sábado, 14 de noviembre de 2009

LOS DEDOS DEL SOL


¿De qué sirve que cantes las torturas
que el afligido corazón no encierra
y que enlutada pintes a la tierra
con moribundo y destemplado son?
Gregorio Gutiérrez González
Tomado del blog de Francisco Arias .

Los dedos del sol atraviesan un césped de rubíes,
acarician tu rostro en medio de lo oscuro...
La barca de la madrugada sonríe una risa de plata
desembarcando ángeles cual algodones leves
para enjugar las esquirlas que hieren tu mirada...
Las inquietas bailarinas de nácar, hielo y fuego
danzan la suite del aleteo de tu boca...
Una bruja entristece el pulmón de la madrugada
y lo convierte en ciego túnel de asfixia...
Mi mano llora la ausencia de tu mano...
Sufren vértigo mis dedos, desnudos de tu piel,
asomados al precipicio de tu ausencia...


Si los dedos del sol atraviesan un césped de rubíes...
Si la barca de la madrugada sonríe con risas de plata...
Si las inquietas bailarinas danzan la suite del aleteo de tus labios...
Si una bruja entristece el pulmón de la madrugada...
Si mis dedos sufren vértigo asomados a tu ausencia...


Es que el universo, el mundo y mis manos
pretendemos jugar el mismo juego:
enlazarnos al vuelo de marfil de tus huellas,
y ser aire del sendero compartido.

Safe Creative #1101208299834

22 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Este poema se lo quiero dedicar especialmente hoy a Isolda. Quizá me arriesgue a alguna reprimenda suya.
Pues eso, Isolda, con cariño en esta jornada.

Flamenco Rojo dijo...

Un poema de esta dimensión se merece una dedicatoria para alguien muy especial, Isolda lo es.

http://www.youtube.com/watch?v=jtYp4dLxKOc

Un abrazo.

maririu dijo...

"Tus manos, difíciles de olvidar,
o pincel, o cigarrillo ardiente,
en los dedos, cuando no acariciaban."
María Cugat

Felicidades Isolda, pasarás a la posteridad

maririu dijo...

tengo rinitis, angina ya no tengo fiebre pero debo delirar hasta he empezado unos versos.

Alena.Collar dijo...

Me ha encantado el poema.
Y me gustaría decir que además me ha encantado la dedicatoria; porque me encantan tanto quien dedica como la "dedicada".
Y cuando se unen las tres cosas, pues solo queda aplaudir, si señor.

Flamenquita Rosa dijo...

Esta poesia no la entiendo muy bien, pero le mando un besito a Isolda.

Carmen Gonce

Amando Carabias María dijo...

De parte de Flamenco Rojo

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo/Pepe Gonce:
Completamente de acuerdo.

Amando Carabias María dijo...

maririu
Hermosos versos...
No creo que delires, ni nada por el estilo. Esto es lo que tiene el ser humano, al mismo tiempo puede acariciar y abrasar, y lo expresas muy bien.

Espero que te recuperes pronto y del todo.
Un beso.

Amando Carabias María dijo...

Alena Collar
Muchas gracias por la parte que me toca.

Amando Carabias María dijo...

Flamenquita Rosa:
Tengo el honor de saludar a la participante más joven de este blog. Y es un honor para mí.
Te cuento...
¿Te has fijado alguna vez en los rayos del sol cuando se meten entre las nubes...? ¿No te parecen dedos...? ¿De qué color se ponen las nubes cuando el sol se va poniendo...? ¿Y de qué color son los rubíes?
A veces pasa que alguien sufre y llora porque algunas cosas no le salen bien, o por la noche tiene pesadillas... Entonces, cuando otra persona le quiere mucho, mucho, hace todo lo que puede por consolarla y le gustaría que las nubes fueran como un pañuelo para enjugar sus lágrimas y mira a las estrellas y descubre que parece que bailan, y si no está con esa persona se pone muy, muy triste.
Bueno, de esas cosas habla el poema. Espero que ahora lo entiendas un poco mejor.
Y aprovecho para mandarle otro beso a Isolda, aunque seguro que el tuyo es mucho más grande que el mío.
Ah, y también un besito para ti.

Ventana indiscreta dijo...

Vamos, Amando, que lo mejor es que vayamos cogidos de la mano.
Ahora, universo/tierra y hombre pocas/escasas veces van cogidos de la mano.

Amando Carabias María dijo...

Ventana indiscreta
Pues sí, sería lo mejor, y pensándolo más despacio, uno diría que quizá el comienzo de muchos de nuestros males es que hemos intentando caminar por nuestra cuenta, soltados de la mano del planeta, y aún somos como niños que no hacen más que meterse en problemas.

Isolda dijo...

Que alguien como tú, me dedique un poema, es emocionante y si además, alguien como tú, es un amigo, es tener una fortuna.

Hola a todos, he transcrito lo que contesté al escribidor, anoche, cuando ví la dedicatoria.
No se me ocurre otra manera de dar las gracias y precisamente por ser un poema muy importante para él y Marián.
Hoy he tenido una mañana complicada y a lo peor, pensáis que a una le dedican versos todos los días. No, soy consciente de la suerte que tengo y de tener amigos como vosotros. Sólo aspirao a ser recordada por las personas que quiero. Lo de la posteridad son palabras mayores.

Flamenquita Rosa, te mando un beso enorme, tú ya lo sabes pero tu papá es alguien especial.

Amando, de nuevo gracias y a todos los que nos reunimos aquí.

Besos felices a repartir.
(otro especial para César)

María A. dijo...

Con permiso escribidor..Un beso para Isolda y otro igual para Carmen-flamenquitarosa, la niña más bonita de Triana que tantas ganas tengo de conocer. Besos africanos pues..

Flamenquita Rosa dijo...

Gracias Amando por la explicación. Ahora si lo entiendo y además mi padre me ayudó.

Un besito para tí y otro para María. Yo también tengo ganas de conocerla.

Delgaducho dijo...

Amando...qu pequeños nos haces a algunos... maestro...

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Digamos que se trata de vivir el presente. Y el presente es que hoy estamos aquí, y este poema que, efectivamente es importante para nosotros, te lo dedico a ti porque es el día que es, de acuerdo, pero no sólo por eso.

Amando Carabias María dijo...

Flamenquita Rosa:
Ya sé que la explicación no sólo se debe a mis palabras de más arriba, sino que alguien te ha ayudado a entenderlas.
Y me alegro de que la entiendas, y si te puede ayudar en algo, como por ejemplo lo de las metáforas en el cole, pues tan contento me quedo.
Un beso

Amando Carabias María dijo...

Delgaducho.
No, maestro, no. Ni de lejos. Y no es falsa humildad. Aprendiendo es lo que estoy, y trabajando mucho, eso seguro... Maestro, no...
Aunque entiendo a lo que te refieres, y te lo agradezco.

Amando Carabias María dijo...

Hace unos pocos minutos se ha publicado el capítulo XIV de "Mañana amanecerá", publicado, como sabéis en mi otro blog EURITIMA EN LA RED y cuya dirección es
http://euritmiaenlared.blogspot.com/
Aquí también lo podéis leer.

Amando Carabias María dijo...

No sé si tendrá mucho qué ver, pero creo que sí.
Nuestro corresponsal en Triana me envía un artículo que ahora quiero compartir con vosostros.
Podeis leerlo aquí