miércoles, 3 de marzo de 2010

TRIBULACIONES DE UN ESCRIBIDOR CON ANDANCIO*


Verán ustedes, desde el comienzo del fin de semana pasado, un andancio de proporciones no muy grandes me tiene un poco distraído y algo cansado. Lo peor son las noches. La tos, más bien del tipo perruno, me impide el descanso más o menos sosegado, y claro, tal cosa repercute sobre el resto del día que se extiende como una lengua de sueño cuyo final no se distingue, porque al llegar nuevamente la hora del descanso, del supuesto descanso, al ponerme en horizontal sobre el lecho, los pulmones comienzan su particular danza, como si en realidad fueran una factoría de fabricación de mariposillas, y claro, alguien tendría que controlar los procesos de producción, porque uno no está para semejante cantidad de animalillos volanderos.
En este proceso, además, hay otro problema, las mariposillas éstas acaban por escaparse de un modo poco sigiloso y poco silencioso. La sobreabundancia hace que se apelotonen en los alvéolos, se empujen y sean incapaces de guardar un mínimo orden. Al final, terminan por emprender su viaje como si estuvieran en medio de un sprint del Tour de Francia o de la Vuelta a España. Ahí vale todo, y se terminan por enganchar unas con otras, mientras ascienden garganta arriba produciendo un roce molesto para los oídos, al que llamamos tos.
Por parte de la unidad central se han enviado diversos tipos de coordinadores de producción para que alguien detenga este exceso de celo en el trabajo. Pero no parece que los métodos usados hasta la fecha estén logrando los efectos deseados por parte de la dirección. A pesar de las medidas drásticas tomadas en conexión con el supervisor externo de los procesos productivos de la fábrica de mariposas, o sea el médico de cabecera (ahora llamado médico de familia), la sublevación parece que puede triunfar, por más que se emplean todos los métodos negociadores, e incluso coercitivos, de los que se dispone.
Lo peor de todo esto es que hay otra unidad central que está siendo afectada por esta revolución, y eso es lo que más me preocupa.
Al menos espero que se cumpla el viejo dicho de que un constipado se cura en ocho días sin medicación y en una semana con aspirinas.
Y les repito a ustedes que los medios usados han sido todos lo imaginables.
Quizá es que las mariposas pretendan construir algún verso de luz.
____________
Andancio: Enfermedad epidémica leve.

50 comentarios:

María A. dijo...

El andancio, preciosa palabra que me lleva a los crudos inviernos de mi infancia...recuerdo al Sr. Felipe diciendo: "será el andancio"...para justificar las cabezadas que se pegaba sentado, al calorcito, ante la gran chimenea...
Tu andancio, como el que padecemos la mayoría, supongo que será debido a las lluvias persistentes. El mío, seguro. Y para esa tos perruna y nocturna, lo mejor: la cebolla...sí la cebolla...pero no la "nana de la cebolla" del poeta, sino en rodajas, colocada cerca de la cabecera de la cama. Pone a raya a todos los "bichos".
Claro que, pensándolo bien, la nana también puede servir....
http://www.youtube.com/watch?v=038o8tRSbrE
¡Cuídate! Abrazos africanos, con tos, mucha tos...

Isolda dijo...

Sería una magnífica idea que las mariposas pretendan construir un verso de luz.
En cuanto a las tribulaciones propias del enfermo, te aseguro que jamás he leído una explicación tan pulcra, detallada, seria y divertida a la vez, de algo a lo que llaman tos. Hay que ver que producción tan esmerada de la unidad central, pero con huelgas a a japonesa no hay quien pueda.
Besos de jarabe.

urbanoyhumano dijo...

Las mariposas se hartarán de tus alvéolos el próximo sábado y emprendarán camino hacia otros versos.

catherine dijo...

Nada mejor que la miel, con un olor más agradable que la cebolla. Una cucharada antes de irte a la cama se volverá una redecilla para las mariposillas que tendrán una muerte tan dulce, tan azucarada que podrán construir este verso de luz.
Aquí cuando estemos roncos es que tenemos un gato en la garganta. Hay que beber leche o comer bofe.
Cuidate, escribidor y domina las unidades centrales.

Amando Carabias María dijo...

De parte de María A.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Eso dicen o eso he oído, lo de la cebolla, digo. Lo cierto es que no lo he experimentado nunca.
Andancio es una de esas palabras del acervo popular que convendría rescatar en estos tiempos de modernidades urbanitas. Me gusta más que viriasis.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Estoy en que para algo tiene que servir esa superproducción. Ese no dormir o maldormir, debería ser usado para algo más que para ver cómo se desliza la noche sobre sí misma.

Amando Carabias María dijo...

urbanoyhumano:
O sea que estás de acuerdo, supongo que como yo por experiencia propia, con el dicho popular que comento al final del artículo.
Esperaremos pues al fin de semana para despedir a este molesto inquilino.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
O mis mariposas son muy pequeñas y se cuelan por entre las ventanas de esa red de oro dulce, o es que la miel que tomo no construye cazamariposas lo suficientemente tupidos.
Aquí se habla de tos perruna. No sé si existirá lo de los gatos.
Lo de comer bofes nunca lo había escuchado.
Las unidades centrales no están descontroladas, aunque empiezan a solicitar descanso.

AVATAR dijo...

Me encanta tanto lo del andancio (que no conocía pero que ahora mismo incorporo) como la descripción lepidóptera de la tos.

Cuidate escribidor.

Mercedes dijo...

Por si te sirve de consuelo aquello de "mal de muchos consuelo de tontos" (aunque tú de tonto no tienes un pelo) te diré que el mal que sufres lo están padeciendo gran parte de los españoles; me refiero a esa jodida tos que, como un bebé con el sueño cambiado, se despierta en el momento en que tú decides acostarte. Sin ir más lejos, mi madre, Kurra, ha estado varias semanas casi sin dormir por culpa de la puñetera tos; levantándose cada día como si hubiese pasado la noche en combate. Como ahora los médicos son muy reticentes a madar jarabes eficaces, como lo son los que contienen codeina, y se limitan a recetar mucolíticos, la solución parece ser esperar a que el mal ceda de forma natural.
De todas formas yo en tu lugar me pondría de rodillas ante mi médico de cabezera y le imploraría que me recetara "Codeisan", creo que se llama; y ya te digo, mientras el mal se va sólo, una buena cucharada antes de acostarte y hasta la mañana siguiente sin problemas.
Me encanta leer tus textos, cuentes lo que cuentes siempre son una obra de arte.
Que te mejores. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Yo tampoco conocía la palabra andancio, me parece muy curiosa y con una bonita fonética, así que también la voy a incorporar. Lo que te dice María A. de la cebolla, si eres capaz de soportar su "aroma", es muy efectivo. En cuanto a la miel, si la usas para endulzar una infusión de tomillo, también alivia bastante el efecto de esas incómodas mariposillas. Y estoy con Isolda en lo productivo que te puede resultar ese maldormir. Cuídate mucho mientras llega el fin de semana de la despedida de esos incómodos bichillos que te quitan el sueño. Y, a ser posible, que se marchen antes. Un abrazo.

María Eleonor dijo...

Me encanté con tu escrito, en estas horas terribles para mí y mi pueblo bien me hace leerte, me encantó amigo mío y espero que el perro que vive en tu garganta deje un tono nítido y audible al paso de los días,jajaja.

Evaasecas dijo...

En mi zona, la palabra "andancio" se usa para otra dolencia más escatológica que la tos. Se da sobre todo en los niños y hace que se pasen de "excursión" al baño tooooooda la noche y toooooodo el día.
La escuché por primera vez de boca de mi suegra y desde aquel momento la oigo continuamente. Sí, continuamente, porque Mercedes tiene razón y casi todos estamos aquejados de uno u otro andancio estos días.
Espero que te mejores. Yo si que probé el tema de la cebolla, es buena para las noches de tos y mocos, sobre todo si la usas con un humidificador de ambiente (un cacharro con agua en el radiador funciona también). Puede que el virus se cure con o sin medicinas en el mismo tiempo, pero a los síntomas, creo que hay que hacerles frente como buenamente se pueda.
Un saludo, escribidor.

Flamenco Rojo dijo...

Cebolla, miel, bofe, un par de días en la camita y mucho cariño…con esos ingredientes listo para el fin de semana. Cuídate amigo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Paciencia querido Escribidor, que ese nudo en la garganta que explosiona de manera tan inoportuna no suele ser crónico.

Un besazo
Marian

Amando Carabias María dijo...

AVATAR
Esta palabra creo que proviene de la zona salmantina. Hasta hace no mucho la desconocía. Es una palabra hermosa sin duda. Si llego a escrbir lepidóptera en vez de mariposa, la lío del todo... Y estuve tentado, estuve tentado.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes
¿Varias semanas...?
Pues qué bien. Llevo tres o cuatro días durmiendo a saltos, y ahora mismo estoy como si me hubiera apalizado.
Espero que en mi caso no sea tantas semanas.
Efectivamente, el médico de cabecera está por los mucolíticos y analgésicos para aliviar los síntomas. El mal, como tal, remitirá por su cuenta. Como esto dure mucho más haré lo que dices. Y si persiste en su postura, no sé, buscaré una farmacia.

Mercedes dijo...

No te lo van a vender sin receta, con la nueva "ley" de fármacos la codeína quedó fuera de libre venta. No sé si sabes que mi marido es médico, no te cuento cómo le tuve que llorar para que me hiciese una receta hace tres meses, creo que cedió porque no lo dejaba dormir. Je, je, je...
Otra cosa, muy importante, por favor, dime quién es María Jesús. Me ha escrito para decirme que había comprado mi libro en Fnac de Málaga por recomendación tuya, y que te lo pasará cuando lo lea. No te imaginas la ilusión que me ha hecho la noticia, dice que en un rato se ha leído 50 páginas... No sé qué decirte... Gracias. Me gustaría escribirle sabiendo quién es exactamente, conozco a dos "María Jesús" en la red y... No lo olvides, mándame un correo que quiero escribirle cuanto antes. Ahora que lo pienso, esta parrafada ¿no debería habértela mandado por correo? Bueno ya está hecho. Escríbeme.
Un abrazo.

Beatriz Ruiz dijo...

Seguro que Amando me permitirá que escriba aquí mi contestación a su magnífico relato que le envíe por mail esta mañana...

Más que nada para poner un poco de humor a tanta tossssss...

"Pues corazón... ni que durmieramos juntos... Yo estoy igual... claro que como no soy tan romántica... no tengo maripositas"...

De lo de la cebolla ni hablamos... con los brebajes que llevo encima... igual soy yo la mariposa...

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Justo después de contestar a Merecedes, en su primera intervención, la conexión a google me ha comunicado que también era víctima de una especie de andancio o vaya a saber usted qué. El caso es que no he podido contestaros.

Aunque María A tiene toda la razón del mundo, no lo he de negar, si nunca he probado lo de la cebolla ha sido precisamente por el aroma.
Mañana compraré tomillo para la infusión.
Sabe delicioso sólo con escribirlo, tomillo con miel...

Amando Carabias María dijo...

María Eleonor:
Qué enorme alegría me da poderte leer en este espacio. Esto quiere decir que a pesar del dolor por el que atravesáis en Chile, a pesar de las dificultades, la cosa poco a poco deviene a normal.
Ahora espero poder acceder a tu blog, sé que has publicado pero el problema de internet que he citado antes no he podido visitarte aún.
De todos modos, aquí nos tienes.
Pavesas es un pequeño altavoz, casi sin repercusión, pero si lo quieres usar está a tu disposición.
Un beso.

(Me alegra haber aydado, aunque fuera un poquito para aliviar la tensión de estas jornadas):

Amando Carabias María dijo...

Evaasecas:
De tu zona es de donde aprendí esta palabra, que creo procede del campo charro. También me parece que la aplicación más adecuada es la que indicas referida a algo de carácter gástrico, pero tal y como se entiende de la definición que he puesto (fusilada directamente del diccionario de la Real Academia), es aplicable a todo tipo de infecciones leves y epidémicas.
Bueno si ya sois dos las que dais testimonio del valor curativo de la cebolla, quizá haya que intentarlo.
Y en lo de combatir los síntomas rubrico completamente tu opinión. No hay nada que oponer, al contrario.
Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Esperemos, esperemos que se pase.
Por lo que veo no soy el único que anda aquejado de algún tipo de molestia. El más sano pareces tú, visto lo visto. Así que cuídate, no vayamos a hacer el copo.
Y a quien sabes un beso muy, muy fuerte...

Amando Carabias María dijo...

Marian Ramentol
Espero que así sea, porque si no tu tocaya me va a tirar por la ventana y me van a echar del curro, porque acabaré pegando cabezazos contra la mesa...
Claro que puedo proponer que me hagan un contrato especial y trabajar de madrugada, total para lo que dormiré.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Pues en ese caso tendré que amenazar al médico con ir todos los días a la consulta y leerle mis poemas...
Espero que el misterio de la compradora de tu novela se haya aclarado.
Ya estoy deseando leerla y te contaré, porque te pienso contar.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Acabamos de descubrir el misterio que desvela la razón de tu propensión a los viajes por avión.
No se trata como cualquier simplista pueda creer por vivir en una de las islas afortunadas, sino porque eres una mariposa... Por cierto una encantadora mariposa.

Beatriz Ruiz dijo...

Ya quisiera yo... ya...

Besos para todos...

catherine dijo...

Amando espero que no estas cenando con bofes de primer plato. Aunque podrìan sustituir los alvéoles defectuosos, era una broma: leche y bofe para el gato. Ahora que sé que es un perro en la garganta te aconsejo un buen hueso,los huesos de ternero son los mejores...
O para las mariposas, violetas; esto lo digo en serio.Mi abuela solìa chupar caramelos de violeta.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Pues créetelo.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
¿Y ahora que hago con los que he comprado esta mañana?
La verdad es que el carnicero me miró raramente, pero al poner sobre el mostrador una copia de la doctora Catherine, ha salido a la trastienda y ha dicho algo que prefiero no repetir.
Me habían dicho que encebollados estaban riquísimos...
¿Ahora tengo que comprar un heso de ternera?
Vaya lío

Amando Carabias María dijo...

María Eleonor acaba de enviarme un correo electrónico en el que me facilita un enlace del Boston.com.
En él hay 37 fotografías que describen mucho mejor que cualquier palabra los efectos de este sismo (como dicen ellos) terrible.
Acabo de leer en El País que ha habido otra réplica bastante importante.
En fin... Desde aquí acedeis a la información
Este es el enlace, por si queréis verlo a página completa:
http://www.boston.com/bigpicture/2010/03/chile_three_days_later.html

Flamenco Rojo dijo...

Gracias Amando por el enlace...he visto las fotos. Es descorazonador. Mi solidaridad con el pueblo chileno.

Un abrazo muy fuerte para María Eleonor.

¡¡¡Fuerza Chile!!!

catherine dijo...

Animo, Marìa Eleonor. Te encontramos con mucho humor en lo que escribes. Mejor si nuestro escribidor te puede encantar con sus palabras y textos tan variados.
Un beso.

Alena. Collar dijo...

¡Atchiss!
¡Cof,cof!...

Perdón, es que llevo tres días con carraspera...

Es un consuelo que otros también estén con "andancio"...

Hay una cosa que se llama Mucosán. Que abre la tos. Lo digo porque la codeína deja sin tos, pero puede "cerrar" el pecho.
Bueno, no soy quien para andar recetando; es que como soy tan alérgica, al leer "codeína" me asusté; a mí me deja sin tos pero con necesidad de expectorar,no sé si me explico, y es un agobio.

Ahora, una receta infalible: camita, sudar, agua de limón, té caliente. Y: Mimos.

Mimos mando todos los necesarios por valija virtual express.

catherine dijo...

te pillo Amando: Mariposa es el nombre de una red cibercriminal, con su DDP Team, Dìas de Pesadillas team. Y tù que dices que no pegas ojo en toda la noche. Son mariposas nocturnas, y las pesadillas las tienes durante el dìa, cuando te duermes un rato.
Qué lìo!

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo;
Algunas de esas fotos son, además desgarradoras por más de un motivo. Nos levantamos hoy con la noticia preocupante de alguna réplica del seísmo especialmente potente que ha implicado, además, alerta por sunami que dicen ya se ha desactivado.
Vivir durante estos días en tales condiciones de inseguridad tiene que ser complicado.
De nuevo, ánimo María Eleonor.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
Nunca pensé que mis letras pudieran levantar sonrisas, pero si lo hacen me parece estupendo.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
Efectivamente, y ahora en serio, lo mejor es que cada uno acuda a su médico. No hay ninguna enfermedad, andancio o molestia que sea igual. Aunque los síntomas sean similares (o al contarlos nos parezcan similares) mejor que sea el Supervisor Externo de Procesos Productivos quien decida si es mejor codeína o mucolítico.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
Eso podría explicar porque ya llevo puesta la corbata y suena el teléfono preguntándome cosas extrañísimas.

Isolda dijo...

Sin palabras me han dejado las fotografías que nos envías desde Chile.
Eleonor, quiero decirte cuánto lo siento y que agadezco que puedas seguir escribiendo y nos informes de la evolución, que imagino será lentísima. Te mando muchos besos de esperanza y ánimo.

catherine dijo...

Amando, las sonrisas no son por la tos sino por la manera de contarnos tu andancio.Espero que estàs mejorando y que duermes un poco màs (durante la noche). Un beso.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Desde luego es para eso y más. Viendo estas fotos uno entiende la emoción en la voz de la presidenta saliente de Chile, que ha hecho unas declaraciones para todas las emisoras de Unión Radio.
Según ella el tiempo para la recuperación de las zonas devastadas durará al menos cuatro años.
Todo terrible

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Parece que mejoro. Parece que se cumple lo de la semana. Confío dormir mejor esta noche.
Ahora estoy ultimando cierta carta.

chus dijo...

Animo, yo acabo de salir de esa espiral,lo mejor es lo que me dijo mi medico de malafamilia sino tienes fiebre estas bien...y la tos????
besosssssss

María A. dijo...

Me cuesta escribir sobre Chile... Apenas puedo seguir las noticias de lo que están viviendo sin que las lágrimas asomen. Me duele muchísimo saber lo que están pasando. Es uno de los pocos países de América del Sur que no conozco y, sin embargo, con el que mantengo más lazos afectivos. Tuve la suerte de ser alumna, en Lovaina, de un grupo de profesores chilenos, represaliados y exiliados por culpa del dictador. Con ellos aprendí más que con nadie, no sólo de las disciplinas que impartían,sino de la vida, el compromiso y la esperanza. Uno de ellos, el mejor, regresó con la democracia, reclamado por el primer gobierno democrático. Llevo toda la semana intentando localizarlo y no lo encuentro. Y me angustia pensar que le haya ocurrido algo. Recuerdo cómo me contaron su mujer y él el tsunami de los años 60... sigo intentando localizarlo. Eleonor, como dice vuestra presidenta también saldréis de esta, merecéis lo mejor. Que bastante lleváis sufrido.
Escribidor, celebro la mejoría.
Abrazos africanos.

Amando Carabias María dijo...

Chus:
Reclamemos a las autoridades sanitarias una revisión del concepto bien y mal.
Esta mañana, aunque haya mejorado algo, me ha dado un golpe de tos que yo creo que ha mosqueado a los compañeros. Y si han pensado que tendría que estar en casita curándome y no repartiendo andancio, pues tenían razón... Ah, pero no hay fiebre, por tanto: mucho líquido y analgésicos...

Amando Carabias María dijo...

María A:
Confíemos. Seguro que das con él de alguna manera. Es cierto todo lo que dices. Este pueblo no se merece tanto sufrimiento. Es verdad que ninguno lo merece, pero algunos afectos son irreprimibles.

Marina Fligueira dijo...

Hola Amando: Deseo que te pongas bien y rápidamente. Si es buena la cebolla, recortar la punta y el culete, ponerla en un plato, y pinchar un tenedor en el redondel de punta, ponerla ecima de una mesita en la habitación donde duermes. También se pone picada la cebolla, dentro de una taza con miel, dejandola macerar- 24 horas, y lugo, se toman dos cucharadas al dia, en ayunas y por la noche. Esto es eficaz para los catarros. Un beso.

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Tomo nota de todo ello, muchas gracias por tu interés y un beso.