lunes, 15 de febrero de 2010

CICLO DE TEATRO "LOS CLÁSICOS" EN SEGOVIA

Foto el Adelantado de Segovia

El teatro Juan Bravo, que pertenece a la Diputación Provincial de Segovia, ha presentado a últimos del mes de diciembre una de los pilares en los que se apoya su programación anual. El denominado ciclo Los clásicos. El renombre y calidad de los espectáculos que se irán dando cita a lo largo de 2010, mezclándose con la programación más estable y cotidiana, otorga a este teatro un plus especial que lo acerca, en cierta medida, a las grandes salas del país. Nombres como Ana Belén, esta vez en su faceta de actriz interpretando nada menos que Fedra, o Paloma San Basilio o el Orfeón Donostiarra el Coro de los Niños cantores de Viena o Inma Shara dirigiendo una orquesta, son suficiente atractivo para que la pequeña sala cuelgue en estas jornadas el cartel de no hay billetes.
Y quienes vivimos en Segovia, sabemos que tal cosa se produce.

Bienvenidos y bienvenidas pues sean estos artistas de tremenda fama y que sin duda, como acabo de escribir, atraerán a un público fiel que se rendirá a sus pies. Las pequeñas ciudades de provincia también tenemos derecho a disfrutar de grandes espectáculos.
Pero dicho todo lo anterior y poniéndolo en primer lugar de estas líneas, para que no haya duda sobre mis pretensiones, quisiera hacer una reflexión sobre la huella que pueden dejar en el público, en este caso segoviano, estas actuaciones.
Y en este sentido no soy nada optimista. Se corre el peligro de que el árbol tape el bosque. Quiero decir que el resto de representaciones o actuaciones que irán subiendo al escenario de este teatro no atraerán ni a la misma cantidad ni siquiera a las mismas personas.
No es que me preocupe excesivamente que determinadas personas sólo acudan a determinados espectáculos. Me preocupa lo contrario. Me preocupa que ciertas personas no puedan acudir a alguno de estos espectáculos porque las localidades queden agotadas de forma sospechosamente rápida,
Y también me preocupa que el teatro se utilice como lugar para el mero encuentro social. De todos modos está ha sido siempre unas de las funciones del teatro, uno de los foros públicos donde los notables de una sociedad se daban cita para ver y ser vistos.
A uno le puede el afán cultural y le gustaría que todo el mundo que asistiera a las representaciones o a los conciertos lo hiciera en exclusiva por el valor de los artitas, de la obra y su ejecución, no para ver y ser vistos; pero este es un componente inalterable de cualquier función de teatro.

Ojalá, al menos, que a la llamada de presencias como la de Ana Belén, alguno descubra que Fedra es una obra imperecedera.
Que ustedes lo disfruten.
________________________________
*Para más información: Teatro Juan Bravo de Segovia , y la crónica de Ana San Romualdo en El Adelantado de Segovia.*

25 comentarios:

Mercedes dijo...

Amigo Amando, lo primero, enhorabuena, parece que el cartel de teatro es de primera y no habrá mejor escenario que Segovia. Por otro lado, entiendo tu resquemor; como en toda la cultura de este país, en el teatro también hay mercadeo y al final resulta que todos aquellos actores que tienen un nombre demasiado, bajo mi humilde opinión, relevante hacen sombra a la esencia del arte, convocando a un público más preocupado por salir en la foto con su último modelito que en disfrutar de la rica cultura de nuestro país. Esto que nos cuentas pasa en todas las disciplinas artísticas; en muchas ocasiones hay autores que se quedan en la sombra porque los grandes empresarios focalizan su propaganda en los mismos de siempre, para asegurarse las ventas, aunque otros pudieran hacerlo mejor.
Ya nos contarás más sobre esta noticia.
Un abrazo.

Flamenco Rojo dijo...

Lo de acudir a espectáculos “para ver y ser vistos” no es exclusivo del teatro…ocurre en el futbol (véase los palcos VIP del Bernabéu, Calderón, Sánchez Pizjuan), en las plazas de toros…En fin…eso es lo que hay. En nosotros está el que nuestros árboles, el de cada uno, no tapen el bosque.

Un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

Hola Buenos días: Estoy de acuerdo en que a veces el árbol- no deja ver el bosque, pero no- siempre es así. Sucede- que aquí- en Caixa Galicia, ensayan obras de teatro, un grupo de personas aficionadas. Bueno pues hace poco, presentareon aquí en Pontevedra- en el Teatro Principal, su primera obra con un lleno total, igual que cuando bienen artistas de renombre. y, su actuación fue majestuosa, todo un lujo de artistas. el público no se cansó de aplaudir. Un abrazo gallego. ser felices.

Amando Carabias María dijo...

Mercedes:
Sobre esto que dices -y que digo- siempre se me queda prendida de la razón una duda.
Y no sé bien cómo formularla en pocas palabras.
A ver si me sale.
¿La presencia de grandes 'figuras' ayuda a que otros que empiezan o están en la sombra avancen en su trayectoria, o provoca eclipses totales?
Repito, es una duda.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo
Pero en los toros, en el fútbol, quizá en otros teatros, el aforo es de tal magnitud y los precios de esos palcos o barreras son tan exclusivos que puede haber sitio para todos.
En un teatro de estas dimensiones...

Amando Carabias María dijo...

Marina Fligueira:
Aquí también (en el mismo teatro) hay muestras de teatro aficionado para los grupos que trabajan y se dejan sangre, sudor y lágrimas en empeños notables. Hay muestras de teatro para discapacitados. En estos casos la sala también se llena, pero no tiene nada que ver, normalmente trabajan ante paisanos, amigos, familia y quizá representen esa obra tres veces en todo el año, una aquí y otras dos en su Municipio.
Y es muy loable, y es muy necesario, pero en muchas ocasiones el público normal no acude (no acudimos) a este tipo de representaciones, y como bien decía Pepe más arriba, somos nosotros mismos los que nos dejamos tapar por el árbol.
Quizá en Pontevedra la cosa sea bien distinta. Cuánto me alegraría!

maririu dijo...

no están los tiempos para ser elitista. En el s. XIX por no decir en la corte de Louis XIV en el XVII el teatro ya se llenaba así, mira todas las escenas en las novelas de Balzac, de Galdós, la Dama de las Camelias y la Traviata Tolstoï, Mariona Rebull etc etc eso nunca ha impedido a una obra buena de pasar la prueba del tiempo y llegar hasta nosotros.
Lo que más me has evocado es una escena de Pequeñeces en que a la protagonista en pleno drama la esperan en el palco y se equivoca y toma un guante negro y otro blanco y así lanza la moda...!!!

NO ME ACUERDO DEL ARGUMENTO SÓLO DE ESA ESCENA

Beatriz Ruiz dijo...

Bueno mi amigo... pienso que tienes razón... y aún así todas estas iniciativas para que el personal conozca esas grandes obras son de aplaudir... algo quedará incluso a aquellos que tan sólo las frecuenten para lucir el modelito...

Disfruta todo lo que puedas...

maririu dijo...

Estamos de acuerdo en la función social y en el anterior te he dado montón de ejemplos.
Lo que los verdaderos aficionados no puedan acceder tiene un arreglo: poder comprar un abono para la temporada y poder pagarlo en varios plazos. Aquí lo hacen mucho porque nunca hay suficientes plazas para los parisinos y forasteros en esta metropoli. Además desde el punto de vista financiero les adelantamos el dinero de más de seis meses en abril mayo compramos para el invierno siguiente (en mayo 2010 para 2010/2011) es duro el primer año.

Y quería decirle a Evaasecas que no trataba del dolor de una esposa (la pérdida de su hombre es terrible) sino del hecho que la madre de Luisito es feroz con su hijo lo que no creo que sea su caso, estoy segura que no.

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Incluso si se va más atrás, el teatro ha sido un buen lugar para ver y ser visto. Las escenas que citas son buenos ejemplos y se podrían añadir más, supongo.
Y es cierto también que las grandes obras han perdurado y han llegado hasta nosotros, y nos superarán si permitimos que el Planeta continúe habitado.
Pero mi planteamiento no iba tanto sobre esta cuestión, que es algo evidente, sino porque esas personas SOLO acuden a determinados estímulos. Sin embargo, hay ciertas cosas que quizá no puedan ser de otra manera.

En el Teatro Juan Bravo existen varias iniciativas para abaratar el precio a los verdaderos aficionados que cuentan con menos posibilidades económicas o financieras: Club de amigos del teatro, tarjeta joven, etcétera. Del respecto del abono no sé si existe o no.
Pero por lo que sé del asunto, no es que haya peleas para llenar el patio de butacas habitualmente. Y además del anteior es a este problema al que también me refería en este artículo.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Bienvenida nuevamente, después de tu viaje, en este caso peninsular.
Al menos existen estas iniciativas, es cierto, completamente cierto, como digo al final

Isolda dijo...

Muy acertado el comentario. Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices. Es cierto que los grandes nombres atraen, digamos, a las fuerzas vivas (más muertas que vivas) y encima se quedan con casi todas las entradas, como bien apuntas. El teatro es siempre emocionante, aunque no sean actores buenísimos. Sería más sensato, además de una Fedra impresionante, audiciones a lo largo del año de menos categoría. Así se hace cantera.
Maririu, mira que acordarte de Pequeñeces y supongo de Carlitos Larrañaga! Si no habíamos nacido ninguna!
A todos, os he dicho que seguimos co agua a cántaros! ya son dos meses!
Besos de lluvia empecinada.

María A. dijo...

Ahora llego, precisamente de mi taller de teatro...Es un clásico de las actividades extraescolares del centro y, como casi todos los años, participamos en el Certamen de Teatro de los centros españoles en Marruecos. Este año se celebrará en Casablanca a principios de abril. Cada año representamos una obra, de autor español y en español. Estamos ensayando "Espejo de avaricia", posteriormente adaptada para las Misiones pedagógicas como "Jácara del avaro", de Max Aub -aunque nació en París, vivió en España y sirvió como soldado en la República. Por ello nos han aceptado representarlo. Y ahí estamos: los chicos/as ya casi se saben sus papeles y a partir de marzo haremos ensayos todas las tardes. Organizar una representación aquí es una ardua labor, pero no sabéis cómo merece la pena. Sus dificultades con la lengua española requiere muchas, muchas horas leyendo con ellos/as, explicando significado de todas y cada una de las palabras; animando, "representando"...Pero merece la pena. Se hace afición y se aprende mucho con esto: te sabes la vida y obra del autor de memoria; aprendes desde a montar un escenario hasta a peinar y maquillar...además de las luces, el sonido, los papeles de cada uno... una trabajera...divina. Pero siempre nos llevamos algún premio: el año pasado a la mejor actriz. Aunque el mejor premio es ser capaces de representar la obra y vivirlo con ellos/as. Y vienen/van a vernos, no para que los vean, bueno, alguno/a hay.... La entrada es gratuita, eso sí. Abrazos africanos a tope de agua y de visita real.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Pues sí, así sucede, pero como he dicho más arriba, también hay algún esfuerzo en la otra línea que apuntas.
Sin embargo no termina de cuajar en el favor popular.
Y eso nos lleva al problema económico, pero de eso mejor no hablar ahora.

Mira el lado positivo: este año la sequía será sólo para el centro, donde la lluvia está siendo más bien escasa, comparada con otras latitudes peninsulares. Aunque del frío no nos libramos ni por casualidad. Esta mañana ha templado algo y estábamos a uno bajo cero.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Cada día que te leo estoy seguro de que tienes que hacer alguna trampa con el tiempo. ¿Tu día dura lo mismo que el nuestro o más bien el doble?

¿Así que 'Jácara del ávaro'? Sólo con el título se intuye que cuando estos chicos entienda bien su contenido, sabrán tanto de nuestro idioma que habrán aprobado su asignatura de lengua.
Max Aub, a pesar de los datos biográficos que das, es un gran estilista del lenguaje.
Deslizas, como sin querer -pero seguro que queriendo mucho- lo de las misiones pedagógicas.
Creo que es una muy buena sutileza, para el tema que traemos entre manos.

Cuando con Catherine visitamos la Pensión donde D. Antonio Machado tenía su acomodo, en una de sus habitaciones, la más próxima a la suya, había unas fotografías tomadas de algunas de esas misiones pedagógicas que se extendieron por algunos pueblos de nuestra Provincia. Hoy pueblos cuyos nombres suenan a cierta nobleza y alcurnia como Riaza o Ayllón. Sin embargo en aquellas fotos sólo se veía miseria que estos hombres de la cultura intentaban paliar.
Quizá cosas como aquella, aunque en una reedición más actual, aún sean necesarias.
Más necesarias de lo que el uso de tanta tecnología pareciera sugerir.

María A. dijo...

Te aseguro que ya saben todos el significado de jácara y de ávaro... y algo han oido ya de las misiones pedagógicas y del llamado teatro del exilio... Es que el director del grupo -el profe de Lengua- es un figura... Como tú, que las pillas al vuelo.
Y no hago trampas con el tiempo,no... pero como aquí andamos sin relojes pues hay tiempo para casi todo...eso sí, madrugando mucho.
A dormir me voy...si el sonido del agua que cae lo permite...

jordim dijo...

Ana Belén debería haber sido siempre SOLO actriz.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Pues más de uno de nosotros habrá tenido que ir al diccionario para saber que jácara sinifica todas estas cosas:
1. Romance alegre en que por lo regular se contaban hechos de la vida airada. 2. Cierta música para cantar o bailar. 3. Especie de danza, formada al tañido o son propio de la jácara. 4. Junta de gente alegre que de noche anda alborotando y cantando por las calles. 5. (Coloquial). Molestia o enfado. 6. (Coloquial) Mentira o patraña. 7. (Coloquial) Cuento, historia, razonamiento.

Sólo algunas veces las pillo al vuelo.
Que descanses

Amando Carabias María dijo...

Jordim
No sé.
A mí me gusta en las dos versiones.
Cuando canta interpretando, por ejemplo Sólo le pido a Dios, siempre, siempre, siempre se me ponen los pelos de punta y los ojos se me encharcan, más o menos.
Y deseo que a mí tampoco la muerte me pille sin haber hecho lo suficiente.

catherine dijo...

Amando, me acuerdo muy bien.
Aquí en el département (provincia) de l'Isère, el de Grenoble, el Consejo general subvenciona la gira de la Carpa que se desplaza a varios pueblos lejos de cualquier sala de espectáculos. Ponen teatro, música clasica o cantaautores, o baile, dos cosas en cada función. La carpa se queda varios días en el mismo lugar porque viene gente de otros pueblos.Y sí viene la gente y ve los mismos espectáculos que en Grenoble , no los del Teatro ( donde no voy desde hace mucho tiempo) pero unos que pone la Casa de la Cultura con compañías locales y artistas conocidos en la Francia entera y aun en el extranjero.
A mí me gustaba también ir a lugares extraños, fríos y pequeños, a ver actuar o cantar a amigos de mi hija. Y unos lograron destacarse y viven, más o menos bien o mal, de su arte.
Este año, con el mal tiempo y las nevadas imprevisibles no he ido una sola vez al teatro. Y lo echo de menos.
Jácara: ¡sí que lo había buscado!

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Bien nos podrías contar más cosas de lo que es una vocación absoluta por el teatro.
Algo indicas en este comentario.

María Eleonor dijo...

Yo pienso mi querido Amando que es un tremendo privilegio trabajar con grandes porque de alguna forma te ayudan para el currículum; los grandes ya son grandes más fama no van a tener más que seguir con su publico cautivo pero para el que empieza, para el pequeñín es un tremendo salto, un honor, así lo veo yo, además tras bambalinas son ellos enfrentados en cuerpo y alma tan simples como llegaron a la vida.

Un abrazo mi querido

Amando Carabias María dijo...

María Eleonor:
En eso tienes razón. Toda la razón. Cuando se tiene la fortuna de poder contar con ellos o ellas, los réditos para nuestro tarea cotidiana pueden ser gigantescos.
Lo que ocurre es que muchas veces no están en disposición.

Evaasecas dijo...

Yo no me acuerdo, para ser sincera del tiempo que hace que no voy a ver una obra de teatro.
No puedo opinar del tema pero leo vuestros comentarios. Por aquí no hay demasiado teatro, o quizá yo no lo tengo al alcance de la mano, o quizá nunca me interesó, no lo se. Y eso que hice mis pinitos de adolescente, pero en plan de andar por casa, claro.

Y decirle a maririu que entendí, sólo que en mi modo de ver, en este capítulo de "La carta" me pareció que se le daba un protagonismo especial a la madre de Luisito.

Saludos a todos.

Amando Carabias María dijo...

Evaasecas:
Sobre cuándo estuve yo por última vez en el teatro, mejor cerramos el chiringuito.

Por alusiones:
Si la madre cobra especial importancia, es porque estamos hablando de un niño... Cuando Luis crezca, que crecerá, la madre se ubicará en su biografía