sábado, 20 de junio de 2009

EL OCASO ES UN LIRIO


El ocaso es un lirio que arde y quema
mientras la ausencia de tus dedos siembra
bordones en el tiempo de la espera.

He descubierto que no sé los nombres
de lo que importa mientras vivo y sueño.
Agoniza el cristal que se fractura:
cosmos que estalla en sangre como esquirlas,
carne de viento hiede sobre rocas,
como crespones de humo que me ciega.

El ocaso es un lirio que arde y quema
sobre la piel ajada del planeta
surcos de lágrimas excavan tumbas
como guadañas, garras o misiles
mientras la ausencia de tus dedos siembra
bordones en el tiempo de la espera.

Aunque no sepa el nombre de las cosas,
siento el dolor que emerge como hierba
que la tormenta ni el olvido paran,
siento el rencor que peina las miradas
e hinca sus púas sobre el quicio herido
de aquella lágrima que vierte osarios.


He descubierto que no sé los nombres
de lo que importa, pero sé su esencia,
y el ocaso es un lirio que arde y quema,
mientras la ausencia de tus dedos siembra

37 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Pepe Gónce: Felicidades
y que te guste el enlace

Pepe Gonce dijo...

Menuda sorpresa Amando. Muchas gracias. Me ha encantado el enlace y tu poema más. Hubo un tiempo, cuando las catorce y quince que soñe muchas veces que era Paco de Lucía.

Bueno amigos, mañana temprano me voy a buscar el fresco de la Sierra de Cádiz.

Os volveré a leer el lunes.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hoy es el día "E" (del español) en el Instituto Cervantes y para allá vamos con los chicos/as, su Taller de Creación Literaria y sus poemas. Por la tarde-noche, darán un concierto en el patio de la Casa de España. Parte de las canciones os las dejo aquí, para que os hagáis una idea... Sólo una observación: Younes,el cantante, lo hace muchísimo mejor que Pau Donés...El telón se cerrará con Aisha, canción talismán del grupo, que seguro, será coreada por todo el público...¡les encanta! Y el martes, tenemos "Rock in Río Martil" para despedir el curso y celebrar los resultados. No todos han aprobado,no...pero casi todos manifiestan haber sido felices y disfrutado del ambiente del centro. Casi hemos conseguido que sea un auténtico espacio de libertad para ellos/as...

http://www.youtube.com/watch?v=nS6N6zq7DkU

http://www.youtube.com/watch?v=DGPAFQrRtS4

http://www.youtubehttp://www.youtube.com/watch?v=Kj1i98v4

hxg.com/watch?v=gtjPcBCJICA

¿Alguien quiere convertirse en representante de artistas? Que yo estoy un poquito cansada y tengo mucho trabajo....
Me voy a terminar de montar los paneles con poemas y hacer el último ensayo...Regresaré a las ytantas...Besos africanos,con 30º...

Anónimo dijo...

Aicha: http://www.youtube.com/watch?v=gtjPcBCJICA

Amando Carabias María dijo...

María A: Hoy solsticio de verano, creo. Hoy día del español. Día para enorgullecernos porque poseemos de uno de los instrumentos más potentes para la comunicación. Esto es lo que me importa del idioma, la comunicación, por eso todo lo que se haga en este asunto siempre parece poco, pero todo está bien.
He escuchado en la radio que las delegaciónes del Instituto Cervantes esparcidas por el mundo, lanzarán lluvias de palabras en español a esos cielos donde nuestro idioma no es oficial, palabras del tipo amor, sonrisa, libertad, beso, chévere...
Quizá para los sesudos especialistas sea poco, o sea nada, pero a lo mejor es mucho. Me imagino a un japonés en Tokyo desliando un papel donde esté escrito amistad por ejemplo, y que alguien le explique lo significa esa palabra. Sería bien hermoso que fuera su primera palabra en español.
Que el día te sea leve...
Si el curso ha sido duro, el final está siendo de órdago. Desde luego te has ganado a conciencia unas buenas vacaciones.

Beatriz Ruiz dijo...

Yo he descubierto que sí sé tú esencia... pero es cierto no se los nombres de muchos temas que importan...

Pepe cumple 30 años???... Felicidades amigo... empápate del aire de la sierra...

María... eso de "han sido felices"... es algo cómo para sentirse orgullosa... Felicidades a ti también, pues...

Un beso con cariño desde Tenerife...

Amando Carabias María dijo...

Beatriz: Y a pesar de que el escribidor usa de las palabras como materia prima, como arcilla sobre la que moldea, no es cierto del todo. Algunas veces uno no conoce con precisión de qué modo ha de nominar cuanto se le presenta ante los ojos, y ahí se queda, balbuciendo, pero sabe, porque es humano, si ahí hay verdad o mentira, belleza o fealdad, llanto o risa. Quizá no sepa si ese canto es de alondra, de mirlo, de piquirrojo o de ruiseñor o de jilguero, pero sabe que es el hermoso canto de un pájaro que se oculta, porque lo único que importa es la melodía, y no tanto su plumaje.
Un beso

Isolda dijo...

Así es, Amando: estoy escuchando la radio desde el Instituto Cervantes de Cracovia. También las palabras que más les gusta a los estudiantes de español, en todo el mundo. No digo cuál es la mía que luego se me echan encima, tan sólo tu poema hoy destila melancolía.

Beatriz, también yo adivino tu gran corazón en tus comentarios.

María, que sea un gran día. Te lo mereces.

Ferran dijo...

El comentario de María, explicándonos esa magnífica peripecia vital, nos demuestra que la felicidad aguarda en esquinas extrañas, aunque tenemos que saber hallarlas. Atrevernos a entrar en lugares no propicios y saber decir que no a las avenidas mejor iluminadas, pero que pueden acabar en la nada.

Es verdad, María, lo de la universidad es llorar mucho. Hoy mismo he estado hablando con mi director de departamento, que se encuentra con once grupos nuevos de primero y sin incremento alguno de plantilla...¿Qué hacemos? ¿Recortar optativas donde enseñamos precisamente aquello de lo que más sabemos? Y el rollo de pelearse siempre para ver quien llega antes, sin tener en cuenta que quizás quien llega antes es que, a diferencia de las carreras homologadas de los Juegos Olímpicos, es que sale antes de que salga el disparo, y no tiene obstáculos como otros para alcanzar la meta...Vanidad, a veces, y en otras el desencanto y la amargura por la farsa y el oropel estúpido en que se convierte lo que debería ser, sencillamente (¡sencillamente!) ser un profesor que transmite conocimiento y formas de ampliarlo, placer por la cultura, instigación al esfuerzo, estímulo para el aprendizaje sabiendo distinguir entre lo que es ser feliz aprendiendo y divertirse con una evasión.

Me recuerda algo tu historia (con la Historia y el historiador alegremente reunidos a tu vera) a la de mi compañera desde hace 30 años, que estudió filosofía del lenguaje en Heidelberg, con Gadamer, durante cuatro años, y a su regreso se negó a ir a la universidad. Quiso estar con los que habían sido sus alumnos de secundaria. Estudió luego Filología Germánica y continuó queriendo quedarse con ellos, tratando de que comprendieran que Kant o Aristóteles eran referencias indispensables para comprender el mundo, para ordenar tu propia vida, para ser riguroso en tus juicios, sea cual sea la materia a la que te dedicas después. Se prejubiló, cansada de dedicar el 90% de sus energías a cosas que tenían que ver cada vez menos con esa intención, aunque sin arrepentirse nunca de lo que tantos ven como una degradación: "¿Y habiendo estudiado con Gadamer estás en un Instituto?" le preguntaban siempre quienes estaban, sin haber sacado el culito de un asiento en la universidad, enseñando, veinte años después, lo que se enseñaba en Alemania en los años setenta. Carmen siempre les miraba con cierta compasión, por el placer diario que se perdían al no poder llegar a ese grupo de alumnos y descubrirles un mundo.

Por eso es una maravilla que hayas paado por estudios que no has querido llevar a la aplicación "ortodoxa", bien vista, sino a tu propia realizacíón...Y seguramente, a una rentabilidad social mayor.

Abrazos catalanes...aunque sean desde Nerja.

Gaspard: tú que tienes relación con Canadá. ¿Le has echado un vistazo a Robertson Davies? He leído ya los dos primeros volúmenes de la trilogía que empieza con "El quinto en discordia" y sigue con "Mantícora". Creo que te gustaría.

Ferran dijo...

EL NOMBRE DE LAS COSAS

Hace falta vivir completamente
para saber lo mucho que ignoramos:
el nombre exacto de aquello que amamos,
la palabra que imita al cuerpo ausente.

De ceniza se colma nuestra boca,
la llena un aire ciego, un aire mudo
cuando la tierra es un lugar desnudo
que convierte en silencio cuanto toca.

Nunca pronunciaremos el azar
de que, entre todas, una voz nos hable
y dé su nombre al tiempo que nos queda.

No sirven más palabras. Aceptar
ese nombre sencillo, invulnerable,
donde la vida, desde entonces, rueda.

Gaspard P.-A. dijo...

“Enfrente, por encima de los tejados, el cielo abierto y puro, con el sol rojizo del ocaso. ¡Qué a gusto se debía de estar allí!”, escribe Flaubert en ‘Madame Bovary’.

Ferran, no he leído a Davies, sé que es de los grandes canadienses del XX. A ver si lo tienen en la librería Donosti, de Donosti, en plaza Bilbao; si no, seguro que encontraré alguna de sus trilogías en París, a donde voy el martes.

Amando Carabias María dijo...

Isolda: Tendrán que pasar primero por encima de mi melancolía, y no lo harán, seguro que no lo harán.
Y pudiera ser que destile semejante sentimiento, pero es que ayer (aún hoy) es un día complicado para este escribidor que mira la vida restallar por todas partes (hoy hace un día espectacular en Segovia, con brisa del Levante que todo lo limpia, con el cielo que es como un cristal azul, con unos 27º, que resultan tibios, no abrasadores: ideal), y sin embargo, con estupor, se da cuenta de que algunos prefieren la muerte, prefieren hacer saltar carne como esquirlas...
A estas alturas, eso me produce más que rabia o incomprensión o repugnancia, que también, tristeza, profunda tristeza, porque uno se considera sobre todo representante de la humanidad, uno más de esos seis mil o siete mil millones de corazones que latimos sobre una esfera imperfecta de sílice...
Un beso

PD: Yo no tengo palabra favorita, tengo varias y no sabría decantarme por una... Cómo elegir entre el diamante más sublime con tantos diamantes sublimes... A veces creo que según amanece el día así me gusta una palabra u otra. Unas veces es su sonido, otras su significado, otras las conotaciones personales, otras la sorpresa, el contraste...

Amando Carabias María dijo...

Ferran I y II: ¡Cómo echaba de menos tus sonetos en este rincón... Hazme feliz, Ferran y dime que los guardas, dime que un día los publicarás, dime que mi torpeza inspira tus palabras nítidas y rotundas...

Respecto del asunto universitario, anoche me comentaba Marián que ha leído en la prensa asturiana un listado con la clasificación de las universidades españolas según no sé cuántos parámetros. La primera, con diferencia es la de Navarra. La de Oviedo se situaba en cuarto lugar.
Parece ser que han desaparecido de los primeros lugares otras que siempre los habían ocupado como la Complutense de Madrid o, lo siento Ferran, la de Barcelona.
Esto lo traigo a colación, aunque parezca una paradoja, sólo para subrayar tu comentario: sin dinero es imposible que la universidad llegue a donde debe, se aproxime si quiera al fin último por el que nació hace tantos siglos. Mientras este lugar no se convierta en el templo de la investigación, el estudio, el debate, el foco del pensamiento, sólo sirve para expedir títulos.
Siempre he sostenido que todo el dinero que se invierta en enseñanza, sanidad y cultura es poco, siempre es poco. Si el punto de partida es el que es, la verdad es que nos falta todo.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard: Feliz viaje a París, y espero que desde allí compartas corresponsalía con Maririu.
Realmente hermosa la descipción de Flaubert.

salvadorpliego dijo...

Logras muy interesantes imágenes con tus versos.
Un placer leerte.

Amando Carabias María dijo...

Salvador: Es un placer recibirte en este rincón tan chico, comparado con la holgura del tuyo que visito menos de lo que debiera.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

muy melancolicos los dos poemas. Me conmoveron. Los leo asi: Ocaso de la vida? Olvidar los nombres de cosas y personas que uno conocia y sentir lo en que nunca habia puesto palabras, perder la curiosidad que le incito a interesarse en tantos temas. Comunicar solo con una mirada o una caricia en la mano.
De regreso en casa espero que me quedaré el tiempo suficiente para estar al dia de mi lectura de los posts y entender mejor los micros y novelas negras.
Aprendo muchas palabras raras (escribidor!) y intentaré escribir lo mejor posible.
Un abrazo para todos y uno especial para Amando. Catherine.

Adrian Dorado dijo...

"El ocaso es un lirio que arde y quema
sobre la piel ajada del planeta"


EXCELENTE AMANDO

Pasé a leerte y no puedo hacer otra cosa que felicitarte.

Un abrazo cálido, como siempre, para todos.

maria dijo...

Unas palabras

Algo en el idioma al que más cariño tengo
Algo a lo que tengo cariño:
el sol, la luz,
la tierra roja y la uva madura.
El calor,
bochorno es la palabra,
hace que tierra y cielo se unan
en abrazo fundamental.
Ni un alientode aire,
y la boca y la nariz se abren
esperando respirar,
ni la boca ni la nariz se atreven,
por miedo a perecer
abrasadas
al calor de mediodía.

Algo que es el fuego mismo: el aire.
Algo que es el aire mismo: el agua.
Algo que es el agua misma: la vida.
Algo que es la vida misma : el cariño.
Algo que es el cariño mismo: el idioma.
Maria Cugat Paris, mayo 1993
entonces no era Maririu

Isolda dijo...

Con permiso de Amando, me dirijo a Maririu; hoy has sacado lo mejor de tí y me ha emocionado.
Besos desde el sur y a tu tierra, que es la mía.

Amando Carabias María dijo...

Catherine: Bienvenida nuevamente a tu casa. Al leerte, me preguntaba, ¿por qué dice Catherine que no entiende bien...?
No sé el poema de Ferran qué dirá él, pero del mío digo que tu lectura vale tanto como otra, incluso como la mía...
¿Sabes...? Te voy a contar un secreto: los poemas, cualquier texto en general, cuando se hace público aunque tenga autor, no tiene dueño. Se hacen libres, como mariposas, y cualquier interpretación (o lectura, como bien dices) válida, siempre y cuando sea honesta o se invente cosas que no se dicen claro. La poesía, precisamente da más para eso que otros géneros. Y te digo que cuando escribí los versos no pensaba en el ocaso como ocaso de la vida, pero al decirlo tú ahora, me parece que a lo mejor sí lo pensaba en mi corazón, pero mi cabeza no se daba cuenta.
Te agradezco que utilices este rincón como parte de tus lecturas en español.
Un beso y muchas gracias.

Amando Carabias María dijo...

Adrián: Pues gracias por hacer un hueco. Sabemos que andas muy ajetreado. Ya nos irás contando aquí o allá como va la revista, como va el mural, como van los otros proyectos.
¡Qué vitalidad, qué vitalidad!
Ah, se me olvidaba, gracias por tu opinión

Amando Carabias María dijo...

¿Maririú, María Cugat...?: En el fondo qué más da, ¿no? Bueno,
a lo que iba, opino lo miso que Isolda que me ha antecedido en el uso de la tecla. Es emocionante.
Vengo sudoroso de darme una vuelta por el Solanar, ya sabéis. Hoy el día era parecido al de tu poema, pero sin bochorno. Con el aire tibio, casi fresquito que procedía del levante. Todo lo limpiaba, hasta el latido de los corazones, y es fantástico poderlo pensar en el mismo idioma, porque, el idioma es cariño y el cariño es vida. Es cierto, no se puede entender la vida sin un idioma, por eso me gusta decir que mi patria no tiene fronteras sino palabras y más que banderas lo que tiene son sonidos.
Un beso.

Anónimo dijo...

Aqui nada de bochorno hoy. Después de un calor sofocante hasta en la montana, tenemos rachas de viento bien fresquito y lluvia de vez en cuando. Después de poemas melancolicos se encuentra el carino en él de Maririu. Si, hay de todo en las palabras, vida y muerte, carino. Me voy a contemplar los lirios del jardin con una mezcla de rojo y amarillo, como fuego o ocaso.
Un beso para ti,Amando, y uno para Maririu. Catherine.

Ferran dijo...

No creo que se trate de melancolía, Catherine. Es indicar lo poco que tenemos a mano en el len guaje para celebrar la vida. Y que todo puede reducirse a que alguien te pronuncie, diga tu nombre y te elija (siempre piensas que definitivamente) y dejarte llevar. Aceptar la vida. Nada tiene eso de melancólico, sino de alegre acepación de una existencia común que no puede pronunciarse, sino vivirse, o decirla de forma muy aproximada. Juan Ramón Jiménez pedía el nombre exacto de las cosas. No lo tienen. Las cosas y las personas nos sostienen desde su propia indefinición, y tratamos de atraparlas, de fijarlas, con palabras que nunca son exactas, sino siempre metafóricas, en una espiral aproximativa que nos hace estar, y eso es mucho, en su mismo campo de gravedad.

Nada de melancolía: la alegría de vivir a la manera de Salinas:

"¡Qué alegría vivir
sintiéndose vivido!"

Y hermoso, muy hermoso, lo de Maririu orientándose en un país distinto y sabiendo que todas las cosas la esperaban para ser citadas por ella.

maria dijo...

chicos y chicas muchas gracias, pensaba que era mucho atrevimiento ponerlo en este rincón tan "ilustrado" pero como se trataba de "palabras"
Cathérine "escribidor" fue adoptado y publicado por de Vargas Llosa y fue traducido por por "écrivailleur" en Latía Julia y el escribidor pero tú no tienes derecho a decirle a un autor escribidor me imagino en el blog de Juan C. "es Ud un gran escribidor Cathérine"
Me alegra encontrarte aquí
Parece ser que mi internet se está arreglando solo.
Esta mañana he escrito de casa un amigo y no sale

Gaspard P.-A. dijo...

A mí también me ha gustado, Maririu. Precisamente sobre el idioma: no he encontrado a Davies, pero he cruzado la frontera (Biarritz), y me he comprado 'Le voyage dans le passé', de Zweig, traducido del alemán de manera inédita al francés. En el prólogo escrito por el traductor, que presenta el final de la novela como un eco de 'La educación sentimental' de Flaubert, dicho traductor subraya que el vienés, famoso por 'El mundo de ayer' y sus biografías de María Antonieta o Fouché, emplea para terminar la obra unos versos olvidados de un Verlaine en apuros:

Dans le vieux parc solitaire et glacé / Deux spectres cherchent le passé.

Recurre Zweig, acosado por el nacionalismo pangermánico, atrapado en medio de una Europa en descomposición, al idioma del "enemigo", el francés. Zweig, que sentía tanto cariño por un Imperio multinacional que se derrumbó ante sus ojos, se fue con el "otro", como uno de los personajes. Otro ocaso.

P.S.: Me parece, Amando, que la corresponsalía quedará vacante en verano, porque sólo aprovecharé una corta estancia en París para ver a Kandinsky, junto a Mondrian, mi favorito... entre los pintores a los que no entiendo. Luego me iré al sur, a Australia.

Amando Carabias María dijo...

Catherine: Beso recibido desde el ocaso de los lirios de tu jardín... La verdad es que suena hermoso, y sin bochorno. Aquí tampoco lo hace. Hoy creo que es el día con más luz solar del año. A estas horas, once menos cuarto de la noche, por el poniente la luz empieza a licuarse en leves tonos agua marina, casi verdosos. Sopla un vientecillo fresquito que desmelena a algunos árboles que tengo enfrente. Comienza el verano, lo cual no es mal motivo de celebración, quizá por ello se están inaugurando las fiestas de Segovia, justo a los pies del Acueducto.

maria dijo...

Gaspard, Amando no realiza que tú vas a París cuando yo estoy en Tortosa y viceversa, gracias.

Amando Carabias María dijo...

Ferran: Hace unas semanas, también hablamos aquí sobre la melancolía y decidimos desterrarla oficialmente, porque, en puridad, roza demasiado una situación enfermiza. Pero de todas maneras somos unos cuantos los que tenemos ese diapasón cerquita del corazón, al menos nos declaramos soñadores y nos declaramos amigos de ese romanticismo que impregna algunas misradas.
Efectivamente creo que ajustas bien los términos al decir que se trata de celebrar la vida con lo que tenemos, con esa aceptación que huye de la resignación.
En JRJ pensaba cuando aludía en el poema a que desconzco el nombre exacto de lo que importa, porque, probablemente lo que importa está muy por encima de los nombres y con las palabras, a pesar de que tanto las queresmos y con ellas trabajamos sólo nos acercamos pálidamente a su sentido último.

Amando Carabias María dijo...

Maririu: Aprovecho tu comentario para decir lo mismo que ya he dicho varias veces aquí mismo, con intervenciones que expresaban ideas similares a las tuyas. Creo que nadie de los que aquí participamos pretendemos mostrar ser ilustrados. Creo que, por razones que aún me hacen temblar y al tiempo me enorgullecen, grandísimas personas (o sea todos los que leen y todos los que intervenís), tienen a bien emplear parte de su tiempo en anotar lo que han sugerido mis palabras. En cada intervención no veo el afán de ser protagonista de nada, sino el de compartir, el de opinar, el de ofrecer una nueva mirada sobre las cosas, quizá un modo distinto de nombrarlas ya que a eso íbamos. Y aquí tu poema no puede considerarse menor a otro peoma, el hecho de que lo hayas desempolvado y lo hayas sacado a pasear de verdad que me llena de alegría y que hayas escogido este rincón es un honor para mí, y probablemente para quienes te hemos leído o te leamos.
Respecto de lo de escribidor tienes razón. Fue Vargas Llosa quien popularizó el término. Es cierto que tiene una connotación peyorativa, pero yo me lo he apropiado no por ese acento, sino por lo que denota de constante aficionado, de quien está aprendiendo siempre, de quien balbucea a cada paso. Y me gusta, me gusta que sea así, porque no me gustaría alcanzar la sensación de que he llegado a ninguna meta.
Es cierto, Catherine, que si empleas escribidor en otros lugares quizá alguien se pueda ofender, pues puede interpretar que menosprecias su labor. No es mi caso, conmigo puedes estar tranquila... Quizá sólo conmigo.
Hay días en que estoy más cansado y me gustaría decir: ya está, hasta aquí he llegado. Ha sido poco, pero no doy más de mí. Pero por suerte, de inmediato, una voz interior se me rebela y nada más pensar en eso, empiezan a surgir ideas, historias, versos... Y bueno seguiré siendo este escribidor que con vosotros avanza tanto y tan bien acompañado.
Así que, Maririú, y cuantos aquellos leais esto, cada vez que querais, aportad lo que vuestro corazón os dicte, sed libres. Sólo hay una salvedad: el insulto o el menosprecio. Ahí sí soy tajante. No pasaré ni uno, censuraré y me quedaré más ancho que largo. Lo he dicho en varias ocasiones. Ahora lo repito. Y además, lo diré, explicaré por qué lo he hecho.
Un beso.

Amando Carabias María dijo...

Gaspard: Bueno, bueno. El director del diario se reunirá con sus colaboradores y reorganizará las corresponsalías en el extranjero.
Veamos.
Podremos tener información de las Antípodas, esto se pone mundial. Tenemos corresponsal de La Capital Federar de Argentina, disponemos de dos buenas colaboradoras en Francia, aunque una de ellas se venba a Tortosa, que no es mal sitio. Contamos con corresponsalía en el Norte de África, aunque supongo que durará unos pocos días. Y contamos con visitas esporádicas de México. Por no hablar de todos los corresponsales nacionales y locales que cubren casi todos los puntos cardinales.
Creo que tu viaje a la Isla Continente, si tienes a bien, nos enriquecerá a todos.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Jefe, tengo a bien comunicarle que, si hago bien los "deberes", dejaré vacante la corresponsalía norteafricana desde mediados de julio hasta la última semana de agosto... Y precisamente, traslado el "campamento" a la frontera francesa: Hendaya y su playa me están esperando. Y Biarritz, San Juan de Luz...las librerías de Burdeos..Y las de San Sebastian, el festival de Jazz y su quincena musical,. Lo digo por si quiere que me haga cargo de la corresponsalía de Iparralde. Eso sí, sin mucho compromiso, que hay que descansar, leer, pasear, dormir, cargar las pilas y tener largas tertulias con los amigos. Y alguna sorpresa de regalo de cumpleaños, puede que me haga escribir alguna crónica desde el Mediterráneo..
Bueno, el día del español ha sido agotador pero salió muy bien: presentamos los resultados del Taller de creación literaria, una revistilla que ha gustado mucho, espero poder enviarla pronto al escribidor.Los chicos leyeron lo que habían escrito. ESPERANZA fue mi palabra elegida para el mural, pero como ya la habían anotado, me hicieron escribir otra. ENTUSIASMO, fue la primera que se me ocurrió. La lluvia de palabras cayó de la azotea e inundó la calle.
Por la tarde-noche, ha sido el concierto: se llenó el local de gente joven y no tanto. Mi centro se convirtió en protagonista pues los del otro se "cayeron del cartel" a última hora. Sábado caluroso y la playa al lado, ya se sabe...No importó, mi Taoufik convocó por móvil a su grupo de big-vox??? -esos que hacen música con la boca???-. Llegaron y se quedaron con el personal... Como siempre, el delirio llegó con la canción Aicha...que la cantan en español, árabe, francés y en arameo si hace falta...todos. Marcha, había mucha marcha y todos hablaban en español...o casi.. Abrazos africanos.

Isolda dijo...

Hola María la de los abrazos africanos! Yo creo que todos estábamos esperando tu crónica sobre el día del español. Muy buena la palabra escogida por tí. Veo además, que tienes recursos para todo.

Destino maravilloso el de tus vacaciones, aunque yo sé de alguno que te espera por Triana.

Gracias por esas lecciones de vida que nos brindas.

Muchos besos del sur de enfrente.

Anónimo dijo...

Amando, decias que cada uno puede interpretar un poema a su gusto pero volvi a leer el poema de Ferran después de su intervencion. Me habia quedado ciega, muda con cenizas en los ojos y la boca y se me escapo gran parte del sentido: celebrar, aceptar la vida, vivir completamente; os cito.
Ya habia entendido que escribidor fuera peyorativo, pero habia visto que te lo dicen a menudo en el blog los amigos. Es que me gustan las palabras inventadas; gracias, Maririu, para el nombre del creador.
Seguir adelante, sin parar, a pesar de la melancolia o del cansancio que se viene a uno sin previo aviso. Es mejor prohibir la melancolia y la mala leche,es mejor compartir ideas y sentimientos positivos, lo que me sentarà bien. No entro solo para aprender màs castellano sino también para dialogar.
Querido escribidor, no me contestes que ya habrà otro post y que voy a darle un vistazo. besos para todos y buen domingo. Catherine.

Amando Carabias María dijo...

María Efectivamente, Isolda tiene razón, todos estábamos esperando la crónica de tu jornada. Como siempre nos repartes a espuertas la vida que das y te dan. Me alegra que todo haya ido fenomenal y también me apunto al entusiamso como modo de trabajo, como modo de entender la vida, como actitud ante cada una de las jornadas.
Por supuesto que te has ganado las vacaciones a pulso, y espero que disfrutes de tu estancia norteña.
Ya nos dirás.
Ha empezado el verano, la estación del movimiento.
Un beso para ambas.

Amando Carabias María dijo...

Catherine: Como estábamos escribiendo los dos a la vez y tú has acabado antes que yo, pues aparece tu comentario antes que el mío. Va a quedar feísimo que no te cite, por lo menos, que no te desee feliz domingo, que no te dé las gracias por tu interés y que me encanta tu actitud enriquecedora.
Un beso.