lunes, 23 de noviembre de 2009

BUSCANDO A ERIC

Cartel de la película. Tomado de la página de MUCES


Aquí os dejo el enlace con la información básica de la película y un extracto de su argumento. A mi modo de ver completamente reconmendable. Supongo yo que una película de Ken Loach tendrá la suficiente confianza entre los distribuidores, como para que la cinta entre en el circuito comercial, más allá de un par de salas en las grandes capitales. Quiero decir que será fácil verla en la mayoría de salas de cine de las capitales de todo el país.
...Acabamos de llegar, como quien dice, de disfrutar con la proyección de esta película que hemos contemplado en la iglesia de San Juan de los Caballeros o Museo Zuloaga, que para estos días se convierte en sala de cine.
Y lo primero que tengo que decir es que la película, como la gran mayoría de este director, merecen la pena. Como en prácticamente toda su filmografía el director británico huye del glamour y de las grandes estrellas. Su historia (esta y otras) tiene un vago aire a un docudrama, a un documental, en que el director tiene poco que hacer, salvo colocar la cámara y rodar la vida.
Obviamente es mentira, completamente mentira. Su trabajo es meticuloso, prodigioso y lleno de matices. La evolución de los personajes, la interpretación de alguno de ellos (me ha sorprendio y muy gratamente Eric Cantona el gran delantero centro del Manchester), la ambientación...
Ken Loach nuevamente nos ofrece un retrato descarnado de la sociedad británica, de la clase obrera británica. Una clase que como tal, ya no existe, salvo en el grupo de sus hombres y mujeres que hoy frisan los cincuenta y pocos años, porque es despreciada por sus propios jóvenes y adolescentes, cuyo único fin en esta vida es el de pasarlo bien, sin hacer nada, absolutamente nada. No es que se nos muestre ruptura generacional, se trata de un abismo generacional.
La clase obrera (en este caso se trata de carteros, pero igual da) que vive alienada por el fútbol, como ocurre en medio mundo, sin embargo puede encontrar en el propio fútbol el remedio a los males que le aquejan.
Probablemente sea cosa del cuidado guión de Paul Laverty, pero si doy por histórica esta parte del guión, uno comprende que lo más importante del fútbol, como tantas otras cosas en esta vida, ni es lo que aparenta ser ni son los resúmenes de los telediarios.
¿Parece que se trata de una película sobre el fútbol?
En absoluto. O sí, completamente. Depende de cómo se mire.
Estén tranquilos quienes no gusten de este deporte/espectáculo, casi no hay imágenes de fútbol. Sumadas todas ellas quizá ni se llegue a los tres minutos sobre un total de ciento diecisiete de metraje. Y sin embargo se habla del fútbol.
Buscando a Eric establece un juego de palabras con los nombres de los dos protagonistas del film, el futbolista y el cartero, y en ese juego de palabras reside el misterio de la historia.
Cuando la vida te plantea un problema o mil problemas o un millón de problemas, siempre hay más de una solución, siempre hay alguna posibilidad. Esa es la clave, esa es la lucha, ese es el juego, ese es el camino.
Que esta película no pasará a la historia del cine es evidente, pero que se trata de una película entretenida e instructiva sobre muchas cosas también es cierto. Sin duda un buen plan para una tarde de otoño o de invierno, después de haber leído un rato, haber charlado con los amigos o la familia, haber paseado, distraerse de este modo no está mal.
Cine europeo, buen cine, el cine de toda la vida: sin efectos especiales, sin trucaje de ordenador: guión, cámara, acción.
A disfrutar.

20 comentarios:

catherine dijo...

Por fin logras hablar de fùtbol, hablando de cine. Las pelìculas de Ken Loach me gustan la mayorìa del tiempo, Eric Cantona es todo un personaje y me quedarìa perpleja pero verlo en San Juan de los Caballeros, ya no dudarìa màs.

Evaasecas dijo...

Varias cosas. ¿Cine en una iglesia? Se me ocurren comentarios al respecto, pero no es el tema.
Cantona, uff, cañero eh?
Y aunque yo soy futbolera ( en casa hay un chico de once años que juega al fútbol...) reconozco al respecto de la asociación que dices se hace en la peli sobre la clase obrera y el fútbol, que el fútbol ha sido siempre y sigue siendo el circo del pueblo. Ya sabes, pan y circo, aunque, me pregunto yo...¿donde está el pan del pueblo?
Un beso y muchas gracias por la recomendación. Me la he apuntado.

Amando Carabias María dijo...

Catherine:
Eric Cantona siempre fue un duro, un solitario del área, un empedernido buscador de tesoros en forma de balones imposibles... Pero el mensaje de la peli es exactamente el contrario.
Lo diría con más claridad, pero quizá quitara la emoción a quien pretenda verla. Aunque, y siendo sinceros del todo, tampoco es que se trate de una historia de intriga, ni mucho menos.

Amando Carabias María dijo...

Evaasecas:
Uno da por supuestas muchas cosas y está claro que no es así. Como de este lugar ya se ha hablado en este rincón en más ocasiones, no me doy cuenta de que llegáis personas nuevas que no tenéis por qué conocer las cosas de esta ciudad.
San Juan de los Caballeros (iglesia románica intramuros) fue templo dedicado al culto, hasta que dejó de serlo quizá por la amortización. Amenanzado ruina, el ceramista Zuloaga compró el lugar y lo convirtió en estudio, taller y vivienda. De hecho el otro nombre que tiene en Segovia es el Museo de los Zuloaga.
En la actualidad este templo es propiedad de la Junta de Castilla y León que lo dedica a actividades culturales. Es sala de exposiciones y también se utiliza en eventos como Titirimundi, Hay Festival, Festival Internacional de Música, MUCES, Semana de Música Sacra, etcétera...

A veces pienso que cuando en la expresión pan y circo se dice pan, se habla de lo más básico, de lo que elimina esa primera necessidad acuciante... ¿Quizá sea una hamburguesa o una pizza, una cerveza, otra cerveza, más cervezas, más cervezas, y más cervezas?

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Pues gracias por la sugerencia, tomo buena nota.

PS: perdona por mi ausencia estos días... ya estoy de vuelta!

MArian

Amando Carabias María dijo...

Marian Ramèntol
Si puedes verla, espero que poder compartir la opinión que te merece.
Espero que en tu ausencia hayas disfrutado.

Flamenco Rojo dijo...

Pasión por el futbol, tengo pasión por el futbol lo reconozco, aunque quienes me conocen bien dicen que en realidad mi pasión es por el Sevilla F.C. de mi arma. Como aficionado seguí en la década de los 90 a Éric Cantona en su etapa como jugador del Manchester United. Una leyenda del futbol a quien se le recordará siempre con el cuello de la camiseta levantada. Fue un gran pelotero aunque su fuerte carácter, a veces, hacía invisible su gran habilidad para jugar de delantero. En una ocasión lanzó las botas a la cara de un compañero. Otra, jugando un partido en Londres, tras ser expulsado, Cantona iba por la banda para abandonar el campo cuando un aficionado le increpó con insultos racistas (Cantona es de etnia gitana) éste le soltó una patada y varios puñetazos. Dije fuerte carácter pero debí decir violencia.

Es curioso pero el futbol, ese deporte que arrastra masas y levanta tantas pasiones, quizás sea el único fenómeno social no impulsado por los Estados Unidos. Hay quien ha dicho que este deporte ha sustituido a la religión como el opio del pueblo. Lo malo es que como algunos clubs, tan poderosos ellos, sigan por el camino que llevan se cargarán el invento.

Un abrazo.

Isolda dijo...

Tomo nota de la película, Amando: Por lo pronto, porque te ha gustado y después por Ken Loach, que es un seguro de buen cine. Nunca se me hubiera ocurrido lo de King Eric, pero he oído hablar de este jugador.

Al sevillista, con todo mi cariño: que el deporte nunca quiso sustituir a la religión, si acaso potenciarla, siendo el opio del pueblo como de hecho lo fué durante décadas. Era mejor tener al personal entretenido y sin pensar. ¿Ya no recuerdas aquellos 1 de mayo, llamados de San José Obrero, por no recordar en nada a la fiesta del Trabajo?

No me hagais caso, es que me ha dado por lo de panem et circenses, que de fútbol no sé nada.

Besos de película, o de cine, que lo mismo es.

PS. Catherine. Algo de cine o de película, es el no va más, le maximum!

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo/Pepe Gonce
Parece que hubieras visto la película, y lo que sucede es que viste a Cantona.
El dato que das sobre su etnia gitana es algo interesante y que explica algunas cosas, como esa mirada suya tan honda, como esa pose altiva...
Anoche dudé si comentar una cuestión, y tú me das pie a ello. Precisamente de ese desafortunado lance con el espectador a quien pateó con violencia tras el insulto, no se habla en la película. Es cierto que quizá no venía a cuento, pero yo creo que sí se podría haber utilizado. No sé, eso no me gustó mucho. En el fondo es lo de siempre, quien escribe la historia la escribe a su favor. Y sin duda que hubiera ayudado a la historia.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Vuelvo a repetir lo que digo en la entrada, el fútbol en la película es como si fuera una especie de manual de instrucciones. El fútbol, a quien menos interesa es al propio jugador, al otro Eric, al cartero, es a quien parece haberle salvado la vida. En algún diálogo dice algo así. Es más la hinchada de su generación, la que iba al campo cuando el jugador les salvaba las semanas, cantaba canciones parecidas a himnos religiosos en que Eric Cantona era igual a Jesus...
De algún modo creo que Pepe tiene razón: este deporte, convertido en espectáculo de masas en muchos casos ha sustituido a las religiones, y representa a las naciones más que las banderas, más que los ejércitos...
Pero no asustarse ciertos equipos (en España, Italia e Inglaterra fundamentalmente) y no es necesario que se den nombres, se lo cargarán.
Y algunos días, la verdad es que no me importaría lo más mínimo. Volver a los equipos de barrio, los juveniles, no sé, el fútbol en estado puro: deporte colectivo, estrategia, sacrificio, solidaridad y después tomarse una cerveza y comentar los detalles.

Flamenco Rojo dijo...

A colación de lo que comenta Amando, que el futbol representa a las naciones más que las banderas, más que los ejércitos…os garantizo que algunos críos conocen el nombre y donde están muchas ciudades, capitales, países europeos y de otros continentes, pq han escuchado, seguido o visto por la tele equipos y selecciones nacionales de futbol. De paso digo que la Geografía e Historia que se imparte actualmente y hace al menos 10 años (lo sé por Álvaro y Alonso) en las escuelas no se parece para nada a la que dimos los que estamos cerca a los cincuenta (año arriba, año abajo).

Que bien nos vendría hoy un coment de María A. Sus chicos disfrutan tela con el futbol.

Otro abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Flamenco Rojo/Pepe Gonce:
Sí todo ha cambiado, estamos en una época en la que parece que ni las montañas se están en su sitio... Desde luego la historia, para nada, la historia parece un animal vivo.
Quizá estemos todavía lejos de llegar al equilibrio en el movimiento del péndulo que se balancea en exceso de un lado a otro.

Neuroscopetrix dijo...

Seguiré leyendo. No podría dejarlo, jeje.
Lo más placentero y entrañable ha sido el grupo Amando, Isolda y Flamenco. Gracias mil.
Bueno, hay moleskines para dar y sobrar..

Amando Carabias María dijo...

Neuroscopetrix
Pues que conste que no nos ponemos de acuerdo, será que coincidimos en los gustos, y a lo mejor nos gusta tu forma de escribir y de ser.
Uso moleskines, aunque no lo parezca.
No todo es mecanografía, no todo es ordenador:
hay poesía, algún viaje, alguna avería, algún libro del que tomar notas...

Isolda dijo...

Neura, ¿qué ha pasado con tu blog? no me deja entrar; ya me pasó con Gaspard. Y sabes que me gusta.

Hablando de moleskines, por qué pedías "volants" cuando querías decir moleskines? También las uso.
No se te ocurra ponerte a leer solamente, que te veo venir.

Muchos besos, siempre estaremos aquí.

María A dijo...

Flamenco, tus deseos son órdenes... Mis chicos ¿disfrutan con el fútbol? más que eso... Viven el fútbol... Hay dos vertientes: aquellos para los que este deporte es una fábrica de ilusiones. Sus ídolos, representan para ellos una puerta a la esperanza: en Et'oo, en Messi, en Raúl, Casillas o Iniesta, ven a alguien que un día tal vez tuviera las mismas dificultades que hoy tienen ellos y se plantean "si ellos llegaron, ¿por qué no yo?... Esa sería la parte positiva, pero hay otra, la que les hace pensar que ese deporte supone el acceso al dinero, a la fama, al triunfo.. y que me hace discutir con ellos muchas veces. Siempre procuro ponerles el ejemplo de Maradona y otros, como ídolos con pies de barro.
Más del 50% de mis alumnos participan viernes y sábados en un torneo que tenemos con otros centros marroquíes y les da igual que llueva o haga un sol de justicia... Ahí estamos, esperando que avance la Champions para verla todos juntos en el centro. Las chicas también, ahora lo siguen tanto como ellos... No sé cuando es el Mundial de Suráfrica, pero espero que no sea en verano, pues quiero vivirlo con ellos, que son más de la Roja que nadie...
Lo que más me gusta, viéndoles todos los días en las pistas deportivas, es la deportividad y elegancia con que juegan: si uno hace una entrada un poco fuerte, le falta tiempo para pedir disculpas al compañero y darle un abrazo. Son unos señores...
Que el fútbol les ayuda a conocer "mundo",sin duda... identifican las ciudades por los equipos de fútbol que tienen.
Pero no sólo aquí: aún recuerdo a un niño de la calle en Río de Janeiro, que una noche en la playa de Copacabana, nos dió las alineaciones enteras de los equipos de 1ª y 2ª División de la liga española, . Se ganó las cenas de todos los días que allí permanecimos...
En cuanto sea posible, esa peli se verá en el salón de actos del instituto. Abrazos africanos

Ventana indiscreta dijo...

Recuerdo Raining Stones y, sobre todo, Ladybird Ladybird, de Ken Loach. Esta última película fue angustiosa. Y dura. Y ,además, basada en un hecho real.

Me gusta ese director que hurga.

Amando Carabias María dijo...

Isolda:
Esperaremos alguna información de Neuroscopetrix. Supongo que habrá tenido la necesidad de introducir algún cambio drástico en su blog.

Amando Carabias María dijo...

María A:
Cuando veáis la película, me dirás, pero los primeros beneficiados seréis los profesores, no lo dudes.
Una de las cosas más fuertes del guión es el modo de vida de los jóvenes y adolescentes británicos, quizá europeos. ME da la impresión de que este tipo de vida es la mayor diferencia que os podéis encontrar..., por suerte para vosotros.

Amando Carabias María dijo...

Ventana Indiscreta:
Así es. Se podría decir que Ken Loach es un detective del alma humana en su versión británica, sobre todo. Aunque parezca lo contrario y a pesar de las apariencias, siempre aparece la ternura y el amor como la salida de cualquier túnel.