuentro del espacio tiempo. Lo digo por su obra, Ensayo sobre la Ceguera, que me dejó tan boquiabierta, y todavía no he podido olvidar su impacto, ni cerrar el pico. Un abrazo amigo y gracias por la información.

mateosantamarta dijo...

Como he comentado en otros blogs: que descanse en paz y su obra siga trabajando; ahora más aún si cabe. Un saludo.

Flamenco Rojo dijo...

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

Bertolt Brecht

Su letra y su pensamiento nunca morirán. José Saramago descanse en paz.

Evaasecas dijo...

"La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva."

José Saramago.

catherine dijo...

Descubrí su blog hace poco por la noticia que lo cerraba. Y su pensamiento me encantó, tiene mucha fuerza.
Leeré su Evangelio que me interesará tanto como la película de Pasolini e otros libros que no cito que hablan de Jesús como un hombre y no más que es un punto de vista ya más que interesante.

Fernando dijo...

Amigo y escritor Amando:
tengo que confesar que sólo he leido tres libros de Saramago. El primero "Todos los nombres" lo fuí arrastrando durante dos semanas. Me decía a mí mismo: Fernando, tienes que leerlo entero. Me costó horrores y no acabé de asimilar su pensamiento. Me pareció muy pesado y pensé que yo no estaba capacitado para leer a Saramago. Luego leí dos más "El evangelio según Jesucristo" y "Caín". El primero me pareció bien escrito, independientemente de sus teorías personales, que no comparto. El segundo me pareció mediocre. En fin, no es mi escritor. De todas formas tengo que reconocer que la desaparición de hombres como él es un mal acontecimiento. Se nos van los mejores. Un fuerte abrazo.

Verónica dijo...

¡Descanse en paz! sin duda humanidad no le faltaba a este hombre tan singular.
Un abrazooo

Susana dijo...

Amando tiene razón.
Una muy buena amiga le ha dicho que se ha quedado huérfana de madre (primero perdí a la Gaitera) y de padre (ahora pierdo a Saramago). En honor a la verdad, a la Gaitera la descubrí yo solita. A Saramago me lo descubrió Amando. Ensayo sobre la ceguera es de lo mejor que he leído. El evangelio según Jesucristo estoy tratando de deshilvanarlo en estos días.
Ni a ella ni a él podrá nadie sustituirlos nunca.

Odiseo de Saturnalia dijo...

Escoger el camino es negar el que otros lo escojan por nosotros.

El hombre de los ensayos nos ha dejado. Lo siento.

Isolda dijo...

Buen viaje, amigo, has cumplido con tod y con todos.
Besos para el camino.

Maria Sanguesa dijo...

Me parece una gran pérdida, es uno de mis favoritos. El Evangelio Según Jesucristo, me hizo adicta a él. Me ha encantado tu texto. Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

emejota:
Lo que es la vida. Lo he contado en alguna ocasión y es para darme de bofetadas... Tardé en leerme Ensayo sobre la ceguera, por el título. Porque pensé que era un ensayo, no una novela. Manías. Hasta que alguien habló en mi presencia (no que me dijera, sino un comentario) que la novela Ensayo... le estaba encantando.
Creo que no tardé ni dos días en comprarla y ponerme a leerla.
A mi modo de ver (y seguro que estoy equivocado) es el mejor libro de José Saramago. Sé que hoy decir estas cosas es injusto, pero es que me sale de dentro.
Por cierto, a pesar del guiño que hace a la esperanza, es un libro total y absolutamente demoledor para el ser humano tal y como le conocemos, o sea para esa especie que habita el planeta y de la que formamos parte.
No he visto la película, y a pesar de que el propio Sarámgo lloró agradecido por la versión que han hecho de su texto en su pre-estreno, de momento me resisto a verla. Como a ti, las imágenes de esa novela aún revolotean en mi imaginación,

Amando Carabias María dijo...

mateosantamarta:
Descansará en paz a medida que su obra siga trabajando, y eso sólo compete a sus lectores y a la permeabilidad o no que tengamos a la hora de dejarnos interrogar por sus libros.
Porque, y no sé cuál es tu opinión al respecto, a diferencia de muchos otros escritores, Saramago interpela constantemente al lector, que no puede quedar indiferente ante los planteamientos que nos realiza.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Así es. Y así lleva siendo muchos años. Estos días supongo que acabaremos sabiendo lo mejor de la vida de este hombre que desde que encontró el amor en Pilar del Río es casi compatriota (bueno, eso y que en su Portugal las cosas estuvieron con él como estuvieron, sobre todo después de El evangelio según Jesucristo). Preo sin duda lo mejor de su vida y de su obra es que nunca abdicó de su posición a favor de los más humildes, probablemente la mayoría de ellos no habrá leído sus libros.

Amando Carabias María dijo...

Evaasecas:
Muchas gracias por traernos esta frase brillante. Aunque no sé si precisa en el cien por cien de los casos.
Esta es una de las capacidades del autor luso, la facilidad para sentenciar, para convertir una idea suya en un pensamiento de esos que forman parte de los calendarios o de los libros de citas.
De nuevo gracias.

Amando Carabias María dijo...

catherine:
La lectura del Evangelio según Jesucristo" es una aventura para el corazón. Y si eres creyente, la aventura puede convertirse en la travesía de un mar en permanente tormenta.
Saramago (y esto nunca lo ha ocultado, por tanto no desvelo ningún secreto) se ha considerado siempre ateo, pero, sorprendentemente, o no tanto, la religión y el fenómeno religioso le interesa: "Memorial del Convento", "Caín", "El evangelio...". Incluso en cierto sentido, "Todos los nombres" e "Intermitencias de la muerte" plantean o rozan la cuestión religiosa.
Por resumir, y resumir mucho, podría decir que la biblia es un conjunto de libros que tiene más que ver con la literatura que con lo religioso o lo divino. Y desde ese punto de vista recrea y explica su versión de los hechos.
En todo caso, y aunque no estoy de acuerdo con el punto de partida del libro (lo que supone no estar de acuerdo con el resto), reconozco que debería ser una de las lecturas recomendables y casi casi necesarias. Al menos para mí fue importante.

Amando Carabias María dijo...

Fernando:
De los tres que citas, Caín aún lo tengo en la inmensa lista de pendientes. Lo leeré, antes o después lo leeré. Mucho se empeñó en escribirlo y creo que se merece un esfuerzo su lectura.
"Todos los nombres" creo que es el aldabonazo de este escritor en la literatura europea. A partir de esa novela en la que rinde homenaje a su adorado Fernando Pessoa dando vida a uno de los heterónimos de Pessoa, el poeta brasileño -ahora no recuerdo el nombre-, y convirtiéndolo en al personaje principal de la obra, Saraamago ascendió a la categoría de los más grandes. También empecé por ella, comó tú. También me costó. Pero al final quedé encandilado con esa forma suya de escribir, ese uso del subjuntivo, ese sentirse dios de sus personajes sin ningún pudor...

Amando Carabias María dijo...

Verónica:
Sí, amiga. Yo diría que eso es lo que más le caracteriza. Más allá aún de su calidad literaria está su calidad humana, y esa ética que imprimía a lo que hacía y decía.

Amando Carabias María dijo...

Susana:
De las cosas de las que más orgulloso me siento es esa que citas. Que a una lectora como tú, con esa sensibilidad y con esa sutileza, te pudiera descubrir a este escrito, me llena de satisfacción.
Seguiremos deshilvanando el libro, que como te anticipé es apasionante, a pesar de las aristas que nos hieren... Pero a la larga nos fortalecerán.

Amando Carabias María dijo...

Odiseo de Saturnalia:
Bien traído ese pensamiento.
También, bien usas el plural en los ensayos. Aunque me llenó menos que "Ensayo sobre la ceguera", "Ensayo sobre la lucidez" es una reflexión poderosa y bien actual sobre nuestros políticos y nuestra clase política.
Si no me equivoco, creo que tiene otro "Ensayo", pero ése no lo he leído, quizá alguno nos podáis iluminar al respecto.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Así también lo he sentido, como otra pérdida de otro amigo. Y es el segundo en este año, después de Delibes.
Me emociona tu sensibilidad.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Muchas gracias por tus palabras.
Como vengo diciendo, para mí (y por lo que observo no sólo para mí) "El evangelio..." es uno de los libros principales del Nóbel.
A mí me gusta más aún "Ensayo sobre la ceguera", pero sin duda éste que citamos es capital para mi vida, para mis letras y para mi corazón, pues me hizo arrostrar en serio (y en serie) una batería de preguntas trascendentales.

fiaris alfabeta dijo...

Ha partido un grande,saludos

Abuela Ciber dijo...

Sentidas tus palabras en estos momentos .

A pesar de elllo vaya hacia ti mis deseos de buen fin de semana

Cariños

lammermoor dijo...

Vuelvo a decir lo mismo que en otros blogs, sin poder hablar de "Mi" Saramago, siento también su ausencia, pues veo como poco a poco nos vamos quedando sin los grandes y no se quien tomará el relevo.

Estoy de acuerdo contigo en que ellos nunca morirán porque se quedan aquí, con nosotros a través de sus libros y sus lecturas.

Me gusta esa cita que has entresacado de su blog. ES un buen lema, ¡apliquémoslo!

Mercedes dijo...

Descanse en paz este hombre tan admirado, sus seguidores tienen suerte, ha dejado mucho sembrado y sólo tienen que despedir su carne, su obra y su espíritu quedaran para siempre.
Yo me uno a la opinión de Fernando, no era un escritor que me llegara especialmente, no estoy de acuerdo con muchas de sus afirmaciones; pero reconozco el buen hacer en este difícil oficio y respeto profundamente su obra.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

fiaris alfabeta:
Otro más que se nos va. Vaya racha.

Amando Carabias María dijo...

Abuela Ciber:
Lo mismo te deseamos, Abu.

Amando Carabias María dijo...

lammermoor:
Probablemente no convenga ser tan pesimista. Es de suponer que en el instante en que otros grandes murieron, aún no se vislumbrara la llegada de estos.
Es verdad que en relativamente poco tiempo se han ido grandísimos de las letraas, pero estoy seguro que hay otros que están llegando a su madurez. Se ha apagado su antorcha, aunque se obra perdurará. Seguro que detrás llegan otras antorchas...

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Su obra, en cierto sentido, adquirirá mayor hondura y trascendencia a medida que transcurra el tiempo.
Por encima de opiniones sobre determinados aspectos, hay que reconocer que su capacidad para entrar en los grandes temas del ser humano desde la creación de fábulas ha sido poco común en este siglo. Cito en este sentido "La caverna", "El hombre duplicado", "Intermitencias de la muerte"...
Y hoy, precisamente hoy, adquiere en mi corazón especial emotividad este libro por la ternura con que el personaje de la Muerte es tratado por el autor. Esa ternura que a uno le hace sonreír mientras lee el libro y contempla cómo la Muerte, por unos días decide olvidar su quehacer, declararse en huelga por así decir... Al final, la muerte es tan necesaria como la vida...

Maia dijo...

Es y siempre será uno de los escritores con los que más me he deleitado, que más me ha hecho pensar y repensar las cosas. Con sus libros me he reído sola ante una frase fabulosa (por su simpleza y exactitud) y me he dicho a mi misma "que hijo de puta como escribe !!!"). Mis disculpas por las malas palabras pero así es exactamente como me he sentido y no viene al caso cambiarlo. Presiento que a José le gustaría saber que me sentí así...Porque sus obras son magníficas y lo mantendrán vivo con el pasar de los años. Uno de los escritores que más admiro sin lugar a dudas. Hasta siempre José !!! Y gracias a tí Amando,

Amando Carabias María dijo...

En uno de estos comentarios, hablaba de la reacción de Saramago, después de ver la adaptáción al cine de "Ensayo sobre la ceguera".
Isolda: que está en todo, ha dejado en el blog de María Sangüesa la grabacion de este momento que está en youtube, y también me la ha enviado, es esta: http://www.youtube.com/watch?gl=ES&hl=es&v=7XzBkM_LdAk.
Aquí lo podéis ver
Gracias, Isolda

Amando Carabias María dijo...

Maia:
No, gracias a ti por tu pasión.
Tienes razón la precisión, la simpleza y la ironía, son algunas de las caracterísiticas de su obra.

Gaspard dijo...

Admiración por su estilo como escritor y por sus diagnósticos como pensador, aunque asombrado, por decir poco, de los tratamientos que proponía. Su visión de la religión como poder espiritual institucionalizado en lo terrenal me parece de primera.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Requiescat in pace José Saramago.

Como dejó escrito Publius Ouidius Naso, al final de Las Metamorfosis (XV, 871-9):

Iamque opus exegi, quod nec Iouis ira nec ignis
nec poterit ferrum nec edax abolere uetustas.

Parte tamen meliore mei super alta perennis
astra ferar, nomenque erit indelebile nostrum.

Ore legar populi, perque omnia saecula fama,
siquid habent ueri uatum praesagia, vivam.

Y ya he terminado una obra que no podrá aniquilar ni la cólera de Júpiter, ni el fuego, ni el hierro, ni el tiempo devorador.

Pero, en la mejor parte de mí, yo viajaré inmortal por encima de los astros de las alturas, y mi nombre será indestructible.

Seré leído por la voz del pueblo, y, gracias a la fama, si algo de verdadero tienen los presntimientos de los poetas, viviré por todos los siglos.

Antonio Martín Ortiz

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Respeto por tu opinión que comparto en un tercio, y admiración por tu capacidad de expresarte con tanta libertad y generosidad...

Amando Carabias María dijo...

ANTONIO MARTÍN ORTIZ:
Palabras precisas sobre el porvenir que le espera a Saramago. Sin creer en la inmortalidad quizá la haya alcanzado.
Gracias por tus palabras, Antonio.

maririu dijo...

El gran escritor nunca muere, el hombre sí y ésta muerte es una gran pérdida. Pero ya sabemos
...en un momento se está y en el otro no se está...
Yo sí lo comparto, felizmente para mí, porque me moriría de rabia saber que hay un creador de este caos y tener que acatar su voluntad me resultaría imposible.

francisco gomez dijo...

Apreciado Amando te quiero expresar mi total acuerdo sobre tu valoración de la obra de J.Saramago en el entendido que como el,yo no soy creyente.Quisiera comentar que tuve la inmensa suerte de conocerlo, tratarlo y tener charlas con el, en las que os aseguro y doy mi palabra de honor, que era tal como la impresión que desprendían sus comentarios tan comprometidos y sus libros.Era humilde,trabajador,creyente en el hombre y la libertad, amigo de los más desfavorecidos y preocupado por la marcha de las causas más nobles.Contaré una pequeña anécdota para que veáis el respeto y cariño que le tenia a sus lectores.Estaba firmando libros y como siempre que lo hacia les decía unas palabras y les dedicaba un tiempo con esa cadencia y tranquilidad que le emanaba desde lo más hondo de su gran corazón y al cabo de casi una hora y con la hora de la comida vencida le dije “Maestro está cansado” le digo a la representante de la editorial que haga parar la entrada de personas y el con una sonrisa me dijo “Paco ellos han tenido la gentileza de comprar mi libro y seguramente venciendo su timidez se acercan para decirme unas palabras que siempre son cariñosas y de animo, que menos que les diga unas palabras y les firme los libros”.Descanse en paz y sus libros que tan gentilmente me firmó serán para mi hijo cuando yo marche, será una buena herencia, sin ninguna duda.
Saludos Paco

Beatriz Ruiz dijo...

Ya está todo dicho... En una gran pérdida... su persona ya no estará... pero su legado permanecera para siempre...

También a mi me dejo totalmente muda "Ensayo sobre la ceguera"...

Y no lo podreís creer, Mentxu me manda hoy un artículo de PUBLICO... y el titular es: "El diario vaticano arremete contra Saramago, "un populista extremista"... Vivir para ver, en este caso para leer... Amando te lo mando por mail...

Amando Carabias María dijo...

maririu
¿Por qué de rabia?
Estoy seguro de que no.
Tómamelo a bien... Estoy tan convencido de que es cierto el final del capítulo 25 del evangelio de San Mateo, que todos quedaremos tan confundidos y sorprendidos, que probablemente acabemos muertos de la risa.
Por suerte, nuestros criterios y los suyos son muy distintos.
Al tiempo.

Amando Carabias María dijo...

Franciso Gómez:
Te doy profundamente las gracias por tu testimonio, Paco. Como podrás comprobar, he subido parte de tus palabras, al propio cuerpo de la entrada.
Un abrazo.

francisco gomez dijo...

Gracias Amando, la intención era que pudierais saber el profundo cariño y respeto que tenia por sus lectores, tu y varios de los que escribís entenderéis el respeto que se le debe al lector y que desgraciadamente las columnas, vientos y catedrales y vampiros no me perece que lo tengan.Gracias pero es algo que le debía al Maestro Saramago (contar su grandeza humana) y que en esta tu casa sabia que lo valorarías como solo las personas sensibles y respetuosas con los demás lo hacen.
Saludos Paco

Amando Carabias María dijo...

Beatriz
Vengo de leer el artículo que me has enviado.
Gracias.
Por partes.
En primer lugar, me parece que la humanidad de Saramago ha quedado fuera de toda duda. Así como sus opiniones y su ideología. Públicamente disintió y críticó con dureza la mayoría de manifestaciones religiosas y fundamentalmente a la Iglesia Católca, puesto que es la iglesia predominante tanto en Portugal como en España, y porque su formación, como la nuestra, bebe de sus fuentes.
Y no se conformó con pequeñas críticas, con comentarios sobre temas menores o accesorios.
Desde su ateísmo y materialismo militantes (esto último quizá algo más matizado en los últimos tiempos) no ahorró nada y disparó con su verbo de cristal y acero al mismo corazón de la fe cristiana. Tanto es así que a raíz de "El evangelio según Jesucristo" digamos que se autoexilió de Portugal, donde sufrió furibundos ataque, que no dudo se reproducirán no tardando mucho.
En este libro ataca punto por punto y sin desfallecimiento, incluso con mucha belleza los cimientos más sólidos de la divinidad y mesianismo de Jesús de Nazaret. Va más allá incluso, dota a su Jesús de un tremendo complejo de culpa que es el que le 'obliga' a actuar, buscando de algún modo el suicidio.
¿Por qué nos extraña que la Jerarquía de la Iglesia Católica y muchos fieles católicos critiquen esta obra, la rechacen e incluso la odien?
A mí me parece logiquísimo. Algo elemental. Lo contrario me parecería de dementes. Ante un ataque tan directo, es necesario aclarar posturas. Y quien se manifiesta contrario a una fe y a cualquiera de sus manifestaciones, no tiene por qué extrañarse de ser criticado por quienes ha criticado previamente.

Dicho esto, el artículo del periódico vaticano, simplmente me parece inoportuno y de poco tacto, y demuestra nula misericordia, lo que dice poco de ciertos sectores de la jerarquía católica.
Por lo demás, tampoco dice (al menos según la versión que he leído y que se repite en alguna otra parte) nada nuevo.
Quiero decir que señalar que Saramago "fue un hombre y un intelectual de ninguna admisión metafísica, hasta el final anclado en una confianza en el materialismo histórico, alias marxismo" no es insultar ni descubrir América.
Sin embago el resto del artículo desprende un aire más bien vengativo, que no me gusta.
Quizá la teología de Saramago sea pobre (pero más pobre es la mía y la de la mayoría), pero por los textos que he leído suyos (me falta una clave en orden a esta cuestión, "Caín") no me parece ni que banalice lo sagrado, no lo veo irreverente, o no más irreverente que otros muchos, más bien lo calificaría de transgresor y muy crítico; y, por supuesto, no me parece un populista extremista.
Ahora bien, en esto quizá si coincida algo, culpar de los males del mundo a un Dios en el que no cree (y esto sí se ve en más de una de sus obras) nunca me pareció muy bien.
Aunque después de analizarlo más despacio me parece que a quien culpaba era, según su modo de ver al ser humano, a la idea de Dios que se había colado generación tras generación. Es decir, me parece, que Saramago estaba convencido de que Dios no existía, que era un invento de la raza humana, y que ese invento había traído más mal que bien.

Aquí se lee el artículo al que te refieres.

Marina Fligueira dijo...

Yo tambien quiero dejor aquí mi más sentido pésame, asu familia y a todos los que de vredad lo admirabamos. También he leído Ensayo Sobre La Ceguera, una aterradora fabulación sobre la absurda crueldad y la insolidaridad en el mundo en que vivimos. Donde José Saramago, advierte sobre la gran responsabilidad de tener ojos cuado ortos los pierden. Y otro que también me ha gustado, que lo ha publicado en 1998, titulado Todos Los Nombres, donde Saramago, escéptico pero solidario, hece una reflexión sobre el milenarimo que por aquel entonces estaba viviendo la humanidad. Él escritor nunca muere, sus plabras nos hablan a diario. Descase en paz. Gracias Amando por este post, triste pero importante. Besitos.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Gracias por tu visita y por dejarnos esta opinión sobre el escritor.

maririu dijo...

Gracias Amando por subirlo y sobre todo gracias a nuestro Paco por su testimonio.
Hay en vosotros esa humanidad que tanto gustaba a Saramago y tanto le distinguía.
A mi lo que más me enternece de él, es el respeto por sus abuelos, el saber afirmar que su abuelo, analfabeto, era el hombre que más sabía.
He conocido algunos, y siempre me maravilla ese saber oral que hizo que los romances llegaran hasta nosotros o por lo menos hasta Menéndez Pidal, los viejos payeses de mi tierra que sabían leer el tiempo en el cielo y no en la Tele, y nos daban tantas lecciones de vida.
"Calla fill no hi penses/ seguis el camí"
lo cantaba Guillermina Mota en los tiempos de la Nova Cançó.

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Ojalá que así fuera. Hablo por mí, que por Paco no hay nada que poner en duda. Siempre he sostenido que el árbol que más sube es el que más hondas raíces tiene.
Bajo mi humilde opinión, no sólo son sabios quienes más han estudiado o más conocimientos 'librescos' atesoran. El saber quizá tenga que ver, también, con escuchar, con observar, con 'saborear' la existencia. El sabio, pues, es quien vive con la mirada muy abierta, y con la clara conciencia de que tiene que transmitir su legado a las generaciones futuras, todo ello con independencia de si sabe leer o no.

Isolda dijo...

Maririu y Paco,
Lo dije en privado con tu primer comentario, Mary, que me había gustado mucho y no digamos el de Paco.
Con este segundo, no me queda otra que hacerlo en público. Habeis estado los dos como sois siempre y hay que agradecerlo.
Besos a voz en grito.

maririu dijo...

pues he descubierto un homenaje extraordinario, gracias a Michelle Couderc mi amiga chilena (de y en USA) y a Facebook es un video de Juan Carlos que no conozco:

elreplicadordesuenos.blogspot.com

a ver si conseguís subirlo.

Isolda ya sabes que te lo agradezco.

maririu dijo...

http://elreplicadordesuenos.blogspot.com/2010/06/la-flor-mas-grande-del-mundo-jose.html

Beatriz Ruiz dijo...

Es precioso Maririu... Es tan humano... Gracias amiga...

Gaspard P.-A. dijo...

Cuando decías, Amando, que te faltaba 'Caín', he recordado que la leí con gran interés. Como una aportación más, tras Paco y Maririu, dejo mi impresión en mi blog. Buenas noches.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Lo cierto es que una maravilla.
Hoy estamos teniendo realmente cosas maravillosas. Acaso sólo sea una mínima devolución de lo que él nos ha dado durante estos años.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Repito lo que acabo de dejar en tu "Le Quai d'Orsay":
Gracias por el anticipo. Prometo que lo leeré, pero lo leeré a mi aire, y cuando lo lea, haré pública mi opinión.

Aunque tu post está enlazado en el lateral derecho del blog, en la sección titulada "ESTOS SON MIS PAISAJES", desde aquí también se puede leer tu artículo.

jordim dijo...

Ahora el mundo es un poco más cutre.

Ángeles Hernández dijo...

Ya habíamos comentado en otra entrada algunas de las obras que hoy citas en las que coincidíamos.

Hoy he llegado tarde a todas partes pero , creo, que empiezo a llegar a tiempo a mi existencia, por eso sacrifico mi habitual verborrea sintetizandola en una frase:

Saramago no ha muerto, se ha ido a descansar y nos ha dejado los tesoros de su vida y de sus escritos: sigue y seguirá siempre entre los que le admiramos y hemos gozado de su obra.

Amando Carabias María dijo...

jordim:
Si íntentáramos hacer de nuestras vidas una aplicación de su modo de entender la vida, seguro que no sería tan cutre, aunque su ausencia pesará como una losa.

Amando Carabias María dijo...

Ángeles Hernández:
Aunque lamentamos profundamente que llegues tarde a éste y los otros rincones que compartimos, desde luego es mucho mejor llegar a tiempo a la propia existencia.

David dijo...

Saramago era un tostón de primera división.
Aburrible hasta la cama.
no entiendo el qué coño tiene Saramago. Quizá que los intelectuales "progres", etc, se las dan de listos.

Amando Carabias María dijo...

David:
Como es obvio, esa opinión tuya, muy respetable, por supuesto, no es compartida por la mayoría de personas que aquí han intervenido.
Claro que en la obra del portugués no se encuentran determinado tipo de aventuras o acontecimientos que son más del gusto contemporáneo.
Él con su admiración por Pessoa, por ejemplo, camina por las honduras del corazón humano.
No quiere decir ello que todas las obras de este escritor me hayan gustado. Ni siquiera he leído todas. Es probable que no lo haga nunca, pero la mayoría de las que he leído me han llegado a lo más profundo. Algunas de ellas ya están citadas, por tanto no me repetiré.
Gracias por manifestar tu opinión sincera.