jueves, 6 de mayo de 2010

Algarabía



Esta entrada es de meramente divulgativa. Y me place que así sea.
Se trata de la presentación en este espacio del último disco del grupo Algarabía, especializado en música medieval. El trabajo se titula De clérigos, trovadores y sefardíes.
No es único el motivo de esta entrada tan ajena a lo habitual de este rincón.

En primer lugar el trabajo en sí mismo es interesantísimo, pues explora y rescata músicas medievales que se realizaba en los reinos de esta Península Ibérica durante la Edad Media.

Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, escucho nuevamente sus sones que se me hacen tan agradables. Se mezclan, con ritmos similares, aunque con acentos diversos, temas cuya procedencia es imposible de negar. El trabajo del grupo Algarabía es pues rescatar del olvido raíces que a todos nos han conformado de alguna manera, en este caso musicalmente.
Como su titulo deja bien a las claras exploran, resucitan e interpretan temas pertenecientes a la tradiciones cristiana y sefardí, tanto de origen popular como trovadoresco.
Quizá hubo una época en que en estas tierras, la variedad cultural y religiosa no estaba reñida con la convivencia, aunque más bien y en muchos casos se tratara de una coexistencia pacífica.

En este grupo, además, tengo amigos y amigas y..., por si ello fuera poco, mi hermano Antonio forma parte de él. En el vídeo de más abajo, toca la mandola. Estas imágenes, tomadas de youtube, forman parte de la emisión que la 2 de TVE realizó el pasado domingo dos de mayo y repetirá el próximo domingo veintitrés, dentro del programa que la televisión pública tiene reservada para los fieles judíos. Es por ello que el tema que interpretan pertenece a una de las canciones que este disco incorpora de la rica tradición sefardí. Como observaréis la voz de María es una auténtica delicia para los oídos. En otros temas, es la de Lola la que nos arrulla los oídos.



En nuestra época, además de la interpretación musical en directo, la música, a diferencia del medievo, se puede enlatar mediante procesos que a mi me siguen pareciendo absolutamente mágicos. Pero existen. El disco compacto, donde duermen a la espera de que las escuchemos las melodías que nos harán sonreír o emocionarnos, puede convertirse en objeto de diseño artístico.

En el caso que nos ocupa, mi otro hermano, Mariano, ha sido el encargado de realizar el diseño de este disco. Las fotografías que os dejo son una muestra fotográfica tomada de su blog. En él hay más, allí, o sea desde aquí podéis contemplar alguna otra imagen de lo magnífico de su trabajo y algunas de sus explicaciones. En todo caso son pálida muestra de la realidad, que no se ha limitado a la portada o al disco, sino que incluye un precioso librillo donde aparecen explicaciones, letras, de las canciones, dibujillos delicados y hermosísimos, fotografías...

La verdad es que llego con un poco de retraso. Uno que anda un poco despistado con plumas, cartas y otras actividades... Supongo, no obstante, que lo importante es llegar y disfrutar, como dice una de las canciones del disco, de mil modos versionada a lo largo de nuestra historia:

...hoy comamos y bebamos y cantemos
y holguemos que mañana ayunaremos...

Para contactar con el grupo o saber más de él podéis llegar desde aquí




25 comentarios:

Odiseo de Saturnalia dijo...

Me parece la mar de interesante este descubrimiento...

Verónica dijo...

Mañana la escucho que en casa están dormidos ¡menos yo!
Sois una familia de artistas, cada uno en su estilo. Seguro que lo lleváis en los genes.
Ahora desde aquí visitaré el blog de tu hermano.
Buenas noches
Un abrazooo

Amando Carabias María dijo...

Odiseo de Saturnalia
Te lo garantizo. En cuarenta minutos uno pasea por todo tipo de músicas y ritmos medievales.
Y tener entre las manos el disco es, como otros trabajos de Mariano, una maravilla.
Y no me puede la pasión, seguro.

Amando Carabias María dijo...

Verónica:
Verás como lo disfrutas.

fiaris alfabeta dijo...

Que bueno una familia de artistas,visitaré a tu hermano todo muy bueno ,deleite para los oídos.saludos

catherine dijo...

Por fin nos presentas al tercer hermano Carabias regalandonos una muestra de música bellísima.
Da ganas de tener el CD y ver el librillo. Otra vez digo: cuando vaya a España....
Enhorabuena a los TRES hermanos.

Fernando dijo...

Este regalo de música que nos has hecho me estremece. He conocido bastantes sefardíes en mis viajes profesionales a Israel, y he comido cordero con piñones en Haifa con un grupo de compañeros de habla sefardí que hubiesen disfrutrado enormemente oyendo a este magnífico grupo musical. No me perderé su actuación del día 23, ¡Enhorabuena a la deliciosa cantante y a tu hermanmo!. Un abrazo.

Beatriz Ruiz dijo...

Bien sabes que tengo anotado en mi cabeza conocer a Antonio (antes y después de esta entrada)...

De esa música, deliciosa por cierto, deberías darnos alguna explicación complice para que sepamos donde podemos adquirirla...

De Mariano que puedo contar aquí que no se sepa... Sigo bailando al sol, osea... sigo enamorada de su arte...

Feliz día amigo y compañeros de blog...

Amando Carabias María dijo...

ACABO DE AÑADIR UNA LÍNEA AL TEXTO CON UN ENLACE A LA PÁGINA WEB DEL GRUPO, POR SI ACASO TAMBIÉN OS LA DEJO AQUÍ
esta es la dirrección:
http://www.coroalgarabia.es/

Amando Carabias María dijo...

fiaris alfabeta:
Estoy casi seguro de que lo disfrutarás.

Amando Carabias María dijo...

catherine
Muchas gracias y espero que esa vistita no tarde en llegar.

Amando Carabias María dijo...

Fernando:
Siempre me ha impresionado la fidelidad de los sefardíes a sus tradiciones, saber que mantienen vivo el español del s. XV es algo que me fascina.
Gracias por tus palabras que llegarán a los aludidos.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Los despistes del sueño producen errores o carencias garrafales, como eso que me indicas. He dejado una referencia, gracias a tu petición, en el cuerpo del texto y otra en los comentarios.
También en tu contestación:
http://www.coroalgarabia.es/
o desde AQUÍ

Flamenco Rojo dijo...

En el mundo de la música es complicado encontrar un grupo amateur con un repertorio musical tan variado y poco frecuente…Con temas que abarcan desde la música medieval hasta la sefardí pasando por la renacentista. Sin olvidar que dentro de su repertorio, según he podido averiguar, incluye una serie de conciertos dentro del programa “Arte, vinos y música deleite para los sentidos”, en donde el público puede escuchar a este grupo y disfrutar de su música al mismo tiempo que catar vinos...Sin duda una buena combinación.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Lo que yo decía:

hoy comamos y bebamos y cantemos
y holguemos que mañana ayunaremos...

Flamenquita Rosa dijo...

hui!! lo q se parece tu hermano a tí...q bien suena el grupo.

Besitossss

Amando Carabias María dijo...

Flamenquita Rosa:
Sí, tienes razón. Nos parecemos mucho. Siempre nos lo han dicho.
Ya me dirás más cosas del disco, seguro que pronto.

Mercedes dijo...

Una maravilla la que nos has traído hoy. Resulta imprescindible en nuestros días, en los que casi toda la música suena igual y dice lo mismo, rescatar estas joyas para que rescordemos que hubo un tiempo en el que se hacía buena música y mejores letras con tan escasos medios. El trabajo de estos chicos es extraordinario.
Les deseo mucha suerte.
Un abrazo, Amando.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Creo que cada época tiene lo suyo, pero hay que reconocer que en la actual, si la música que más se oye suena igual, es porque, como en tantas cosas relacionadas con lo creativo o artístico, prima lo que vende y vende lo que nos meten por los ojos los grandes medios.
Cuanto más simple, más plano y más obvio, mejor.
Hoy, como ayer, como siempre, existe música creativa de gran nivel y originalidad, pero no se difunde, ni está al alcance. Incluso hay música que no tiene nada que ver con el tachún, tachún, tachún de las listas de los más vendidos.

catherine dijo...

Tachún, tachún, tachún: mi cuñado músico compuso una canción La Musak para tratar de esta música /musique de supermercados y radios que te llena la cabeza con sus boum-tchak y impide pensar.
En su página web, que se puede leer en francés, los de Algarabía dicen que han venido a menudo a Francia. ¿Cuándo vendrán más cerca de Grenoble, de Lyon? Bueno, ya es un placer imaginarles en una iglesia o la sinagoga de Segovia.

Amando Carabias María dijo...

catherine:
Por lo que sé, han estado un par de veces, quizá hayan sido tres.
Lo de los viajes no depende de ellos, sino de los promotores que les organicen los conciertos...
No es que quiera decir nada, en fin...

Ventana indiscreta dijo...

'Algarabía' es una palabra preciosa.
Su resultado en un lugar ya no me agrada tanto. En este caso, supongo que el trazado musical está lejos del bullicio.
La mandola me gusta mucho y el que la toca seguro, pero seguro, comparte genes contigo. No hay duda.

Amando Carabias María dijo...

Ventana...
Sí a todo, absolutamente a todo: a la hermosura de la palabra, a su resultado menos hermoso, a la desviación de su sentido en este grupo, a lo de la mandola y a lo de los genes.

Marina Fligueira dijo...

Ay que bonito suenaaaa! Aquí, en Moaña y Cangas, aunque a lo mejor no os suenenan éstos pueblos, pero son muy hemosos y puertos de la Ría de Vigo- Pontevedra. lo que quería deciros es que en verano tanbién hay conciertos al aire libre de música celta, que es un gusto oírlos por las noches en las orillas de la ría en una hermosa y grande Plaza que se llena de gente.

Felicidades por esa preciosa familia de intelectuales. ser muy felices.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Ya que lo dices, creo que el músico de la familia, ha estado en alguno de esos festivales. Le encanta también la música celta y forma parte de un grupo segoviano que se dedica a ella Dagda, se llama el grupo.