miércoles, 19 de mayo de 2010

Tribulaciones de un escribidor sin ironía


A este escribidor le gustaría poder escribir cosas llenas de ironía y buen humor esta noche. A este escribidor le gustaría escribir las palabras más felices esta noche...
Aunque muchos me dicen aburrido, pues mi máxima diversión (confesable) es la de escribir y leer (en este orden), yo les garantizo que me lo paso como los niños en un parque.
Claro que esto viene de muy atrás, puesto que de niño me lo pasaba muy bien con muy pocas cosas: unas chapas para revivir la Vuelta Ciclista a España o el Tour de Francia, una pelota de trapo para oír los aplausos del Bernabéu, un camión de plástico tirado por mi manita enganchada a un cordel, una mesa vacía, unos cromos con la efigie de los futbolistas retratados para disputar infinitos torneos intercontinentales... Cosas así.
Parece que hoy son necesarias otro tipo de diversiones mucho más sofisticadas para que nuestros niños se lo pasen bien. Pero no se llamen a engaño, no es cierto. Mis hijas, cuando eran una niñas, se lo pasaban muy bien con una muñeca, con un papel que pintarrajeaban, con las castañas que al final del verano caen de los árboles...
Y hoy en día seguro que ocurre lo mismo. Cuanto más posible sea protagonizar el juego, y no ser un mero espectador más se disfruta. De eso no hay duda.
A lo que iba que pierdo el hilo y desvarío...
Pero a pesar de que disfrute escribiendo, a pesar de que me gustaría escribir las palabras más alegres esta noche, hay un no sé qué que me impide semejante exceso.
Se hace difícil hablar de justicia en este país.
Se hace difícil hablar de solidaridad.
Se hace difícil hablar de sueños.
Se hace difícil hablar de libertad.
Se hace difícil hablar de futuro.
Se hace difícil vestir de ilusión la mirada, pues donde se esparza ésta hay algo que te remite a algo más bien turbio...
Probablemente, además, todas las cosas estén más entrelazadas de lo que parece. Quizá me equivoque, ojalá me equivoque, pero intuyo que nada es un hecho aislado y que el verdadero poder, ése que nadie sabe dónde está ni quién lo ejerce, ha decidido poner al mismo tiempo todas las cartas sobre la mesa. Mejor dicho, ha decidido resquebrajar la mesa común, donde debían estar los platos con la ración necesaria y suficiente para cada quien, con un soberbio puñetazo incontestable, a lo que parece. No puede haber fisuras económicas, judiciales, filosóficas e ideológicas.

Sólo le pido a Dios estar equivocado.

Y, repito, siento no poder escribir las palabras más felices esta noche...

Quizá pudiera esperarse otra versión. Quizá sí, pero en estos días desde Latinoamérica están llegando apoyos y ánimos suficientes, como para tener este detalle.
No olvido la versión de Ana Belén, por supuesto que no, pero permítanme hoy que me emocione con ésta.




60 comentarios:

Maria Sanguesa dijo...

Pues me temo, Amando, que más que equivocarte lo que has escrito es de una clarividencia que asusta. No es que piense como tú, es que somos muchos los que así lo creemos... todo se requebraja y por mucho que se parchee, no hay solución, este sistema hace aguas, está naufragando y no tenemos alternativas... todo aquello en lo que creí me parece utópico, la realidad es la que manda y la papa caliente no revienta, pasa de mano en mano... aún así, como dice la canción, que la vida no nos sea indiferente. Un fuerte abrazo.

fiaris alfabeta dijo...

Amigo tu lo has dicho se hace dificil,se hace dificil ahí ,aqui allí y en todas partes,cuanta razón llevas hasta en tus desvarios,un gran abrazo.

Maia dijo...

La vida siempre puede más. No conozco muy bien lo que está pasando por allí pero creo que al final en todos lados es lo mismo. Los sistemas han demostrado adaptarse a los cambios con mayor lentitud de la necesaria. De mientras, las voces que no escuchamos son las que vienen a ayudarnos.

Verónica dijo...

Muchas personas sentimos esa rabia e impotencia, que nos da el no poder nosotros hacer nada, viendo como está la cosa, y que parece que no piensa cambiar, como no sea para empeorarse mas. Es un crimen lo que se está haciendo con personas que pierden sus puestos de trabajo y todo lo que ello conlleva, viviendas que quitan por no poder pagar la hipoteca y tantas cosas mas.
¡Pero mira tu por donde! de eso se habla poco o brilla por su ausencia, se quiere dar una apariencia ¡pero que no es real! hasta una criatura se da cuenta de ello.
Bueno amigo, lo dejo aquí que me pongo nerviosa, y luego no pego ni ojo.
Feliz noche amigo
Un abrazooo

Isolda dijo...

Querido Amando quizá no puedas escribir palabras más hermosas esta noche, pero siempre podrás escribir los versos más hermosos cada noche. La ironía tiene su momento y verdaderamente no es el caso. Lo que nos rodea, está mal, se resquebraja, como apunta María.
Rachas malas las ha habido y habrá a lo largo de los tiempos. Parece que se confabularan los hados para ello, pero no es así. Somos unos privilegiados porque tenemos, cada uno de nosotros, donde agarrarnos.
Tú mismo lo ha dicho, escribir y leer, son las diversiones, confesables, que hacen que la vida sea maravillosa. (Cito palabras tuyas de otro momento)
Soy de las que creo que las cosas, cuando están mal, sólo pueden ir a mejor.
Y de hecho, volviendo al tema que nos ocupa estos días, han dado luz verde para la salida de Garzón, si bien, como asesor, pero verás como volverán las aguas a su cauce. Estoy segura.
Gracias a la vida que me ha dado tanto! Es una de las canciones más hermosas que se han escrito y también la prefiero oir cantada por Mercedes Sosa.
Besos para olvidar las tribulaciones.

Isolda dijo...

Oigo "Solo le pido a Dios" y digo "Gracias a la vida". Mi despiste habtual pero congruente, o no?

catherine dijo...

Hablé por teléfono con mi hija hace poco. Y concluimos: aunque la tasa de desempleo sea más alta en España las situaciones son muy parecidas en los dos países y en todos los países . No os olvidéis de Grecia, EEUU antes. Que los gobiernos intenten esconderlo es evidente, aquí se empeñan en hacer una ley en contra del niqab, ley probablemente inconstitucional para que se hable más de este tema que de la ley sobre la jubilación y de los varios recortes. No os ofrezco gran consuelo. Creo que el tema de la memoria histórica es fundamental y que no es un tema de diversión. Y no soy economista ni gran mujer política. Sólo decir con Isolda que me gusta mucho Gracias a la vida. Y añadir, después de leer su 2º comentario ¿qué despiste?

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Fíjate que, por lo que veo, no somos tantos los que pensamos así. A veces lanzo las antenas por ahí fuera, escucho, y estas cuestiones preocupan más bien poco o nada.
Cuando los temas no afectan directamente, es como si no importaran.
Pero en esto hay, además, doble error, porque siempre nos deben importar, y porque sí nos afectan.
Un beso y gracias por tus palabras.

Amando Carabias María dijo...

fiaris alfabeta:
Nos lo están poniendo difícil, y a veces casi irrespirable.

Amando Carabias María dijo...

Maia:
Estamos pasando por una mala racha, en la que se unen cuestiones económicas, políticas, judiciales, históricas...
Anda todo el patio muy revuelto, con jueces que acaban en el banquillo por defender el derecho de las víctimas, con políticos sumidos en procesos judiciales por supuestos cohechos, con políticos tirándose los trastos a la cabeza, en vez de arremangarse y trabajar juntos por sacar al país de la crisis que le acucia, crisis en buena parte generada por los tiburones capitalistas que se dedican a especular...
Supongo que allá, desde donde escribes, las cosas no están mucho mejor. Cuando los ciclos económicos entran en la parte baja todo se complica. Y me temo que esta crisis más que un ciclo, es el final de algo.

Maia dijo...

Ahh...pues sí estoy un poco al tanto de lo que está pasando con el juez Garzón que quiso destapar cosas de la época del franquismo y de la crisis europea. En este mundo global el efecto domino es imparable. Yo escribo desde Israel. Las cosas aquí no están mucho mejor que digamos....al menos que uno esté con el gobierno que no es mi caso. En todos lados se cuecen abas. Gracia por tu explicación.

Amando Carabias María dijo...

Verónica:
En apariencia no podemos hacer nada, pero sólo en apariencia. Creo que se podrían hacer más cosas. Y hecho de menos esas iniciativas. Aunque me temo que no es que no se hayan propuesto, sino que quienes tienen la posibilidad de que salgan a la luz, las cercenan de raíz.
El problema del paro es el gran problema de nuestra sociedad. Es un cáncer que puede mandar al traste con muchas cosas.
Es una cuestión ésta sobre la que no puedo opinar, pues mis conocimientos son bastante escasos en la materia. Leo, escucho y me lío.
La verdad sin embargo, se llama sufrimiento, angustia, dolor... Otros hablan de productividad, competitividad, balances...

Amando Carabias María dijo...

Isolda
De verdad que me quiero apuntar a tu esperanza. De verdad que quiero entonar el "Gracias a la vida" (no, no hay despiste, sino hermosa rebelión de tu subconsciente), que quiero formar parte del coro que interprete cada día un himno de gloria, una acción de gracias por la existencia. Y pongo también mi empeño; sin embargo, cada día es más difícil.
Huele a cambio de sistema, huele endurecimiento del sistema, huele a deshumanización del sistema.
Pero sigo intentándolo, continúo intentándolo, y me agarro a cualquier rayo de esperanza que nos ilumine.

Amando Carabias María dijo...

catherine:
Sí es verdad, ya se empiezan a oír recomendaciones sobre Francia e Italia.
Nos tocan tiempos complicados y quizá tengamos que escuchar cosas que nunca soñamos podrían ser pronunciadas por político alguno.

Amando Carabias María dijo...

Maia:
Allí donde vives, si eres opositor al gobierno habrás pasado por situaciones complicadas, viendo lo que has tenido que ver.

Maia dijo...

Pues si, pero nunca, NUNCA, pierdo la esperanza porque hay voces que no se escuchan que luchan. Aquí, allá y en toda partes. El día que pierda la esperanza me tendré que ir por donde vine. Tiempo al tiempo.

Amando Carabias María dijo...

Maia:
¡¡¡Bien por la esperanza!!!

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Hoy has vuelto a hacer poesía...

Mi abrazo
Marian

Amando Carabias María dijo...

Marian Ramentol:
Gracias por esa mirada.
Muchos besos.

Evaasecas dijo...

Hay algo que habéis dicho que me ha llamado la atención. Que hasta que no nos toca, no hay problema. Me llama la atención (adelanto que no entiendo nada de nada de política) que no ha habido crisis hasta la semana pasada. Y se ha reconocido de manera brutal, metiendo en el saco a colectivos que en un principio no tienen nada en común más que una cosa: cobramos del mismo pagador.
No tengo ni idea de cómo va a seguir esto y mucho menos de cómo va a terminar, si es que termina, porque yo no veo el final del túnel y creedme que llevo tiempo caminando a través del mismo. La diferencia? Que ahora no hay nadie que ofrezca una mano, al contrario, nos dan la espalda y nos ponen sobre los hombros la responsabilidad de ayudar.¿Ayudar? ¿Cómo? ¿Cómo puedo yo ayudar si me están quitando todo? Soy yo quien necesita ayuda, no tengo capacidad de hacer nada, sólo intentar subsistir y cada vez es más difícil.
Desde luego hay gente y familias que están peor que uno mismo, si, pero llega un momento en que desaparece la solidaridad porque tienes que concentrar toda tu energía en poner un plato de comida en la mesa. Ya no me importan los demás, sólo pienso en lo que tengo que pensar, los míos.

Un saludo muy pesimista.

urbanoyhumano dijo...

Me temo que a unos les gusta jugar a romper castillos de naipes mientras otros seguimos jugando a las tabas.

Paloma Corrales dijo...

Magnífica tu reflexión Amando, y magistralmente traída desde lo entrañable de tu infancia, hasta esta realidad desoladora, que no pinta nada bien.

Como dice Maia, no perdamos la esperanza, quizá el cambiar el chip sea un comienzo.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Evaasecas:
La crisis la lleva habiendo demasiado tiempo, lo que ocurre es que ahora han sonado las trompetas de Jericó anunciado la batalla: en Eurpa, alguien, ha decidido que o se hace algo o se cierra el chiringuito. Ya estás viendo, primero Gracia, ahora España y Portugal. Hay advertencias serias para Francia e Italia, quizá Irlanda.
Tienes razón, no todos podemos esforzarnos del mismo modo. Tu situación no es la mejor precisamente. Como bien apuntas tu situación no es la de ayudar, sino la de ser ayudada, y quizá la única lectura positiva de todo esto es que si ahora se hace con algunos colectivos, es para poder mantener minimamente algunas coberturas.
Si han metido en el mismo saco a colectivos tan dispares, efectivamente, es por lo que dices: tenemos el mismo jefe.
Ojalá que tu saludo tan pesimista en poco tiempo sea más optimista.

Amando Carabias María dijo...

urbanoyhumano:
Y lo peor es que ni tenemos tabas.

Amando Carabias María dijo...

Paloma Corrales:
No, no es baladí el recuerdo a la infancia. Quizá allí esté parte de la ventana por donde nos puede entrar una luz. A lo mejor, si no todo, parte del problema es que todos hemos vivido un poco por encima de donde era razonable... Esos castillos de naipes que dice urbanoyhumano que pueden resultar muy bonitos, pero que no tienen cimientos.
Aguda tu mirada, como siempre.
Y también ahí puede estar nuestra esperanza: escarbar en nosotros mismos para llegar a las conclusiones adecuadas y saber qué es imprescindible, qué es necesario y qué, por hermoso que sea es prescindible...y actuar en consecuencia. ¿Es ese el cambio de chip que propones?

Mercedes dijo...

Yo soy una optimista nata, creo en la bondad, en que todo lo bueno está por llegar. Sabes, si hay algo que he aprendido en los 48 años que tengo es que esperar lo bueno atrae lo bueno, podría ponerte infinidad de ejemplos. Así que sonríe, que todo lo bueno está por llegar. Si hay algo que valoro en este mundo, incluso por encima de la libertad (la cual es tan relativa y está tan idealizada), es la alegría. Detrás de una sonrisa siempre hay una pincelada de sabiduría.
Un fuerte abrazo.
P.D. Los pintores siguen aquí, estoy medio loca. No, no es que tenga un palacio, es que... ¡Ay!

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Me apunto a fuego tu frase: ESPERAR LO BUENO ATRAE LO BUENO.
Cuanto más bondad (palabra bastante desprestigiada, por cierto) habrá más justicia, y cuanto más justicia más libertad.

Gaspard dijo...

Qué pesimista te veo, Amando. Yo no creo que el sistema vaya a cambiar. No creo que deba hacerlo. Estamos ensimismados en la fortaleza Europa, desde la que se ve que las cosas sólo pueden ir hacia abajo. Pero el mundo es muy grande, y nunca tanta gente ha vivido tan bien, nunca tantos han salido de la pobreza. El número de personas que pasan hambre es el mismo que en 1970, pero con una población mundial muchísimo mayor hoy, y después de la crisis más grave en 100 años. Queda mucho por hacer, muchísimo, la desigualdad y las injusticias aún son enormes, pero progresamos. Únicamente el progreso da sentido a nuestra existencia. Es curioso que en las encuestas preguntan sobre la situación económica del país. Horrible, dice el 90%. Luego se inquiere sobre la situación económica personal: el 70% dice buena o muy buena. ¿Las escuelas o los hospitales, y la seguridad en las calles? Mal o muy mal, la mayoría dicen. ¿Y sus hijos/alumnos, sus familiares/pacientes, sus comunidades, cómo están? La gente afirma en esas mismas encuestas que las escuelas a las que van sus hijos, los hospitales donde son atendidos, o las calles por las que pasean les satisfacen. El mundo seguirá progresando, a mejor. Yo no lo veré, me quedan, según las estadísticas oficiales, 12/13 años hasta alcanzar la media es esperanza de vida masculina francesa. Es posible que no llegue, que en cinco años ya no esté aquí, o que aguante hasta los 90. ¡En ese caso, tengo todavía 25 años! ¿Cómo serán entonces las pensiones? A mí no me afecta, no la necesito. Solamente necesito lo que tantos: un poco de paz de interior. Anoche volvía en Metro, por las tuberías de la ciudad del amor y de las luces, del teatro. Apoyado sobre la ventanilla, mirando a la nada oscura del paso del vagón a toda velocidad por el puente subterráneo, y sentía esa paz. Ahora no tanto, tengo a los nietos pequeños al lado y vamos a salir a jugar al parque. ¿Y luego? Pues tal vez me compre un libro, o vaya al museo. Feliz día.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Gracias por tus palabras de ánimo. Es una forma, sin duda real, de ver las cosas. Conviene no perder las perspectivas, y conviene hacer lo de aquel filósofo que andaba quejoso por su suerte hasta que, echando la vista atrás, descubrió que otro que venía tras él recogía lo que él iba despreciando...
Además es cierto que se avanza, que estamos mejor que nunca estuvimos...
Pero en algunos casos, quizá más de los que nos imaginamos, esta crisis está golpeando duro.
Está haciendo daño. No pueden afirmar las mismas cosas que tú afirmas, que incluso yo mismo a otors niveles puedo afirmar...
Cuando se tienen cubiertas las necesidades básicas y algo más se pueden mentar ciertas cuestiones, cuando hay tanto apuro para llegar al final de mes, aún después de haber recortado de tantas cosas, a lo mejor es más difícil.

Flamenco Rojo dijo...

Cunde el desánimo…y no es para menos. Es como si la vida se nos escapara de las manos entre ojalas y ya veremos…El desconocimiento nos hace temblar y tenemos pavor a que los acontecimientos no sucedan como quisiéramos. Al menor contratiempo cogemos un cabreo del 10 y montamos un pollo…La vida así, mi querido Amando, es un peligro.

Te surgen las lógicas preguntas ¿Qué va a ser de nosotros? ¿Qué será de mis hijos? Así no me extraña que de vez en cuando nos suba la tensión y las taquicardias, máxime cuando un hijo tuyo que con 27 años (carrera incluida) todavía no se ha estrenado en el terreno laboral, te dice…”Si de aquí a unos meses no encuentro nada, hago las maletas y me voy a buscarlo aunque sea a la Conchinchina”…y es entonces cuando perdemos el sosiego y esa paz que dice Gaspard.

Los países “importantes” de Europa estarían encantados de sacarnos del euro…Otros como Marruecos, Venezuela, se cachondean de nosotros…Una justicia injusta…Millones de parados…Chorrocientos políticos corruptos…Una Administración incapaz de administrar…Una Iglesia, que…Un Gobierno ¿de izquierdas? que es una calamidad, que sólo sabe improvisar…Una derecha a la que con tal de recuperar el poder no le importa una mierda que todo se vaya al cuerno, y que lo único que le falta, como decía ayer Peridis en El País, es cambiar las siglas a PPOE…

Cuanta decadencia concentrada en un mismo territorio. ¿No va a cundir el desanimo entre los españolitos de a pie?...

Ofú…que a gusto me'quedao…De todas formas no quisiera terminar sin dejar un mensaje de esperanza…Y es precisamente eso, la esperanza, la que nos puede hacer el momento presente más fácil de soportar. Si de verdad creemos, confiamos y tenemos la esperanza que el mañana será mejor, podemos sobrellevar el momento actual.

Un abrazo esperanzador.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Pues vaya.
Estamos bien y esperanzados.
La enumeración de síntomas del enfermo apunta a próximo entierro...
Bueno, nos queda la esperanza y aunar todos los esfuerzos posibles para que esto no vaya a peor.
Entre ayer y hoy he escuchado dos frases que pueden resumir muy bien el estado de las cosas.
El famoso consejero de Mr. Obama, que ha dicho que Grecia, Portugal y España tienen que tomar más medidas para que su economía sea más competitiva (la negrita es mía). O sea que de lo que se trata es de competitividad. El ser humano que está detrás importa más bien poco, o nada, salvo que sea competitivo lo que hace.
EL Sr. Garzón, en París, cuando recibió el úlitmo premio que le han otorgado (en Europa le dan premios, aquí le sentamos en el banquillo) dijo: "La impunidad es la base de la corrupción".
Y no digo más que se me entiende todo.

Beatriz Ruiz dijo...

Así es... "La impunidad es la base de la corrupción"... y nos consta a todos que tenemos demasidos corruptos y demasiada impunidad...

Pero empezaré por tú principio... Son malos tiempos, estoy de acuerdo... pero no bajaremos la guardia, verdad???...

Lo que está ocurriendo en este país con D. Baltasar Garzón no tiene nombre... bueno, podría decir mejor lo que está ocurriendo en este país con el poder judicial no tiene nombre... para el caso es lo mismo... y yo espero, de esperanza, que todo salga como debe... que ese sindicato de ultra derecha no se salga con la suya y que tenga que pagar por semejante felonía... que al Sr. Varela que supuestamente ayudo a ese sindicato de ultra derecha para preparar el legajo de la acusación se le acuse de prevaricación... y si alguien no sabe cuando es un caso de prevaricación, es justo el que estoy apuntando, supuestamente... no sea que la que termine entre rejas sea yo, que todo puede ser por defender la justicia, que es en definitiva lo que estamos defendiendo... por defender la democracia... esa nuestra tan especial, esa nuestra tan desajustada y totalmente inmadura... esa nuestra tan particular...

Pero no, no le pienso dar ni un poquito de mi energía a la desesperanza... ni muchísimo menos...

Salud...

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Me parece perfecto que sigas en la pelea, que no entregues nada a la desesperanza. Personas tan fuertes y vitales como tú nos haceis falta a todos, y nunca os lo agradeceremos lo suficiente.
Lo de Varela me sigue dando en la nariz que tiene muchísimo que ver, sobre todo con la animadversión personal, y contra eso hay muy poquito que hacer.

Miguel Mora dijo...

Dice el tópico que un pesimista es un optimista bien informado. No me concuerda con Gaspard que siempre está bien informado y hoy hace gala de optimismo. Estoy de acuerdo con él en cierto optimismo vital, acaso porque me acerco a su edad. Y hasta no me parece mal utilizar la cultura, asistencia a teatros, museos etc. como “opio” del pueblo ilustrado. Yo también lo hago aunque me pongo la disculpa de que no la utilizo como opio sino como todo lo contrario, para “revolucionarme” por dentro, para rebelarme: la rebelión después de la revelación.
Sin ir más lejos tengo que concluir porque voy a un recital de Paco Ibáñez ¿seré un nostálgico empedernido?
Gaspard: hace unos dias yo también utilizaba el metro de París. A veces en compañía de Maririu, por cierto. No pierdo las esperanzas de – otro año, en otra visita – conocerte personalmente.
Me parece que el Dios al que pedía Mercedes Sosa no nos va a conceder nada. Nunca lo ha hecho. Si existe, pasa de nosotros. No actúa… ergo no existe.

Abuela Ciber dijo...

..........y no ser un mero espectador más se disfruta..........

Me encanto no ser meros espectadores de cualquie sentir vale tambien no???

Se hace dificil, te dire que es dificil desde que se nace.

Pero si miramos atrás como recordatorio, no como bagaje de pesadez, veremos que siempre se sale adelante, así que si puedo hacer algo para arreglarlo pues ahí estaré y si no no me amargo porque evidentemente mi presencia puede entorpecer a otros.

Creo que la fuerza de personas con
animo son las que hacen posible las restructuras para avanzar...
claro que poner el hombro a veces incomoda...... es mejor quedarse en casa viendo tv.

Creo que el mundo es de quienes luchan para mejorarlo.

Recibe un abrazo solidario.

Amando Carabias María dijo...

Miguel Mora:
¿Asi que has estado con Maririu? Bien, bien. Supongo que lo habréis pasado bien.
Creo que es más propio de la cultura, si es que es cultura, que suponga un estímulo, más que un narcótico.
Ya se habló hace alguos días o semanas sobre alguna de estas cuestiones, al menos de refilón.
La cultura, el arte, la literatura no sirven para nada en concreto, sireven para todo en general, y uno de los aspectos que deben perder a poco que los artistas sean libres es ese ángulo que estimula a la rebeldía... A mi humilde modo de ver, una cosa es un relajante y otra un narcótico. Pero de eso sabes tú mucho más que yo.
Sobre ese Dios, bueno. No volveremos a nuestras disquisiciones. No opinamos lo mismo, pero en este caso, en esta canción, en este poema, lo que Dios se le pide es que a mí no me deje indiferente, es decir, que me dé capacidad para moverme y removerme contra las injusticias, la guerra, la muerte, etcétera, etcétera, etcétera...
Quizá este poema, en el fondo, lo que viene a decir que la existencia de Dios es irrelevante para estos efectos de los que hablamos, ergo el poema y tu opinión son casi similares.

Amando Carabias María dijo...

Abuela Ciber:
Creo que sí, creo que vale también. No sólo uno disfruta más de los juegos infantiles cuando puede ser protagonista de ellos, sino con todo en esta vida. Y desde ese punto de vista, también está empezando a ocurrir que cada vez lo somos menos. Cada vez nos dejamos llevar o simplemente nos llevan.

En el ser humano es determinante esa capacidad innata para sobreponerse a cualquier dificultad. Quizá en esa fuerza interna radique nuestra supervivencia (al menos como especie) que ha hecho posible que siempre se saliera adelante.

Desde esa perspectiva que, casualmente es similar a la de otros contertulios, también saldremos de ésta.
Es más, yo confío en que sea más pronto que tarde. Pero no estoy seguro de que se pronto.
Y creo que no está de más lanzar una reflexión de este tipo.

Efectivamente sólo los que quieren que se avance y se mejore son los que consiguen soluciones.
Algunos se conforman con dejarse llevar, incluso a la espera de que las cosas se pongan aún peor para rapiñar lo que se pueda. Otros no, otros, aunque duela, prefieren poner soluciones sobre la mesa y marcar un camino por el que seguir...
Otros, como decimos en España, ni comen ni dejan comer.

Gaspard dijo...

Amando, Miguel: sólo una aclaración. Ayer a la tarde, como os dije, fui a un museo, pero no me llevé nada, ni fumé, tampoco. Lo digo porque han robado en el Museo de Arte Moderno de la Villa de París, que tengo al lado de casa, lo veo desde la ventana, de hecho (el edificio, digo), ¡cinco cuadros por valor de 80.000 millones de las antiguas pesetas! En concreto, según 'Le Monde', porque yo no lo sé, no los tengo colgados en la pared ni escondidos, han robado Le Pigeon aux petits pois de Picasso, La Pastorale de Matisse, L'Olivier près de l'Estaque de Braque, La Femme à l'éventail de Modigliani y Nature morte aux chandeliers de Léger.

Amando Carabias María dijo...

Gaspad:
Esperemos que no haya sido el propio estado para poder hacer frente a la deuda pública...
fiuuuu... eso son... Espera... Calculadora... ¿Cuatrocientos ochenta millones de euros, no? Euro arriba, euro abajo..
Es decir que el arte sigue sirviendo para el negocio. No se roban esos cuadros tan maravillosos por nada, desde luego.
Unos cuantos necesitan ocultar dinero, está claro.

Gaspard dijo...

El euro va hacia abajo, pero sí, unos 500 millones. Estos días hay festival en Cannes, y Godard, el último faraón que sigue con vida, ha presentado película, pero no ha visitado la ciudad. Tal vez estaba planeando el robo... No sé si sabéis que cuando era joven, Godard estaba en crisis -sí, entonces no presentaba películas en Cannes- y robó un cuadro de Renoir para llegar a fin de mes. Vamos, creo que fue así. Salgo pitando a una exposición, prometo que no tocaré nada. Además, hoy los vigilantes tienen que estar de los nervios...

Amando Carabias María dijo...

Esperemos que no se ponga de moda.
Expoliar un museo es expoliar a la gente.
Feliz visita, y cuidado con las tentaciones.

maririu dijo...

buenas tardes a todos
en Brides con un montón de agua, de baños, de duchas, de masajes etc mucho más descansada que al llegar y....con el ordenador en perfecto estado!!!!!
pero sin ElPaís.
El pesimismo me dura, me dura tanto que hasta he llegado a pensar "¡que salida les ofrece Europa a la maldita justicia española!"
Y las encuestas dando a Rajoy, ese tocho sin una idea, ganador.
Bueno buenas tardes toca cena

Gaspard dijo...

No te creas, Amando, he visto una estatua, y me la he imaginado en el recibidor. Qué bien me quedaría...

Maririu está más hidratada e irritada con la Justicia española. Bueno, ya dijo Ortega que España es el problema y Europa, la solución.

Buenas noches.

urbanoyhumano dijo...

No volveré al sitio donde creía ingenua que podría encontrar cenizas y pavesas.

Ángeles Hernández dijo...

A mí en estos momentos me van bastante mal las cosas, y encima me acaban de bajar el sueldo, pero soy un poco más de la opinión de Mercedes y de Godard.

Desde el punto de vista personal me aguanto e intento sacar lo mejor de lo que tengo y vivo, aunque a veces me cueste y llegue a sentirme mal.

Desde el punto de vista global, es verdad que estamos en crisis, en una enorme y profunda crisis que afecta a los españoles y a Occidente en general pero yo soy de la teoría de los "sueños del faraón que interpretó José": siete vacas gordas, siete vacas flacas, siete espigas hermosas, siete espigas escasas.
Así son los ciclos, así las civilizaciones, ¿quién iba a pensar que el Romano caería cuando sus legiones llegaban hasta el Támesis, Egipto, Panonia?, ¿ quién que los faraones ( o los aztecas) pasarían a ser el recurso turístico del país del que fueron amos y señores? ¿Quién en 1949 que Alemania volvería a ser potencia mundial?.

Es posible que estemos atravesando el final de una época para renacer con otro concepto sobre la manera de vivir y sobre todo de compartir. Quizás nos cueste años, dinero, muertes, hipotecas, descenso el nivel de vidaetc, etc, pero a lo largo de la histora de la humanidad han caido muchos imperios y civilizaciones ( hace dos años vi en Barcelona una exposición sobre el Persa), sin que la humanidad se haya extinguido.

Y en fin, como también dice Gaspard, nunca ha habido menos hambre ( relativa) y menos guerras en la superficie de la tierra.
Todo es mejorable, pero también como Punset en su última obra, espero que el futuro sea más equilibrado que el presente. Necesitamos que lo sea para salvarnos, tal vez ni hoy ni mañana, pero quizás pasado.


Y en fin, que parezco Antoñita la fantástica, las crisis son siempre el paso obligatorio previo a un renacimiento.
........................

PUEDO ESCRIBIR LOS VERSOS MÁS TRISTES ESTA NOCHE, SENTIR QUE NO LA TENGO, PENSAR QUE LA HE PERDIDO......AUNQUE ESTE SEA EL ÚLTIMO DOLOR QUE ELLA ME CAUSE Y ESTOS SEAN LOS ÚLTIMOS VERSOS QUE YO LA ESCRIBA.
(¡qué egoista Neruda, mira que estar tan triste sólo por la pérdida de un amor, con la de cosas importantes que hay por las que preocuparse!. Disculpad que banalice, quería solamente poner un toque de humor, blanco, en estos difíciles momentos.)

Un saludo, más o menos optimista a todos Á.

Miguel Mora dijo...

Puede que – en las “circunstancias” en que lo dijo Ortega – España fuese el problema y Europa la solución. Lo dudo porque no hay razones para que los países considerados en su totalidad sean problemas o soluciones para otros. No conozco la obra de Ortega y me cuidaré muy mucho de descalificarla, ¿cómo una hormiguita puede descalificar a un elefante? Pero estoy leyendo una biografía de Ortega y Gasset y no doy crédito a mi sorpresa e indignación: era machista, racista, tibio con el nazismo, condescendiente con el franquismo … y además zafio y vulgar. A José Antonio Primo de Rivera le gustaba mucho. No me extraña.

Gaspard dijo...

Miguel, y Proudhon era un antisemita de mucho cuidado, como reconoce su biógrafo, casi hagiógrafo, Hervé Touboul. Por no hablar del padre de la escuela laica y republicana, Ferry, un racista de los buenos...

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Nos alegra que los baños termales te hayan mejorado la salud. Para mejorar los ánimos hacen falta más cosas.
Quizá por evitar una solución europea a ciertos asuntos pendientes de la justicia en España, es por lo que intentaros bloquear la salida de Garzón a La Haya, quizá husmearon peligro.
Todo está cada día más confuso, pero sigo creyendo que quizá haya posibilidad de luz.
Sobre las encuestas, qué decir. Supongo que será la primera reacción lógica a las medidas económicas establecidas por el Gobierno. Ya sabes que en cuanto se toca el bolsillo todos nos ponemos nerviosos.
Las noticias del Consejo de Ministros de esta tarde, no son precisamente las más 'eficaces' para que suba su popularidad en las encuestas.
Pero ha ocurrido y ocurrirá en muchas ocasiones.
En fin, arriba el ánimo.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Esperemos que esa estatua no sea 'cambiada' de ubicación esta noche. Tu comentario es casi una declaración de culpabilidad...jejeje...

Amando Carabias María dijo...

urbanoyhumano:
Es tu decisión a la que obviamente nada hay que decir.

Amando Carabias María dijo...

Angeles Hernández:
Quizá no te falte razón. En estos días he pensado en más de una ocasión en esa parte de la biblia. Es algo que ya nuestros mayores, acostumbrados siempre a vidas difíciles y complejas, nos enseñaron. Guardar en los buenos momentos para tener las espaldas cubiertas en los malos.
En fin, ahora tocan las vacas flacas, y saldremos adelante del mejor modo que podamos y sepamos.
El optimismo del que estáis haciendo gala unos cuantos es contagioso, y espero que pronto nos inunde a todos...

No creo que Neruda fuera egoísta, es que cuando duele el amor, o la amistad, parece que todo lo demás no existe.
Un beso.

Amando Carabias María dijo...

Miguel Mora:
Sobre Ortega y Gaset no sé casi nada, por no decir que nada, así que no puedo opinar.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Digo sobre Proudhon, lo mismo que sobre Ortega. O peor. Cuesta trabajo saber ciertos detalles de algunas personas.
También es verdad que desde el futuro ciertas cosas del pasado de se ven de manera muy distinta, pues la evolución también juega su papel.
No, no es que justifique. En absoluto.
Me imagino que dentro de doscientos años se extrañarán de que en Europa hubiera fronteras.
Por decir algo.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias por tu respuesta Amando.

Un abrazo.

Alena. Collar dijo...

Aun desde la Sierra, un abrazo a toda la buena gente de este entrañable, amigable y generoso blog.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
¡Cómo se te ha echado de menos!. Esperemos que tu estancia serrana haya sido buena para ti. Es lo que se sospecha, por los breves artículos que nos vas dejando en tu bitácora.
Un beso

Rosa María dijo...

Cuando la pluma cibernética vuela por el mundo con la sensatez de la docencia de NO A LAS BABARIES DE LAS DICTADURAS Y OTROS MENESTERES vejantes para el ser humano, es que reminiscencias de bondad vuelan en pos de PAZ.
Mi abraciño agarimoso con olor a Galicia
Rosa María

Amando Carabias María dijo...

Rosa María:
Bienvenida a este rincón, y siéntete en tu casa. También te agradezco el seguimiento.
Empiezo mal, pues he demorado la respuesta, y no es mi intención, ni mi costumbre tal cosa.
Agradezco tus hermosas palabras. Ojalá que sirvan para para algo, y agradezco tus abraciños agrimosos.
Biqulños para ti.

Ana J. dijo...

Poco más se puede añadir. Sólo que la historia es un péndulo: estábamos arriba, hemos bajado -tocado fondo?. Ojalá!-, y el péndulo subirá.
Me lo pide el corazón, me lo sugiere la experiencia.

Amando Carabias María dijo...

Ana J:
Suscribo tus deseos, y espero que la subida no sea excesivamente lenta. Aunque tampoco sería muy bueno una subida vertiginosa. A veces es muy fácil venirse abajo, pero subir es más complicado.
(Perdón por el retraso, algo ha pasado en la moderación de comentarios, bueno, en cómo veo yo la moderación de comentarios... Todavía no estoy acostumbrado).