sábado, 9 de mayo de 2009

DUERME LA NIÑA SUEÑOS...

Foto tomada de Google. Niños de Perú.
*
Duerme la niña sueños con azúcar:
cerrados párpados que ocultan juegos
de angelotes con alas
que espolvorean chocolate blanco
en su sonrisa quieta.

*
Duerme la niña sueños con payasos:
cerrados párpados que acallan risas
que brincan y gritan
dentro del arco iris de sus labios
de su sonrisa quieta.
*

Duerme la niña sueños con acordes:
cerrados párpados que ocultan sones
de mil guitarras, ninfas
que le susurran melodías claras
en su sonrisa quieta.
*

Duerme la niña sueños con abrazos:
cerrados párpados que acunan besos
de Dios que se hace niño de pan tibio
cual caricia de luz
en su sonrisa quieta

17 comentarios:

Adrian Dorado dijo...

Me encantó, Amando, aplaudo de pie como diría nuestra amiga Alena
PLAC PLAC PLAC PLAC PLAC PLAC PLAC

UN ABRAZO


PD :Tiene tiene olor a recién horneada?

Anónimo dijo...

Amando, puede que esté equivocada, pero si yo fuera el padre de esa niñita Trianera que, seguro, lleva ya muchas horas preguntando cuánto falta para hacer su salida triunfal de casa, consciente de que hoy es un día muy importante para ella, ¡Su día!... Digo que si yo tuviera algo que ver con esta niña, cuando ya pase todo, la sentaría en mi regazo, junto al ordenador, pondría los altavoces a tope y escucharía con ella la maravillosa sinfonía de Mozart que has colocado, a la vez que leería con ella el poema,varias veces... Y que observe detenidamente la cara de los niños/as de la foto, que, como ella, no eligieron dónde nacer... que puede que no tengan su suerte pero sí la capacidad de sonreír y de ser felices...
Después, intentaría explicarle que, de todos los regalos que, seguro, ha recibido en "su día", éste, el tuyo, puede que sea uno de los mejores, porque es imperecedero y, sobre todo, proviene del corazón...
Feliz día para todos, pero especialmente para la niña trianera y su familia. Y que el sol luzca en Triana más que nunca. Abrazos africanos. María.

Amando Carabias María dijo...

ADRIAN: Sí todavía está calentito, y muchas gracias, pero cuando las cosas se hacen con cariño todo es más fácil...

Amando Carabias María dijo...

MARIA: Gracias, María. Dudo que sea el mejor regalo, ni siquiera uno de los mejores. Tendrá tantas sonrisas, tantos besos y tantas palabras hermosas hoy que esto acabará siendo un eco lejano...
Este es un día mágico, y seguro que en su casa así lo viven... Ya nos contarán. Simplemente me quería sumar a la fiesta. Es que uno abusa de la confianza.
***
Por cierto, María (y nada ver con lo anterior): ¿Los viernes tenéis clase? ¿Qué días de la semana 'descansáis'? ¿O no tiene nada que ver la cuestión religiosa?
Un beso y un abrazo desde la meseta.

Anónimo dijo...

Bueno Amando, pecas de modestia... Contesto a tu pregunta: los viernes, trabajamos. Aquí cohabitan las dos culturas aunque, obviamente, la musulmana sea la preponderante. Pero los viernes se trabaja como en cualquier lugar. En la administración y los centros marroquíes, se para todo a la hora del rezo del mediodía y los negocios privados tienen algún horario especial los viernes, pero nada más. Los sábados, tienen clase, pero nosotros no, seguimos el calendario "occidental". Otra cosa son las vacaciones: los centros extranjeros seguimos un poco el modelo de la administración francesa -herencia de la época del protectorado...- tenemos vacaciones a mitad de cada trimestre, en verano y navidades. Y es que, es sabido, los franceses dejaron el modelo de administración y los españoles ??? Yo creo que, obviando la cuestión religiosa, compartimos tantas cosas que... Yo sostengo que lo que nos separa, respecto a Andalucía, por ejemplo, no es más que un mero accidente geográfico: el Estrecho. Que nos alumbra el mismo sol y nuestros sueños son acompañados por las mismas estrellas...
Bueno, no quiero enrollarme pues tengo mucho estudiado y escrito al respecto y este no es el lugar... Pero si quieres o te interesa, indícame algún e-mail al que te lo pueda hacer llegar. Desde mi punto de vista, hay muchos estereotipos y leyendas sobre este mundo. También elementos preocupantes, pero no para que cunda el pánico...
Hice, por afición y para mi enriquecimiento personal, la licenciatura de Antropología en Sevilla y aquí me está siendo muy,muy útil. Sólo lamento no ser capaz de aprender el árabe...
Bueno, ya me enrollé... Feliz día de nuevo y más abrazos africanos. María.

Amando Carabias María dijo...

MARÍA: Gracias por satisfacer esta pequeña curiosidad. Y no te enrollas, te lo garantizo. Conque veas las reacciones a tus comentarios es más que suficiente.
Respecto a mi e-mail, con que entres en el perfil es suficiente de todos modos éste es:
amandocarabias@gmail.com

Isolda dijo...

Querido Amando:
Estuve anoche, como te dije, era tarde, pero no me importó, hoy es sábado y la familia de Gónce se merecía tus palabras.
Como dice María, qué maravilla poder escuchar a Mozart y seguro que esa niña tendrá la suerte de que su papá la siente frente al ordenador para leerle ese poema, con la sinfonía de los juguetes de fondo.
Gracias a tí o a Adrián, me he ocupado de aprender cómo obtener un enlace de los tuyos. Así que hoy os voy a regalar en el blog común, si común, aunque algunos no den su brazo a torcer -y no miro a nadie- digo, os voy a regalar una música fantástica que he oído esta mañana en el programa de Pepa Fernández.
Sigo con las especulaciones sobre Joyce.

Besos para todos vosotros desde el sur. María, un poco más al sur y definitivamente, Adríán, mucho más al sur.

María, estuve hace un mes, à peu près, en Tánger. Nos empeñamos en ser europeos, que lo somos, pero cuando volvemos a los orígenes, nos damos cuenta de que en Marruecos, uno se siente también en casa. Supongo que lo vivirás igual.

Asi pues, besos desde la tierra hermana.

Maria Sanguesa dijo...

Me ha encantado este poema que es una canción de cuna preciosa.
Le mando un abrazo a María por su dedicación a Marruecos, me emociona su dedicación a la tierra en la que nací.
Otro abrazo para ti y para el feliz padre de la niña, que debe de estar radiante ante ella y ante tus versos.

Anónimo dijo...

Isolda, abusando nuevamente de la hospitalidad del jefe de la casa...
Pues sí,somos europeos... adoro Europa y he vivido también en Bruselas y otros lugares, pero yo tiendo a considerar que lo de los orígenes no es algo elegido, mientras que el lugar donde vives, para algunos afortunados como yo, sí. Yo me encuentro como en casa en cualquier parte, siempre y cuando pueda comunicarme un poco con la gente, aprender, conocer cosas nuevas y tener lo imprescindible para cocinar. Tengo el corazón muy "partío" y repartido: España, Marruecos, Europa y Sudamérica...por eso digo a mi gente que, si un día me pierdo, lo van a tener muy complicado para encontrarme... Claro que peor lo tienen conmigo los defensores de patrias y banderas...
Os cuento una anécdota: el domingo pasado regresaba en avión,tras haber pasado una semana de vacaciones haciendo alguna etapa del camino de Santiago. En el avión, me saludó amablemente un señor cuya cara me resultó familiar, marroquí, creo que era el padre de alguno de mis chicos del centro. Al llegar al aeropuerto de Tánger, me dice "bienvenida de nuevo a Marruecos". Y, sin darme mucha cuenta le respondí "gracias, ya tenía yo ganas de llegar a casa"... Otras personas que estaban alrededor, reaccionaron de forma diferente: risas, sonrisas y alguna cara de no entenderme mucho...Estas últimas eran de españoles/as... Pero lo cierto es que yo no mentía: me lo había pasado muy bien de paseo por mi tierra,viendo a mi gente y recorriendo los campos de Castilla como peregrina, pero ahora,volvía a mi casa...Siempre estuve de acuerdo con eso de que "uno no es de nace sino de donde pace"...
Estoy preocupada por la gente de Triana, aquí hace un día grisáceo y han caído unas cuantas gotas... espero que sea cosa de la cercanía del Estrecho...Abrazos africanos.María.

Amando Carabias María dijo...

ISOLDA: Coma cada día me asomaré a la casa común, tomaré mi diaria dosis de café isleño y seguiré a lo mío.
En un aparte, si deseas, te cuento el fondo de la cuestión, pero se agradecen de igual modo todas tus palabras, las de aquí y las de allí, y desde ahora también tus músicas.

Amando Carabias María dijo...

MARIA SANGÜESA: Coincido contigo en que la dedicación de tu tocaya María es realmente impagable. Es un trabajo encomiable, desde luego.
Agradezco la valoración que haces del poema y espero que su princesa lo disfrute.

Amando Carabias María dijo...

MARIA: El jefe de este rincón, que no es jefe de nada, tiene a bien escuchar y aprender de cuantas aportaciones se realizan en este lugar. Así ocurre, como dejó escrito Alena hace un par de días (os lo digo, porque está en la entrada del jueves, y como había tantas, lo mismo ha pasado desapercibida) aquí hay mucha vida.
Y si de algo me puedo enorgullecer ahor mismo en este blog, ya veremos otro día, es que quien aquí escribe aporta vida y ganas de vivir.
Si a ello doy pie con mis escritos, pues seguiré en la brecha hasta que el cuerpo aguante.

Amando Carabias María dijo...

MARÍA (nuevamente): Es que se me ha ido la mano antes de tiempo. Respecto de tu postura como ciudadana del mundo, aquí tienes a otro que piensa del mismo modo.
Aunque a diferencia de ti, yo no haya salido de esta ciudad (salvo a la vecina Burgos para hacer la mili -cuando la mili aún era obligatoria y ser objetor era lo mismo que insumiso (1982-1983, más o menos) y otra semana por Italia en luna de miel que en fin... Mi vida no se ha movido de esta ciudad. Sin embargo, me siento ciudadano del mundo. Soy español, y europeo, y no renuncio a ello, pero me considero, sobre todo un ser humano... Suelo decir que la verdadera patria es el idioma, y aún así, a lo mejor eso también es situar demasiados límites y fronteras.

Isolda dijo...

Querido Armando: sigo abusando de alguien que con ese nombre, dudo que sea un jefe al uso.
Un poquito de orden: o sea que la María la de los abrazos africanos, es de todas partes y la de Sangüesa (con nombre castellano, donde los haya) ha nacido allí; pues yo me refería a los orígenes, por la cultura árabe, de la que tenemos tanto en la península y no digamos en Andalucía donde se hace muy evidente; también me siento bien en todas partes, aunque lo cierto es que nací en Barcelona. Curioso María la africana, una de mis hijas vive en Lovaina.
Y después de esta hermosa lección de geografía, me voy rauda al blog de María Sangüesa.

Me hubiera gustado que al clicar "estornudo" se conectara la canción; pero me ha fallado; en word iba todo bien, pero al copiarlo a los comentarios, la palbara azul, se volvió negra.

Amando Carabias María dijo...

ISOLDA: Es que lo que se llama códigos HTML no se pueden aplicar en todas partes. En aquella ventanita, por ejemplo, no se puede usar ninguno. En esta, parece que es posible el de negrilla, el de cursiva, y algún otro, pero este escribidor de Castilla no tiene ni idea. De hecho lo que aprendí a hacer para enlazar o lacear otra página web, lo sé hacer porque donde trabajamos en el blog hay un iconito que lo hace por ti, que si no.
El blog de María Sangüesa es muy reconmendable, desde luego.

Isolda dijo...

De allí vengo, Amando. Precioso, si señor. Pero empiezo a sentir que la Red de Redes, me engullirá (pienso que así lo diría Millás)
Admiro tanto a los que mantienen un blog, todos los días y además tienen tiempo para visitar a los demás. Yo reconozco, que sería incapaz. Me faltan muchas horas.
Por eso, te vuelvo a dar las gracias por estar ahí. Besos de todas partes para tí.

En mi trabajo, nadie tiene acceso a Internet, nos controlan y obligan a cambiar las claves cada siete días. Si necesitamos algo de Internet, se pide permiso por Intranet y se puede ir a una sala donde hay unos pocos ordenadores conectados. Te dan tu clave y alguien comprueba que buscas lo que has solicitado. De locos, Amando; resultado, la sala está siempre vacía; la gente se trae en su pen drive lo que necesita de casa. En fin, viva la modernidad!
Uff, me he pasado, no vayas a preguntar dónde trabajo.

Amando Carabias María dijo...

Menos mal que hay alguien que me empieza a entender. Si te das una vuelta por algunos de los blogs a los que tengo enlazados desde éste, verías, habrás visto, que ellos están engarzados a muchos otros. Muchos más que yo. Y es tremendo, en serio.
Yo llevo un diario. Y hoy está siendo de locos. A mi hija menor le hacía falta el ordenador, la máquina infernal que dice Adrián, así que toda la mañana (menos mal que he madrugado) parado, como si hubiera estado en tu puesto de trabajo. Así que hasta que empiece el fútbol, como loco a completar días.
Pero claro, tendría que preparar lo de mañana...
Lo de Internet no te pasa a ti sola. Y creo que va a empezar a pasar en más sitios. No me extrañaría nada.
Es que empiezas a bucear y es todo ilimitado.