domingo, 17 de mayo de 2009

AQUEL SÁBADO SONORO

Portada de Aquel sábado Lluvioso, diseño de Mariano Carabias
La palabra de cada día.
Diario de un opositor. Abril 2004
Me han facilitado la versión que la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) ha hecho de Aquel sábado lluvioso.
Me ha emocionado.
No es una segunda edición, ni una traducción, pero es diferente; algo que se me escapa. Desde que entregué el ejemplar a la imprenta, siento que es un hijo que ha llegado a la madurez y dispone de vida propia, como si le hubieran crecido alas invisibles, como si se hubiera emancipado.
Gracias a un conocido, que tiene una hermana ciega, llegó el libro a su poder. Parece ser que tanto le gustó lo que le leyeron, que intentó que la CBC (Centro Bibliográfico y Cultural de la ONCE) lo grabara, y así pasara a formar parte de su bibliografía, o discoteca, o mejor dicho, fonoteca.
Todo se hizo sin yo saberlo, claro. Cosas de la confianza, supongo. Y para qué engañarme, no me ha importado un ápice. Al contrario, me llena de orgullo el que la novela ilusione lo bastante a una invidente, como para que la estime digna de ser grabada para que otros, como ella, que no pueden leer, escuchen su contenido.
Cuando me informaron, la cosa estaba hecha.
Y me emocionó, repito.
Sentí que era un paso más en mi lenta y alicorta carrera literaria. Y, además, pensé que si podía ayudar a alguien, pues mejor que mejor.
Como contrapartida, cuando me contaron el tema, pedí que, si no era muy dificultoso, me hiciesen llegar una copia de la edición sonora, lo llamaré así, de la novela.
Han pasado muchos meses, incluso una muy grave enfermedad de este ex compañero y conocido mediante el que se ha hecho todo. Por fin hace un mes, más o menos, me dijeron que estaba mi copia, y que no tardarían en pasarla....
Pero existía una pega. (Pensé que la cosa no podía ser tan sencilla, como casi siempre). El problema es que los ciegos utilizan unas cintas de casetes de cuatro pistas. '¿Y..?' me dije, porque me quedé como si me hubieran dicho que en el Polo Norte habitan pingüinos verdes. Quiero decir, que no he llegado a alcanzar la importancia del detalle de las cuatro pistas. Hasta que me lo han aclarado: esas cintas no se pueden reproducir en un casete normal, sino que es necesario un aparato especial que sólo deben tener los ciegos. Opción: que algún invidente amigo me lo dejara, o que fuera a la delegación de la ONCE a ver si me podían prestar alguno para escuchar la grabación.
He hecho esto último.
Ha sido muy sencillo convencer al Director, o Presidente, o como sea que se llame el cargo que ostenta con quien he hablado. Me ha prestado el suyo particular, y encima muy agradecido porque haya facilitado desinteresadamente el libro para que lo grabaran. Lo que ocurre es que me siento apurado, porque, a ellos les hace falta. Así que se lo devolveré de inmediato, aunque no escuche completa la grabación.
He sondeado a esta persona por la posibilidad de grabación de la novela en un sistema convencional (cinta normal o CD) para mi uso, y parece que la cosa es complicada, porque la reproducción ilegal de estas copias está muy perseguida, son exclusivas para invidentes, y por ello las realizan en este sistema.
Pero a lo que importa. He escuchado los primeros cuatro capítulos. Ha sido una experiencia fabulosa.
Leen todo lo que está escrito, desde el Depósito Legal, el IBSN, los textos de la contraportada, todo. Absolutamente todo. Pilar Arranz tiene voz de locutora de radio de antaño. Una dicción perfecta. Cada fonema suena con su fuerza, dando a cada uno la misma importancia. No hay ningún sonido que se relaje. No se trata, desde luego, del habla más coloquial, en el que hay sonidos que se empequeñecen, o algunos, desaparecen. La voz de Pilar Arranz cumple la misma misión que la imprenta: que el sonido suene completo, como queda escrito su trazo entero en el papel (salvo errata, o intencionalidad del autor). Pero no sólo la vocalización perfecta de cada palabra, también la prosodia. El castellano en su boca suena hermoso. Quizá un poco lento, pero es necesario entender que quien escucha por vez primera el relato que escribí, tiene que hacerlo con atención y con calma. Y necesita comprender desde el primer momento lo que allí está pasando.
De todas maneras, el aparato que me han dejado tiene distintas posibilidades de velocidad, y se puede acelerar el ritmo de lectura. Sin llegar a dramatizar, o al menos no exceso, Pilar Arranz le da el sentido adecuado a las frases. De alguna manera, también su tono de voz, en cada personaje, se va centrando y es una forma de transmitir cosas que desde luego están el texto, pero quizá pululen más por el contexto. Y ella, ha sido capaz de entrar en ellos, aunque sea de modo incipiente.
Lo que más me ha llamado la atención ha sido lo de los pies de página. Ya me habían advertido de que estaban también leídos. Eso es lo que más me atemorizaba. Pero ni siquiera eso queda mal. Cuando acaban una frase, si al final de ella aparece la nota, se oye: “Nota.”, luego dicen su número, leen el contenido, y cuando acaban, se escucha: “Fin de la nota”. Y pasan al texto. Tal cual como si se estuviera leyendo. (...) Ha habido más detalles que sorprenden y enternecen. (...)
Ha sido emocionante escuchar la lectura de mi obra. He comprobado que funciona, incluso mejor que la edición escrita, porque Pilar Arranz lo lee muy bien. Es verdad que tiene alguna errata sonora (por ejemplo, un ‘arrollaba’, cuando debiera ser ‘arrullaba’, respecto de la mirada de la madre de Jesús), pero no son muchas, ni siquiera determinantes.
He escuchado los capítulos que al lector normal se le hacen más cuesta arriba, quizá porque no sea conocedor de la materia, acaso, porque no todos los personajes son conocidos, porque se explican muchas cosas para que se entienda en su justo sentido, porque hay muchas más notas a pie de página que en el resto de la obra, porque están escritas de un modo más recargado, del que me fui liberando a medida que escribía y que no pude o no quise corregir en su momento. Pues bien, todas estas pegas, en el texto leído en voz alta no lo hacen ni plúmbeo ni farragoso ni complicado de seguir. Quizá resulte redicho en algunos de sus pasajes. Quizá la adjetivación demasiado profusa en alguna frase haga que su lectura se trastabille más. Pero, lo digo con total sinceridad, en la versión escrita que he leído parece más farragosa, que escuchado con la cadenciosa y hermosa voz de Pilar Arranz, que si no es locutora de Radio Nacional, quizá lo haya sido en sus tiempos.
En fin, hermosa experiencia de la que estoy profundamente agradecido.
*
Y por petición popular añadimos este vídeo. Al mismo tiempo que sirva de homenaje póstumo a Luciano Municio que fue la persona que hizo posible todo esto que he contado. En la redacción del diario de 2004 omitía los nombres propios de los conocidos, por si acaso. Y anoche, cuando corregí la entrada no me di cuenta de este error, que espero dejar subsanado ahora.

">

18 comentarios:

Maria Sanguesa dijo...

Me parece una experiencia espléndida la de haber podido compartir con los invidentes tu novela. Y muy generoso por tu parte el haber cedido, sin autorización explícita, tus derechos de autor a este colectivo para que pueda disfrutar de tu obra sin ánimo de lucro. Te felicito por ser tan buen escritor y por ser, también, un ser humano tan consecuentemente solidario. Un fuerte abrazo.

Amando Carabias María dijo...

MARIA SANGÜESA: Delicadas palabras las tuyas. Ojalá, efectivamente que hayan servido a alguien mis palabras, también sonoras.
¿Ánimo de lucro con la literatura?
Esto es otro tema de duras aristas. Nunca me lo he planteado así. Deseo, ¿quién de nosotros no?, vivir de ello, pero eso es un sueño, así que me conformo con lucrarme de vuestras palabras y con vuestro cariño que se manifiesta de tantos modos. Si ese es el pago que reciben mis letras, me doy por más que bien pagado.
Un beso.

Pepe Gonce dijo...

Amando, entiendo que en su momento te emocionara y te llenara de orgullo al enterarte de que tu libro de editara para invidentes. Es un gran honor.

A ver compare, la soprano Katia Ricciarelli y la contralto Lucia Valentini interpretan como los ángeles, pero yo hoy hubiera colgado en el enlace otro tipo de música. Además estoy seguro que a los dos vocalistas de el enlace que te indico les hubiera encantado leer/escuchar tu libro. Es una opinión.

Stevie Wonder & Ray Charles “Living for the city”

http://www.youtube.com/watch?v=XJYUSdX-Rps&feature=related

Amando Carabias María dijo...

PEPE GONCE: Muchas gracias por la aportación. Espero a todos os guste.
Efectivamente, un sábado muy sonoro.

Isolda dijo...

Amando, querido, lo leí anoche, pero no me encontraba muy bien y preferí dejar el comentario para hoy. Lo malo es que ya te han dicho todo lo que hubiera dicho. Como ves, todos estamos orgullosos de ti. Ver publicada tu obra, debe ser de las cosas más grandes que un escritor pueda experimentar, pero saberte leído con una voz preciosa, detalle por detalle, para los que no pueden ver, vean, eso debe ser el éxtasis.

Gónce, hoy el agudo has sido tú. Magnífica canción y adecuada.
Gracias a tus consejos, pude tener la B roja (ahora veo, B de blogger, B de besos).
Quiero contaros a todos, que esa figura, a modo de giraldillo, me la regaló un genial poeta rondeño, Salvador Ramos Palomo, que un día decidió dejar de escribir y del que siempre guardaré bellos recuerdos. Este avatar, es un homenaje a su persona.

Amando hoy los besos del sur son para ti, en primer lugar y para todos los que hicieron posible esta versión.

Amando Carabias María dijo...

ISOLDA: Espero de todo corazón que las molestias de anoche fueran pasajeras y te encuentres completamente restablecida.
Gracias por esos besos.
Ahora nombraré a la persona que hizo posible todo el asunto. Se llamaba, pues ha fallecido hace un par de años, Luciano Municio.
Si antes no lo he nombrado es porque, y de esto me doy cuenta ahora, en mi diario de 2004, tomé la costumbre de no poner nombres, para evitarme problemas con alguien. Y anoche estaba como estaba, es decir más dormido que despierto...
Ahora que lo pienso, aún puedo arreglarlo... ¿No hay por ahí alguien que cambia versos una vez que se han publicado?
Un beso de vuelta y con mucho cariño Isolda.

S.V.-B. dijo...

Pizpireta. Así me decía Luciano cada vez que entraba a verme al despacho-biblioteca donde tanto le gustaba entrar, si no era para pedirme un libro, era para intercambiar chascarrillos, como también decía. Si no me encontraba, allí que me dejaba un papelillo con un pequeño poema alusivo a mi ausencia de la silla.
Poemas, dibujos, dedicatorias en libros que fue pariendo con constancia tras sus indagaciones en los archivos de la comunidad de Pedraza, todo lo guardo como un verdadero tesoro. Un gran hombre, un magnífico amigo y leal compañero al que muchos de esta santa casa debemos una enormidad, tanto por su personalidad como por su sabiduría.
En viernes santo cumplimos dos años sin él. Sabe que le seguimos echando de menos.
Nunca perdamos la memoria.
Amando compartes conmigo este comentario, lo sé, y todo lo que podamos decir de Luciano es poco.

De tu Sábado lluvioso no digo nada, porque te dije lo que pensaba cuando lo disfruté. Que otras personas hayan podido leer tus letras cuando son interpretadas por una voz, me parece maravilloso.
Besos escribidor.

Amando Carabias María dijo...

SVB: Dibujos, versos, sonrisas, miradas cómplices, sentido del humor, ¡qué sentido del humor!
Y que sensibilidad para sus libros.
Sabía yo que este comentario te iba a traer muchos recuerdos.
Pero como bien dices, nos escucha y sabe que nos acordamos. Estoy seguro que hubiera disfrutado con este invento. Completamente seguro.

javier dijo...

Es una magnífica noticia Amando, me alegro mucho por ti, es un merecido reconocimiento, enhorabuena.

Amando Carabias María dijo...

JAVIER: Muchas gracias. La verdad es que nunca me lo tomé de ese modo, pero a lo mejor hay algo de eso. Más bien me lo tomé como una caricia del bueno de Luciano y un servicio que se podía prestar a algunas personas... Aunque lo cierto es que tampoco hice nada, ni propuse nada.

Pepe Gonce dijo...

Me resisto a no contaros un comentario que mi hija Carmen nos acaba de hacer a Mary y a mí. Estamos en el salón de casa, nos está dando el besito de buenas noches. Se suele acostar a las 22.00 h. los días que a la mañana siguiente tiene cole. Cualquier detalle vale para retrasar algunos minutillos el aterrizar en el catre. Mira de reojo la tele, la cadena de TV “cuatro” está dando un reportaje de la pobreza y las miserias de Manila (Filipinas) dentro de “Callejeros”, y hace la siguiente reflexión: “y nos quejamos nosotros de la crisis con el hambre que tienen que pasar esos niños”. Claro mi mujer y yo nos miramos y ella nos dice ¿Qué pasa papá? ¿He dicho algo malo? Y le contesta la madre: no hija, no has dicho nada malo. Lo que pasa que si muchos mayores fueran capaces de hacer esa reflexión nos iría de otra forma. La siguiente pregunta fue ¿Qué es una reflexión mamá? Pero esa, es otra historia.

Felices sueños amig@s

Amando Carabias María dijo...

PEPE GONCE: La clarividencia de los niños nos suele dejar sin palabras...

Isolda dijo...

Pepe, eso dice mucho de la educación que le estais dando. Lo estoy viendo y tengo encogido el corazón; no te digo cuando ha salido la señora de la "mansión"; se me han revuelto las tripas.
Enhorabuena por esa niña tan sensible!
Muchos besos primero para ella y después a sus papás.

Anónimo dijo...

Ahora llego... y, lo primero,felicidades, Amando, por conseguir que tu obra pueda llegar al colectivo invidente. Seguro que ellos/as se convertirán en tus mejores críticos y seguidores.
Gonce, esa niña trianera promete... será la cuna...el aire que respira en casa...Triana...pero la nena promete...y el comentario de la madre...olé!! así se educa, en casa,sí señor..que en las escuelas, en los institutos dependemos tanto de las familias!!! Será lo que quiera ser, o lo que pueda, pero buena gente, seguro. Y eso, es mi kauku?? padres y profesores, debemos enseñar, aprender, formar... pero sobre todo, procurar que sean/seamos mejores personas...Dale un beso de mi parte y mi más cordial enhorabuena para vosotros. Abrazos norteafricanos. María.

Anónimo dijo...

Enhorabuena y adelante con tu vocación,cuando hagamos cola para que nos firmes tus libro en una feria o librería pensaremos que nosotros te conocimos antes.
Un abrazo
Paco gomez

Amando Carabias María dijo...

ISOLDA: Como siempre tan aguda, tan al quite... Hoy nos duele a todos un poco el alma.

Amando Carabias María dijo...

MARÍA: Qué bien te entiendo. Seguro que no hay camino más duro que el de la educación, pero también es el que más merece la pena.
La educación o es tarea compartida o no es nada.

Amando Carabias María dijo...

PACO: Espero que nunca tengas que hacer cola para que te firme un libro. Ojalá que te los pueda enviar muchas veces con mi torpe firma: Un abrazo, y enhorabuena por lo del Barça