lunes, 10 de mayo de 2010

Como una pompa de jabón


Imagen tomada de internet



Abro los ojos a la vida. Las montañas son mares de rocas callando el arrullo de la eternidad. Nadie creerá que en mi rictus serio y sin sonrisa el soplo del viento es una caricia que me nutre de cosquillas la mirada; sin embargo os aseguro que siento la certidumbre de la vida que explota como una pompa de jabón, en silencio.
Estoy harto de los que vomitan odio. Estoy harto de los que empuñan el odio como pancarta de modernidad. Estoy harto de los que sueñan en mundos mejores porque viven en desvanes húmedos y putrefactos. Estoy harto de los que creen que ir contra es ser algo. Estoy harto de los que se creen mejores que el mundo, que los niños, que los ancianos, que los analfabetos, que los enfermos, que los encarcelados, que las putas y los negros.
Ahora llego y me planto. Y sé que no servirá de nada, pero me da lo mismo, exactamente igual. Proclamo mi fe en el hombre, mi absoluta e incombustible esperanza en los seres humanos que pueblan este planeta. Proclamo desde esta atalaya insignificante e invisible, que son ellos, los que nunca vendrán aquí a leerme, los que nunca sabrán de mi existencia, que sois también vosotros los que acudís cada día a leer mis letras, el objeto sagrado de mi tarea, por lo demás prescindible.
Desde mi primera juventud he proclamado la certeza incombustible en el ser humano, porque es proclamar la misericordia con mi propio corazón.
Sólo desde la vida se vence a la injusticia. A ese colmado repleto de inútiles y pendencieros no le deis la opción de un argumento. La vida está de nuestra parte, porque somos sus fervientes seguidores. Nada nos derrotará, porque cuando no estemos, cuando el último latido de nuestro corazón bese el fleco del viento, no tendrán nada que derrotar, seremos un átomo de la luz. Y la luz acaricia la melena del planeta más rápido que sus torpes instintos asesinos. La vida es nuestro escudo, la vida es nuestro misil, la vida es nuestra justicia, la vida es nuestro destino.
Brindo con vosotros por la vida.


44 comentarios:

Verónica dijo...

Muy buen texto Amando. Quieres que te diga, de lo que estoy harta?
De guerras en el mundo, de hambre, de falta de trabajo, de valores en las personas, de falta de respeto hacia el hermano, el amigo o semejante, de críticas malintencionadas, de personas que no saben realizar su trabajo, y que repercute en todos, y un largo etc.
Feliz noche
Un abrazooo

Flamenco Rojo dijo...

No sé si Dios existe o es una invención del hombre…No creo en el paraíso tampoco en el infierno. Creo en lo que me rodea, personas malas personas buenas, hipócritas y sinceros, amigos y tal vez enemigos…Para los creyentes puedo resultar un hereje y para los ateos alguien coherente. Sepan ustedes que no me preocupa mucho lo que piensen…sólo me preocupa ser menos malo cada día, vivir en paz y que los demás también disfruten de esa paz y amar a quienes me sientan dentro de su corazón.

Y como dijo Calderón, contestando a tu pregunta amigo Amando…” ¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”

Felices sueños.

Alena.Collar dijo...

Entiendo tu hartura. Y te animo a persistir en ella, porque persistir en esa hartura es construir en positivo a través de la humildad de decir lo que uno es, sin venderse.
Un abrazo cómplice en harturas.
Ya ves, Amando, si yo no creyera que vivir es un privilegio, si no creyera en que el coraje y la costancia salvan todos los puentes, no estaría aquí, escribiendo palabras.
Y en chulapo madrileño: a los resentidos, a los agoreros, a los murmuradores de café: ¡ que les ondulen con la permanén!

Alena.Collar dijo...

constancia.
Que me como letras aunque cené de perlas...

Isolda dijo...

Emocionada y casi sin palabras.
La vida está de nuestra parte, brindo contigo con los seres humanos que luchan por lo que desean. Son y serán felices.
Mike Oldfield y su canción al sol.
¡Qué todas tus tribulaciones fueran como la de hoy!
Besos felices

Isolda dijo...

Alena, eres genial, no hay mejor refrendo a las palabras del escribidor, que lo que nos dices.
Besos para cuidarte y descansar bien.

Gaspard dijo...

Estiy harto de los estúpidos, de los salvadores de almas, de los presuntuosos, de los prejuiciosos, de los "no necesito leer a ése, porque yo ya lo sé todo mejor que nadie", de los que desprecian las emociones y los sentimientos, la individualidad y los sueños propios. El afecto, el cariño, la humilded, el saber reírse de casi todo, reconocer tus fallos... eso es lo que jamás me hartará. Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Verónica:
Muchísimas gracias por tus palabras, también estoy harto de esas cosas que dices.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Cada día tengo más claro que lo que ocurra después del final, si ocurre algo, no es cosa nuestra. En todo caso, si hubiera algo más, cosa en la que creo, no va a depender de lo que ahora pienso sobre ello, sino de haber vivido sembrando luz durante el tiempo que uno esté aquí. Es decir que estoy totalmente de acuerdo contigo.
Más aún cualquier creyente, a poco que lo piense, suscribirá todas tus palabras.
Yo lo hago, al menos.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar
Procuraré seguir teniendo abiertos los ojos, para no conformarme con lo primero que pase ante mi vista.
Algunas veces, algunos ejemplos, son el mejor espejo donde mirarse.
Algunas vidas son justamente el ejemplo que me impide dejarme llevar por la pendiente de la comodidad. Construir es lo que cuenta.

Mercedes dijo...

Pues yo, desde aquí, con esta hermosa música que nos has traído de fondo, y sentada en medio del caos de mi espacio (literal y metafóricamente) levanto mi copa para brindar contigo: ¡POR LA VIDA! Por la vida y por todos los que tanto la amamos y estamos en comunión. Seguiremos derramando lágrimas y tinta hasta perder el aliento.
Un texto lleno de fuerza y esperanza, además de impecable. Me ha encantado leerte, necesitaba esta fuerza que has dejado para abordar la semana, la voy a necesitar.
Un fuerte abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Esto perseguían mis palabras llegar al corazón desde la plenitud y el convencimiento de que la vida está de nuestra parte, y cuantas más dificultades haya que superar, más vida atesoraremos.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard:
Me descubro ante tus palabras. La apertura de mente, la apertura en la mirada, no estar seguro de nada, creer que no poseemos la verdad absoluta, como mucho una parte de la verdad, es la base (según mi modesta opinión) para crecer en humanidad, a la postre nuestra verdadera tarea.
Un abrazo agradecido.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
La piedra está lanzada. Has hecho cuanto estaba en tu mano, incluso has tomado el vehículo que te han puesto en tu camino. De ti ahora depende poco, salvo llenarte de ilusión y esperanza.

david dijo...

El invento es que la gente cree que son dioses.

Para Alena: Tienes toda la razón. Quizá soy yo, que no soporto a los escritores. Ni a los lectores. Ni a los artistas en general. Ni a los buenos ni a los malos.

urbanoyhumano dijo...

Aunque me resista, sé que en mi interior no opongo resistencia a abrir los ojos.
Esos de los que hablas adolecen de ingenuidad; el odio, una ingenuidad venial más que no sabe de sus graves consecuencias.
Brindo contigo y de paso pido un deseo: ver algún día la vida como la ví, entusiasmada, hace tanto tiempo. Y a los hombres desde tu fe.

Amando Carabias María dijo...

david:
Cuando se pierde la fe en un dios, todos nos convertimos en dios. Suele ocurrir.

Amando Carabias María dijo...

urbanoyhumano:
No creas que el odio es una ingenuidad venial. Probablemente en su sentido profundo ni es ingenuo ni es venial. Y precisamente por sus consecuencias es por lo que se puede determinar.
Para odiar, al menos como lo entiendo, hay que ejercitar tal fuerza de voluntad, hay que remover tantas cosas en tu interior, que nunca puede haber ingenuidad.
No confundir con enfado, ojeriza, momento de ira, defensa propia...
Estoy seguro de que verás la vida como la vista, precisamente porque en tu interior sabes que no te resistes a abrir los ojos...

urbanoyhumano dijo...

Amando. Sigo insistiendo en que el odio proviene de seres ingenuos.
Cuando odiamos nos volvemos ingenuos y por lo tanto torpes y por lo tanto dañinos.

No me refería a la ingenuidad en el sentido comúnmente entendido.

Enciende una cerilla y ya verás.

Alena. Collar dijo...

David.
Entiendo, y entiendo porque me sucedió, pero no solo a niveles de "artistas" por así decir.
Durante años no "soportaba" a casi nadie. En mi caso -personalísimo, claro está- tuve que aprender a soportarme a mí, a quererme yo para dejar de recibir una herida de cada "otro".
Vivir es complicado.
Un abrazo

Amando Carabias María dijo...

urbanoyhumano:
No es mi intención ni entablar un debate, ni nada así. Menos aún quiero tener razón.
Verás, me he ido al diccionario de la RAE por si acaso hubiera una acepción en la que encajar tu concepto de ingenuo.
Esto es lo que he encontrado:

ingenuo, nua.
(Del lat. ingenŭus).

1. adj. Candoroso, sin doblez.

2. f. Actriz que hace papeles de persona inocente y candorosa


Ni siquiera puedo reconocer en el odio la falta de doblez.
Pero lo mismo estoy equivocado

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
Es básico lo que dices: aceptarse y quererse a uno mismo es el primer paso para empezar a admitir a los demás.

Maria Sanguesa dijo...

Si no fuese por la fe en la Humanidad, ¿qué narices haríamos todavía aquí? ... no soy religiosa, no creo en religiones, creo que Dios existe, pero que esta idea es tan grande que no cabe en ningún encasillamiento... todos tendríamos motivos para odiar, la injusticia, el dolor que ocasionan quienes nos arrastran a desastres como guerras, genocidios... o el de quienes de forma particular parecen dedicarse a minarnos la vida o algunas facetas de nuestra vida... todos tendríamos motivos, pero no odiamos porque sabemos que el rencor inmoviliza, atenaza, hunde y excluye de todo lo que también tiene de bueno la vida... amor, amistad, solidaridad, sabiduría, arte, alegría de saberse y sentirse vivo...fe en los demás, fe en uno mismo... brindo por las palabras de Amando.

catherine dijo...

A veces necesitamos decir o gritar estoy harto, harta, basta ya. Los comentarios hacen un largo catálogo de lo inaguantable y de lo que hace la vida más soportable, lo que le da un sentido aunque vivir sea complicado (Alena). Creo que vivir necesita usar matices y escucha que es el contrario de gritar siempre sus verdades absolutas para imponerlas.
En cuanto al más allá de la vida siempre digo a mi nieto que seguiré queriendole, esto tal vez significa que será él que seguirá con el recuerdo de mi amor.
Gracias por este himno a la vida, Amando. Brindo contigo y todos los amigos del rincón.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Sí, sigamos brindando amiga, porque esta vida ya tiene suficientes monstruos como para quienes creemos en el ser humano no lo digamos alto y claro. Porque ya hay suficiente profeta de la muerte, como para que no exclamennos que no, que ya está bien, que no nos dejaremos manipular.
Quien vende el miedo, lo que quiere es nuestra alma para dominarla a su antojo.
El miedo siempre ha sido el principal enemigo de la libertad. Por miedo somos capace de cualquier cosa.
Un beso.

urbanoyhumano dijo...

Amando. Si son estos debates...
Punto 2. quizás.
Pero tampoco.
Lo que quería decir es que caemos en el odio por tontos -hablando de situaciones no extremas-
Es un sentimiento tan humano como la tontez de la que hacemos uso cada día.
Yo lo que menos quiero es tener razón en nada.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
¡Qué hermosas palabras!
En cuanto al más allá de la vida siempre digo a mi nieto que seguiré queriendole, esto tal vez significa que será él que seguirá con el recuerdo de mi amor.
Si tu nieto lo entiende y lo vive, habrá comprendido la esencia de la eternidad. Estoy seguro.

Amando Carabias María dijo...

urbanoyhumano:
Eso sí. En eso estamos de acuerdo. Algunas veces se llega al odio por mil duros, que dice mi madre.
El ser humano, algunas veces lleva las cosas a unos extremos que después generan consecuencias alucinantes.
Y son tontadas, desde luego. Cuando pasan los años y te paras y miras y dices, ¿por qué...? Algo parecido a cara de tonto se te pinta en la mirada.
Un beso.

Alena.Collar dijo...

Es cierto. Se odia por tonterías. Digo, a niveles de vida habitual. Ahora bien, ¿nos parece una tontería cuando odiamos?...
Me explico mal, ya lo se. Pero me gustaría hacer reflexionar en los casos sencillos de la vida. alguien nos hiere, y desarrollamos ese odio. Y muchas veces,nos dura tanto que somos incapaces de salir del odio. Como si nos inutilizara para vivir. Y de pronto, llega alguien que no "sabe" y dice "pero, ¿después de tanto lo sigues odiando"?...
Y hay que ser sinceros y decir que sí. Aunque nos duela reconocerlo.
Yo creo que el odio no sirve para nada. Y a la vez creo que todo ser humano tiene derecho a NO perdonar. Siempre que eso no le cierre las ventanas.
Ahí lo dejo para ver qué opináis.

Flamenco Rojo dijo...

Odio es lo que sentía el gato Jinks, el de los dibujos animados, por los ratones Pixie y Dixie… ¡Odio a estos malditos roedores!

http://www.youtube.com/watch?v=EcjDyuVy4y0

Amando Carabias María dijo...

De parte de Flamenco Rojo
Para recordar que fuimos niños.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
Creo que has expresado muy bien a lo que me refería. En muchas ocasiones los odios nacen (aparentemente) por motivos que en sí mismo son baladíes, sin embargo, la reacción que producen, (el odio) es algo trascendental, brutal, que puede llegar a anular a la persona.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
A esto tuyo se le llama hacer un quiebro de artista y volver al inicio, a esa risa, a ese brindis por la vida.

jordim dijo...

grande, sí señor.

Amando Carabias María dijo...

jordim:
Andaba viendo cierta rubia con los pies descalzos en cierto blog, y mira por dónde estabas por aqui.
Gracias, muchas gracias.

S.C. dijo...

Yo brindo contigo por la vida, y sobre todo porque tengas razón y valga la pena seguir teniendo esperanzas en el hombre.
(Yo unos días sí, otros días no, jajaja)

Amando Carabias María dijo...

SC:
Espero que sea mejor cerveza que la del último gran éxito de la Belcho Band... jaja
En el fondo estás como todos unos días sí y otros menos... o nada.

Abuela Ciber dijo...

Brindemos por la vida!!!

Se logran cambiar las cosas con mirada de beneplácito, juntos se puede.

Cariños

Amando Carabias María dijo...

Abuela Ciber:

Al menos es el primer paso, cambiar la mirada...

Marina Fligueira dijo...

Hola Amando: Ha escrito algo precioso, algo preciso, algo cierto y algo incierto también. Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Flamenco Rojo. ¡Que acertado Calderón! Es verdad, la vida es sueño y los sueños- sueños son. Personalmente… creo que no todo es ruin en la vida, sé que hay gente muy maja, muy trabajadora, muy fiel, muy humana. El mundo está compuesto- por esos dos caminos, el bien y el mal… y siempre fue así, desde los principios de la humanidad… Siempre hubo guerras, primero, con puñetazos, con palos, con piedras, luego fue avanzando y llegaron las flechas, los machetes, los cuchillos, las pistolas, fusiles, hasta que inventaron las bombas y llegando a nuestros días, esas de destrucción masiva, que masacran y pudren la generación que nos toca vivir, y las futuras que nos reemplazarán.
Hay mucha gente buena, que ama de verdad, que piensa en hacer el bien y que quieren hacer felices a los demás. Y están luchando por un mundo mejor. No seamos derrotistas. Esos envidiosos y rencorosos, hasta me dan pena, pues vivirán amargados y nunca encontrará sosiego para su alma- ni felicidad. Yo también quiero brindar con todos y cada uno de vosotros, por la vida, que aún con algunas penalidades es siempre hermosa. Un abrazo. Ser felices. Como voy con retraso, no lo leerán.

Isolda dijo...

Marina, aquí leemos todo. Tienes toda la razón por eso ayer brindábamos todos, por las buenas gentes como tú.
Biquiños.

Marina Fligueira dijo...

Biquiños para ti- tambien Isolda. Gracias y se muy feliz.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Como ves, y como te dice Isolda, no sé si todos, pero unos cuantos lo leen todo. Me han tomado mucho cariño y no se pierden nada, porque la mayoría de lo que decís vosotros es más interesante que lo que yo he escrito, que suele ser un punto de partida para abrir un abanico lleno de colores y matices.
Biquiños, como dice Isolda.
Isolda, besos también para ti, que estás ahí siempre.

Flamenco Rojo dijo...

Cómo que no lo leemos...faltaría +

Yo también brindo contigo, por tí y por los tuyos.

Un besazo...Ah, y se feliz tú también.