miércoles, 30 de diciembre de 2009

TRIBULACIONES DE UN ESCRIBIDOR CON FARINGITIS


Verán ustedes, en estos días ando con una rebelión en toda regla en mi organismo. Algún animalillo (o similar) ha decidido desenvainar sus armas de borde bien afilado y no deja de clavarlas con contumacia agresiva sobre mi garganta que aguanta hasta donde puede y en silencio. Hemos tenido que pedir ayuda (mi garganta y yo mismo) a unos refuerzos que suelen sofocar la revuelta en poco tiempo. Quien manda este destacamento (doctor en medicina y hombre afable, enteco, atento y escuchante magnífico) ha decidido que con veinticuatro contraataques divididos en tres asaltos diarios con una frecuencia de ocho horas será suficiente para que tamaña revolución quede abortada plenamente y sin mucho menoscabo para mi organismo.
Confío en el general a pie juntillas así que, como buen subordinado, envío a las tropas del ejército encapsulado a que cumplan con su misión de eliminar sin piedad a las huestes insurrectas que tienen tomada mi garganta, mis articulaciones y el ánimo, que es lo peor de todo. Mis refuerzos son enviados a cumplir su misión al amanecer, cuando la tarde va de caída y en la media noche.
Si uno va a mirar, no parece proporcionado que semejantes bichillos puedan con un corpachón como el de uno (aunque tampoco es que sea precisamente un ejemplar humano encuadrado en la categoría de los pesos pesados); pero es incomprensible del todo que arrumben el ánimo y las ganas de hacer cualquier cosa, llevándome a una especie de desidia perezosa, a una haraganería insufrible.
El caso es que el cerebro emite deseos, proyecta alguna actividad, pero cuando llega la hora de ponerse manos a la obra, parece que soy heredero directo del ritmo abúlico del oso perezoso que para mover uno de sus brazos tiene que pedir permiso al día siguiente.
Y en esas estamos.
Por gozosas razones, este escribidor tiene concedido permiso para los días laborables de esta semana y, aunque es cierto que no he elaborado excesivos planes, salvo un abrazo entusiasmado a uno de nuestros contertulios llegado del sur con la familia, me refiero a Flamenco Rojo, y una íntima celebración de un aniversario especialísimo, el tercer año junto a Marián, sí que tenía proyectado que el tiempo de asueto se pudiera dedicar a la escritura de un artículo que tienen a bien publicarme, y la lectura de algún libro, de esas decenas de libros que tengo pendientes por leer y esperemos que disfrutar.

En teoría (imagino que ustedes supondrían algo por el estilo), por las fechas que corren, parecería pertinente realizar un balance sobre el año que está a punto de concluir, pero ni siquiera tengo ánimos para ello, ni sé si tendré la mínima coherencia mental para conseguir hilvanar con lógica dicho memorando.
Por no dejar el asunto de vacío, me limitaré a enunciar aquello que para este escribidor ha sido determinante de este 2009 que agota sus últimas horas:
El año se inició con el dolor de la sangre y de la injusticia allá por Palestina, como una premonición de un año duro para los débiles y oprimidos. Y ha sido un año duro, muy duro. Por demasiados lugares del Planeta la bestia ha mordido con saña los débiles miembros de sus hijos más necesitados con la mirada neutra y vacía de la mayoría que contemplábamos (como si todo nos fuera ajeno) tanto sufrimiento en África, Latinoamérica y Asia. Y eso, por desgracia no es ninguna novedad. Ocurre todos los años desde siempre, creo. Cambia el nombre y la ubicación de los sujetos, pero siempre es la sangre de los oprimidos la que se derrama.
Entre nosotros mismos, como un ominoso criminal, se ha instalado el fantasma del paro que se ha encarnado con tanta firmeza, que ya parece milagroso lograr desalojarlo de nuestras vidas. Y el paro, como un monstruo siempre insatisfecho, es el primer paso para que las existencias de muchos se conviertan en miserables, y pasen a formar parte de la turba de los necesitados.
Otros, como cada año de forma casi perenne, se dedican a intentar alcanzar sus metas a través de bombas y crímenes sin cuento, olvidando a la primera de cambio que así consiguen enemigos en vez de adeptos...
Algunas veces creo que la vida del ser humano es lo menos valioso para el ser humano...

Pero no todo son sombras espeluznantes, a nuestro alrededor también han brillado antorchas de poderosa luz, aunque parecieran absurdas en un primer momento.
La gallardía de la señora Aminetu Haidar no es la más pequeña de estas candelas. Por mucho (y esto lo he manifestado públicamente) que las consecuencias de su determinación sean más bien borrosas, ha elevado la estatura del ser humano varios centímetros. Y a mi modo de ver su gallardía inconmovible, aunque para muchos sea cabezonada injustificable, es una base sólida para que el pueblo saharauí del que forma parte, de una vez por todas, de pasos definitivos hacia donde los propios saharuís quieran.
Una generación de deportistas de alto nivel ha hecho olvidar ciertos vicios muy propios de nuestro país, que en general tienen que ver con el orgullo. Desde la cercanía, la humildad, el sacrificio, el trabajo en equipo, la actitud de poner en juego las mejores virtudes de cada quien, han demostrado de una vez por todas que para que los sueños se conviertan en realidad hay que vestirse con el mono de faena. Aunque a ustedes les pudiera extrañar, me parece esto más relevante de lo que parece, pues semejante receta se puede aplicar, probablemente con resultados semejantes, o sea alcanzar la meta planteada, si se aplican los mismos criterios en cualquier actividad que desarrollemos.

Durante este año que se nos escapa, este escribidor ha sido condecorado con el distintivo de su atención casi diaria, y para quien se dedica al ejercicio de juntar palabras, no hay premio mayor que tener lectores.
Gracias a ustedes y a esa pertinaz paciencia con la que me soportan, a este blog le ha nacido una criatura en forma de libro de poemas llamado Versos como carne. Y probablemente no sea el único.

En el ámbito más estrictamente individual, quien suscribe, ha sido sonreído por la gratificante circunstancia de haber conocido nuevos seres humanos (incluso en persona) que acrecientan sus horizontes, nuevas amistades que no serían posibles si no hubiera comenzado esta aventura llamada Pavesas y cenizas.

Y lo más importante de todo, lo que da equilibrio a mi existencia, hay una persona, Marián, que todavía me soporta y hace más llevadera mi existencia y mi tarea.


Y todas estas cosas a pesar de la faringitis que clava sus alfileres sobre la garganta, como si no tuviera otra cosa mejor que hacer...

42 comentarios:

Alena.Collar dijo...

A tí no te puede ni la faringitis...
Aunque admito que es una verdadera lata, eso sí...
Me ha gustado mucho tu forma de contar tu año.
¿Podemos leer en impreso ese libro?...
Besicos con lluvia, viento y fresquito.

maririu dijo...

Amando felizmente tienes otra forma de articular palabras y como lo haces de manera excelente la faringitis ya está vencida.
En cuanto a la fatiga es universal creo, yo empiezo una frase y tengo que descansar y hace días así que si encuentras el remedio milagroso te ruego me lo hagas saber.
Dales un abrazo muy carñoso de mi pare al flamenco, la Mary y la flamenquita.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar:
De esta salimos mi garganta y yo.
La verdad es que me puse a pensar en el año que se nos acaba y vi más dolor, injusticias, preocupaciones y dolores de cabeza que alegrías, y eso que no he mencionado el fracaso de Copenague que me parece lo más peligroso y lo más aberrante de todo. En fin mayormente un desastre, aalvo en lo personal, quizá, donde puedo jactarme de las cosas que digo, haber contactado con seres humanos que de otro modo difícilmente hubiera podido saber de su existencia o como, profundizando en lo mismo, haberos conocido en persona física a alguno de vosotros, como a ti misma, Isolda, Beatriz, Catherine, Flamenco Rojo... O bien a otros que ya conocía en lo personal esta aventura ha sido un buena excusa para afianzar y anudar lazos
Sobre el libro...
Es uno de los sueños para 2010 verle impreso, aunque sea en edición pequeña. Para ello se está trabajando, esperemos que llegue a buen puerto este afán. Lo más importante es que está escrito y registrado, aunque desde luego verlo editado sería una hermosa guinda.

Susana dijo...

Flamenco Rojo y familia, especialmente la pequeña princesa que es una ricura, encantada de haberos conocido. Un trocito de Sevilla en la vitrina de casa y en mi corazón. Sois un encanto.
Muchos besos.

Que te mejores escribidor

Beatriz Ruiz dijo...

Bueno, no voy a comentar sobre tu año pues ya lo has hecho tú especialmente bien...

Escribidor... ciertamente no tienes la apariencia de un chicarrón del norte... pero la grandeza de un ser humano no se mide precisamente por la altura... es algo mucho más hondo...

A los flamenquines... mil besos... esos que les podré dar personalmente en febrero...

Y no, no creo que Marián te soporte... así que debe ser otra cosa...

Hoy un beso especial...

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Me gusta cambiar el registro, me parece divertido y además necesario. El estilo de cada uno, al final no se puede modificar mucho, pero intento y más en este espacio ser variado. Es algo que me propuse desde el principio y que me preocupa; por ejemplo, con Cuentos de Euritmia, fue algo fundamental y es algo que se resaltó en su momento por la crítica. Opino que según el asunto o los personajes la forma de decir se debe ajustar. Si te fijas, hasta la foto del texto al que te refieres remite a la decadencia del mundo que traigo expresado en un formato algo anacrónico también. Creo que el contenido y el continente vienen a decir lo mismo...
Ya que lo cito, la fotografía no está sacada de internet, sino que está hecha en alguna ciudad española (que no es Segovia). Una ciudad que es capital de Provincia.

Gracias por tu valoración sobre esta entrada en concreto. Vencer la fatiga no es fácil, no. Y cuando se tiene una enfermedad, aunque sea tan menor como una faringitis, es casi imposible. Por mucho que presumamos de no sé qué, al final somos un cuerpo material que necesita estar lo mejor posible. Cualquier contratiempo físico suele ser determinante para que el cerebro, si pretendemos hacer algo relacionado con la mente, nos eche el alto, como si fuera un policía de aduana y descubriese que pretendemos entrar en el país sin acreditación. Vamos, como si fuémaos emigrantes ilegales de nosotros mismos.
Siempre lo primero es lo primero, y salvo que como dijo alguien de Aleixandre, tengamos una estupenda mala salud de hierro, cualuqier otra pretensión es casi una utopía.

Amando Carabias María dijo...

Susana:
Mejoramos. Ya sabes no hay nada mejor que una buena tacita de caldo calentito y estar rodeados de buena gente. Y la mañana de ayer fue tal cosa: un regalo para nuestros corazones.

Amando Carabias María dijo...

Beatriz:
Vaya y yo que pensaba presentarme a la próxima edición de Mr. Universo... ¿Va a ser que no, entonces? En fin otra desilusión más, aunque creo que la superaré.
Lo de Marián es otra cosa que se llama de otra manera, pero que entre sus ingredientes tiene uno que se llama soportina, lo digo en serio. Porque vivir con este escribidor no es tarea sencilla, si lo sabré yo que llevo con él unos cuarenta y siete años y medio.

catherine dijo...

Soportar=supporter; supporter=hincha.
Sì que tienes muchos hinchas que te siguen y te soportan con mucho placer.

Encontrar a la gente de verdad es un placer también. Conocer en Segovia a ti, Amando, a Marian y a Javier y Susana qué suerte! Deseo que el año nuevo me dé la oportunidad de encontrar a màs gente y volver a encontrar la que conozco ya.

Susana, qué bueno leerte! Mi hija llegò con los libros que habìa dejado en su casa en septiembre, entre los cuales el magnìfico volumen sobre Segovia que me regalaste y es como otro regalo de Navidad. Gracias otra vez.

Tengo otro regalo que es una sorpresa a compartir con vosotros. Esperad un ratito que ahora voy a descansar.

Amando, cuidate.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
Cuando digo yo que tienes una capacidad inusitada para penetrar en lo más hondo de lo que se dice y de lo que se es, siempre me quedo corto, muy corto. Muchas gracias por lo que me dices y por ser uno de esos seguidores que me soporta con placer.
Y descansa, descansa, que seguro te lo tienes bien ganado.

maririu dijo...

"Tot s'arreglara"=Todo se arreglará ya verás,
es una frase muy corriente en mi lenguaje familiar y data de una anécdota de mis abuelos (los maternos esta vez) allá por el año 1913, imaginaos!!!!!!
Un abrazo.

catherine dijo...

ñ,á,é, í, ó, ú, ¡!, ¿?

todo, lo tengo todo ahora y en el sentido correcto. Eso es la sorpresa que comparto para vuestra comodidad de lectura. Sólo tener mucho cuidado con los errores de teclado y de acentos, ponerlos donde hace falta, cuando hace falta...
Y a descansar, sí, pero lo digo y no lo hago.

Isolda dijo...

Catherine, como siempre has acertado: supporter= hincha. Y fans no le faltan al escribidor, que nos ha resumido el año a su modo, con lo más relevante y lo digo, srictu sensu. Porque no hay nada más relevante, egoístamente que haber creado este sitio y compartirlo con todos nosotros. Para otros puntos de vista, tenemos diferentes medios.
A nuestros flamencos, sólo les deseo que sigan siendo como son.
Beatriz, has dado en el clavo, creo que le llaman amor, pues no debe ser fácil vivir con un artista.
Maririu, te supongo en Tortosa al caliu de la teva familia. Feliç any!
Susana, me alegro mucho de leerte y que somos ya unos cuantos los que hemos pasado por tu magnífica biblioteca. Muchos besos y sé que nos volveremos a ver.
Alena, espero que también te publiquen un nuevo libro para 2010, ¿ves que diferentes maneras de contar un año?.
María A. y María S. é que estais ocupadas en diferentes menesteres, os quiero mucho a las dos.
A los nuevos, que incrementan la nomina de esta empresa, que considero una cooperativa, con el permiso de Amando, que no abandonen. Todos son necesarios.
Besos de confeti de colores y de alegría por estar aquí y ahora.
Para Amando y Marian, besos de aniversario.

Cathetrine, ahora sí que te vas a lucir, con tu teclado nuevo. Bisous

Maria Sanguesa dijo...

Me parece fantástica tu forma de describir, como una batalla campal, el asedio de tus medicamentos a la faringitis que te afecta. Sólo se te podía ocurrir a ti, escribidor, la ceatividad te desborda incluso "pastillado". Gracias por este año compartiendo lo que escribes con todos nosotros, y espero que el libro salga pronto a la luz...tu equipo de hinchas, entre las que me cuento, lo esperamos con impaciencia.
El resumen de lo que ha acontecido este año me parece genial. Pero las felicitaciones que más enardecidas me afloran son las que tengo que darte por tener a alguien como Marián a tu lado, con su "aguantamina", si tú lo ves así, pero con esa dosis de amor que hace que seáis un gran equipo.
Gracias a Isolda por el recorrido afectivo tan bonito que ha hecho sobre nosotros. Yo también te quiero Isolda, y a todos vosotros. Y espero que una de las mejores cosas del 2010 sea poderos dar un abrazo en persona, empezando por Gonce y esa preciosa familia que tiene. Gracias Beatriz, por la información que nos ha llegado sobre la estancia en Sevilla, dice mucho de la ilusión que pones en ello y que comparto plenamente. Alena, Catherine, María, Maririu, Susana, Adrián...y todos cuantos habéis estado en el sitio de Amando y que he seguido con enorme placer e interés. Mis mejores deseos de salud, éxitos personales y profesionales, concordia, armonía y amor para todos. Un inmenso abrazo.

Susana dijo...

Bien sabe Amando que para mí es un placer enseñar esta magnífica biblioteca siempre llena de cosas (ni con los mejores propósitos del año nuevo consigo tener todo en su sitio) y que algunos de vosotros hayáis podido contemplarla, además de conoceros, Isolda, Catherine, Pepe [a Beatriz no tuve ocasión] y a todos los que Amando quiera traer por estos lares.
Un beso a todos y Feliz año redondo redondo

maririu dijo...

Cathérine me gusta mucho que puedas desearnos un feliz AÑO NUEVO porque sin la ñ .... sonaba a cirurgía (con perdón). Felicidades.
Isolda estoy en París y muy bien rodeada pero muy pesimista en el resumen del año (con Ñ) salvo hacia este rincón que rezuma calor y cariño.
Amando la diversidad de estilo dentro de tu estilo, que lo tienes, (nadie duda de ello) lo consigues con enorme facilidad. El trabajo bien hecho es esfuerzo que no dice su nombre.
gracias

catherine dijo...

Hem! Hum!
os deseo une Bonne Année a todos y os mando besos, besitos, baisers, bises et bisous, molt petons.

maririu dijo...

no te atreves por si falla ¿eh cath?
me divierto mucho he tenido un buen regalo de année nouvelle
es un misterio ya lo sabréis un día de estos.

javier dijo...

Amando espero que a estas horas ya te encuentres mejor, me ha gustado la forma en que describes tu faringitis, lo siento por tí y no me lo tomes a mal, pero eres el culpable de que en lugar de apenarme, me de la risa.
Sobre el año de Pavesas y Cenizas, pienso que has echado el resto con tu creatividad, y que decir del acompañamiento, te han hecho currar un montón, que comentarios (muchos y buenos).
Como ya habeis comentado tanto tu como Susana, ayer pudimos disfrutar en Segovia de la visita de Pepe y familia, momentos muy agradables; Catherine, también llovía, como cuando estuviste tu.
Un saludo para tod@s

Amando Carabias María dijo...

maririu:
No sé si en tu comentario de las 11.58 te referías al artículo o te dirigías a Catherine. En todo caso, y por si te referías al post, la garganta está mejor, y espero que el mundo que mejore.
En lo que a mí respecta con que el año entrante sea igual que éste me bastaría. A nadie le amarga ningún dulce, pero de verdad que me encuentro satisfecho y lleno. Algunas veces si demuestro pesimismo melancólico no es tanto por mi situación, sino porque no llego a tantos sitios como quisiera.

Me ha gustado eso del trabajo bien hecho es esfuerzo que no dice su nombre. Y te agradezco el piropo.

Lo de la Ñ es verdad, y que no se nos ofendan en Europa, por favor.

Creo intuir por dónde va tu alegría, es mera intuición, pero no arriesgaré nada, esperaré con paciencia a que desveles el secreto.

Amando Carabias María dijo...

Catherine
¡¡¡¡Bravo, bravo!!!
¿Por qué lo digo?
Será una suerte que este año podamos leer tus palabras con cada tilde en su lugar... Pero me ilusiono porque a tí te hace ilusión, pues creo que siempre te hemos entendido. Y que te dé tanta alegría, nos confirma de nuevo cómo quieres nuestro idio que también es tuyo, quizá más que nuestro pues lo conquistas un poquitín más cada día.
Moitos biquiños.

la palabra en cierne dijo...

Amando. Y este año yo llegué gracias a tu díscolo pariente a pavesas y cenizas. Tu demostración de alegría se contagia. Y brindo por ti y por las personas que te rodean. Desde aquí también un abrazo a Pepe y a Isolda.

- Cuidas el idioma y aprendemos -

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Tienes toda la razón. Qué difícil es vivir con un artista. Sólo quienes conviven con uno de ellos pueden conocer de sus ausencias aun estando en la misma habitación, de su preocupación por cuestiones tan vitales como ver el modo de resolver una escena o como desenredar un nudo que tu torpeza ha creado en la trama, o aguantar esos tremendos monólogos en que sueltas eso que te preocupa a sabiendas de que lo único que buscas es que no te llamen loco por hablar solo en voz alta... Y si a esto se le añade que uno tiene que trabajar para que la nevera no esté vacía, pues no digo nada.
Gracias por tus ánimos y por considerar tan importante este rincón, para mí sí lo es, claro, y me gustaría que para vosotros también lo sea.

Amando Carabias María dijo...

María Sangüesa:
Si recuerdas, nos conocimos casi por accidente. Buscaba una foto para una de estas entradas (la del Jueves Santo) y tropecé con la que habías puesto en el Vuelo del Hécate hablando justaemnte de Getsemaní. Me gustó el blog, te mandé un mail. Andabas por Valencia aquellos días, si no me equivoco... Y al poco aquí estamos, allí estamos...
Eperemos que lo del libro se haga realidad, el tiempo irá dando noticias definiendo situaciones.
A Marián le han encantado tus palabras. Desde que las ha leído le brillan los ojos de manera muy especial.
Nosotros también esperamos ese instante con muchas ganas.

Amando Carabias María dijo...

Susana
Y motivos tienes para que sea un placer. Siempre he dicho que me encantaría trabajar en un lugar así. Eso se llama tener personalidad. En la pesonalidad se incluye la imposibilidad de ciertas cosas.
Y al hilo de esto, traigo a colación un comentario que ayer hacíamos con Álvaro (el hijo mayor de Pepe) sobre el esgrafiado de las fachadas de Segovia que se puede aplicar del mismo a la biblioteca. Estoy convencido que hoy en día no se hacen cosas por el estilo, porque ahora importa acabar las cosas muy deprisa. Y ese tipo de trabajo en hierro colado, como el esgrafiado, necesitan tiempo y eso es lo más caro hoy en día.

Amando Carabias María dijo...

Javier:
Estoy bastante mejor. Creo que las uvas no se libran de mí este año tampoco. ¿Cómo te voy a tomar a mal que te hayas reído, si es eso lo que pretendía? Así que si te has sonreído, podré decir que objetivo superado.
No sé si he echado el resto, desde luego ha habido días más complicados que otros, pero he procurado cumplir con la demanda.
Cada uno de los que aquí participamos que llevamos un blog utilizamos un sistema, y todos ellos no es que sean lícitos, sino que son fantásticos puesto que es el que mejor le viene al propietario por miles de circunstancias que cada uno sabe. A mí me va bien así, y de momento lo puedo llevar con cierta dignidad, así que así continuaremos.
Como vengo diciendo durante todo el año, cuando sea menester variar el paso (como hace un mes y medio fue menester decrecer el ritmo de las entradas) se avisará y asunto solucionado.
Siempre he dicho que mucha de la riqueza de Pavesas y cenizas está en los comentarios que hacéis.

¿Llovía...? Yo creo que desde el día en que estuvo Catherine no había vuelto a llover con tanta intensidad. Sobre todo cuando intentamos acercarnos al Enlosado de la Catedral para que descubrieran por qué llamé en su día Esbelta Dorada a la torre, parecía que pretendíamos atravesar una tempestad.
De todos modos, a estas alturas, me parece que ya sé por qué suceden ciertas cosas: supongo que importaba menos la ciudad que nosotros mismos, que charlar, que estar juntos, que pasear, que tomar un café. Y por eso la lluvia llegó en nuestra ayuda.

Amando Carabias María dijo...

Palabra en cierne
La verdad es que no podías haber llegado mucho antes, pues este sueño emprendió vuelo en noviembre de 2008. Supongo que te refieres a después del verano, al comienzo de curso que es casi como otro año nuevo en mitad del año.
Mi díscolo pariente, a quien habrá de tirar de las orejas para que dé de comer a la criatura que se le va a morir de hambre.

Dices algo que me emociona, y lo digo ahora sin ironía, ni un poquito siquiera.
Me parece que ya lo he dicho en más de una ocasión, y por ello tus palabras me llenan de satisfacción: creo firmemente que una de las tareas de cualquiera que escriba, aunque sea un escribidor como yo, es la de cuidar el idioma.
No estoy en contra de su adecuación a los tiempos que corren. Como dijo, creo recordar que Álex Grijelmo, una de las virtudes del español es su gran versatilidad y la capacidad que tiene para prohijar palabras que en principio no le pertenecen...
Dicho esto, me parece que muchas veces las palabras existen. En muchas ocasiones, quizá sea más interesante ampliar o modificar levmente la semántica de una palabra que adoptar una del mismo extranjero.
Por ejemplo. En el ambiente en que me muevo está creciendo como la espuma llamar "pincho" a lo que hemos llamado en estos años pen-drive.
El término se debe a los propios informáticos, al menos yo se lo he oído a ellos y parece que cuaja.
A mí me parece genial. Al fin y al cabo define casi con precisión el modo en que este almacenador de memoria se incrustra en un puerto USB del ordenador.
La palabra existía. Nueva acepción para el diccionario.
Y ya casi ni sé a qué venía este rollo.
Vale.
Que gracias, digo.

Flamenco Rojo dijo...

Aunque un poco cansado del viaje de vuelta de Madrid no me podía ir al sobre sin darme una pasada por Pavesas…Es difícil describir tantas emociones del encuentro de ayer martes en Euritmia con Marián, Susana, Javier y Amando…Es más que probable que la faringitis de nuestro escribidor se le agravara en la mañana de ayer con tanta lluvia (decía que no llovía en Segovia) y en lugar de estar en casita bien abrigado, el hombre se dedicó a enseñarnos los rincones de la Segovia que no conocíamos…

La entrada de hoy habrá que leerla con más atención así como los comentarios...mañana más.

Un abrazo para todos, y unos especiales hoy para Marián, Susana, Javier y Amando por habernos hecho inolvidable esta visita a Euritmia.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo/Pepe Gonce:
Claro, uno pretende crear un mito, y luego llega cualquiera y viene aquí y dice lo que pasa. Que en Segovia no llueve. ¿Es que se puede probar?
Ahora va y pone las fotos...
En serio, los agradecidos somos nostros, porque hemos conocido a una familia de las que merece ese calificativo sin que sea una mera convención social.
La pena es que durara tan poco y que lloviera tanto.

maririu dijo...

Feliz año 2010

María A. dijo...

Vaya...ayer envié un comentario y debí dar mal a la tecla pues me parece que no ha salido... Bueno, desde Angkor, Camboya, me parece que empiezo el 2010 unas horas antes que ustedes...
Lo primero: Amando, cuida esa garganta... y mil gracias porque en el 2009 has hecho posible y mantenido algo muy importante, al menos para algunas personas que por aquí circulamos...
Para todos los tertulianos/as: mis mejores deseos, que el año que empieza nos permita a todo el mundo cumplir nuestros sueños...
Yo, me conformaría con que todo el mundo fuera capaz de sonreir y de querer un poquito... Y que pueda seguir haciendo lo que hago, incluido iniciar cada nuevo año en un país como este, que es maravilloso, tanto por lo que tiene en lo cultural, como por su gente. Y, además, tan necesitado del turismo para tirar hacia adelante... Me reclaman para ir a ver no sé qué...supongo que otro templo, pero de noche. Son maravillosos. Mañana se acaba el viaje...Feliz 2010 a todos. Abrazos asiáticos.

Flamenco Rojo dijo...

Se nos va, se va el 2009, nos dice adiós y seguro que muchos dirán que menos mal. El año de los cuatro millones de parados, de la ineficacia de los gobiernos para arreglar la economía, ponerse de acuerdo para tratar el cambio climático. Año de corrupción. Año donde nos metieron el miedo con la gripe A. Año en el que Barça ha ganado todo lo que se puede ganar. Año de Obama. Año que nos dejaron gente buena como Benedetti, Fco. Ayala, Mercedes Sosa, Antonio Vega, J.L. López Vázquez…

Deseo que el 2010 traiga salud y buena voluntad.

Un abrazo

Flamenquita Rosa dijo...

Amando, espero que estés mejor de la garganta. Me gustó mucho el portal de Belén que nos enseñaste. Dale de mi parte un beso a Marián, a Susana y a Javier cuando los veas y otro para ti.

Flamenco Rojo dijo...

A continuación os dejo el post que mi hijo Álvaro ha colgado hoy en su blog: Álvaro y Reyes: Viajes por el mundo…con motivo de nuestra visita a Segovia.

“Tornaba la mañana en lluvia desde las primeras claras del día, un cielo gris encapotado nos estaba acompañando en toda la estancia en Madrid. En nuestro calendario de visitas una marcada en amarillo fluorescente, Segovia.

Patrimonio de la Humanidad y con una historia interminable, posee uno de los iconos españoles más relevantes a nivel internacional, el acueducto romano. Su casco histórico es un dédalo de largas callejuelas que van dejando la esencia por cada esquina y convergen a los pies de La Catedral de Santa María, la última gótica en España.

Pero siendo sinceros la visita no tenía los tintes culturales de otras veces, nos esperaba en la estación de autobuses nuestro amigo Amando Carabias, autor del interesantísimo blog Pavesas y Cenizas, que con brazos de amistad nos recogió y nos hizo sentir como en casa. Debo aclarar que mi fiel Reyes se encontraba en Sevilla esta vez, mas la compañía que llevaba no era mala precisamente, mis padres y hermana pequeña me acompañaban, o más bien, les acompañaba yo a ellos.

Corta pero intensa visita, lluvia perenne, y mejores personas. Era imposible empezar nuestra visita sin antes contemplar la inmensidad del acueducto segoviano, como buen sibarita siempre se me iba un ojo al restaurante Cándido, famoso en todo el mundo por sus asados. Fuimos adentrándonos en el corazón segoviano, siempre muy atentos a nuestro amigo, que nos hizo de cicerone durante todo nuestra estancia.

Hicimos una visita obligada en la casa de la Diputación Segoviana, otros amigos nos esperaban. Espectacular el trato y la simpatía de Marián, Javier y Susana, que interrumpieron su trabajo para recibirnos. Precioso belén castellano y magnífica biblioteca, muy bien custodiada. Aún siendo breve, fue suficiente para sentir el calado y el cariño que se desprendía.

La lluvia arreciaba con bastante fuerza, después de un café para los más mayores, la edad ya se nota para algunos… Amando nos mostró la gran Catedral de Segovia, intentando capear el temporal con los paraguas en mano escuchábamos sus interesantes palabras, la imposible visita al Alcázar es una excusa inevitable para volver.

Explicaciones en cada esquina, en cada lugar especial, fachadas, tejados, patios, Amando se volcó con nosotros en la visita matinal. Que mejor broche que entrar en casa Cándido para terminar la mañana junto al Acueducto de Segovia, magnífico todo!!!

Con la sensación de dejarnos muchas cosas en el tintero pero con el regusto de lo vivido nos encaminamos a la parada de autobuses de nuevo. Una promesa de devolver la visita estaba sellada si nada lo impide. Intentaremos estar a la misma altura que nuestros amigos segovianos, difícil misión.

Empezaremos el año con energías frescas y renovadas.

Sin más, simplemente agradecer de nuevo a nuestros amigos de Segovia, Amando, Marián, Javier y Susana su atención prestada hacía nosotros y desearles a ellos y a toda la familia de Pavesas y Cenizas un feliz año nuevo, y que éste nos regale momentos tan bonitos como el que hemos vivido.

Feliz año nuevo a todos”
Álvaro Goncé

Amando Carabias María dijo...

Flamenquita Rosa:
Se los daré encantado de tu parte. Menos mal que te gustó algo de lo que os enseñé... Si es que los mayores somos un rollo, ¿a que sí...?
Todo el día hablando de piedras y cosas raras. Cosas que no molan nada.
Y encima lloviendo.
Cuando vuelvas a ver si conoces a Míriam o a Ana, seguro que con ellas te lo pasarás mejor.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo:
Se nos va el año, en efecto...
Como todos los años, a la hora de rendir cuentas hay tantas luces y tantas sombras que es difícil no dejarse tantas.
Desde el punto de vista de las letras las muertes de Benedetti, Ayala, Idea Vilariño, son pérdidas importantes, huecos que no se llenarán...
Pero a diferencia de otros tipos de ámbitos de la vida, quienes trabajan en el arte (también músicos, pintores, actores...)tienen la suerte de que su obra perdura en el tiempo. Por suerte, podemos seguir escuchado a Mikel Jackson, Antonio Vega, Mercedes Sosa, podemos disfrutar con las películas de José Luis López Vázquez y podemos leer siempre que queramos a Vilariño, Ayala o Benededetti.

Ya lo he dicho en el blog de Álvaro, pero me parece excesivo lo que escribe de mí en su entrada.
Siento no haber estado a la altura de esta familia.
Esto es lo que más me impresionó. Sois una familia en el sentido más real de la palabra. No una mera conjunción de personas que viven bajo el mismo techo. Y eso se nota según se os ve llegar.
Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

maririu:
Igualmente a ti y los tuyos. Durante el primer minuto del nuevo año, si la técnica no falla que fallará, aparecerá mi particular felicitación.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Eres increíble. Muchas gracias por acordarte de nosotros. Si no me equivoco, en Camboya estáis a punto de entrar en el 2010.
Con propiedad serás la primera del grupo en entrar en este año, esperemos que todos tus deseos se cumplan.
Siempre lo digo, y lo mantengo, el placer ha sido mío durante este año.
He conocido a un grupo de personas que de otro modo hubiera sido casi imposible conocer.
Un beso para ti y un abrazo para el historiador.
Buen viaje de vuelta.

javier dijo...

Como después va a ser un poco complicado poder felicitar el año, aprovecho ahora para desear lo mejor a tod@s l@s componentes de este Blog y que el año próximo nos sigamos encontrando en este rincón de la Red. Este año que termina, al menos en este lugar y para mí ha sido fantástico. Tomad las uvas con tranquilidad, hay tiempo de sobra, y el cava o chanpagne con moderación.

Amando Carabias María dijo...

Javier:
Te haré caso. A algunos nos daría tiempo a comer casi veinte uvas, cada año van más despacio las campanadas.
Del champagne, pues más que moderado habrá que ser simbólico... Esto de los antibióticos ha llegado la peor époco...arrgggg!!!!

Amando Carabias María dijo...

Mis útlimas palabras en este blog por lo que resta de año. Por obvias razones, desconecto hasta 2010:
¡¡¡NIEVA COPIOSAMENTE EN SEGOVIA!!!

Beatriz Ruiz dijo...

Mil besos para todos... Feliz año...